miércoles, diciembre 23, 2015

THE BEATLES 1 (hasta 1965)


The Beatles fue una banda de rock inglesa activa durante la década de 1960, y reconocida como la más exitosa comercial y críticamente aclamada en la historia de la música popular. Formada en Liverpool, estuvo constituida desde 1962 por John Lennon (guitarra rítmica, vocalista, Liverpool, 1940-Nueva York, 1980), Paul McCartney (bajo, vocalista, Liverpool, 1942), George Harrison (guitarra solista, vocalista, Liverpool, 1943-Los Angeles, 2001) y Ringo Starr (batería, vocalista, Liverpool, 1940). Enraizada en el skiffle y el rock and roll de los años 50, la banda trabajó más tarde con distintos géneros musicales, que iban desde las baladas pop hasta el rock psicodélico, incorporando a menudo elementos clásicos, entre otros, de forma innovadora en sus canciones. La naturaleza de su enorme popularidad, que había emergido primeramente con la moda de la “Beatlemanía”, se transformó al tiempo que sus composiciones se volvieron más sofisticadas. Llegaron a ser percibidos como la encarnación de los ideales progresistas, extendiendo su influencia en las revoluciones sociales y culturales de la década de 1960. Su aparición modificó por completo la significación de la música popular en todas sus vertientes, configurando una nueva etapa que trocaría por completo la expresión artística presente y futura, otorgando a la música popular un valor trascendental en las pautas lúdicas y socioculturales de la sociedad contemporánea. Su talento como autores, desarrollado en una intensa trayectoria repleta de evolución y originalidad, con una constante reinvención sónica, moldeó las bases claves de la composición pop y rock e impulsó una mímesis creativa en sus coetáneos, ejerciendo una inmensa influencia en cualquier grupo formado a raíz de su surgimiento. Además, poseen el primer lugar en ventas de discos desde que se desarrolló la industria fonográfica (más de 1.100 millones de discos vendidos alrededor del mundo), de acuerdo con el Libro Guinness de los récords.

Con una formación inicial de cinco componentes que incluía a Lennon, McCartney, Harrison, Stuart Sutcliffe (bajo) y Pete Best (batería), la banda construyó su reputación en los clubes de Liverpool y Hamburgo sobre un período de tres años a partir de 1960. Sutcliffe abandonó la formación en 1961, y Best fue reemplazado por Ringo Starr al año siguiente. Establecidos como grupo profesional después de que Brian Epstein les ofreciera ser su representante, y con su potencial musical mejorado por la creatividad del productor George Martin, lograron éxito comercial en Reino Unido a finales de 1962 con su primer single Love me do. A partir de ahí, fueron adquiriendo popularidad internacional a lo largo de los siguientes años, en los cuales hicieron un extenso número de giras hasta 1966, año en que cesaron la actividad en vivo para dedicarse únicamente a la grabación en el estudio hasta su disolución en 1970. Después, todos sus integrantes se embarcaron en exitosas carreras independientes. Lennon sería asesinado a las afueras de su casa de Nueva York en 1980, y Harrison fallecería de cáncer en 2001. McCartney y Starr aún permanecen activos.

Durante sus años de estudio crearon algunos de sus mejores materiales, incluyendo el álbum Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967), considerado por muchos como una obra maestra. Cuatro décadas después de su separación, la música que crearon continúa siendo popular. Se mantienen como el grupo con más números 1 en las listas británicas, situando más álbumes en esta posición que cualquier otra agrupación musical. De acuerdo con las certificaciones de la RIAA, han vendido más discos en Estados Unidos que cualquier otro artista. En 2008, la revista Billboard publicó una lista de los artistas más exitosos de todos los tiempos en el Hot 100 con motivo del 50º aniversario de la lista de éxitos, y The Beatles fueron colocados en el número 1. Fueron galardonados con siete premios Grammy, y recibieron un total de quince premios Ivor Novello por parte de la British Academy of Songwriters, Composers and Authors. En 2004, la revista Rolling Stone los clasificó en el número 1 en su lista de Los 100 artistas más grandes de todos los tiempos. De acuerdo con la misma publicación, la música innovadora de The Beatles y su impacto cultural ayudaron a definir los años 60. En 2010, el canal de televisión especializado en música VH1 los clasificó en el número 1 en su lista de Los 100 artistas más grandes de todos los tiempos. También fueron colocados en el puesto número 1 por el sitio web de internet Acclaimed Music en su lista The Top 1000 artists of all time y por Digital Dream Door en su lista 100 greatest rock artists.

La influencia de The Beatles en la cultura popular fue (y sigue siendo) enorme. El ex-editor asociado de la revista Rolling Stone, Robert Greenfield, manifestó: “la gente sigue admirando a Picasso, a los artistas que rompieron los límites de su época para llegar a algo que era único y original. La manera en que se trabajó para la construcción de la música popular, nadie será más revolucionario, más creativo y más distintivo como lo fueron The Beatles”. Desde la década de 1920, Estados Unidos habían dominado la cultura popular de entretenimiento en gran parte del mundo, a través de las películas de Hollywood, el jazz, la música de Broadway y el Tin Pan Alley y, más tarde, el rock and roll que surgió por primera vez en Memphis, Tennessee. Basándose en sus raíces del rock and roll, no sólo desencadenaron la invasión británica en Estados Unidos, con el grupo de Liverpool como cabeza de puente de una serie de bandas (The Animals, The Who o los Rolling Stones) que también desembarcarían en el nuevo continente, destronando la supremacía del rock and roll americano, sino que se convirtieron en un fenómeno influyente a nivel mundial.

