domingo, julio 28, 2013

Grandes álbumes: THE ALAN PARSONS PROJECT - Pyramid

Pyramid es el tercer LP de la banda de rock progresivo The Alan Parsons Project, publicado en mayo de 1978 por Arista Records. Es un álbum conceptual centrado en las Pirámides de Gizeh. En el momento en que el álbum fue concebido, el interés en las pirámides y Tutankamon y sus poderes y propiedades mágicas estaba generalizado en Estados Unidos y Reino Unido. Pyramid fue nominado para el premio Grammy por Mejor diseño de álbum no clásico en 1978. En las notas de los créditos se puede leer "...este álbum busca amplificar los inquietantes ecos del pasado y explorar los misterios sin resolver del presente. Pyramid... la última maravilla superviviente del mundo antiguo.

El álbum también coquetea con la new wave, un género que emergía en Gran Bretaña en la época de la grabación del álbum. Muchos artistas de progresivo y soft rock emplearon este estilo en sus álbumes durante el tiempo que abarca desde finales de 1977 a 1979. En este álbum, el género es ligeramente evidente, a través del ritmo, en canciones como Can't take it with you, e inmensamente en otras como Pyramania.

Aunque Pyramid no tenga una continuidad en la música, la tiene en la lírica. En las letras, a lo largo del disco, se puede apreciar una reflexión acerca del poder del destino sobre las ideas y proyectos de los humanos, simples criaturas mortales cuya esencial fragilidad se hace notar desde la perspectiva global de la historia y del orden del universo. Este concepto se refleja sobre todo en la canción que cierra la cara A del LP, Can't take it with you, en el que se sostiene la idea de que la muerte significa la interrupción de cualquier proyecto que se tenga en mente para el futuro. Como es costumbre en la mayoría de los trabajos del grupo, Pyramid comienza con una canción instrumental, Voyager, que es la introducción del tema What goes up... El disco, que pretende hacer una ojeada al pasado con la vista instalada en el presente, hace numerosas referencias a algunas de las 7 antiguas maravillas, especialmente a les Piràmides de Gizeh.

La portada del álbum, en la que figura Alan Parsons en pijama en la habitación de un hotel con vistas a las Pirámides de Gizeh, corrió a cargo de Hipgnosis, quienes ya trabajaron con The Alan Parsons Project en otros álbumes.

Mientras I robot y The eye in the sky generalmente disfrutan su parte justa de elogios, la tercera publicación de The Alan Parsons Project siempre ha luchado por el reconocimiento que tan sobradamente merece. Su cohesión conceptual y musical parece algo tan misterioso como el tema del álbum sí mismo. Incluso con seis vocalistas diferentes prestando sus talentos para el álbum, Pyramid sigue siendo un poco material medio standard de The Alan Parsons Project, que no sólo hacen que el tema del álbum evolucione alrededor de la mística de la pirámide, sino que también afecta a la fascinación del hombre con la superstición y sus poderes. Mientras no se trata de un álbum estelar, Pyramid completa la tarea de explicar musicalmente su concepto. Su naturaleza breve pero un ligeramente convincente crece después de unas pocas escuchas, pero el álbum sí mismo no es una necesidad.

La apertura instrumental de Voyager tambalea al oyente con un ambiente atmosférico que se podría esperar que estuviese destinado para una adecuada presentación cuadrafónica, y con su estilo provocador fija el tono para el estado de ánimo sobrenatural del álbum. El siguiente tema, What goes up..., prácticamente unido con el anterior, con coros de Eric Woolfson y una sólida orquesta clásica y arreglos corales de Andrew Powell, nos introduce al ambiente egipcio que Alan Parsons pretende crear, y pregunta por qué nada es duradero, incluso construir una pirámide. Colin Blunstone de The Zombies hizo su primera aparición con The Project cantando The eagle will rise again, una impresionante balada donde un muy joven faraón se esfuerza por conciliar a la Deidad que lo proclamó con las constantes inseguridades que cada niño que sufre. Curiosamente, esta balada de reflexión fue una de las favoritas que la prodigiosa Kate Bush escucharía repetidamente en los últimos años 70. De One more river, una canción rock con arreglos orquestales y saxo jazz, el propio Alan escribió en el disco: "es mejor que cualquiera de los temas que hicimos en I robot". El hit de radio Can't take it with you explica, en términos rigurosos, cómo todos los tesoros terrenales de Tutankamon acumulados a lo largo de su corta vida no se unirán con él en la siguiente, y nos pretende enseñar que nuestras almas son nuestro activo más importante, en el típico encanto del estilo de Parsons.

