miércoles, julio 01, 2015

THE WAR ON DRUGS/KURT VILE

The War on Drugs es una banda de rock indie estadounidense de Filadelfia formada en 2005, compuesta por Adam Granduciel (vocales, guitarra), David Hartley (bajo), Jon Natchez (saxofón), Robbie Bennett (teclados), Charlie Hall (batería) y Anthony LaMarca (guitarra). Gracias a Lost in the dream, uno de los mejores álbumes editados en 2014, The War on Drugs ahora se identifican como uno de los grupos más interesantes e innovadores de la nueva música americana. En sólo tres discos se han administrado para dibujar una estética absolutamente personal y para localizar un sonido capaz de darles una caracterización precisa.

The War on Drugs mezclan las guitarras a gran escala de Sonic Youth y My Bloody Valentine con un sentido melódico y perspectiva lírica que recuerda a Bob Dylan rugiendo en Highway 61. Ciertamente hay señales de los mejores bardos americanos (Dylan, Petty, Springsteen). Sin embargo, The War on Drugs son lo suficientemente sabios para explotar esas señales también o enviarlas al espacio exterior cuando el momento lo requiere. Adam Granduciel y Kurt Vile eran unos enamorados del folk-rock locuaz de Dylan, con su mezcla de guitarras acústicas y eléctricas. Pero también les gustaba la grandeza trascendente de los paisajes sonoros con texturas creados por los músicos y productores Brian Eno y Daniel Lanois, con algunas acometidas de guitarra de los Sonic Youth.

En 2003, Adam Granduciel se trasladó desde Oakland, California, a Filadelfia, donde conoció a Kurt Vile en una fiesta, quien también se había trasladado a Filadelfia después de haber vivido en Boston durante dos años. El dúo posteriormente comenzó a escribir, grabar e interpretar música juntos. Vile indicó, “Adam fue el primer amigo que conocí cuando regresé a Filadelfia en 2003. Coincidíamos en nuestra visión sobre un montón de cosas. Estaba obsesionado con Bob Dylan en aquel tiempo y estábamos totalmente sumergidos en ese tema. Empezamos a tocar juntos en los primeros días y él formaba parte de mi banda, The Violators. Finalmente terminé tocando en The War on Drugs”.

Los primeros pasos se gestaron alrededor de la indecisión entre tocar por diversión o renunciar a sus empleos para dedicarse a tiempo completo a su pasión por la música. Granduciel y Vile comenzaron a actuar como The War on Drugs en 2005, convirtiéndose en habituales en los clubes de Filadelfia, y autopublicando un demo EP. En relación con el nombre de la banda, Granduciel señaló, “mi amigo Julian y yo lo concebimos hace unos pocos años alrededor de un par de botellas de vino tinto y unas máquinas de escribir cuando vivíamos en Oakland. Estábamos escribiendo mucho entonces, trabajando en un diccionario, y me salió que éramos como 'the war on drugs, eh, un buen nombre de banda’, así que cuando finalmente me mudé a Filadelfia y formé un grupo, usé ese nombre. Era eso o The Rigatoni Danzas. Creo que tomamos la decisión correcta. Pensaba que era el tipo de nombre con el que podría grabar todo tipo de música diferente sin ningún tipo de previsibilidad inherente en el nombre”.

Mientras Vile y Granduciel formaron la columna vertebral de la banda, se hicieron acompañar por un número de acompañantes en los inicios de la carrera del grupo, antes de establecerse finalmente en una formación que agregó a Charlie Hall como batería/organista, Kyle Lloyd como baterista, y Dave Hartley en bajo. Granduciel había hecho previamente una gira y grabado con The Capitol Years, y Vile tenía ya varios álbumes en solitario.

El grupo autoeditó a principios de 2008 su EP de cinco demos Barrel of batteries, entre los que destacan Arms like boulders (un alt-folk que que suena a Dylan o Waterboys, y riffs de guitarras casi shoegaze), Buenos Aires beach (que el año siguiente formaría parte de su primer álbum oficial) y Pushing corn. Grabado en un 8 pistas digital y distribuido mediante descarga gratuita, Barrel of batteries no tardaría en recibir comentarios positivos, mientras la buena reputación de la banda en vivo contribuyó a que fuesen firmados por el sello Secretly Canadian, que lanzó su primer LP Wagonwheel blues en 2008.