Las innovaciones musicales de The Beatles, así como su éxito comercial, han inspirado a músicos de todo el mundo. Un gran número de artistas los han reconocido como influencia en sus producciones o que han tenido éxitos con versiones de canciones de The Beatles. En la radio, la llegada de los cuatro músicos marcó el inicio de una nueva era; directores de programas como Rick Sklar de la WABC de Nueva York, fueron tan lejos como para prohibir a los DJs que tocaran la música “pre-Beatles”. The Beatles redefinieron el álbum como algo más que solo algunos éxitos completado con temas de “relleno”. Fueron los primeros en innovar el vídeo musical. Su concierto en el Shea Stadium con la que abrieron su gira norteamericana de 1965 atrajo a lo que entonces era la mayor audiencia en la historia de los conciertos y es visto como un “acontecimiento histórico en el crecimiento y desarrollo de la música rock”. La emulación de sus prendas de vestir y especialmente sus peinados, que se convirtieron en una marca de rebelión, tuvo un impacto global en la moda.

En términos más generales, The Beatles cambiaron la forma de escuchar la música popular y experimentaron ese papel en sus propias vidas. De lo que comenzó como el capricho de la Beatlemanía, el cuarteto llegó a ser percibido por sus jóvenes fans como los representantes, incluso los creadores, de los ideales asociados con la transformación cultural. Como iconos de la contracultura de la década de 1960, se convirtieron en un catalizador de la bohemia y el activismo en diversos ámbitos sociales y políticos, e inspiraron a movimientos tales como la liberación de la mujer, la liberación gay y el ecologismo.

En tanto que referencia de la juventud de los 60, de cuya rebeldía fueron manifestaciones fenómenos como el movimiento hippie o mayo del 68, y también en tanto que producto de consumo en una década de modas y prosperidad, hubiera podido esperarse que el fervor suscitado por aquel riquísimo vendaval musical se desvaneciese lentamente tras la disolución del grupo. Sin embargo, medio siglo después, las mejores canciones de The Beatles siguen sin parecer “antiguas”: conservan intacta su frescura y parecen haber ingresado en una especie de patrimonio atemporal, como si su música ya no perteneciese a una época, sino a todas las generaciones.

A los 16 años de edad, el cantante y guitarrista John Lennon, influenciado fuertemente por la música de Elvis Presley, creó el grupo de estilo skiffle The Quarrymen junto con Peter Shotton y otros compañeros del colegio, en marzo de 1957, tocando por diversos locales de Liverpool. Poco tiempo después, en julio del mismo año, Paul McCartney, que por entonces tenía 15 años, conoció a Lennon gracias a un amigo común, Ivan Vaughan, el cual los presentó al finalizar un recital que dieron The Quarrymen en julio de 1957, y se unió como guitarrista porque tocaba muy bien la guitarra, siendo el único de ellos que sabía afinar bien. John y Paul compartían gustos musicales por Elvis Presley, Eddie Cochran, Little Richard, Lonnie Donegan o Gene Vincent. La primera canción de Paul, I lost my little girl, la ofrecería al grupo en un intento de ganarse su estima. A pesar de una desastrosa prueba con la guitarra solista, la canción fue incluida en el repertorio porque era buena. Lo mismo ocurriría con otras composiciones de Lennon. Paul invitó a su amigo George Harrison en febrero del año siguiente, el cual, con 14 años, se unió como el guitarrista líder de la formación. Es de este año de donde proviene su grabación más antigua, ya que el grupo, en ese entonces formado por Duff Lowe en el piano, Colin Hanton en la batería, además del trío Lennon/McCartney/Harrison, grabarían un demo casero con las canciones That'll be the day (original de Buddy Holly) y In spite of all the danger, tema original firmado como McCartney/Harrison. En 1960, los compañeros de colegio de Lennon abandonaron la agrupación para ingresar en la Escuela de Arte de Liverpool, haciendo que Lennon y McCartney se encargaran de tocar la guitarra rítmica, aunque les hacía falta alguien que tocase la batería.

En enero de 1960, un amigo de Lennon, Stuart Sutcliffe, se unió como bajista y sugirió cambiar el nombre de la banda a The Beetles (Los Escarabajos) como homenaje a Buddy Holly y The Crickets (Los Grillos). En los primeros meses del año el grupo se convirtió en The Beatals. Después de probar otros nombres como Johnny and the Moondogs, Long John and The Beetles y The Silver Beatles, en agosto se decantaron finalmente por The Beatles. Tal denominación surgió de la moda de poner nombres de animales a los grupos musicales (beetle significa “escarabajo”) y del juego de palabras con el estilo que entonces practicaban (la música beat). Hay otras versiones conocidas sobre la atribución del nombre del grupo. Cynthia Lennon sugirió que Lennon salió con el nombre "The Beatles" en “una excelente sesión de tormenta de ideas de reflexión en una mesa llena de cervezas" en la barra del bar local Renshaw Hall. Lennon, que era bien sabido que daba versiones múltiples de la misma historia, bromeó en un artículo en 1961 de la revista Mersey Beat y dijo, “vino de una visión en la que un hombre apareció en una empanada llameante y me dijo ‘a partir de hoy seréis Beatles con una A, y luego desapareció". Por esa época su manager era Allan Williams, el dueño del club Jacaranda. Las canciones más significativas que marcaron esta era pre-Beatle son Ain't she sweet, Cry for a shadow, Hello, little girl o Like dreamers do. Estas dos últimas eran originales de Lennon y McCartney, respectivamente, y dejaban observar el futuro exitoso estilo del grupo, aunque carente de la calidad que adquirirían con el tiempo.

