miércoles, junio 11, 2014

THE CALL

The Call es una banda rock estadounidense que estuvo activa entre 1980 y 2000, formada en Santa Cruz, California, por Michael Been (vocalista, guitarrista), Scott Musick (baterista), Greg Freeman (bajista) y Tom Ferrier (guitarrista). Been había sido anteriormente miembro de la banda Aorta de Chicago, y entre 1969 y 1971, de Lovecraft, la banda sucesora del grupo de rock-psicodélico H.P. Lovecraft. También tocó con los componentes de Moby Grape, Jerry Miller y Bob Mosley en el grupo Fine Wine, y con el mismo Miller en Original Haze. The Call nunca lograron escapar a su catalogación como banda de culto, y el salto al que parecía que estaban predestinados hacia una audiencia mayor, finalmente nunca se materializó.

Comenzando con su debut homónimo en 1982, The Call pasaron a producir un total de 10 discos hasta 2000. Muchas de sus letras examinan sin pestañear el lado oscuro de la naturaleza humana, reconociendo el potencial redentor de nuestra capacidad para amar. Michael Been consideraba que sus composiciones eran “básicamente canciones de amor. Estoy hablando del amor entre todos nosotros, que creo que va al grano de lo que el amor exige de nosotros. Para mí esto es amor verdadero, incondicional y aceptación, donde amas no sólo lo que es adorable en una persona, sino también sus debilidades tanto como sus fortalezas, sus fracasos tanto como sus éxitos, y su fealdad tanto como su belleza. Y no estoy seguro si eso es humanamente posible. Todavía sigo trabajando en ello”.

Michael Been creció en Oklahoma City, Oklahoma. “Yo crecí en el rock and roll; Elvis, Little Richard, Chuck Berry, los Beatles, los Stones y Yardbirds. Empecé a tocar la guitarra, y en cuanto tuve edad suficiente, ya tenía una banda”, declaraba Michael. Se mudó a Chicago a los 16 años, asistiendo a la escuela secundaria durante los últimos años políticamente cargados de los 60. Allí vio a varios de los grandes del blues como Muddy Waters, Jimmy Reed y Parker Jr. Escuchó a Bob Dylan y especialmente a The Band, una fuerte influencia musical, lírica y espiritual.

Michael se trasladó a California en 1972. En Los Angeles, conoció al baterista Scott Musick, un compañero de Oklahoma que compartía con Michael un afecto por la música de The Band. Michael colaboró en Laughter in your soul (1973) de Jamie Owens, y en Footnotes (1974) de 2nd Chapter of Acts. Scott y Michael actuaron en una variedad de bandas en el área de Los Angeles antes de trasladarse a Santa Cruz en 1976. Durante los siguientes tres años, Michael trabajó en sus composiciones mientras actuaba en varios grupos diferentes con Scott. La banda Motion Pictures se formó cuando Michael y Scott unieron fuerzas con dos músicos del área de la bahía, el guitarrista Tom Ferrier y el bajista Greg Freeman. “Todo encajó con naturalidad. Tocábamos juntos sin ningún esfuerzo y con mucha confianza entre nosotros”, comentó Michael.

En última instancia, Motion Pictures se convirtieron en The Call. En enero de 1980, la banda estaba ya enviando maquetas a las compañías discográficas, y finalmente firmaron con Mercury/Polygram. Viajaron a Inglaterra, y vieron a grupos como Joy Division y Gang of Four. "Los británicos no estaban tan preocupados con la técnica y las normas ortodoxas, sólo actuaban como si sus vidas dependieran de ello”, manifestó Been. “De hecho, todos pensaron que éramos una banda inglesa”. Su LP de debut, The Call, fue grabado en Inglaterra con Hugh Padgham como productor. El álbum contó con el talento del teclista de The Band, Garth Hudson, que había quedado impresionado por las letras del grupo y sus habilidades de improvisación, y que seguía siendo amigo y acompañante ocasional, colaborando también en los dos siguientes álbumes de la banda. Been más tarde recordó que la banda estaba en una fase exploratoria en este punto. En una entrevista en 1988, recordaba que “The Call era un álbum compasivo, pero probablemente salió a la venta con ira”. A Peter Gabriel le gustó tanto la banda (se refirió a ellos como “el futuro de la música americana"), que les pidió que fuesen sus teloneros durante su gira de 1982-83, Shock The Monkey.

