domingo, diciembre 28, 2014

Grandes álbumes: MASSIVE ATTACK - Mezzanine

Mezzanine es el tercer álbum de estudio del grupo británico Massive Attack, enmarcado por completo, como sus anteriores trabajos, en el ámbito del trip-hop. Publicado en abril de 1998 por Virgin Records, supone un punto de inflexión en la carrera discográfica de la banda liderada por Robert Del Naja, debido fundamentalmente al acercamiento a terrenos musicales más oscuros.

Hablar de Massive Attack es hablar de los padres del trip-hop, junto con bandas como Portishead o Tricky. Un estilo derivado de la música electrónica de finales de los 80 y principios de los 90, breakbeat principalmente, y que se caracteriza por ser generalmente tranquilo (dominado por downtempos), oscuro, relajante, sugerente y excitante. Massive Attack llevan en escena desde 1988, y siempre se les ha considerado un gran referente ya que, además de ser de los pilares del estilo, el carácter de la banda es ecléctico y suelen incorporar muchísimas novedades disco tras disco.

Descrito como una evolución del hip-hop, el trip-hop es un cambio de rumbo, siguiendo un sendero más oscuro y complejo. Si bien el término fue originalmente creado para describir la música de DJ Shadow, pionero del sonido en América, éste sin duda nació, creció y alcanzó su máximo esplendor en tierras británicas.

Massive Attack es una agrupación formada en el seno del colectivo artistico The Wild Bunch, formada primeramente por "3D" (Robert Del Naja), "Daddy G" (Grant Marshall), "Mushroom" (Andy Vowles) y "Tricky" (Adrian Thaws). Aunque siempre han expresado su desagrado por ser clasificados dentro del trip-hop, son considerados los padres del género. Junto con Morcheeba y Portishead, también originarios de la misma ciudad, son exponentes de lo que se conoce como Sonido Bristol.

En esta su tercera producción, ya sin la colaboración de Tricky, que ya había comenzado su carrera en solitario, Massive Attack alcanzó la cumbre de las listas de Reino Unido. Con sonidos mas orientados hacia la música electrónica y el rock, fue muy bien recibido por la crítica y sus seguidores, considerado como un disco de culto y como una muy importante evolución de la banda a un sonido más maduro. Tras la producción del disco, "Mushroom", alegando diferencias creativas, y que no acababa de asumir el nuevo cariz que había tomado el grupo, abandonaba la banda debido al distanciamiento musical del hip-hop y a su desagrado por las giras, decidiendo pasar mas tiempo con su familia.

Massive Attack entraron con fuerza y velocidad con su clásico debut Blue lines de 1991 y refinaron su sonido con el lánguido y con aroma skunk Protection de 1994. Fue con Mezzanine (1998), sin embargo, con el que el grupo de Bristol encontró su rascacielos creativo. Con ilustres invitados como el veterano Horace Andy y Elizabeth Fraser de Cocteau Twins, es uno de los éxitos más excitantes de la década, con una mezcla paranoica de líneas de bajo balanceantes, unas tiras de punteos de guitarra, exóticos rugidos y ocasionales rayos de luz pálida. El anterior disco de Massive Attack preguntaba al oyente si se sentía cómodo; Mezzanine se esforzó por trastornar y desestabilizar.

Mezzanine es el álbum más políglota de Massive Attack. El producto natural de la banda fue una práctica "colectiva" de muchos cocineros, con fondo multirracial y amplio equipo de influencias. Todo ello fue confirmado por el productor Neil Davidge, esencialmente un cuarto miembro de la banda a lo largo de las sesiones y parte central del grupo desde entonces. Davidge señaló que, en esencia, Mezzanine era "muy Bristol": "Blue e lines y Protection casi se sienten como si se hubiesen hecho en Londres, no en Bristol; y Mezzanine tiene ese tono de post-punk, tiene ese tono de reggae, tiene un poco de funk, tiene casi un poco de jazz a veces, un poco de rock progresivo... es una verdadera mezcla de todas las influencias de los miembros de la banda, entre los que me incluyo yo y otros colaboradores. Realmente parece que ese álbum resume esa unidad de influencias de toda la gente".