Al mismo tiempo, Larry Parnes, el empresario británico más importante de la época, pidió a Allan Williams que encontrase entre los grupos de Liverpool uno que pudiese tocar como apoyo de sus estrellas, Billy Fury, Duffy Power y Vince Eager, para su gira por Gran Bretaña. A principios de 1960, Parnes fue al club Jacaranda a escuchar a algunos de los grupos de Williams. Al final les propuso a The Beatles una gira de dos semanas por Escocia con Johnny Gentle, por 18 libras cada uno a la semana. La experiencia fue buena y el mismo cantante sugirió a Parnes que les hiciese un contrato fijo, pero Parnes no le hizo caso, convencido de que los grupos de rock sólo traían desgracias. De vuelta a Liverpool, The Beatles, sin el batería Tommy Moore, fueron contratados por Williams para sus fiestas, fiestas que acaban a menudo en riñas.

La falta de un baterista permanente se planteó en un problema para ellos cuando Allan Williams les organizó una reserva en la ciudad alemana de Hamburgo como banda musical residente. A finales de agosto hicieron una audición y contrataron al batería Pete Best (hijo de Mo Best, propietaria del local The Casbah, donde el grupo tocó a finales de agosto de 1959), procedente de The Blackjacks, y el quinteto se fue cuatro días más tarde a Hamburgo después de que Bruno Koschmider, dueño de varios clubes en aquella ciudad, les contratara para que tuvieran una estancia allí durante 48 noches. “Hamburgo, en aquellos días, no tenía clubes de rock 'n' roll. Había clubes de striptease”, cuenta el biógrafo Philip Norman. “Bruno tuvo la idea de traer grupos de rock a tocar en diversos clubes. Tenían esta fórmula, un enorme espectáculo sin parar (nonstop), hora tras hora, con un montón de gente que se apresuraba a entrar y otra a salir, mientras las bandas tocaban continuamente para atraer al tránsito de peatones. En una zona de prostíbulos estadounidense lo habrían llamado striptease nonstop. Muchas de las agrupaciones musicales que tocaban en Hamburgo provenían de Liverpool. Fue uno de esos accidentes casuales. Bruno se fue a Londres para buscar grupos musicales. Pero conoció a un empresario de Liverpool, en Soho, que estaba en Londres por pura casualidad. Y se las arregló para enviar algunas bandas para Hamburgo”.

Harrison, siendo en agosto de 1960 aún menor de edad con 17 años, obtuvo el permiso de residencia en Hamburgo al mentir a las autoridades alemanas sobre su verdadera edad. Inicialmente ubicados en el Indra Club para que actuasen allí, Koschmider los trasladaría en octubre al Kaiserkeller después de que el Indra fuese cerrado debido a las quejas que recibía por el ruido del local. The Beatles interpretaban básicamente clásicos del rock and roll durante largas e interminables actuaciones, y a cambio Bruno les proporcionaba un lugar donde vivir. Poco tiempo después aceptaron la oferta de actuar en el Top Ten Club, rompiendo así el contrato que tenían con Koschmider, el cual, por despecho, informó a las autoridades de la verdadera edad de Harrison, lo que condujo a que el músico fuera deportado en noviembre de ese año. Una semana más tarde, McCartney y Best fueron deportados también por ocasionar un incendio cuando le prendieron fuego a un preservativo colgado de un clavo en su habitación. Lennon regresó a Liverpool a mediados de diciembre, mientras que Sutcliffe permaneció en Hamburgo con su novia alemana Astrid Kirchherr, que había sido pareja de Klaus Voorman, durante otro mes. Kirchherr les hizo sus primeras fotos profesionales y diseñó el corte de pelo de Sutcliffe, el “moptop” o flequillo, que tiempo más tarde fue adoptado por el resto del grupo, y que sería imitado posteriormente y con amplitud por la juventud de la época.

Una vez George cumplió los 18 años, volvieron a Hamburgo, donde los siguientes dos años residirían durante períodos sucesivos, para actuar en el club Top Ten, usando estimulantes como el Preludin para mantenerse con más energía en sus actuaciones nocturnas. Durante su segunda estancia en Hamburgo, tras una de sus actuaciones, el grupo fue ferozmente atacado por una pandilla de Teddy Boys, que le provocaron a Sutcliffe un tumor cerebral, el cual, tiempo después, influiría en su muerte.

Sutcliffe decidió dejar la formación a principios de 1961 y reanudó sus estudios de Arte en Alemania, de modo que McCartney se vio obligado a tocar el bajo. El productor alemán Bert Kaempfert contrató al cuarteto como extras de soporte al cantante Tony Sheridan en una serie de grabaciones para Polydor Records, compañía para la que los Beatles firmaron para un año como parte de las sesiones. Acreditado a Tony Sheridan and The Beat Brothers, el single My Bonnie, grabado en junio y lanzado cuatro meses después, alcanzó el número 32 en la lista Musikmarkt.

En junio de 1961, el grupo regresaba a Liverpool y encontró una ciudad reanimada musicalmente, una ciudad que, justo en esa época, festejaba la salida de su primera revista musical, Mersey Beat, dirigida por el amigo de John Lennon, Bill Harry. The Beatles se convirtieron de golpe en el grupo puntero, original y excitante, de una gran tropa de rockers. En el escenario tenían una presencia inigualable, eran autores de la mayor parte de su repertorio y proponían un look diferente.

