domingo, mayo 26, 2013

Grandes álbumes: SEX PISTOLS - Never mind the bollocks

Never mind the bollocks, here's The Sex Pistols es el único álbum de estudio del grupo punk-rock inglés Sex Pistols. Fue lanzado en octubre de 1977, a través de Virgin Records. Los aficionados y críticos generalmente lo consideran un disco importante en la historia del rock, citando la influencia duradera que ha tenido en músicos punk-rock posteriores, así como en otros géneros musicales que fueron influenciados por artistas de punk-rock.

Never mind the bollocks también marcó un punto de inflexión en el punk-rock por la producción musical. El productor Chris Thomas se esmeró en trabajar el sonido clarificándolo y agregando guitarras a las grabaciones originales en lugar de lanzar el álbum con la música sin refinar como era característico en los grupos del género. Esta actuación causó cierto rechazo por parte de algunos sectores del mismo.

Never mind the bollocks llegó pronto al número 1 en la lista británica de álbumes más vendidos. Sin embargo, en las listas estadounidense de Billboard solo llegó al número 106. En general, gran parte de los críticos y músicos consideran a Never mind the bollocks, here's The Sex Pistols como uno de los discos más importantes de la historia del punk rock.

La primera versión británica del álbum contenía originalmente once temas, hasta que la banda cambió su parecer y solicitó la inclusión de Submission. Sin embargo, por razones comerciales Virgin no pudo suspender la impresión y retrasar el lanzamiento del disco, por lo cual se incluyó gratuitamente un póster y Submission en un single aparte. Consecuentemente, para la versión de doce temas emitida posteriormente en noviembre de 1977 hubo muchas variantes erróneas en la contratapa; en algunos casos nombrando Submission, en otros omitiéndolo, en otros incluyendo Belsen was a gas, que no pertenecía al álbum, y en otros simplemente dejando la contratapa en blanco. Todos los temas son atribuídos como composición conjunta de la banda. Las letras son todas obra de Johnny Rotten, siendo la letra original de Pretty vacant de Glen Matlock, y la de Seventeen de Steve Jones.

Cuando estaban cerca de completar un acuerdo con A&M Records, en marzo de 1977 los Sex Pistols entraron en los estudios Wessex Sound para grabar con el productor Chris Thomas y el ingeniero Bill Price. Las habilidades interpretativas del nuevo bajista Sid Vicious no eran consideradas adecuadas suficientemente para grabar, por lo que la banda pidió al manager Malcolm McLaren que convenciese al anterior bajista Glen Matlock para que interpretase este instrumento durante las sesiones. Matlock estuvo de acuerdo a condición de que le pagasen por adelantado, pero al no recibir este pago, declinó aparecer. Como resultado, Thomas pidió al guitarrista Steve Jones que tocase el bajo, para que lo que los trabajos pudiesen comenzar en las canciones básicas. Las intervenciones de Jones fueron tan satisfactorias que Thomas hizo que tocase el bajo en todas las canciones grabadas durante las sesiones. Cuatro canciones, que según Clinton Heylin eran God save the Queen, Pretty vacant, EMI y, posiblemente, Did you no wrong, fueron grabadas durante los dos días que estuvieron en Wessex, añadiendo a God save the Queen y Pretty vacant los vocales de Johnny Rotten y las mezclas finales. Como resultado de estas sesiones, Thomas y Price comenzaron a trabajar en serio en lo que sería el álbum de Sex Pistols. Cuatro días después de terminar la grabación, los Pistols firmaron con A&M, pero muy poco después el sello rescindió el contrato y varias miles de copias prensadas del single que iba a editarse próximamente, God save the Queen, fueron destruídas.

A pesar de haber sido despedidos por A&M, McLaren instruyó a los Pistols para continuar el trabajo en el álbum. Mientras que McLaren ponderaba suscribir la oferta presentada por Virgin Records, firmó un acuerdo para Francia del grupo con Barclay Records a principios de mayo de 1977. Al mismo tiempo, el grupo reanudó el trabajo con Thomas y Price. Thomas temporalmente salió parcialmente de las sesiones durante un período en que Heylin se quedó en su lugar entre finales de abril y principios de mayo, dejando a Price para producir lo que Thomas había estimado como cinco canciones. Heylin limitó como las posibles canciones de Bollocks que Price debía producir a Liar, New York, No feelings, Problems, Seventeen y Submission, además de la canción no incluída en el álbum, Satellite.