El álbum de debut ganó una considerable cantidad de elogios de la crítica, al igual que lo hizo los años siguientes Modern romans (1983), en el cual la banda asumió las responsabilidades de su propia producción. Modern romans hizo ganar al grupo aceptación convencional a pesar de la timidez de los programadores de radio a dar audiencia a su material. El vídeo de su single The walls came down (número 74 en las listas estadounidenses) obtuvo una enorme cantidad de rotación en MTV y radio. Modern romans fue notable por su contenido político. Been, más tarde opinaba, “había una gran cantidad de sucesos políticos, como Granada, Líbano, o el gobierno diciendo que los rusos eran el mal, y el gobierno ruso probablemente diciendo lo mismo de nosotros. Ese tipo de pensamientos me inspiró a escribir las últimas líneas de Walls came down, en la que tras un coro haciéndose eco de la destrucción bíblica de Jericó, cantaba: "I don't think there are any Russians/And there ain't no Yanks/Just corporate criminals/Playing with tanks". Tras la publicación del disco, siguió una gira del grupo por Estados Unidos y Europa abriendo para Peter Gabriel.

La publicación de The Call de 1984, Scene beyond dreams, demostró un crecimiento continuo de la banda y ofrecía evidencia de la creciente tendencia a la introspección lírica de Michael. Been se refirió a este trabajo como el “álbum metafísico” de The Call. Con un fuerte sentido poético de las letras y cambios en la instrumentación, es notable el cambio en el sonido. Fue durante este período que Jim Goodwin, originalmente miembro de Oregon, se unió a la banda en los teclados. Greg Freeman también abandonó el grupo y Michael cambió de la guitarra al bajo.

Reconciled fue grabado durante el verano de 1985 en los estudios Power Station de Nueva York. En aquel momento, la banda no había tenido un contrato de grabación durante dos años, debido a lo que Been describió como “disputas legales” entre el antiguo sello discográfico de The Call, Polygram, y su sociedad de gestión. Michael declararía al respecto, “la banda no pudo actuar durante mucho tiempo y eso nos perjudicó, pero realmente siento que nos convertimos en un grupo mucho más fuerte debido a ello”. Sin embargo, una vez que el acuerdo se firmó con Elektra Records, la banda reanudó sus actuaciones y produjo su álbum más comercialmente acertado hasta la fecha. Las composiciones de Been eran más indulgentes y menos combativas, escritas en primera persona, revelando lo que la revista CCM denominó “la historia de un hombre que sin duda ha encontrado una fuerza transformadora y está luchando para lidiar con el futuro alternativo disponible para él”. Peter Gabriel, Jim Kerr de Simple Minds, y Garth Hudson y Robbie Robertson de The Band, colaboraron en el álbum que fue lanzado en 1986. Michael devolvería el favor a Peter Gabriel aportando vocales a su álbum So, y a Jim Kerr colaborando en el álbum de Simple Minds, Once upon a time.

Varias canciones del álbum se convirtieron en éxitos en el las listas Mainstream Rock, y uno de estos temas, I still believe, un testimonio valiente de la perseverancia de la fe ante el dolor, la aflicción, las mentiras y las guerras, aparecía en la banda sonora de la película de 1986 The Whoopee boys. Al año siguiente, I still believe fue versionado por en cantante y multi-instrumentista Tim Cappello para la película The lost boys, y por el músico cristiano contemporáneo Russ Taff en su álbum homónimo de 1987. También tuvieron mucho éxito en las emisoras de radio Everywhere I go, en la que aportaban vocales de acompañamiento Gabriel y Kerr, Even now y Oklahoma. The Call fueron teloneros de la gira de Simple Minds por Estados Unidos y Canadá en la primavera de 1986.

La siguiente publicación del grupo fue el álbum Into the woods, lanzado en 1987, al que Been denomina su álbum favorito, y que tuvo cierta audiencia en las emisoras rock con el sombrío In the river. A diferencia de Reconciled, sin embargo, fue tocado y cantado íntegramente por el grupo. “Fue intencional”, dijo Michael. “Hemos querido que esta vez sólo toque la banda. También hicimos un esfuerzo para incorporar diferentes estilos que hemos aprendido con los años. Puedo escuchar blues, soul, gospel, folk, country, por supuesto rock and roll, e incluso influencias clásicas. Pero aún suena a The Call”. Michael Been también trabajó en la cinematografía, haciendo papeles de actor secundario, como en la película The last temptation of Christ (1988), en la que encarnaba el papel del apóstol Juan.

La banda cambió de sello, pasando de Elektra a MCA en 1989, volviendo a un territorio más respetuoso con los gustos de las emisoras de radio con Let the day begin (1989). La entusiasta canción Let the day begin (desde su línea inicial, “Here's to the babies in a brand new world”, hasta su coro, la canción rezuma una esperanza previamente ausente en las letras angustiosas anteriores de Been) se convirtió en su mayor éxito hasta la fecha, alcanzando el número 1 en la lista Mainstream Rock de Estados Unidos y el número 51 en las listas de pop, propulsando el álbum para convertirse en su álbum con mejor puesto en las listas.

A pesar del éxito, cuando volvieron con Red moon (1990), The Call habían reducido su instrumentación, abrazando una sensación orgánica, con un sonido más orientado a las raíces de The Band, y ayuno de los himnos de rock grandilocuentes para estadios que les había traído Let the day begin. Con la ayuda de T-Bone Burnett en la producción, el disco incluía coros de Bono de U2 en What’s happened to you?, canción que relataba la agradable sorpresa de un viejo amigo contemplando a alguien cuya vida a cambiado para mejor. You were there ofrecía testimonio de fidelidad a Dios, y en The red moon, Been cantaba a Dios, "I'd follow you to the ends of the earth". Hablando sobre el álbum en una entrevista, Been explicaba que “con Let the day begin queríamos hacer un disco que sonase como un concierto en vivo. Pero con este álbum que queríamos sonar como si viniésemos y nos estableciésemos en tu sala de estar y tocásemos sólo para ti”. Como era de esperar, el disco tuvo más éxito con los críticos que con los consumidores.

En 1990, Been concedió una entrevista a la revista CCM en la que admitió tener muchos problemas con el cristianismo evangélico. Pensaba que en lugar de evangelizar el mundo para Cristo, sería bueno para los cristianos hacer lo que él considera seguir el ejemplo de Jesús (y la mayoría de la gente) y “entrar en su dolor” que es lo que varias de las canciones decididamente empáticas de The Call trataban. “Porque creo que bajo el dolor es esa palabra esquiva la que causa tantos problemas y alegrías. En muchas ocasiones, el cristianismo y otras religiones salen a vender felicidad, y no creo que la felicidad sea lo mismo para todos. Es fugaz, va y viene. La alegría, en la forma en que estoy usando la palabra, es algo que nunca va y viene. Es más profunda. Es un estado del ser. La felicidad es mucho más que un estado de ánimo. Creo que lo que los cristianos deberían hacer es ir y entrar en la historia de alguien. Y entonces tal vez, en el otro lado de eso, esa alegría, ese verdadero sentido de la paz, sale de ella”. “Muchas de mis letras (y creo que gran parte de mi vida) tratan de esta lucha, la ansiedad causada por tratar de ser una buena persona en un mundo roto con un cuerpo roto, y fallando miserablemente una y otra vez. Pero su dificultad, o incluso la imposibilidad de ser bueno, es entonces el mayor reto que todos están viviendo en esta realidad de gracia, y es lo que todos buscamos conseguir al final del día, al final de nuestra vida, que esperamos que la piedad superará a la justicia, y la gracia superará a la ley".

Después de la gira Red Moon y una gran actuación en el festival Greenbelt ‘90s, The Call se tomaron un descanso prolongado. En 1992, Been participó en la composición musical de la banda sonora de la película de Paul Schrader, Light sleeper, a la que aportó dos canciones, To feel this way y World on fire.

La inactividad de The Call llevó a muchos a creer que el grupo se había disuelto definitivamente. Tal perspectiva aumentó cuando en 1994 la filial de Warner, Qwest Records, propiedad de Quincy Jones, publicó el álbum solista de Michael Been, On the verge of a nervous breakdown. Desafortunadamente, el álbum no tuvo éxito comercial, a pesar de que contenía canciones temperamentales y atmosféricas como This way y Luminous. El tema más destacado es el que abre el álbum, Us, que Mark Allan Powell describió como “un alegre testimonio de compromiso”. En los versos de Us figuraban varias cosas que no le importaban a Ben: “falso afecto”, “búsqueda de la perfección”, etc. El estribillo proclamaba, “pero me importa el amor, y me preocupo por la verdad, y me preocupo por la confianza, y me preocupo por ti, y me preocupo por nosotros”. El álbum también incluye una versión rock de For your love de The Yardbirds, que ensalzaba a un tema similar.

En 1996, Warner Bros. publicó The best of The Call, que contaba con una selección de varias de las canciones favoritas y algunas nuevas canciones, con dos versiones de Us y To feel this way diferentes de las que habían aparecido en el álbum en solitario de Michael Been, On the verge of a nervous breakthrough, así como una versión dinámica de We know too much de Mark Heard.

En 1997 fue lanzado To heaven and back por Fingerprint Records. El fanzine cristiano Phantom Tollbooth describió el proyecto como “pensamiento provocador, inspirando fe y emocionalmente fascinante”. En el álbum, Think it over pregunta las grandes cuestiones: "What do you live for?/What would you die for?/What do you stand for?/What are you made of?" ? Otras canciones (Soaring bird, Love is everywhere) expresaban la misma esperanza que hizo de Let the day begin tan atractivo. También figuraba Become America, y la canción estilo U2, All you hold on to, las dos nuevas canciones incluídas en el recopilatorio The best of The Call. Fue seguido de un álbum en vivo, Live under the red moon, en 2000, grabado diez años antes durante la gira de promoción del álbum The red moon. The Call se disolvieron ese mismo año.

Tras la disolución del grupo, Scott Musick regresó a Tulsa, Oklahoma, donde actuó en espectáculos regulares con otros músicos y leyendas locales, e imparte clases de batería y música a la juventud local. Been apareció como acompañante en las bandas encabezadas por el actor Harry Dean Stanton; Stanton había tocado la armónica en la canción For love de Let the day begin. La banda tenía un club de fans llamado Notified, y la información contenida en sus boletines de noticias permanece en la sección de archivos de la lista de grupos de Yahoo!

Al Gore utilizó Let the day begin como su canción de campaña en las elecciones presidenciales de 2000, y Tom Vilsack la utilizó como su canción de presentación durante su breve campaña de elecciones presidenciales estadounidenses de 2008. Simple Minds la incluyó en Searching for the lost boys, el álbum bonus de covers que acompañaba la edición Deluxe de Graffiti soul, su álbum Top 10 de 2009.

Una exposición temporal de 2009 en el Oklahoma History Center sobre música rock en el estado fue llamada Another hot Oklahoma night: a rock & roll exhibit. El nombre de la exposición fue tomado de una línea de la canción The Call, Oklahoma, que también fue una de los diez finalistas en una votación de 2009 para elegir la canción rock oficial del estado de Oklahoma. Un libro con el mismo nombre fue publicado, en el que aparecían The Call y numerosos otros músicos de Oklahoma.

Michael Been falleció el 19 de agosto de 2010 a la edad de 60 años, al sufrir un ataque al corazón tras los bastidores en el festival Pukkelpop en Hasselt, Bélgica, donde trabajaba como ingeniero de sonido de la banda de su hijo, Robert Levon BeenBlack Rebel Motorcycle Club. Desde hacía años, a menudo se hacía referencia a Michael como el cuarto miembro de Black Rebel Motorcycle Club, ya que pasaba incontables horas en el estudio actuando en muchos casos de mentor y guía, como co-productor e ingeniero de grabación, para ayudar a la banda a capturar su sonido en las grabaciones.

En abril de 2013, los miembros originales de The Call, Scott Musick, Tom Ferrier y Jim Goodwin se reunieron para una serie de presentaciones en San Francisco y Los Angeles, con Robert Levon Been asumiendo el rol de bajista y vocalista.

Fuentes: http://en.wikipedia.org, http://www.sing365.com, http://www.allmusic.com, https://www.facebook.com/pages/Michael-Been, https://itunes.apple.com, http://www.artistdirect.com, http://www.independent.co.uk, http://www.crossrhythms.co.uk, http://rincondesconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

War-weary world, There's a heart here, Doubt, Who's that man, Upperbirth, Flesh and steel, Waiting for the end (The Call)

The walls came down, Turn a blind eye, Modern romans, Back from the front, Destination, Violent times, All about you (Modern romans)

Scene beyond dreams, The burden, Tremble, Delivered, Heavy hand, One life leads to another (Scene beyond dreams)

Everywhere I go, I still believe (great design), Blood red (America), The morning, Oklahoma, Tore the old place down, Even now (Reconciled)

I don't wanna, In the river, It could have been me, The woods, Memory, Too many tears, Expecting (Into the woods)

Let the day begin, You run, Surrender, When, For love, Closer, Communication (Let the day begin)

What's happened to you, Red moon, You were there, A swim in the ocean, Like you've never been loved, This is your life (Red moon)

To feel this way (extended version), Us (The best of The Call)

Soaring bird, Love is everywhere, World on fire, Think it over, All you hold on to, Become America, What are you made of (To heaven and back)

MICHAEL BEEN

World on fire, World on fire (John's theme), To feel this way (film version), Without you (Marianne's theme), Fate, Embrace (Night sleeper OST)

Us, When you're with me, This world, This way, Worried, For your love, Now I know high (part 2), To feel this way (On the verge of a nervous breakdown)

Vídeos:

War-weary world y Flesh and steel, de su primer álbum The Call:

War-weary world - The Call


Flesh and steel - The Call


The walls came down, Turn a blind eye y Modern romans, del álbum Modern romans:

The walls came down - The Call


Turn a blind eye - The Call


Modern romans - The Call


Scene beyond dreams, Tremble y One life leads to another, del álbum Scene beyond dreams:

Scene beyond dreams - The Call


Tremble - The Call


One life leads to another - The Call


Everywhere I go, I still believe (great design), Even now y Oklahoma, del álbum Reconciled:

Everywhere I go - The Call


I still believe (great design) - The Call


Even now - The Call


Oklahoma - The Call


I don't wanna, In the river y It could have been me, del álbum Into the woods:

I don't wanna - The Call


In the river - The Call


It could have been me - The Call


Let the day begin y Surrender, del álbum Let the day begin:

Let the day begin - The Call


Surrender - The Call


What's happened to you y You were there, del álbum Red moon:

What's happened to you - The Call


You were there - The Call


Love is everywhere y Become America, del álbum To heaven and back:

Love is everywhere - The Call


Become America - The Call


De Michael Been en solitario, To feel this way, Now I know high (part 2) y For your love, de su álbum On the verge of a nervous breakdown:

To feel this way - Michael Been


Now I know high (part 2) - Michael Been


For your love - Michael Been