En Mezzanine, el trío de Bristol abandonó su influencia del jazz y el soul, presente en sus dos primeros álbumes, para abrazar sonidos oscuros, densos y saturados de guitarras, invocando el trasfondo oscuro que siempre había estado presente en la música del colectivo, que han acabado marcando sus sucesivas producciones hasta la actualidad. La humareda melódica de Mezzanine envuelve al oyente y se enrosca en sus oídos como una serpiente. El disco nos devuelve a los Massive Attack más sugerentes y desasosegantes, consiguiendo ir más allá del trip-hop merced a unas líneas de bajo palpitantes, a unos ritmos robados del hip-hop más tenebrista y a la inclusión de instrumentación tradicional, como guitarras o incluso sitares. No parecían haber cambiado, simplemente habían continuado el proceso creativo que dejaron aparcado para grabar Protection. Sin la engañosa máscara del trip-hop, rebuscando en su propio sonido.

Mezzanine es bastante distinto a los discos anteriores de la banda, los elementos negros de su música, que habían caracterizado en gran medida a Blue lines y Protection, se encuentran aquí más diluidos. Se sigue encontrando influencias del hip hop. Por ejemplo, hay sampleos de temas de The Cure, Led Zeppelin en Man next door), de The Velvet Underground en Rising son, de Manfred Mann en Black milk (en 1998 Manfred Mann demandó a Massive Attack por la utilización no autorizada de este sample de su canción Tribute, del álbum de 1972 Manfred Mann's Earth Band; la canción posteriormente fue editada como Black melt en versiones posteriores y en actuaciones en vivo, con el sample retirado), y de Isaac Hayes en (Exchange). Pero la misma elección de estos samples van mostrando la diferencia que hay respecto a sus primeros discos, en los que sampleaban sobre todo música negra o bailable, mostrando un mayor acercamiento al rock del que antes habían tenido (si bien Protection cierra con un cover de Light my fire).

También hay canciones en las que todavía predomina el rapeo, como Risingson, así como otras en las que se nota bastante la fuerza del soul, como Exchange. En el disco pusieron sus voces a las canciones artistas de la talla de Horace Andy, Elizabeth Fraser y Sara Jay; y las funciones de productor recayeron en Neil Davidge, además del trío de Bristol. También trabajaron en el álbum Angelo Bruschini (guitarras), John Harris, Bob Locke y Winston Blisset (bajo), Andy Gangadeen (batería), Dave Jenkins y Michael Timothy (teclado adicional), Jan Kybert (protools), Lee Shepherd (ingeniero), Mark 'Spike' Stent (mezclador), Jan Kybert y P-Dub (asistentes de mezcla), Tim Young (cut), Nick Knight (fotografía) y Tom Hingston (director de arte).

Tras su publicación, Mezzanine fue aclamado por la crítica especializada, la cual se encargó de encumbrar el disco, calificándolo como una joya musical. Ese entusiasmo sería también compartido por sus más acérrimos fans, los cuales se mostraron encantados de la nueva vertiente tomada por el grupo. El uso de guitarras eléctricas distorsionadas es uno de los sellos de identidad del disco.

Como cualquier artista bendecido o maldecido con la reputación de estar a la vanguardia de un género musical, Massive Attack nunca se sintieron cómodos siendo apodado los padres del trip-hop. Habiendo producido dos clásicos del dub, del reggae para pistas de baile y del terror urbano neblinoso, Mezzanine los mostró produciendo algo más atrevido. Cuatro años después de Protection, éste fue el álbum que los vio cimentar su reputación como productores, además de causar una división dentro de sus filas que nunca podría ser curada.

Se había prescindido de la voz entrecortada y susurrante de Tricky, así como de la monótona y más respetuosa de Tracey Thorn. Pero el cantante de reggae Horace Andy permanecía, protagonizando dos de los cortes más destacados del álbum, su dulce tono contrastando en la profusa en guitarras Angel, y la espeluznante paranoia de Man next door, un problemático cuento de angustia urbana que evoca magistralmente la intensidad de la olla a presión de un día habitual en Kingston, Jamaica.

Cuando una banda publica un álbum de debut que obliga a la creación de toda una nueva etiqueta (trip-hop), el listón se pone a una altura muchas veces insalvable. Es lo que a Massive Attack le podría haber sucedido fácilmente tras la publicación de su impresionante primer trabajo, Blue lines. Un disco que por sí solo justificaba entrar en la historia de la música. Sorprende bastante, por tanto, que fueran capaces de doblar la apuesta siete años después, con Mezzanine.