Wagonwheel blues es un disco basado en el tema de los viajes, capaz de dibujar incluso en los sonidos y ritmos de las canciones los vagones de un tren que se mueve de costa a costa a principios de los años de la Gran depresión y las agitaciones del Verano de amor. Una bella imagen, en agudo contraste con el frenético mundo contemporáneo, en el cual las distancias tienden a anularse. Dentro de Wagonwheel blues se respira el olor del asfalto y de la carretera quemados por el sol, gracias a nueve canciones en constante equilibrio entre pasado y presente, agradable de escuchar, en el que se narran las aventuras de las personas comunes.

Musicalmente, el álbum representa una fusión entre la influencia de la tradición de cantautor Dylan/Springsteen/Petty y del experimentalismo alt-country vanguardista de los Wilco de la época de Jim O'Rourke (Yankee Hotel foxtrot o A ghost is born), con guitarras disonantes de Sonic Youth haciendo de contrapunto, que invocaban abiertamente instrumentales como There is no urgency. Wagonwheel blues destaca por contener un sabor clásico, pero en el que se injertan ruidos y sonidos modernos. Sin embargo, el álbum puede resultar caótico a veces, como si la banda aún no hubiese logrado encontrar el equilibrio óptimo para transmitir suavemente todas las ideas y soluciones de sonido que poblaban su cabeza, aunque pronto darían con la fórmula.

Tras el lanzamiento del álbum y posterior gira europea, Kurt Vile dejó la banda para centrarse en su carrera como solista, afirmando después, “sólo fui a la primera gira europea cuando salió su disco, y luego básicamente me fui de la banda. Sabía que si me quedaba con ellos, dedicaría a ella todo mi tiempo, y mi meta era tener mi propia carrera”. El miembro de Kurt Vile & The Violators, Mike Zanghi, se unió a la banda en aquel momento, y Vile declaraba, “Mike fue mi primer batería y después, cuando salió el primer disco de The War on Drugs, pensé en prestar a Mike para para la gira europea de Adam, pero luego sólo tocó con ellos todo el tiempo”.

La formación experimentó varios cambios, y a finales de 2008, además de Kurt Vile, Charlie Hall y Kyle Lloyd salieron del grupo. En aquel momento, a Granduciel y Hartley se sumó el baterista Mike Zanghi. Con esta formación elaborarían el EP Future weather, que serviría como un puente para el álbum siguiente, mostrando el progreso de su trabajo en las canciones, que sería posteriormente perfeccionado en 2010. Después de la salida de Zanghis en 2010, Steven Urgo asumió sus funciones en los tambores, y el multi-instrumentista Robbie Bennett se unió en los teclados.

El segundo álbum de estudio de la banda, Slave ambient, fue publicado con aclamación generalizada de la crítica en 2011 y extensas giras promocionales. The War on Drugs ya sonaban en este disco más perfeccionados y refinados, consolidando el hinterland roots/americana en un crisol de psicodelia, sonido shoegazing, Paisley y rock alternativo con claras ascendencias velvetianas. Lo que más impresionaba era la fuerza impulsora y evocadora del wall of sound construido en la interacción entre el jingle-jangle de la guitarra (Vile hizo un retorno informal en algunas canciones) y el ambiente atmosférico y ensoñador que emanaba de sintetizadores y teclados.

La influencia del country-rock dylaniano seguía siendo claramente evidente (particularmente en las canciones cantadas por Granduciel) en canciones como Brothers, la inicial Best night con su guitarra semi-acústica y estridente, la final Black water falls, o la blues (con piano y guitarra a lo The Band) I was there. Hay más cambios de intensidad rítmicos que hacen crecer al grupo, como en la mezcla de shoegaze y new wave de Your love is calling my name, la larga y al límite del jam Original slave, la marcial y ascendente Come to the city, que recuerda a los U2 de mediados de los 80, o la bruma sintética y disipada por una armónica springsteeniana en el fondo de Baby missiles.

Slave ambient es folk-rock con toques psicodélicos, expresión de una peculiar versión metropolitana, modernista y crepuscular de ese sonido típico estadounidense que pasaba de mano en mano entre muchos compositores durante el curso del tiempo, como una carretera interamericana habitual iluminada por la luz del final de la tarde. Slave ambient es un disco apacible y nostálgico, pero al mismo tiempo extendido sobre textura oníricas y asombrosas, como un puente panorámico trazado entre canciones de los años 60 (revisadas con las luces brillantes de los 80) y la neo-psicodelia de la música alternativa.