Mientras tanto, la banda había sido rechazada por varias posibles discográficas, incluyendo CBS, Decca, Pye y Polydor, y en aquel momento la oferta de Virgin era la única que permanecía. McLaren todavía esperaba firmar con un sello importante y se postuló a editar un single con Virgin para atraer la atención hacia el grupo de las compañías discográficas más grandes. Finalmente, a mediados de mayo los Pistols firmaron con Virgin, y dos semanas más tarde, el sello lanzó inmediatamente el single God save the Queen. Durante la promoción del single, Rotten manifestó que el trabajo en el álbum estaba en curso y, ocultando la asunción de las tareas de bajo por Jones, insistió en que las interpretaciones de bajo en el álbum en curso se habían dividido entre Matlock "en las canciones de Chris Thomas" y Vicious.

La banda volvió al estudio con Thomas y Price a mediados de junio para grabar Holidays in the sun, la primera canción que habían escrito sin Matlock. Esa noche después de visitar un pub cercano, Rotten, Thomas y Price fueron atacados por un numeroso grupo de hombres, y el incidente fue mostrado en titulares de periódicos el siguiente día. Ese mismo mes, un avance de once canciones del álbum comenzó a circular, el primero de ellos emitido por el fanzine 48 Thrills. En este punto, Rotten mantuvo que el próximo álbum no incluía versiones, y ni ninguno de los singles anteriormente publicados de los Sex Pistols, salvo Anarchy in the U.K., que estaba agotado en existencias. Con el lanzamiento de Pretty vacant como single, parecía que sería reemplazado en la lista de canciones del disco. Los Pistols volvieron a Wessex una vez más en agosto para grabar una nueva canción, Bodies, que fue la única en que Vicious grabó su parte de bajo para el álbum.

Con la finalización de Bodies, llegó el momento de finalizar la confección de la lista de canciones del álbum. Aunque Jon Savage afirmó que había tres versiones de cada canción disponibles, Heylin mantuvo que existían versiones alternativas de sólo cinco canciones (EMI, No feelings, Seventeen y Submission, más un remix del álbum de Satellite). El listado de canciones finalizó a finales de septiembre, lo cual hizo manifestar a Heylin que "ello sugiere cuán abrumados por el proceso se habían sentido". Richard Branson pasó la noche decidiendo el listado y las versiones a utilizar, e incluyó todos los éxitos en el disco, a pesar de las objeciones de la banda, McLaren, la compañía de management de McLaren, Glitterbest, y la mayoría de Virgin.

Debido a la larga duración del proceso de lanzamiento del álbum, los Pistols y McLaren decidieron publicar Holidays in the sun con Satellite en la cara B como cuarto single de la banda. Holidays in the sun no obtuvo tanto éxito como los singles anteriores, sólo llego al número 8, y salió del Top 20 en cuatro semanas, lo que Heylin atribuyó al anuncio del grupo de que su álbum sería lanzado a principios de noviembre y que el single se incluiría en el LP, a pesar de declaraciones anteriores en sentido contrario. En un intento por frenar críticas sobre la decisión de incluir los cuatro singles publicados anteriormente por Sex Pistols en el próximo LP, Virgin indicó la posibilidad de un "álbum alternativo" emitido simultáneamente, con un nuevo título y dos nuevas canciones que reemplazasen a dos de los singles de éxito anteriores. Un portavoz del sello dijo, "hemos puesto los singles en el LP porque la mayoría de la gente lo quería así. Pero el listado alternativo permitiría superar la prohibición de muchas tiendas". Se realizó una prueba de impresión urgente de diez canciones, sin incluir nuevos cortes, con Satellite y Submission añadidas como bonus tracks.