En noviembre de 1961, Brian Epstein, dueño de una tienda de discos local y columnista musical, se entusiasmó con la banda tras escucharlos en el Cavern Club, donde tocaban al mediodía. “Inmediatamente me gustó lo que escuché. Eran frescos y eran honestos, y tenían lo que yo pensaba que era una especie de presencia... una cualidad de estrellas”, declararía Epstein. De inmediato, Epstein se propuso ser su representante, hecho que se formalizaría a mediados de enero de 1962. Simultáneamente, Kaempfert acordó liberarlos del contrato discográfico alemán. Antes de ello, Epstein logró que la compañía discográfica Decca Studios les realizara una prueba conocida como “la audición de Decca”, que se concretó el 1 de enero de 1962, en la que grabaron 15 temas, entre ellos tres de autoría de Lennon y McCartney (Like dreamers do, Hello little girl y Love of the loved). Decca sin embargo decidió no editar la grabación con el comentario, “los grupos de guitarra están en pleno declive, señor Epstein”, que era la opinión general de la industria discográfica en ese momento, y los descartó en beneficio de Brian Poole & The Tremeloes, a quienes veía con más gancho comercial. Esta decisión es considerada uno de los mayores errores en la historia de la música popular. Para entonces, en Liverpool se volvía cada vez más popular el movimiento conocido como merseybeat, la música beat de Mersey, la región norteña en la que se encuentra la ciudad.

En abril de 1962, los Beatles partieron para una nueva temporada en Hamburgo. Ese mismo día recibieron la trágica noticia de que Sutcliffe había muerto a causa de una hemorragia cerebral. Mientras los Beatles actuaban en Hamburgo, y tras ser rechazados por los principales sellos discográficos británicos, como Columbia, Philips, Oriole, Decca y Pye, Brian Epstein logró que el productor George Martin del sello Parlophone, una pequeña subsidiaria de EMI Records, aceptara realizar una prueba a la banda.

La banda tuvo su primera sesión de grabación en Londres, bajo la dirección de Martin, en los EMI Studios en junio de 1962, registrándose cuatro temas: Besame mucho, Love me do, P.S. I love you y Ask me why, estos últimos tres de Lennon-McCartney. Las cintas originales de aquella grabación fueron destruidas por rutina, pero fueron preservadas dos grabaciones monoaurales. De allí fueron tomados los dos primeros temas, que fueron incluidos en Anthology 1.

A Martin no le convenció la habilidad con la que tocaba la batería Pete Best, sugiriéndole privadamente a Epstein que lo cambiasen por un batería de sesión en el estudio. Este hecho provocaría una protesta enérgica por parte de sus seguidores, ya que Best, el único miembro del grupo que no adoptó el moptop, era el Beatles con más simpatía entre el público femenino. A pesar de ello, George Martin no cejó en su empeño y Pete abandonó la banda para unirse poco después a la Lee Curtis All Star Band y posteriormente liderar Pete Best Group.

Best fue remplazado por Ringo Starr. Starr (nombre artístico de Richard Starkey), que dejó a Rory Storm and The Hurricanes para unirse a The Beatles, ya había actuado con ellos en algunas ocasiones, sobre todo cuando Best estaba enfermo. Sin embargo, Martin ya había contratado al batería de sesión Andy White para la siguiente sesión de grabación, y White tocó la batería en Love me do y P.S. I love you. Lanzado en octubre, Love me do alcanzó el número 17 en la lista británica Record Retailer. Posteriormente, en el mes de noviembre comenzaron a grabar lo que sería su segundo single, Please please me. Hicieron su debut en la televisión al emitirse una actuación suya en directo en el programa regional People and places, de Granada Television. Su música se cimentaba en una amalgama de influencias sonoras como el clásico rock’n’ roll, el skiffle, el R&B, las girl groups o el soul, filtradas por su maestría compositiva, una ejecución enérgica y fresca, y un genial sentido de la melodía y de las armonías vocales.

Concluyeron su última temporada de Hamburgo en diciembre de 1962. En ese momento acordaron que los cuatro contribuirían como vocalistas dentro del grupo, aunque el rango restringido de Starr hizo que rara vez fuese el líder vocal. Lennon y McCartney establecieron una asociación para componer canciones; al comprobar que aumentaba el éxito del grupo, la celebrada colaboración entre ellos limitó las oportunidades de Harrison de ser vocalista principal. Epstein, sintiendo el potencial comercial que tenían, los alentó a que adoptasen una actitud más profesional. Lennon rememoró lo que el representante les dijo: “Miren, si ustedes realmente desean conseguir uno de esos lugares grandes, van a tener que cambiar, dejar de comer en el escenario, dejar de maldecir, dejar de fumar”. Lennon dijo: “Solíamos vestir como nos gustaba, dentro y fuera del escenario. Epstein nos decía que los pantalones vaqueros no eran especialmente elegantes y que deberíamos considerar la posibilidad de usar pantalones más adecuados. Nos dejó tener nuestro propio sentido de individualidad. Tuvimos que elegir entre obedecerle o seguir comiendo pollo en el escenario•.

A raíz del moderado éxito de Love me do, Please please me recibió una acogida más enfática, alcanzando el número 2 en el Record Retailer en enero de 1963 después de su lanzamiento, y From me to you/Thank you girl alcanzarían su primer número 1 en Gran Bretaña tras ser publicado en mayo de 1963. Martin originalmente tenía previsto grabar el disco de debut de The Beatles en vivo en el Cavern Club. Finalmente esta idea fue cambiada debido a que la acústica del edificio era insuficiente, y se eligió crear un álbum “en vivo” con mínima producción de una sola sesión en los EMI Studios. Diez canciones fueron grabadas para Please please me, acompañadas en el álbum por los cuatro temas que ya habían sido publicados en los dos singles. Recordando la “urgencia que tenían por publicar su álbum de debut, y dándose la paliza para grabar Please please me en un solo día”, un crítico de Allmusic comentaba: “Décadas después de su lanzamiento, el álbum todavía suena fresco, precisamente a causa de su origen tan intenso”. Lennon dijo que apenas se estrujaron la cabeza a la hora de componer las canciones en aquel tiempo; él y McCartney estaban “simplemente escribiendo canciones a lo Everly Brothers, al estilo de Buddy Holly, canciones pop sin tener más complicaciones que eso: crear un sonido. Y las palabras eran casi irrelevantes”.