En 2012, Patrick Berkery sustituyó a Urgo como baterista de la banda.

Escrito y grabado tras prolongadas giras y un período de soledad y depresión por su compositor principal Granduciel, con influencias de varios lugares donde pasó, como Filadelfia, Nueva York, Carolina del Norte y Nueva Jersey, el tercer álbum del grupo, Lost in the dream, fue lanzado en 2014 con aclamación crítica generalizada y creciente publicidad. El anterior colaborador Charlie Hall se unió a la banda como baterista a tiempo completo durante el proceso de grabación, con el saxofonista Jon Natchez y el guitarrista adicional Anthony LaMarca acompañando a la banda para su gira mundial. El disco se ganó elogios de la crítica y debutó en el Top 40 americano. Lost in the dream fue nombrado disco del mes en Vinyl Me, Please en agosto de 2014, impreso en una edición limitada en vinilo de color verde menta.

Lost in the dream consolidaba y amplíaba aún más la fama de The War on Drugs en todo el mundo. El desafío de evocar el "sueño", perdiéndose en la naturaleza de la América profunda, puede ser considerado totalmente superado. El álbum representa un clásico moderno que surge como un acto de amor hacia la gran música americana. Ya escuchando Red eyes, el single que anticipaba el álbum, muestra la evolución de la banda, con la sección rítmica más fuerte que la habitual, mayor convicción en Granduciel, y los sintetizadores espaciales que lo hacen uno de sus temas más épicos hasta ese momento.

Además de su condición de guitarrista, Granduciel compone a menudo al piano, y los resultados son evidentes en baladas como Suffering (muy Fleetwood Mac), capaz de ampliar el espectro estilístico del grupo. Pero el protagonismo casi siempre lo toman generalmente los arreglos motorik, ahora marca inconfundible del grupo, que se adaptan a la forma de canto dylaniano y las capas de las guitarras. Los mejores ejemplos de este sonido son el viaje épico Under the pressure y An ocean between the waves. Pero dentro de Lost in the dream no faltan los ecos generalmente springsteenianos (Burning) y los instrumentales ambientales (The haunting idle).

El sonido general resulta amplio, líquido, lleno de ecos y efectos espaciales bordados entre pianos tradicionales y guitarras sonando en ambientes a menudo silenciosos casi atemporales, definitivamente inusuales para un trabajo de matriz rock clásico. Una de las piezas claves es Disappearing, un destilado puro de romanticismo en el cual los sonidos parecen ir lentamente a la deriva, inmerso en una consistencia líquida reminiscencia de los Popol Vuh, pero filtrada a través de una sensibilidad marcadamente de los 80. La paleta de sonidos de la guerra contra las drogas se enriquece, en una mezcla de folk, americana, space-pop, ambient y soft-rock. Incluso en los temas más clásicos, como Eyes to the wind, se puede interceptar la urgencia palpitante que marca los mejores momentos de la banda de Filadelfia.

Adam Granduciel y Mike Zanghi habían sido miembros anteriormente del grupo de acompañamiento del fundador de la banda Kurt Vile, The Violators. Granduciel declaró al respecto: “nunca hubo, a pesar de lo que han asumido los periodistas despreocupados, cualquier tipo de discusión o resentimiento tras la salida de Vile de The War on Drugs". En 2011, Vile declaraba, “cuando salió mi disco, asumí que Adam querría centrarse en The War on Drugs, pero vino con nosotros, The Violators, cuando hicimos una gira por Estados Unidos. The Violators se convirtieron en una unidad, y aunque la formación iba rotando, hemos desarrollado una unidad y aún más estrictos. Adam es un guitarrista increíble en la actualidad y hay una cierta sensación entre nosotros a la que nadie más puede acceder. No tenemos que decirnos qué tocar, sólo sucede”.

Tanto David Hartley como Adam Granduciel contribuyeron al cuarto álbum de estudio de la cantante y compositora Sharon Van Etten, Are we there (2014). Hartley interpretó el bajo durante todo el álbum, y Granduciel contribuyó con la guitarra en dos canciones.