Tras un segundo álbum de producción impecable, pero tradicionalmente peor visto que su debut, y con todos los fans esperando un refinamiento aún mayor de su propuesta musical, Massive Attack se descolgaban con un trabajo más evolucionado y diferente, en el que la presencia de guitarras distorsionadas y ecos de los The Cure más góticos, voces cercanas y por momentos cristalinas, y la creación de atmósferas apoyadas en melodías electrónicas, sampleos y ritmos milimétricamente elegidos, dan como resultado uno de los mejores discos en la historia de la música electrónica y la apertura de nuevos horizontes sonoros para los que ya no se encuentran etiquetas (quizá porque "soul gótico" se queda corto, y "nueva música electrónica" demasiado generalista).

Fue el primer álbum producido por Neil Davidge, junto con el grupo. El álbum completo fue puesto a disposición en su página web para su descarga legal muchos meses antes de que se anunciase el lanzamiento físico. Fue uno de los primeros usos a gran escala del formato MP3 por una organización comercial. En lo estrictamente musical, este trabajo significó que se establecieran como banda en directo e incorporaran sonidos de instrumentos en vivo, junto con los habituales samples, aunque en formas mucho más abstractas y ambientales.

La "unidad" del grupo formada por el triunvirato central Robert '3D' Del Naja, Andrew 'Mushroom' Vowles y Grant 'Daddy G' Marshall, todavía permanecía, aunque Tricky había abandonado el redil tras desacuerdos con 3D. Pero, en última instancia, Mezzanine marcó una redefinición de lo que en realidad era Massive Attack: "habían tenido un gran éxito comercial antes de eso, pero ahora eran mucho más una nueva banda, todavía aprendiendo sobre cómo ser una banda y sobre lo que una banda es realmente. Hasta esa etapa habían sido un equipo de DJ, un colectivo. Así que, de alguna manera, buscaban otro miembro para la banda". Ese proceso de metamorfosis tuvo sus bajas, con Vowles dejando el grupo poco después de que la grabación hubiese terminado", comentaba Davidge.

Davidge pertenecía a la misma constelación de músicos y productores que se agrupaban alrededor de los estudios Coach House de Bristol, donde se grabaron Blue lines y Dummy de Portishead. Inicialmente contratado para trabajar con Massive Attack durante seis meses (la banda estaban planeando terminar el álbum con el ex-colaborador Nellee Hooper), Davidge se convirtió en un miembro central del grupo. "Trabajamos los seis meses, teníamos un montón de ideas, nosotros seguimos trabajando en cosas; y tres años más tarde, teníamos un álbum". Principalmente llevaron a cabo las sesiones en Bristol, aunque la banda también pasó tiempo de grabación en Londres y Cornwall".

Para el nuevo énfasis de continuar como una "banda", la grabación se consideraba un proceso sedimentario, con Davidge a menudo siendo el único miembro constante con el resto de la banda yendo y viniendo". "Mushroom entraría en el estudio y pasaríamos un par de horas juntos, entonces G entraba y Mushroom probablemente saldría a hacer recados u otra cosa, y entonces tal vez o no volvería al estudio. G estaría allí durante un buen rato y después saldría, y luego D volvería por la tarde o al anochecer. Desde el principio, teníamos el día dividido entre los diferentes contribuyentes".

Mezzanine tuvo muy buenas ventas y fue un gran éxito en Reino Unido y otros países de Europa. El álbum entró en la lista británica de álbumes en el número 1, y fue certificado Disco de platino por la industria fonográfica británica (BPI) en septiembre de 1998, y más tarde doble Disco de platino en julio de 2013. Sin embargo, no pudo compartir el mismo éxito en Norteamérica, donde sólo llegó al número 60 de la lista Billboard 200, y al número 51 en la lista canadiense de álbumes.

El álbum recibió, en su mayor parte, importantes elogios de la crítica, que destacó el nuevo sonido del grupo. Barney Hoskyns de Rolling Stone, aunque alabando el álbum, señaló sus defectos: "a veces ritmo y textura son explorados a expensas de melodías memorables y la ausencia del bizarro Tricky... sólo destaca el rap plano y monótono de 3-D del grupo". John Bush de Allmusic también tuvo palabras positivas para la canción Inertia creeps, diciendo que "bien podría ser su punto culminante, otro distintivo del núcleo del trío. Con atmósfera misteriosa, guitarras con tono borroso y una amplia variedad de efectos, la canción bien podría ser la mejor producción del mejor equipo de productores que el mundo de la electrónica haya visto".

Años después de que el álbum fuese lanzado, se colocó en varias listas de los mejores álbumes en Reino Unido e incluso en Estados Unidos. En 2000, la revista Q colocó Mezzanine en el número 15 en su lista de Los 100 mejores álbumes británicos de la historia. En 2003, el álbum ocupó el número 412 en lista de la revista Rolling Stone de Los 500 mejores álbumes de todos los tiempos.

Mezzanine fue número 1 en Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Irlanda y en la lista European Top 100, número 2 en Noruega, número 3 en Austria, Francia e Italia, número 4 en Bélgica-Flandes, Finlandia y Suecia, número 6 en Alemania y Suiza, y 60 en Estados Unidos.

La producción de Mezzanine fue un proceso estresante, con muchas tensiones presentes dentro del grupo. El álbum estaba destinado a ser lanzado en diciembre de 1997, pero se retrasó cuatro meses, con Del Naja pasando la mayor parte del tiempo en el estudio "elaborando canciones, destruyéndolas, rehaciéndolas por completo, y empezándolas de nuevo".

"Mezzanine fue un álbum muy impreciso en cuanto a la forma en que trabajamos, porque los miembros de la banda, según se informó mucho en aquel momento, no se estaban llevando bien. Yo estaba en el estudio trabajando con alguien del grupo, y en el momento que otro entraba, entonces dejaba a la persona con la que había estado trabajando y tenía que cambiar de canción porque no querían trabajar en esa canción que había comenzado, y ellos querían trabajar juntos en algo diferente. A veces yo estaba trabajando con quizás cuatro canciones diferentes en un solo día, lo que suponía una manera bastante desordenada de trabajar", declaró tiempo más tarde Neil Davidge en una entrevista.

El título inicial para trabajar en el álbum fue Damaged goods, que era el nombre del single de debut de Gang of Four. La portada misteriosa de patas negras sobre fondo blanco elegida respondió a la obsesión de Robert del Naja por los insectos. “En esa época ya había pintado sobre madera, metal y lienzo, pero quería captar algo más fotográfico y comencé con imágenes de arañas. Para la cara posterior del disco, quería el abdomen de una araña y desarrollar la idea de hacer ropa con la piel de este animal. Al final, se complicó mucho y me mostraron tomas de coleópteros, los cuales me parecieron hermosos”, declaró 3D en 2010.

El disco abre con Angel, un tema intencionadamente oscuro, un reggae futurista, meláncolico y sobrecogedor que parte con un loop muy característico del house, evolucionando desde la sutileza de sus primeras notas con un arranque instrumental de atmósfera misteriosa, a las cuales se le van añadiendo efectos poco a poco, hasta llegar al clímax máximo con la voz de Horace Andy, envuelta en un guitarreo estridente pero en un curioso segundo plano, incluso por debajo de la base rítmica, y repitiendo hasta la saciedad “To love you, love you, love you, love you…”. Bastante atractivo al oído, de hecho se podría decir que es un tema bastante versátil en varios sentidos, versátil al punto de que la banda brasileña Sepultura le hizo un cover. La excepcionalidad del tema le ha valido apariciones estelares, como en la película Snatch, en la cual es la música que acompaña a la acción durante una espectacular y sorprendente escena final.

El siguiente tema, Risingson, fue el primer single que se publicó, en junio de 1997, con el trío de nuevo mezclando sabiamente la electrónica y las guitarras para una moderna mirada al viejo estilo del rap, y el guiño de un sample de I found a reason de The Velvet Underground. Es bastante similar a Angel, no en su estructura, sino en lo oscuro de sus melodías, aunque ahora mezclado con un poco más de hip-hop y dejando las guitarras en segundo plano, a veces un poco disonantes, con coros femeninos difuminados al fondo y un estribillo poco común.

Teardrop, impactante balada futurista, perfectamente construída, mantiene la atención del oyente todo el tiempo, a pesar de su aparente simplicidad (sólo un loop de batería, un piano y sonidos afines). Acompañada por su famoso vídeo en el que el protagonista era un feto cantando desde el interior de su madre, es un agujero negro que sólo absorbe belleza y suspense a partes iguales, y destaca por la preciosa voz de la cantante Elizabeth Fraser, a la cual Mushroom y 3D conocieron en uno de los supermercados de la cadena británica Safeway. El tema fue reproducido por otros proyectos artísticos, como la serie House, serie dramática médica de la televisión estadounidense que fue emitida en la cadena Fox durante ocho temporadas, entre noviembre de 2004 y mayo de 2012, que la utilizó como tema de cabecera en su versión original.

Afortunadamente, el resto del álbum no supone una decepcionante cuesta abajo. Por el contrario, el listón se sigue manteniendo muy alto. Inertia creeps, acolchada por un ritmo machacón y sampleo de voces repetitivas, incorpora una melodía con reminiscencias árabes que le da un toque exótico y diferenciador al resto de canciones del álbum, además de una buen puñado de efectos. La lounge y bastante ambient Exchange; Dissolved girl, una exquisita porción de melodía encajada en un marco sonoro casi onírico, que suena de fondo mientras Neo, el protagonista de la película The Matrix, está buscando a Morfeo; el soul calmado y tecnificado de Man next door y Black milk; los numerosos cambios de estilo de Mezzanine, con la voz de Robert del Naja desde el quinto compás, casi un poema hablado y amenizado con la profunda voz de Grant Marshall; la bella mezcla de la etérea voz de Elizabeth Fraser acompañada de muy rockeras guitarras en la ambient Group four; y al final figura una versión modificada de Exchange, inteligentemente llamada (Exchange), que es básicamente una versión vocal del tema antes mencionado, un buen final para un disco icono de los 90s.

Sin embargo, uno de los puntos fuertes de Massive Attack es su indiferencia ante las modas pasajeras. En un campo donde la longevidad de una carrera es una contradicción en sus términos, el trío asiduamente anónimo de Bristol, se concedía el tiempo y el espacio para crear música con pretensión de ser duradera. Al igual que sus dos trabajos anteriores, el disco es un artefacto ricamente ecléctico e inclasificable, mezclando dub, rock, funk, jazz y hip-hop, e incluso krautrock, y mostraba una banda reinventándose para el próximo milenio. Asimismo, al igual que los dos anteriores discos, Mezzanine demuestra ejemplar gusto en sus cantantes invitados.

Mezzanine supuso un impacto a nivel de inspiración para tantos músicos superior incluso al que en su momento supuso la aparición de Blue lines. Mezzanine es un disco más rupturista, más abierto, más explorador de ideas y conceptos. Pocos discos de los años 90 pueden presumir de resultar un referente de primer nivel. Massive Attack pueden presumir de haberlo hecho dos veces.

Fuentes: http://www.hipersonica.com, http://www.mondosonoro.com, http://discos-miticos.lacoctelera.net, http://ratonesciegos.blogspot.com.es, http://es.wikipedia.org, http://persimusic.com, http://growlandia.com, http://en.wikipedia.org, http://extreme-cult.blogspot.com.es, http://melomanocturno.blogspot.com.es, http://www.factmag.com, http://www.allmusic.com, http://www.sputnikmusic.com, http://www.bbc.co.uk, http://www.rollingstone.com,


Listado de canciones:

1.-   Angel
2.-   Risingson
3.-   Teardrop
4.-   Inertia creeps
5.-   Exchange
6.-   Dissolved girl
7.-   Man next door
8.-   Black milk
9.-   Mezzanine
10.- Group four
11.- (Exchange)
12.- Superpredators


Vídeos:

Angel - Massive Attack


Risingson - Massive Attack


Teardrop - Massive Attack


Inertia creeps - Massive Attack


Exchange - Massive Attack


Dissolved girl - Massive Attack


Man next door - Massive Attack


Black milk - Massive Attack


Mezzanine - Massive Attack


Group four - Massive Attack


(Exchange) - Massive Attack


Superpredators - Massive Attack

2 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Genial álbum. Yo me inicié en en el Trip-Hop y en la electrónica con ellos y, la verdad, sigo pensando que éste es, seguramente, uno de los mejores álbumes de los noventa en su estilo, qué duda cabe.

Sensacional entrada la tuya.

JL dijo...

Yo no conocía en su tiempo a los Massive Attack, y cuando me pasaron este álbum para escucharlo, yo alucinaba con su sonido. Es uno de los discos que más me han roto las estructuras al escucharlo. Por supuesto, es uno de mis discos favoritos, y que sea tenido por uno de los mejores de los 90 en la mayoría de listas, para mí es completamente merecido.

Saludos y feliz año, Álex.