Lanzado en marzo de 1963, Please please me alcanzó el número 1 en las listas británicas. El tercer single que publicaron, From me to you, fue lanzado en abril y también alcanzó la cima de las listas de éxitos. A partir de ese momento se inició una racha casi ininterrumpida de diecisiete singles editados por The Beatles, que alcanzaron el número 1 en las listas británicas, incluyendo todos los que se publicaron en los siguientes seis años, a excepción de uno. Lanzado en agosto, el cuarto single, She loves you, alcanzó el récord de mayor número de copias vendidas en Reino Unido hasta ese momento, vendiendo cerca de 750 mil copias en menos de cuatro semanas. Se convirtió en su primer single en vender un millón de copias, y siguió teniendo el récord en Reino Unido hasta 1978, cuando fue superada por Mull of Kintyre, interpretada por McCartney y su grupo posterior a la separación de The Beatles, Wings. La popularidad de su música les proporcionó una creciente atención de la prensa, a la que ellos respondieron con una descarada e irreverente actitud, que acabó por apartarse de los rasgos característicos de las figuras más importantes de la música pop y que, incluso, inspiró mayores intereses.

El icónico logotipo de The Beatles con la letra “T” alargada hacia abajo hizo su debut en 1963, cuando fue utilizado por primera vez al frente de la batería de Starr, que Epstein y Starr compraron en una tienda de Londres. Durante la primera mitad del año llevaron a cabo tres giras por Reino Unido: una de cuatro semanas que comenzó en febrero y otras dos de tres semanas durante marzo y mayo a junio. A medida que su popularidad se extendió, apareció una adulación desenfrenada hacia ellos, también llamada “beatlemanía”. Aunque no se anunciaron como los cabecillas de gira, los otros artistas que participaron fueron Tommy Roe, Chris Montez y Roy Orbison, artistas estadounidenses que habían establecido una gran popularidad en Reino Unido. Las actuaciones en todas partes, tanto en la gira como en los espectáculos fuera de Reino Unido, fueron recibidas con un entusiasmo desenfrenado por los fans que no paraban de gritar. La policía se vio obligada a usar agua a alta presión con mangueras para poder controlar a las multitudes, y hubo debates en el Parlamento sobre los miles de policías que ponían en riesgo sus vidas para protegerlos. A finales de octubre, una gira de cinco días por Suecia se convirtió en la primera visita que hicieron al extranjero desde sus días en Hamburgo. De regreso a Reino Unido fueron recibidos en el aeropuerto de Heathrow bajo una intensa lluvia por miles de fans. Además, asistieron cincuenta periodistas y fotógrafos y un equipo de cámaras de televisión de la BBC. Al día siguiente, The Beatles comenzaron otra gira por Reino Unido, prevista para seis semanas. Pero en esta ocasión, fueron, indiscutiblemente, el grupo principal.

Please please me estaba todavía en lo más alto de las listas. Se mantuvo en esa posición durante treinta semanas, sólo para ser desplazado por With The Beatles, que se colocó en el primer lugar durante 21 semanas. Haciendo mayor uso de las técnicas de producción que usaron en el LP predecesor, el álbum fue grabado entre julio y octubre. With The Beatles es descrito por Allmusic como “una secuela al más alto nivel que mejora al original mediante el desarrollo de un tono propio y la adición de profundidad”. En un cambio de lo que hasta entonces había sido la práctica habitual, el álbum fue lanzado a finales de noviembre antes del inminente single I want to hold your hand, excluyendo a esta canción con el fin de maximizar las ventas del single. With The Beatles llamó la atención del crítico musical de The Times, William Mann, que fue tan lejos como para sugerir que Lennon y McCartney eran “los compositores ingleses más destacados de 1963”. El periódico publicó una serie de artículos en los que Mann ofreció un análisis detallado de la música de The Beatles, lo cual les otorgó una mayor respetabilidad. With The Beatles se convirtió en el segundo álbum en la historia de Reino Unido en vender un millón de copias, una cifra que solo fue alcanzada previamente por la banda sonora de la película estadounidense South Pacific, de 1958. Al escribir las notas de la portada para el álbum, la jefa de prensa de la banda, Tony Barrow, utilizó el superlativo “the fabulous foursome“, que los medios de comunicación ampliamente adoptaron como los “Fab Four”. En noviembre de ese mismo año, John pronunciaría una de sus frases más celebres. Durante un concierto en el Royal Variety Performances al que asistían la Reina Madre y la princesa Margarita, John se dirigió al público diciendo "los de los asientos baratos, que aplaudan. El resto (en clara referencia a la realeza), que hagan sonar sus joyas”.

Los lanzamientos de The Beatles en Estados Unidos inicialmente se retrasaron durante casi un año, cuando Capitol Records, filial americana de EMI, se negó a lanzar los singles Please please me y From me to you. Las negociaciones con sellos independientes de Estados Unidos llevaron a la publicación de algunos singles, pero los problemas de regalías y las burlas hacia el peinado “moptop” de sus integrantes plantearon nuevos obstáculos. Una vez que Capitol comenzó a editar el material en Estados Unidos, en lugar de lanzar los LP en su configuración original, recopilaron sus distintas grabaciones en diferentes álbumes, y publicaron canciones en singles de su preferencia. El éxito definitivo en América llegó cuando se emitió un reportaje sobre la beatlemanía británica, provocando gran aclamación entre el público norteamericano, lo que llevó a Capitol a lanzar I want to hold your hand en diciembre de 1963. El primer viaje que realizaron a Estados Unidos estaba preparado para unas semanas después.

Cuando abandonaron Reino Unido en febrero de 1964, unos cuatro mil aficionados reunidos en Heathrow comenzaron a saludar y gritar cuando la aeronave despegó. I want to hold your hand había vendido 2,6 millones de copias en Estados Unidos durante las dos semanas anteriores, pero aún sentían cierta incertidumbre sobre el recibimiento que tendrían a su llegada. Al llegar al recién rebautizado Aeropuerto Internacional John F. Kennedy fueron recibidos por otra multitud vociferante, estimada en alrededor de tres mil personas. Su primera aparición estadounidense la llevaron a cabo en el programa The Ed Sullivan show en febrero de 1964, siendo vistos por aproximadamente 74 millones de espectadores (casi la mitad de la población del país por entonces). A la mañana siguiente un periódico escribió que The Beatles “no podían llevar la misma musiquilla cruzando el Atlántico”, pero un día después de su presentación de debut en Estados Unidos, por primera vez la beatlemanía se hizo ver en el Washington Coliseum. De vuelta a Nueva York el día siguiente, se presentaron con otra gran acogida en el Carnegie Hall. Después de una semana aparecieron en el Ed Sullivan show por segunda vez, antes de regresar a Reino Unido a finales de febrero. Durante la primera semana de abril habían logrado situar doce de sus canciones en el Billboard Hot 100, incluyendo los cinco primeros lugares. Esa misma semana, un tercer LP estadounidense se unió a los otros dos que ya estaban en circulación. Los tres llegaron a los primeros lugares en la lista estadounidense de álbumes Billboard 200. El éxito que habían obtenido en Estados Unidos provocó la denominada invasión británica: la llegada de una serie de nuevas formaciones musicales británicas que lograron ser populares en Estados Unidos después de la llegada de The Beatles. El peinado del cuarteto, inusualmente largo para ese tiempo, continuó siendo objeto de escarnio de muchos adultos, pero ampliamente adoptado como emblema cultural de la juventud floreciente.

En junio de 1964 realizaron una gira internacional durante la cual la banda actuó en 32 conciertos en sólo 19 días, en países como Dinamarca, Hong Kong, Australia y Nueva Zelanda, y en todos ellos fueron recibidos con gran entusiasmo. Starr fue hospitalizado después de sufrir una amigdalectomía durante la primera mitad de la gira, y Jimmy Nicol fue el encargado de tocar la batería durante su ausencia. En agosto volvieron a visitar Estados Unidos, con una gira de 30 conciertos en 23 ciudades. Generando una aclamación inmensa una vez más, la gira atrajo entre diez y veinte mil aficionados en todos los conciertos. Sin embargo, su música apenas era audible. El sistema de amplificación en ese momento era modesto en comparación a los equipos modernos posteriores, y los pequeños amplificadores Vox que usaban tenían dificultades para competir con el alto volumen del sonido generado por los gritos de los fanáticos. Obligados a aceptar que ni ellos ni su público pudieran escuchar los detalles de sus actuaciones, la banda comenzó a aburrirse cada vez más de la rutina de los conciertos y las giras.

Al final de la gira de agosto, estando en Nueva York, les presentaron a Bob Dylan por iniciativa del periodista Al Aronowitz. Cuando lo visitaron en su suite del hotel, Dylan los inició en el consumo de cannabis. El historiador musical Jonathan Gould señaló la importancia musical y cultural de esta reunión, ya que los respectivos fans de los músicos eran “percibidos como habitantes de dos mundos culturalmente separados”: el público general de Dylan eran “chicos de la universidad con inclinaciones artísticas o intelectuales, un idealismo político y social naciente, y un estilo ligeramente bohemio” en contraste con la audiencia de The Beatles, que eran unos “verdaderos 'adolescentes', chicos de secundaria o primaria, cuyas vidas estaban totalmente envueltas en la comercializada cultura popular de la televisión, radio, discos de música pop, revistas, y la moda adolescente. Fueron vistos como idólatras, no como idealistas”. Seis meses después de la reunión, “Lennon habría de hacer grabaciones en donde imitaría abiertamente el tono nasal de Dylan (de estilo frágil) y su personalidad vocal introspectiva”. Al cabo de un año, Dylan “procedería (con la ayuda de un grupo de cinco personas y una guitarra eléctrica Fender Stratocaster) a sacudirse su fama de autor folk auténtico que permanentemente llevaba a sus espaldas”; “se habrán evaporado casi las diferencias entre el público del folk y el rock”; y la audiencia de The Beatles “mostraría signos de crecimiento intelectual”.

La falta de interés de la compañía discográfica Capitol Records durante 1963 no pasó desapercibida para la competencia, de manera que United Artists Records alentó a su división de cine United Artists a ofrecerles un contrato cinematográfico con la esperanza de poder llegar a un acuerdo discográfico con ellos. Dirigida por Richard Lester, A hard day's night los involucró durante un periodo de tres semanas entre marzo y abril de 1964 para el rodaje de la película, que se trataba de un vehículo promocional que relataba tres días en la vida de los Beatles y reflejaba los fenómenos de arrebatado paroxismo que el grupo desencadenaba allá por donde pasase. El director, Richard Lester, dio al filme un tono de humor surrealista, destrozando con el montaje las nociones de espacio y tiempo, como se pone de manifiesto en la escena en que los Beatles están a la vez dentro del tren y corriendo para tomarlo..El estreno de la película tuvo lugar en Londres y Nueva York en julio y agosto, respectivamente, y fue un éxito internacional. Estrenada en la cúspide de la beatlemanía, fue muy bien recibida por la crítica cinematográfica, convirtiéndose así en una de las películas más célebres de la historia en su género. Según Allmusic, la banda sonora de la película, A hard day's night, hizo que se les viese como “una verdadera banda cohesionada. Todas las influencias dispares de sus dos primeros álbumes se habían fundido esta vez de forma brillante, alegre y original, llena de sonidos de guitarras”. Este “sonido de guitarra” fue principalmente producto de Harrison y su guitarra eléctrica de 12 cuerdas Rickenbacker.

Su cuarto álbum de estudio, Beatles for sale, vio el comienzo de un serio conflicto entre el comercialismo y la creatividad. Grabado entre agosto y octubre de 1964, se tuvo la intención de continuar con el formato establecido en A hard day's night, que, a diferencia de los primeros dos LP, incluía únicamente composiciones originales de ellos. Reconociendo el desafío que planteaba dar constantes conciertos por todo el mundo, sus esfuerzos de componer nuevas canciones fueron en vano. Finalmente, fueron incluidas seis versiones en su nuevo álbum de estudio. Lanzado a principios de diciembre, sus ocho canciones originales destacaron por la creciente madurez que mostraba el material producido por la asociación Lennon-McCartney.

En abril de 1965, estando Lennon y Harrison cenando por invitación en casa de su dentista, consumieron LSD que este último había añadido secretamente en sus cafés. Posteriormente, ambos músicos experimentaron deliberadamente con esta droga, uniéndose a ellos Starr en una ocasión. McCartney se mostró al principio renuente a probarla, pero finalmente lo hizo en 1966, y más tarde se convirtió en el primero en hablar públicamente sobre ello, declarando en una entrevista a una revista que “me hizo abrir los ojos” y “me hizo un mejor, más honesto, y más tolerante miembro de la sociedad”. La controversia surgió en junio de 1965, cuando la Reina Isabel II los designó como miembros de la Orden del Imperio Británico (MBE). Los propuso el Primer Ministro Harold Wilson, el que fuera antes miembro del Parlamento por Huyton, distrito de Liverpool. El nombramiento (en ese tiempo concedido fundamentalmente a veteranos de guerra y a líderes civiles) provocó que algunos receptores del MBE protestasen devolviendo la insignia.

La segunda película de The Beatles, Help!, de nuevo dirigida por Lester, fue estrenada en julio de 1965. Descrita principalmente como «una parodia de las películas de James Bond”, la película fue recibida tibiamente por la crítica y por ellos mismos. McCartney comentó: “Help! era estupenda, pero no fue nuestra película, éramos como una especie de estrellas invitadas. Fue divertido, pero básicamente, como idea para una película, estuvo un poco errada”. Su banda sonora, el quinto álbum de estudio de la agrupación, contenía material original con solo dos canciones versionadas, Act naturally (del cantante de country Buck Owens ) y Dizzy Miss Lizzy (de Larry Williams). Lennon era el cantante y compositor dominante en ella, incluyendo los dos singles extraídos del álbum: Help! y Ticket to ride. En Help! se les vio con una mayor utilización de doblajes vocales y la incorporación de instrumentos clásicos en sus arreglos, especialmente el cuarteto de cuerdas de la balada Yesterday. Compuesta por McCartney, quien la tituló originalmente como Scrambled eggs, Yesterday posee el récord de ser la canción más versionada de la historia de la música. La canción final del LP, Dizzy Miss Lizzy, se convirtió en el último tema que versionaron e incluyeron en un álbum. Con la excepción del álbum Let it be, que contenía la canción popular tradicional de Liverpool Maggie Mae, todos sus discos posteriores incluyeron sólo material original.

A mediados de agosto, en su tercera visita a Estados Unidos, llevaron a cabo el concierto en el Shea Stadium de Nueva York, ante una multitud de 55 mil personas. Otros nueve conciertos le siguieron en otras ciudades de Estados Unidos, también con gran éxito. Hacia el final de la gira, a finales de agosto de 1965, visitaron a Elvis Presley en su mansión de Bel-Air. En la sala de Elvis tocaron y discutieron sobre el negocio musical e intercambiaron anécdotas personales. En septiembre de 1965 se estrenó una serie estadounidense de dibujos animados de The Beatles, transmitida los sábados por la mañana en la televisión que los tenía como protagonistas. La serie se hacía eco del humor de la película A hard day's night. Los episodios originales, aunque producidos hasta 1967, siguieron apareciendo durante dos años más, hasta 1969.

Rubber soul, lanzado a principios de diciembre de 1965, fue aclamado por la crítica como un gran paso en la madurez y la complejidad de su música, con grandes melodías y más efectos de sonido. Según George Martin, “habíamos estado haciendo discos más bien como una colección de singles; ahora realmente comenzábamos a pensar en álbumes como un poco de arte en sí mismos”. El biógrafo y crítico musical Ian MacDonald comentó que con Rubber soulThe Beatles “recuperaron la dirección que habían comenzado a perder durante las últimas etapas con su trabajo en Beatles for sale”. Después de que en Help! incursionasen en el mundo de la música clásica con cuerdas y flautas, la introducción en Rubber soul de un sitar en Norwegian wood (this bird has flown) marcó un avance más allá de los límites tradicionales de la música rock. Además, también demostró que Lennon y McCartney estaban menos complementados en sus composiciones, cada vez más diferentes entre sí (aunque seguían compartiendo crédito oficial). Su alcance temático estuvo en plena expansión, englobando los aspectos más complejos del romance y otro tipo de preocupaciones en sus canciones. Como sus letras se hicieron más ingeniosas, los fans comenzaron a estudiarlas para encontrar su verdadero significado. Se especuló que Norwegian wood podría referirse al cannabis. En 2003, la revista Rolling Stone clasificó a Rubber soul en el puesto número 5 de Los 500 mejores álbumes de todos los tiempos, y el álbum es descrito por Allmusic como “uno de los discos clásicos en el género musical folk rock”. La canción In my life, de la que ambos se consideraban compositores principales, es considerado un punto culminante en el catálogo compositivo Lennon–McCartneyHarrison denominó a Rubber soul su "álbum favorito", y Starr se refería a él como “el disco de despegue”. De acuerdo con Lennon y McCartney, sin embargo, este fue “sólo un álbum más”. El ingeniero Norman Smith vio claros signos de los crecientes conflictos que tenían durante las sesiones de Rubber soulSmith dijo más tarde que “el enfrentamiento entre John y Paul se hacía cada vez más evidente”, y “en lo que se refiere a PaulGeorge no podía hacer nada bien”.

Fuentes: https://es.wikipedia.org, https://en.wikipedia.org, http://www.biografiasyvidas.com, http://www.todomusica.org, http://biografia-beatles.blogspot.com.es, http://www.alohacriticon.com, http://historiasderock.es.tl, http://masbeatles.blogspot.com.es, http://www.imdb.com, http://www.lahiguera.net, http://www.last.fm, http://rincondesconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

My Bonnie, Cry for a shadow, The saints, Why (The Beatles with Tony Sheridan & guests)

Ain't she sweet, Sweet Georgia brown (Ain't she sweet -con Tony Sheridan)

Let's dance, What'd I say (The Beatles' first)

I saw her standing there, Misery, Anna (go to him), Please please me, Love me do, P.S. I love you, Baby it's you, Do you want to know a secret?, Twist and shout (Please please me)

It won't be long, All I've got to do, All my loving, Don't bother me, Please Mr. Postman, Roll over Beethoven, Hold me tight, I wanna be your man, Devil in the heart, Not a second time (With The Beatles)

From me tou you, She loves you (Twist and shout)

Long tall Sally, I'll get you (The Beatles' second album)

I want to hold your hand (The Beatles' long tall Sally)

A hard day's night, I should have known better, If I fell, And I love her, Can't buy me love, You can't do that, I'll be back (A hard day's night)

I'll cry instead, Things we said today, Any time at all, When I get home, Tell me why (Something new)

No reply, I'm a loser, Rock and roll music, I'll follow the sun, Kansas City/Hey-hey-hey-hey!, Eight days a week, Words of love, Every little thing, I don't want to spoil the party, What you're doing (Beatles for sale)

I feel fine, I'll be back (The Beatles '65)

Eight days a week, You like me too much, I don't want to spoil the party, Words of love, What you're doing, Dizzy Miss Lizzie, Tell me what you see, Every little thing (Beatles VI)

Help!, The night before, Another girl, You've got to hide your love away, You're going to lose that girl, Ticket to ride, Act naturally, Tell me what you see, Yesterday (Help!)

Drive my carNorwegian wood (this bird has flown)You won't see meNowhere manThink for yourselfMichelleGirlIn my lifeRun for your lifeI've just seen a face (Rubber soul)

Vídeos:

Please please me, I saw her standing there, Love me do y Twist and shout, de su primer álbum Please please me:

Please please me - The Beatles


I saw her standing there - The Beatles


Love me do - The Beatles


Twist and shout - The Beatles


All my loving, It won't be long y Please Mr. Postman, del álbum With The Beatles:

All my loving - The Beatles


It won't be long - The Beatles


Please Mr. Postman - The Beatles


She loves you y From me tou you, de The Beatles' second album:

She loves you - The Beatles


From me tou you - The Beatles


I want to hold your hand, del álbum The Beatles' long tall Sally:

I want to hold your hand - The Beatles


A hard day's night, And I love her, Can't buy me love, I should have known better y If I fell, del álbum A hard day's night:

A hard day's night - The Beatles


And I love her - The Beatles


Can't buy me love - The Beatles


I should have known better - The Beatles


If I fell - The Beatles


Eight days a week, What you're doing y Rock & roll music, del álbum Beatles for sale:

Eight days a week - The Beatles


What you're doing - The Beatles


Rock & roll music - The Beatles


I feel fine, del álbum The Beatles '65:

I feel fine - The Beatles


Help!, The night before, Ticket to ride, You're going to lose that girl, You've got to hide your love away y Yesterday, del álbum Help!:

Help! - The Beatles


The night before - The Beatles


Ticket to ride - The Beatles


You're going to lose that girl - The Beatles


You've got to hide your love away - The Beatles


Yesterday - The Beatles


Girl, Drive my car, Michelle, Nowhere man y In my life, del álbum Rubber soul:

Girl - The Beatles


Drive my car - The Beatles


Michelle - The Beatles


Nowhere man - The Beatles


In my life - The Beatles

2 comentarios:

Eduardo García dijo...

Qué decir sobre ellos.
Para mí uno de los mejores grupos de todos los tiempos.
Saludos sintéticos.

JL dijo...

Siempre es reconfortante revisar la discografía de los de Liverpool y descubrir cómo surgieron y cómo se desarrolló su carrera. Había muchas cosas de ellos que no sabía aunque formasen parte del acervo popular y las sepa medio mundo.

Con esta entrada comienza una serie de semanas dedicadas al grupo y a las carreras de sus integrantes.

Saludos sintéticos, Eduardo