In the lap of the Gods, con una atmósfera más egipcia y un final orquestado con una explosión de coro de gran fuerza y belleza, y en la que John Leach añade cimbalón (dulcimer húngaro) y kantele (cítara finlandesa), es sin duda una de las mejores piezas de música experimental que Parsons y Woolfson han compuesto, ayudados por algunos de los mejores arreglos de orquesta que Andrew Powell nunca ha elaborado, pero también marca un punto de inflexión en el álbum donde el difunto Faraón yace en la tumba en su mausoleo singular, mientras que las multitudes que lo construyeron se regocijarán por los frutos de la tarea singular de su vida. Dada la sensación del peso del pensamiento melancólico a lo largo de Pyramid, Woolfson y Parsons sabiamente vieron la necesidad de introducir algo de humor.

A expensas de G. Patrick Flanagan y su merecida y cuestionable reivindicación del poder de la pirámide, Pyramania, con un comienzo muy a lo Dreamer de Supertramp, es una corta canción pop con letras simples sobre la obsesión con las pirámides, aumenta el mejor concepto del álbum, acompañado por una ejecución excitante de teclados y un medio acogedor, conformando una parodia en la orgullosa tradición Rodgers & Hammerstein. Hyper-gamma-spaces es otro instrumental ambiental de Alan Parsons, más electrónico que orientado al rock progresivo, pretendiendo acercarse al sonido de Jean-Michel Jarre o de Kraftwerk, pero definiendo distintivamente el sonido propio de Alan Parsons, hace languidecer una mezcla surround cuadrafónica en SACD de Sony. Shadows of a lonely man cierra de manera épica, aunque sombría, en modo de balada suave que comienza con un corto solo de piano, seguido por orquesta y vocales, evocando el espíritu de los faraones muertos revoloteando silenciosamente sobre sus tesoros terrenales en una exhibición de museo como transeúntes que examinan con grados variables de interés, y sirve como un recordatorio del hecho de que todos los hombres y todas las cosas, no importa cómo sean de grandiosas, comparten el destino común de la muerte y el olvido.

Pyramid fue número 26 en Estados Unidos, figurando 9 semanas en el Top 40 y obteniendo Disco de Oro, y 49 en Reino Unido.

Listado de canciones:

1.-   Voyager
2.-   What goes up...
3.-   The eagle will rise again
4.-   One more river
5.-   Can't take it with you
6.-   In the lap of the gods
7.-   Pyramania
8.-   Hyper-gamma-spaces
9.-   Shadow of a lonely man

Edición remasterizada 2008:
10.- Voyager/What goes up/The eagle will rise again (instrumental)
11.- What goes up/Little voice (early version demo)
12.- Can't take it with you (early version demo)
13.- Hyper-gamma-spaces (demo)
14.- The eagle will rise again (alternate version - backing track)
15.- In the lap of the gods (Part I - demo)
16.- In the lap of the gods (Part II - backing track rough mix)

Vídeos:

Voyager + What goes up... - Alan Parsons Project


The eagle will rise again - Alan Parsons Project


One more river - Alan Parsons Project


In the lap of the gods - Alan Parsons Project


Can't take it with you - Alan Parsons Project


Pyramania - Alan Parsons Project


Hyper-gamma-spaces - Alan Parsons Project


Shadow of a lonely man - Alan Parsons Project


Can't take it with you (early version demo) - Alan Parsons Project


Hyper-gamma-spaces (demo) - Alan Parsons Project


The eagle will rise again (alternate version - backing track) - Alan Parsons Project


In the lap of the gods (Part I - demo) + (Part II - backing track rough mix) - Alan Parsons Project

2 comentarios:

Savoy Truffle dijo...

Éste disco, sin discusión, y bajo mi modesto punto de vista es el mejor de Alan Parsons Project. Tiene todo lo que definía el estilo del grupo, temas electrónicos, baladas con la voz de Wolfons, y esos arreglos orquestales maravillosos de Powel, pero sobre todo composiciones. Temas como One more river o The eagle will rise again los habré oído miles de veces, y el disco ni te cuento.
Además el concepto del álbum con el tema de las pirámides, le hizo ser casi de culto.

¿Quien no se acuerda cuando veía un partido de fútbol en los 80, y se cortaba la conexión y te ponían una imagen fija de una portería y un balón y sonaba Hyper-Gamma Spaces?

Glorioso.

Un saludo.

JL dijo...

Un disco redondo. Para mí, el mejor del grupo sin discusión. Quizá muchos prefieran The eye in the sky o The return of a friendly card, pero Pyramid no se deja invadir demasiado todavía por la comercialidad, y aparte del concepto al uso del momento sobre el tema de las pirámides, el disco es completísimo.

Saludos, Savoy Truffle