Kurt Vile continuó su carrera en solitario junto a su banda de acompañamiento, The Violators, que actualmente incluye a los multi-instrumentistas Jesse Trbovich y Rob Laakso, junto al baterista Kyle Spence. Kurt, ya de joven, comenzó a tocar con un banjo y se dedicó a hacer grabaciones caseras, creando su primera cinta cuando tenía 17 años, influenciado por artistas como Pavement, Beck, Smog, y el sello Drag City. Ya tocando con The War on Drugs, lanzó su primer álbum como solista, Constant hitmaker (2008), a través de Gulcher Records. Posteriormente decidió dejar el grupo para concentrarse en su carrera solista.

En 2009, Vile señalaba, "The War on Drugs se fueron a un sello más grande en primer lugar, entonces, en la blogosfera, algunos argumentaron que The War on Drugs fue mi primera banda principal. Pero eso es lo que parece. Yo elaboré más música que la que Adam hacía, y he estado actuando como Kurt Vile durante un poco más. Y Constant hitmaker salió aproximadamente al mismo tiempo. Justo cuando salió el disco de The War on Dogs, fui a Europa con ellos y también abrí los conciertos como Kurt Vile. Ahí fue cuando decidí que quería concentrarme en hacer mis propias cosas".

En abril de 2009, Mexican Summer lanzó el segundo álbum de Vile, God is saying this to you..., una colección de grabaciones caseras de Vile que se remontan a 2003. Tras su publicación, Vile ya había grabado un álbum de estudio, Childish prodigy, que Vile describió como "definitivamente no lo-fi" como sus anteriores publicaciones. Después de que ofrecer a varios sellos el disco, Vile firmó con Matador Records en mayo de 2009. Vile señaló, "quedé muy satisfecho. Eran mi opción número uno. Realmente no considero que mi música sea indie rock ni pienso que Matador sólo atiende al indie rock, pero todavía siento que me identifico más con Matador, más que con cualquier otro sello. Sin mencionar el hecho de que están en la cima de su mierda".

Grabado con el respaldo de The Violators, Childish prodigy fue publicado en octubre de 2009 y aumentó significativamente la exposición de Vile. Conciertos de soporte a Dinosaur Jr., Thurston Moore y Fucked Up siguieron al lanzamiento del álbum. Con respecto a su nueva posición, Vile declaró, "obviamente hay más giras, prensa y publicidad, que no digo que no sea merecida. Hay como una facción de la gente, también, que les gusta hablar basura, por el hecho de ser algo nuevo. Cuando yo era más independiente, hubo gente que se entusiasmó mucho y todavía la hay, pero una vez tuve más prensa empezaron a comentar en blogs. La gente quiere hablar basura. Es como subir una escalera. Me gusta subir muy lentamente. Ahora mismo puedo conseguir ser realmente profesional, pero me gustaría tomar pasos cortos de bebé y encontrar mi propio camino".

Vile lanzó su cuarto álbum de estudio, Smoke ring for my halo, en 2011. El álbum alcanzó el número 154 en Billboard Top 200 y logró puestos altos en muchas listas de fin de año. Dentro del mismo año, Vile lanzó un EP, So outta reach, y apareció en su anterior banda The War on Drugs en su segundo álbum de estudio, Slave ambient. Poco después del lanzamiento de Smoke ring for my halo, el veterano guitarrista de The Violators, Adam Granduciel, partió de la banda para concentrarse plenamente en The War on Drugs.

Wakin on a pretty daze fue publicado en abril de 2013. Con respecto a la formación de su banda de acompañamiento, Vile señalaría, "estoy tocando con Jesse Trbovich y Rob Laakso. ... Rob Laakso es el miembro más nuevo y Jesse ha sido miembro desde los inicios. Son miembros constantes. Nuestro baterista ya no está con nosotros, pero aparte de eso, diferentes amigos tocaron la batería en el disco y ahora estamos haciendo los ensayos con eso. Pero aparte de eso, The Violators son yo, Jesse, y Rob, y veremos cómo evoluciona todo". El baterista Vince Nudo se sumó a la banda para batería y percusión, después de interpretar en dos canciones de Wakin on a pretty daze. Steve Gunn se unió a la banda como un Violator auxiliar, durante las actuaciones de la banda en la gira de mayo de 2013.