El contrato de Sex Pistols con Virgin establecía que su música sería distribuída por Virgin en Estados Unidos siempre que McLaren no tuviese una oferta competitiva superior a la de Branson. Sin embargo, McLaren quería negociar contratos aparte en cada territorio, independientemente de lo que el contrato establecía, lo que enfureció a Branson, por ser la cláusula de distribución estadounidense algo tan importante por lo que había luchado. McLaren sabía que Branson había recelado de él, ya que no podía hacer cumplir el contrato o bien percibir cómo actuarían compañías como EMI o A&M. La competición para firmar con la banda en Estados Unidos se limitó a Warner Bros., Arista, Columbia y Casablanca Records, siendo Warner Bros. quien firmó con la banda en octubre por 22 mil dólares.

Antes de que Virgin lanzase Never mind the bollocks, Richard Branson descubrió que otros dos álbumes de Sex Pistols estaban compitiendo con su sello. En octubre, un bootleg llamado Spunk, con grabaciones de alta calidad de demos de Sex Pistols y sesiones de grabación con Dave Goodman fueron publicadas por el sello Blank. Entre los rumores de quiénes estaban detrás de la publicación de las cintas se incluía a Goodman, Glen Matlock y McLaren, quien siempre ha considerado las versiones de Goodman una representación más exacta de la banda. Mientras tanto, la versión francesa de Never mind the bollocks de Barclay había agregado Submission al listado de 11 canciones del disco y fue publicada una semana antes de la edición de Virgin. Como McLaren había firmado un acuerdo separado con Barclay, la versión francesa no podía ser detenida, y dado que en Virgin eran conscientes de lo fácil que era que los discos de importación llegasen a Gran Bretaña, Branson se apresuró en la producción de Never mind the bollocks para adelantar su lanzamiento una semana antes de lo previsto. Sin embargo, la versión de Barclay ya estaba disponible en Reino Unido en el momento que Virgin tenía su versión lista. Mil copias de la impresión de Virgin contenían erróneamente 11 canciones en la portada, pero incluían 12 realmente.

Incluso a pesar de estar disponible Spunk, la publicación de Never mind the bollocks, here's The Sex Pistols era muy esperada en Reino Unido. Con las primeras 125 mil copias lanzadas por pedidos anticipados, Never mind the bollocks debutó en el número 1 en Reino Unido en la lista de álbumes la semana después de su publicación. A pesar de existir una prohibición de venta del álbum promulgada por importantes minoristas, el disco se vendió bien gracias a proveedores independientes.

El álbum originalmente iba a ser titulado God save Sex Pistols. El concepto de la portada de Jamie Reid partía de abstenerse de incluir una foto del grupo, y en su lugar diseñó un fondo fosforescente con los colores amarillo y rojo con las letras en un recorte y un acabado con cruda serigrafía. El título del álbum cambió a mediados de 1977, basado en una frase suministrada por Steve Jones, quien recogió la frase "Never mind the bollocks" de dos fans que siempre se la decían el uno al otro. Johnny Rotten explicó su significado como una expresión de la clase trabajadora para "parar de hablar chorradas".

En Reino Unido, el álbum fue sujeto a lo que Heylin calificó de "flagrantes actos de censura ejercidos por los medios de comunicación y venta minorista por igual". La policía de Londres visitó las sucursales de las tiendas de discos de Virgin de la ciudad y les dijo que se enfrentaban a juicios por indecencia conforme a lo estipulado por la Ley de publicidad obscena de 1899 si continuaban mostrando carteles de la carátula del álbum en sus vitrinas, por lo que muchas exposiciones fueron atenuadas o retiradas. Sin embargo, en noviembre de 1977 el Evening Standard de Londres anunció en su titular de portada que "la Policía se pasaba por tiendas de discos de punk" e informó cómo un director de tienda de Virgin Records en Nottingham fue detenido por mostrar el disco después de ser advertido que ocultase la palabra "bollocks". Chris Seale, el director de la tienda, "parecería, aparentemente forzado por él mismo, como un objetivo, posiblemente a petición de Branson", según Heylin, quien señaló que había sido visitado por la policía en cuatro ocasiones distintas, y a continuación seguía mostrando las copias del disco en los escaparates de la tienda tras salir los agentes de la tienda. Después del arresto de Seale, Branson anunció que cubriría los costos legales del director de la tienda y contrató al abogado de Queen, John Mortimer, para su defensa. Mientras tanto, anuncios de Never mind the bollocks aparecían en revistas musicales intentando politizar el tema, mostrando los titulares de prensa sobre la controversia con los Sex Pistols subrayadas con el mensaje "el álbum sobrevivirá; la portada es posible que no".

El caso de obscenidad se enjuició en la corte de magistrados de Nottingham en noviembre. Mortimer presentó el caso como una cuestión de discriminación por parte de la policía. Durante su interrogatorio al oficial que llevó a cabo el arresto, preguntó por qué los periódicos The Guardian y Evening Standard (que se habían referido al nombre del álbum) no habían sido acusados bajo la misma ley. Cuando el magistrado inquirió acerca de su línea de interrogatorio, Mortimer declaró que estaba en juego al parecer un doble rasero, y que "bollocks" sólo era considerado obsceno cuando aparecía en la portada de un álbum de Sex Pistols. El fiscal realizó su interrogatorio "como si el álbum en sí mismo y no su rostro espeluznante, estuviese en juicio por obscenidad", según Heylin. Mortimer aportó peritos que lograron con éxito demostrar que la palabra "bollocks" no era obscena, y era realmente un viejo término inglés legítimo originalmente usado para referirse a un sacerdote, y que, en el contexto del título, significaba "tontería". El Presidente de la audiencia se vio obligado a concluir: "al igual que mis colegas y yo sinceramente deploramos la explotación vulgar de los peores instintos de la naturaleza humana para comprar ganancias comerciales para usted y su compañía, debemos, a regañadientes, encontrarle no culpable de cada uno de los cuatro cargos".

Sin embargo, mucho mayor fue la controversia generada por las letras de Anarchy in the U.K. y God save the Queen, así como el diseño de la portada de Jamie Reid para el single de esta última. Ambas canciones fueron marcadas como insultos a la sociedad civil y a la monarquía, y particularmente God save the Queen hacia la reina Isabel II. Ante esto, el vocalista Johnny Rotten y el gutarrista Steve Jones insistieron en afirmar que el ataque no era hacia la reina en particular, sino que hacia el gobierno británico en general. De cualquier manera, la controversia no hizo más que aumentar las ventas del álbum.

Otra canción que causó revuelo en Reino Unido fue Pretty vacant, sin embargo en este caso no por su letra, sino por la peculiar pronunciación de Johnny Rotten de la palabra "vacant". Su exagerada acentuación en la sílaba "cant" emulaba fonéticamente a la palabra "cunt" (un vulgarismo inglés para expresar "vagina"). A pesar de las suspicacias, Rotten nunca admitió que esa hubiese sido su intención.

En 1985, los críticos de NME votaron Never mind the bollocks, here's The Sex Pistols el 13º mejor álbum de la historia, y en una nueva votación en 1993 lo votaron como el 3º en la misma votación. En 1987, la revista Rolling Stone lo nombró el 2º mejor álbum de los 20 años previos, detrás sólo de Sgt, Peppers Lonely Hearts Club Band de The Beatles. La misma revista la había nombrada el 41º en su lista de Los mejores 500 álbumes de la historia en 2003. En una entrevista durante 2002, la periodista de Rolling Stone, Charles M. Young, declararía: "Never mind the bollocks lo cambió todo. Nunca hubo nada igual antes y realmente nunca ha existido nada como este álbum desde entonces. Lo más cercano fue probablemente Nirvana, una banda muy influenciada por los Sex Pistols. En su libro de 1995, The alternative music almanac, Alan Cross había colocado el álbum en el número 6 en su lista de 10 álbumes clásicos alternativos. En 1997, Never mind the bollocks, here's The Sex Pistols fue nombrado el 24º álbum más grande de todos los tiempos en una encuesta de Music of the millenium llevada a cabo en Reino Unido por HMV Group, Channel 4, The Guardian y Classic FM. En 1998, los lectores de la revista Q lo votaron como Mejor álbum de la historia, mientras que en 2000 la misma revista lo colocó en el número 10 en su lista de Los 100 mejores discos británicos de todos los tiempos. En 2001, el canal VH1 lo colocó en el número 17 en una lista similar. Los lectores de Kerrang! lo calificaron como el Mejor álbum de la historia del punk. En 2006, fue elegido por la revista Time como uno de los 100 mejores álbumes de la historia, y en el mismo año NME votó el álbum el cuarto mejor álbum británico.

Noel Gallagher fue entrevistado en un programa de televisión llamado When albums ruled the world para la BBC, y declaró sobre la apertura del disco con Holidays in the sun, que "era extremadamente provocativa, como sólo podríamos suponer con unas llamativas botas, que, en cuanto se inicia, todo lo que ha pasado antes es ahora considerado jodidamente irrelevante, tan pronto como comienza a anti-cantar". Sobre Pretty vacant, manifestó que "una de las primeras cosas que aprendes cuando coges la guitarra eléctrica es este riff".

En 1996, Virgin reeditó Never mind the bollocks como doble CD con el original bootleg Spunk como Spunk/This is crap.

En octubre de 2007, Virgin Records lanzó una edición especial 30º aniversario del álbum en formato de LP de vinilo de 180 gramos. El conjunto incluye una versión de 7" de Submission y un póster, como originalmente fue lanzado en octubre de 1977. Virgin había reeditado también cuatro singles del grupo, Anarchy in the U.K., God save the Queen, Pretty vacant y Holidays in the sun, antes de la reedición del álbum. En Estados Unidos, estos relanzamientos fueron realizados por Warner Bros., que posee los derechos en Estados Unidos del álbum hasta la fecha.

Una reedición en boxset de cuatro discos se lanzó en septiembre de 2012. El conjunto incluye el álbum original, un disco de caras B y descartes, algunas grabaciones en vivo y un DVD en directo y vídeos de estudio. También incluía un póster, pegatinas y una réplica de la copia original de A&M del single God save the Queen.

En 1983 The Bollock Brothers publicaron una versión del álbum entero titulada Never mind the bollocks 1983. La banda de folk-punk irlandesa Mr. Irish Bastard ha trabajado en una versión del álbum entero, llamándola Never mind the Bastards, here's Mr. Irish Bollocks. Mientras que el álbum aún no se ha publicado, su versión de God save the Queen apareció en una recopilación en febrero 2012.

Listado de canciones:

1.-   Holidays in the sun
2.-   Liar
3.-   No feelings
4.-   God save the Queen
5.-   Problems
6.-   Seventeen
7.-   Anarchy in the U.K.
8.-   Bodies
9.-   Pretty vacant
10.- New York
11.- EMI
12.- Submission

Vídeos:

Holidays in the sun - Sex Pistols


Liar - Sex Pistols


No feelings - Sex Pistols


God save the Queen - Sex Pistols


Problems - Sex Pistols


Seventeen - Sex Pistols


Anarchy in the U.K. - Sex Pistols


Bodies - Sex Pistols


Pretty vacant - Sex Pistols


New York - Sex Pistols


EMI - Sex Pistols


Submission - Sex Pistols

2 comentarios:

Eduardo García dijo...

Se ha dicho casi todo de este disco y del grupo.
Puede que fuera un grupo fabricado por Malcon Maclaren al igual que la estética Punk. No me importa.
Lo que está claro y que hay que agradecer al Punk y a los Sex Pistols es que cualquiera podía expresarse a partir de ahora sin tener ningún conocimiento académico de música.
Esto es algun que sigue en la actualidad.
El disco, pues lo tengo, porque me parece un clásico, además de que me guste mucho.
También es cierto que no fue hasta años después que lo descubrí como se debía, pues God Save The Queen no me dejaba ver el resto como se merecía.
Saludos sintéticos.

JL dijo...

Yo tengo que reconocer que no lo tenía en mi discoteca, y que únicamente conocía alguno de sus singles. Pero es indudable la influencia que tuvo este disco en todo lo que vino después, sobre todo en la vía que has expuesto, la de no tener que ser un músico con cierta experimentación para atreverse a hacer canciones y actuar ante el público. A partir de ahí, muchos músicos se lanzaron al mundo de la música con sólo unas pocas nociones de tocar un instrumento, y en algunos casos aprendieron rápido y llegaron a ser muy famosos, como por ejemplo, los Depeche Mode.

En cuanto al disco, muy completo. Yo creo que Richard Branson acertó en incluir los singles, porque ha pasado con más facilidad a la posteridad y es reconocido mejor años después de su lanzamiento, cosa que seguramente no previó Branson, que buscaba el hit a corto plazo.

Saludos sintéticos, chorbyradio