En septiembre de 2013, Vile anunció el lanzamiento de un nuevo EP, It's a big world out there (and I am scared) y una edición Deluxe de Wakin on a pretty daze.

En marzo de 2015, Vile anunció que está trabajando actualmente en su sexto álbum de estudio, y la grabación tendría lugar en diferentes ubicaciones de Estados Unidos. El álbum todavía no tiene designado título ni fecha de lanzamiento, pero Vile espera que concluirá a finales de este año. Comprensiblemente evasivo sobre el nuevo material, Vile lo ha descrito como "todo está en su lugar. Todo lo que puedas imaginar, lo he hecho... Ahí es donde estoy ahora, puedo clasificar cualquier tipo de golpe en todo el mundo y hacer que sea coherente".

Fuentes: http://en.wikipedia.org, http://www.secretlycanadian.com, http://www.pastemagazine.com, http://www.allmusic.com, http://www.sopitas.com, http://www.lastfm.es, http://www.ondarock.it, http://www.mtv.pt, http://rincondesconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

THE WAR ON DRUGS

Arms like boulders, Pushing corn, Buenos Aires beach (Barrel of batteries EP)

Arms like boulders, Taking the farm, There is no urgency, A needle in your eye #16, Show me the coast, Barrel of batteries (Wagonwheel blues)

Baby missiles, Comin' through, A pile of tires, Brothers (Future weather EP)

Best night, Brothers, I was there, Your love is calling my name, Come to the city, It's your destiny, Baby missiles, Black water falls (Slave ambient)

Under the pressure, Red eyes, Suffering, An ocean in between the waves, Disappearing, Eyes to the wind, Burning, Lost in the dream (Lost in the dream)

KURT VILE

Freeway, Breathin' out, Space forklift, Slow talkers, Don't get cute, Classic rock in spring/Freeway in mind (Constant hitmaker)

My sympathy, Red apples, Beach on the Moon, My best friends (don't even pass this), Songs for John in D (God is saying this to you...)

Hunchback, Dead alive, Freak train, Blackberry song, Heart attack, Inside looking out (Childish prodigy)

Baby's arms, Jesus fever, On tour, Society is my friend, Runner ups, In my time, Peeping tomboy (Smoke ring for my halo)

The creature, It's alright, Laughing stock (So outta reach EP)

Wakin on a pretty day, KV crimes, Was all talk, Girl called Alex, Never run away, Too hard, Snowflakes are dancing (Wakin on a pretty daze)

Vídeos:

A needle in your eye #16, Arms like boulders y Taking the farm, de su primer álbum Wagonwheel blues:

A needle in your eye #16 - The War on Drugs


Arms like boulders - The War on Drugs


Taking the farm - The War on Drugs


Comin' through, del EP Future weather:

Comin' through - The War on Drugs


Brothers, Baby missiles, Best night y Come to the city, del álbum Slave ambient:

Brothers - The War on Drugs


Baby missiles - The War on Drugs


Best night - The War on Drugs


Come to the city - The War on Drugs


Under the pressure, Red eyes y An ocean in between the waves, del álbum Lost in the dream:

Under the pressure - The War on Drugs


Red eyes - The War on Drugs


An ocean in between the waves - The War on Drugs


De Kurt Vile en solitario, Space forklift de su primer álbum Constant hitmaker:

All around the world or the myth of fingerprints - Kurt Vile


My sympathy, My best friends (don't even pass this) y Songs for John in D, de su álbum God is saying this to you...:

My sympathy - Kurt Vile


My best friends (don't even pass this) - Kurt Vile


Songs for John in D - Kurt Vile


Freak train, Dead alive y Blackberry song, del álbum Childish prodigy:

Freak train - Kurt Vile


Dead alive - Kurt Vile


Blackberry song - Kurt Vile


Baby's arms, Jesus fever y Runner ups, del álbum Smoke ring for my halo:

Baby's arms - Kurt Vile


Jesus fever - Kurt Vile


Runner ups - Kurt Vile


Wakin on a pretty day, Never run away y Girl called Alex, del álbum Wakin on a pretty daze:

Wakin on a pretty day - Kurt Vile


Never run away - Kurt Vile


Girl called Alex - Kurt Vile

No hay comentarios: