domingo, noviembre 03, 2013

Grandes álbumes: RADIOHEAD - OK Computer

OK computer es el tercer álbum de estudio de la banda inglesa de rock alternativo Radiohead, lanzado en 1997 en Parlophone y Capitol Records. OK computer fue el primer álbum de Radiohead autoproducido, con la ayuda de Nigel Godrich. Radiohead grabó el disco en Oxfordshire y Bath entre 1996 y principios de 1997, con la mayor parte de la grabación completada en la histórica mansión St. Catherine's Court. La banda hizo un intento deliberado de distanciarse de su sonido orientado hacia las guitarras y del estilo líricamente introspectivo de su anterior álbum, The bends. Las letras abstractas de OK computer, sonido denso en capas y amplia gama de influencias sentó las bases para los trabajos posteriores de Radiohead, más experimentales.

Tras la entrega del álbum a Capitol, los representantes de la discográfica estimaron sus potenciales ventas como bajas, considerando el disco como no comercial. Sin embargo, OK computer alcanzó el número 1 en las listas de Reino Unido y se convirtió en el álbum con entrada más alta de la banda en las listas americanas, debutando en el número 21 en el Billboard 200. Tres canciones del álbum, Paranoid android, Karma Police y No surprises fueron editadas como singles promocionales. El álbum amplió la popularidad de Radiohead por todo el mundo.

OK computer recibió considerables elogios tras su publicación. Los críticos prominentes de rock británicos y americanos predijeron que el álbum tendría un impacto cultural de amplio alcance. En los años subsiguientes, el álbum ha sido citado por los oyentes, los críticos y músicos como uno de los más grandes de su tiempo. OK computer inició un alejamiento desde el popular género britpop del tiempo al estilo más melancólico y atmosférico de rock alternativo que prevalecería en la siguiente década. Los críticos y aficionados a menudo han comentado los temas subyacentes en las letras y diseño, destacando los puntos de vista de Radiohead sobre el consumismo desenfrenado, la marginación social, el aislamiento emocional y el malestar político; en este sentido, OK computer se interpreta a menudo como visionario premonitorio en el estado de ánimo de la vida del siglo XXI.

En 1995, Radiohead estaban de gira en apoyo de su aclamado segundo álbum The bends. En medio de la gira, Brian Eno encargó a la banda para contribuir con una canción para The Help album, una recopilación benéfica organizada por War Child. The Help album iba a ser grabado en el transcurso de un solo día, en septiembre de 1995 y publicado rápidamente en esa misma semana. Ese día la banda grabó Lucky en cinco horas con el ingeniero Nigel Godrich, quien había asistido al productor John Leckie con The bends y produjo varias caras B de Radiohead.

Godrich mencionaría más tarde sobre la sesión de grabación de The Help album, "esas cosas son las más inspiradoras, cuando haces las cosas muy rápido y no hay nada que perder. Nos fuimos con una sensación bastante eufórica. Así que después de establecer una buena relación de trabajo, yo tenía una especie de esperanza de que estaría involucrado con el siguiente álbum". Para promocionar The Help album, Lucky destacó como la canción principal el EP Help, que sólo llegó al número 51 de las listas después de que la BBC Radio 1 optase por no reproducirla. Este hecho decepcionó al cantante de Radiohead, Thom Yorke, pero más tarde declaró, Lucky fue crucial para formar el sonido naciente y el estado de ánimo para el siguiente disco: "Lucky era indicativo de lo que queríamos hacer. Fue como la primera marca en el muro".

Mientras tanto, Radiohead encontraban la gira The Bends estresante y agotadora, y se tomaron un descanso en enero de 1996. Posteriormente, la banda trató de distanciar su nuevo material del estilo introspectivo de The bends. El baterista Phil Selway dijo, "había mucha introspección en The bends. Hacerlo de nuevo en otro álbum sería terriblemente aburrido". Yorke, principal letrista de Radiohead, dijo, "lo más importante para mí es que realmente podríamos retroceder líricamente haciendo otro disco negativo, morboso y miserable, pero realmente no quiero, en absoluto. Y estoy deliberadamente anotando todas las cosas positivas que oigo o veo. No soy capaz de ponerles música todavía y no quiero forzarlas".

El éxito crítico y comercial de The bends dio a la banda la confianza para autoproducirse su tercer álbum, y les fue asignado un presupuesto de 100.000 libras para equipos de grabación y un plazo abierto por su sello discográfico Parlophone. El guitarrista Jonny Greenwood dijo que "el único concepto que hemos tenido para este álbum era que queríamos grabar lejos de la ciudad y que queríamos grabarlo nosotros mismos". Varios productores, incluyendo grandes figuras como Scott Litt, fueron ofrecidos para el trabajo, pero la banda se sintió alentada por las sesiones con Godrich. Los miembros de la banda le consultaron para que les aconsejara sobre qué equipo utilizar, y prepararon las sesiones mediante la compra de sus propios equipos de grabación, incluyendo una plato reverberador comprado a Jona Lewie. Aunque Godrich trató de enfocar su trabajo de producción en la música dance electrónica, superó su papel como asesor y se convirtió en co-productor del álbum.

En julio de 1996, Radiohead empezó a ensayar y grabar en los estudios Canned Applause, un cobertizo reconvertido cerca de Didcot, Oxfordshire. Incluso sin imponérseles el plazo que contribuyó al estrés con la grabación de The bends, la banda todavía tropezó con dificultades, lo que Selway culpaba a su elección de autoproducirse el álbum: "íbamos saltando de canción a canción y cuando empezamos a ir escasos de ideas, nos movíamos hacia una nueva canción... la estupidez era que estábamos casi agotados cuando decidíamos seguir, por tanto trabajo que habíamos acumulado en el material". Todos los miembros trabajaron con papeles casi iguales en la producción y la formación de la música, aunque Yorke era todavía firmemente "la voz más fuerte", según O'Brien. Selway comentó que "mutuamente nos dimos mucho espacio para desarrollar nuestras piezas, pero al mismo tiempo éramos muy críticos acerca de lo que la otra persona estaba haciendo". Mientras tanto, el papel de Godrich en la producción estaba en algún lugar entre un colaborador como igual y un manager forastero. En una entrevista, dijo Godrich, "con Radiohead, todos compartimos la responsabilidad de producir el álbum"; y en otra entrevista Godrich declararía, "necesitaban tener otra persona fuera de su unidad, especialmente cuando están interpretando todos juntos, para decir cuándo la toma iba bien... Yo tomaba el relevo cuando la gente no asumía su responsabilidad (el término producir un disco significa asumir responsabilidad por el mismo)... Era mi función asegurarme de que tuviesen las ideas bien cruzadas". A partir de las sesiones de grabación de OK computer, Godrich ha sido considerado el "sexto miembro" no oficial de la banda.

Radiohead eventualmente decidieron que Canned Applause era un lugar insatisfactorio para la grabación, que Yorke atribuía a su proximidad con las casas de los miembros de banda, y que Jonny Greenwood atribuía a su falta de comedor y cuarto de baño. Por entonces, el grupo casi había completado la grabación de cuatro canciones (Electioneering, No surprises, Subterranean homesick alien y The tourist). A solicitud de su sello, la banda se tomó un descanso en las grabaciones para embarcarse en una gira americana de 13 fechas, abriendo para Alanis Morissette, donde se presentaron las primeras versiones de varias de sus nuevas canciones. Durante la gira de mediados de 1996, una de las nuevas canciones, Paranoid android, evolucionó a partir de una canción de catorce minutos con largos solos de órgano a uno más cercano a los seis minutos de la versión del álbum. Durante la corta gira, el cineasta Baz Luhrmann encargó a Radiohead que escribiesen una canción para su película Romeo + Juliet. Luhrmann dio a la banda para su grabación el espacio de los 30 últimos minutos de la película y Yorke dijo que "cuando vimos la escena en la que Claire Danes sostiene el Colt 45 contra su cabeza, comenzamos a trabajar en la canción immediatamente". Poco después, la banda escribió y grabó Exit music (for a film); la canción suena en los créditos finales de la película, pero no fue incluida en la banda sonora a requerimiento del grupo. Yorke dijo que la canción ayudó a dar forma a la dirección del resto del álbum, y que "fue la primera actuación que registramos donde cada nota estuvo dando vueltas en mi cabeza, algo de lo que estoy orgulloso, algo que podría funcionar muy muy bien, y no avergonzarnos en cualquier momento".

Radiohead reanudó sus sesiones de grabación en septiembre de 1996 en St Catherine's Court, una histórica mansión cerca de Bath propiedad de la actriz Jane Seymour. El cambio de escenario marcó una transición importante en el proceso de grabación. Greenwood, comparando la mansión a la configuración anterior del estudio, dijo que la grabación en St Catherine's Court "era menos un experimento de laboratorio, que un estudio como es generalmente, y más sobre un grupo de gente que hace su primera grabación juntos".

El grupo hizo extenso uso de las diferentes salas y acústica en toda la casa: las voces, en Exit music (for a film) figuran con un efecto de eco mediante la grabación en una escalera de piedra, y Let down se registró a las 3 de la madrugada en un salón. El aislamiento del mundo exterior permitió a la banda trabajar a un ritmo diferente, con horas de trabajo más flexibles y espontáneas. O'Brien dijo que "la mayor presión en realidad estaba haciendo terminar la grabación. No nos dimos ningún plazo y tuvimos total libertad para hacer lo que queríamos. Estábamos retrasándolo porque estábamos un poco asustados del acabado final". Yorke, en última instancia, estaba satisfecho con la calidad de las grabaciones hechas en el lugar y luego dijo "en una casa de campo grande, no tienes esa terrible separación de los 80... No había un deseo de que todo fuese completamente estable y cada instrumento grabado separadamente". O'Brien estaba igualmente complacido con las grabaciones, estimando que el 80% del álbum fue grabado en directo. Señaló, "odio hacer overdubs, porque no se siente natural... Pasa algo especial cuando estás tocando en vivo; sobre todo cuando nos estamos mirando uno al otro sabiendo que hay otras cuatro personas haciéndolo realidad".

Radiohead volvieron a Canned Applause en octubre para los ensayos, y habían completado la mayor parte del álbum durante las anteriores sesiones en St Catherine's Court. Por Navidad, se había reducido el listado hasta 14 canciones. Las partes de cuerda del álbum se registraron en loe estudios Abbey Road de Londres en enero de 1997. El álbum fue masterizado en estos mismos estudios y mezclado los siguientes dos meses en varios estudios alrededor de la ciudad. Godrich prefirió una aproximación rápida sin intervenir en su trabajo de mezclado, y dijo "parece como si yo hubiera tomado parte también. Empiezo a juguetear con las cosas y meter la pata... Generalmente tomo aproximadamente medio día para hacer una mezcla. Si tardas más que eso, lo pierdes. Lo más difícil es tratar de permanecer frescos, para permanecer objetivos".

La fusión del jazz de Miles Davis y escritos políticos de Noam Chomsky influyeron en OK computer. Yorke explicó que el punto de partida para el disco fue el increíblemente denso y aterrador sonido de Bitches brew, un álbum de jazz fusión vanguardista de 1970 de Miles Davis, describiendo a la revista Q el sonido de este álbum: "iba construyendo algo y viéndolo después desmoronarse, esa es su belleza. Fue el núcleo de lo que estábamos intentando hacer con OK computer". Yorke identificó I'll wear it proudly de Elvis Costello, Fall on me de R.E.M., Dress de PJ Harvey y A day in the life de The Beatles como particularmente influyentes en la composición del álbum. Radiohead dibujó posterior inspiración en el estilo de grabación del compositor de bandas sonoras de películas Ennio Morricone y del grupo krautrock Can, músicos a los que Yorke calificó de "abusar del proceso de grabación".

Según Yorke, la banda esperaba lograr "una atmósfera que quizás es un poco chocante cuando lo oyes, pero sólo tan impactante como la que consiguieron The Beach Boys con Pet sounds". La banda amplió su instrumentación para incluir el piano eléctrico, el Mellotron, violonchelos y otros instrumentos de cuerdas, glockenspiel y efectos electrónicos. El enfoque exploratorio del grupo a los instrumentos fue resumido por Jonny Greenwood como "cuando tenemos lo que sospechamos que puede ser una canción increíble, pero nadie sabe lo que va a tocar en ella". Un crítico caracterizó OK computer sonando como "un álbum de electrónica DIY con guitarras". Gran parte de los vocales de Yorke fueron primeras tomas; ya que él sentía que si hacía otros intentos "empezaría a pensar en ello y sonaría realmente defectuoso".

Las letras del álbum, escritas por Yorke, son más abstractas en comparación con sus letras personales y emocionales de The bends. El crítico Alex Ross dijo que la letra "parecía una mezcla de conversaciones que oyó por casualidad, techno-habla y fragmentos de un diario riguroso" con "imágenes de la policía antidisturbios en mítines políticos, vidas angustiadas en ordenados suburbios, yuppies flipando, simpáticos alienígenas deslizándose sobre sus cabezas". Sus temas recurrentes incluyen el transporte, la tecnología, la locura, la muerte, la vida moderna en Reino Unido, la globalización y objeciones políticas al capitalismo. Yorke declaró, "en este álbum, el mundo exterior se convirtió en todo lo que había... Estoy tomando fotos de las cosas de mi entorno moviéndome demasiado deprisa". Explicaba que "era como si hubiera una cámara secreta en una habitación y estuviese viendo al personaje que camina, en un personaje diferente para cada canción. La cámara no es como yo. Es emocionalmente neutra. Pero no sin ninguna emoción en absoluto. De hecho, lo más opuesto".

Yorke fue inspirado por los libros que leyó en aquel momento, incluyendo escritos de Noam Chomsky, The age of extremes de Eric Hobsbawm, The state we're in de Will Hutton, What a carve up! de Jonathan Coe y VALIS de Philip K. Dick. Aunque las canciones comparten temas comunes, Radiohead no consideraron OK computer un álbum conceptual, y dijeron que no tenían ninguna intención de vincular las canciones a cualquier narrativa subyacente. Sin embargo, el álbum está destinado a ser escuchado en su conjunto; O'Brien dijo: "estuvimos dos semanas confeccionando la lista de canciones del álbum. El contexto de cada canción es realmente importante... No es un álbum conceptual pero hay una continuidad en él".

Airbag cuenta con escaso bajo y un ritmo de batería electrónica programada influenciada por la música de DJ Shadow desde una grabación de unos segundos de duración de la batería de Selway. La banda sampleó la batería con un sampler digital y lo editó con un Macintosh, pero admitió a hacer aproximaciones emulando el estilo de DJ Shadow debido a su inexperiencia en programación. La línea de bajo de Airbag se detiene y comienza inesperadamente, logrando un efecto similar a los dub de los años 70. Las referencias de la canción a accidentes automovilísticos y a la reencarnación fueron inspirados por un artículo de la revista titulado Un airbag salvó mi vida, y al Libro tibetano de los muertos. Yorke escribió Airbag sobre la ilusión de seguridad ofrecida por tráfico moderno, y sobre "la idea de que cuando sales de la carretera podrías morir". El periodista musical Tim Footman observa que las innovaciones técnicas de la canción y las preocupaciones de las letras demuestran la paradoja clave del álbum: "los músicos y los productores están haciendo las delicias de las posibilidades sonoras de la tecnología moderna; mientras tanto, el cantante estaba quejándose de su impacto social, moral y psicológico... Es una contradicción reflejada en la clase cultural de la música, con las guitarras reales negociando un enfrentamiento difícil con el hackeado y ritmos programados".

Paranoid android, la segunda canción larga de Radiohead, tiene una estructura de múltiples secciones y ha sido considerado uno de los temas más ambiciosos de OK computer. Dividida en cuatro secciones distintas, es uno de los temas de estudio más largo registrado por la banda (6:23). La canción multi-sección no convencional fue inspirada por Happiness is a warm gun de The Beatles y por Bohemian rapsody de Queen, que también rechazaban las estructuras tradicionales. El estilo musical de la canción fue inspirado por la música de los Pixies. Fue escrita por Yorke después de una noche en un bar de Los Angeles, donde vio a una mujer desagradable reaccionar violentamente después de que alguien le derramase encima una copa. Su título y las letras son una referencia a Marvin the Paranoid Android de las series The hitchhiker's guide to the galaxy de Douglas Adams.

El uso de teclados eléctricos en Subterranean homesick alien es un ejemplo de los intentos de la banda de emular el ambiente de Bitches brew. El título es una referencia a la canción de Bob Dylan, Subterranean homesick blues, y la canción ambientada en la ciencia ficción describe a un narrador aislado que fantasea sobre la abducción por extraterrestres. El narrador especula que, a su regreso a La Tierra, sus amigos no creen su historia y permanecería inadaptado. Las letras fueron inspiradas por un trabajo escolar de los tiempos de Yorke en Abingdon School que consistía en escribir un fragmento de Martian poetry, un movimiento literario británico de trabajos que humorísticamente recontextualizaban aspectos triviales de la vida humana desde una perspectiva alienígena marciana.    

Romeo y Julieta de William Shakespeare, particularmente la adaptación de la película de 1968, inspiró las letras para Exit music (for a film). Yorke inicialmente quería trabajar el texto de la obra en la canción, pero en cambio el proyecto definitivo de las letras se convirtió en un amplio resumen de la narrativa. Yorke comparó la apertura de la canción, que en su mayoría cuenta con su voz acompañada de la guitarra acústica, con At Folsom Prison de Johnny Cash. El sonido sintetizado de un coro y otras voces electrónicas se utilizaron a lo largo de la canción, que culmina con la entrada de los tambores, y esta sección prominentemente presenta un bajo distorsionado que corre a través de un pedal. La parte culminante de la canción es un intento de emular el sonido del grupo trip-hop Portishead, pero en un estilo que el bajista Colin Greenwood denominó más "peraltado y plomizo y mecánico". La canción concluye con el retorno de la voz de Yorke, la guitarra acústica y el coro sintetizado.    

Let down contiene varias capas de guitarras con arpegios y piano eléctrico. Jonny Greenwood toca una parte de guitarra en un compás diferente a los otros instruments. O'Brien dijo que la canción fue influenciada por Phil Spector, productor y compositor conocido por su técnica de grabación reverberante denominada wall of sound. Las letras de la canción tratan, según diría Yorke, "acerca de ese sentimiento que tienes cuando estás en tránsito pero no tienes el control, pasas por miles de lugares y miles de personas y estás completamente fuera de todo ello".

El crítico Steve Huey dijo que la estructura de Karma Police es "un poco ortodoxa, ya que no parece ser una verdadera sección de coro; el verso principal alterna con un descanso corto, tenue... y después de dos ciclos, la canción se construye en una sección final completamente diferente". La primera parte se centra en la guitarra acústica y piano, con una progresión de acordes que adeudan a Sexy Sadie de The Beatles. A partir de los 2 minutos y medio, la canción hace una transición a una sección orquestada con la línea repetida "Phew, for a minute there, I lost myself". La canción termina con el guitarrista Ed O'Brien tocando en retroalimentación usando un pedal retardado. El título y la letra de Karma Police se originó a partir de una broma durante la gira The Bends. Jonny Greenwood mencionaría que "cada vez que alguien se estaba comportando de una manera particularmente mal, nosotros comentábamos 'El Karma Police le alcanzará más pronto o más tarde'".

Fitter happier consiste en samples musicales y un sonido de fondo y letras recitadas por una voz sintetizada de la aplicación Macintosh SimpleText. La canción fue descrita por Yorke como una lista de consignas para el decenio de 1990, que consideraba "lo más molesto que nunca he escrito". La pista llegó a ser estudiada como posible canción de apertura del álbum, pero fue rechazada porque la banda consideró su efecto desalentador.

Electioneering, con un cencerro y un solo de guitarra distorsionada, es la canción del álbum más orientada al rock y una de las potentes que ha hecho el grupo; y también ha sido comparado al estilo primitivo de los Radiohead de Pablo Honey. Electioneering es la canción del álbum más directamente política, y expresa una actitud cínica sobre los asuntos políticos. Fue inspirada en parte por Manufacturing consent de Chomsky, un libro que analiza los medios de comunicación contemporáneos bajo el modelo de la propaganda. Yorke comparó sus letras, que se centran en el compromiso político y artístico, a "un predicador despotricando frente a un banco de micrófonos". Con respecto a sus referencias políticas oblicuas, Yorke dijo, "¿qué se puede decir sobre el FMI, o los políticos? ¿O la gente que vende armas a países africanos, empleando mano de obra esclava o lo que sea? ¿Qué dices? Sólo escribes 'picanas y el FMI', y la gente que sabe, sabe". O'Brien dijo que la canción trataba sobre el ciclo de las giras promocionales: "cuando tienes que promocionar tu álbum durante un largo período, en Estados Unidos por ejemplo, vuelas de ciudad en ciudad durante semanas para conocer a los periodistas y gente de la discográfica. Después de un tiempo te sientes como un político que tiene que besar a bebés y estrechar manos durante todo el día".

Descrita por un crítico como "caos monumental", Climbing up the wall contiene sonidos ambientales sampleados, tambores distorsionados y una sección de cuerdas compuesta por Jonny Greenwood y escrita para 16 instrumentos, e inspirada por Threnody to the victims of Hiroshima del compositor clásico moderno Krzysztof Penderecki. Greenwood dijo: "estoy muy entusiasmado ante la posibilidad de hacer partes de cuerdas que no suenen como Eleanor Rigby, que es como lo que todas las partes de cuerdas han sonado durante los últimos 30 años". La combinación de los vocales angustiados de Yorke y las cuerdas atonales fue descrita por un crítico como "la voz de Thom disolviéndose en un grito desgarrador de miedo, mientras Jonny azota el sonido de un millón de elefantes moribundos en un crescendo". Para las letras, Yorke las extrajo de su tiempo como enfermero en un hospital psiquiátrico y un artículo en The New York Times sobre asesinos en serie.

No surprises, grabada en una sola toma, está arreglada con guitarra eléctrica (inspirada por Wouldn't it be nice de The Beach Boys), guitarra acústica, glockenspiel y armonías vocales. Con No surprises, la banda se esforzó en replicar el estilo de la grabación de What a wonderful world de Louis Armstrong (1968) y la música soul de Marvin Gaye. Yorke identificó el tema de la canción como "alguien que está tratando de mantener todo junto, pero no lo consigue". Las letras parecen representar un suicidio o una vida frustrante, y descontento con el orden social y político contemporáneo. Algunas líneas se refieren a imágenes rurales o suburbanas. Una de las metáforas claves en la canción es la línea de apertura. Algunos críticos apuntaban que el modo suave de la canción contrastaba agudamente con sus letras duras.

Lucky fue inspirada por el reciente conflicto en Bosnia, y Sam Taylor dijo que era "la única canción de The Help album que captura el terror sombrío del conflicto", y que su temática seria y tono oscuro hizo a la banda "demasiado real como para permitírseles entrar en el circuito del dinero fácil ganado con poco trabajo del britpop". La canción de la banda fue originalmente más explícita políticamente, pero el primer borrador fue recortado de "páginas y páginas y páginas de notas". La letra representa a un hombre superviviente un accidente de avión, y son extraídas de la ansiedad de Yorke sobre los transportes. El centro musical de Lucky es su arreglo de tres piezas de guitarra, que surgió de la intro aguda interpretada por O'Brien. Los críticos han comparado el estilo del guitarrista con Pink Floyd y, más ampliamente, con el rock de grandes estadios.

El álbum termina con The tourist de Jonny Greenwood, que escribió como una pieza inusualmente formal donde algo "no tiene que pasar... cada 3 segundos". Greenwood diría, "The tourist no suena en absoluto como Radiohead. Se ha convertido en una canción con espacio". Greenwood escribió la música como una reacción a haber visto turistas apresurados en Francia, y Yorke contribuyó a las letras más tarde mientras estaba de vacaciones en Praga. La canción, un "vals inesperadamente blues", llega a su fin con el sonido de las guitarras desapareciendo, dejando sólo el ritmo de la batería y el bajo, y concluye con el sonido de una pequeña campana.

OK computer fue el título original de la canción Palo Alto, que había sido considerada para su inclusión en el álbum. Aunque la canción fue abandonada, la banda mantuvo su primer título. Según Jonny Greenwood, "empezó a asociarse a sí misma y crear todas esas resonancias raras con lo que estábamos intentando hacer". Yorke dijo que "se refiere a abrazar el futuro, se refiere a ser aterrorizado por el futuro, de nuestro futuro, de todos los demás. Es permanecer en una habitación donde todos estos aparatos se van apagado y todas estas máquinas y equipos y así sucesivamente... y el sonido se va elaborando". Yorke describió el título como "una frase muy resignada, terrorífica", para él similar al anuncio publicitario de Coca-Cola "me gustaría enseñar al mundo a cantar". El periodista Leander Kahney sugirió que era un homenaje a los ordenadores Macintosh, "como reconocimiento del software de voz incorporado al Mac respondiendo a la orden OK computer, como alternativa al clicar un botón OK en la pantalla". Otros títulos considerados fueron Ones and zeros, una referencia al sistema de numeración binario, y Your home may be at risk if you do not keep up payments.

La portada del álbum es un collage de imágenes y texto creado por Stanley Donwood y Yorke, acreditado bajo el seudónimo The White Chocolate Farm. Donwood fue encargado por Yorke para trabajar en un diario visual complementario a las sesiones de grabación. En la paleta de colores predominan el blanco y el azul, según Donwood, fue "el resultado de intentar hacer algo parecido al color de un hueso descolorido". Utilizado dos veces en la portada, una vez en el folleto y otra en el CD, es la imagen de dos figuras de palo dándose la mano. Yorke explicó la imagen como emblemática de la explotación, diciendo, "algunos se venden por algo que realmente no quieren". Sobre los temas de la portada, Yorke diría que "son tristes y divertidos a la vez. Son todas las cosas que no habíamos dicho en las canciones".

Los motivos visuales en la portada incluyen autopistas, aviones, familias con niños, logos corporativos y paisajes urbanos. Las palabras "Lost child" aparecen en un lugar destacado en la portada y las ilustraciones del folleto contienen frases en esperanto e instrucciones relacionadas con la salud en inglés y griego. Garabatos blancos, el método de Donwood de corrección de errores en lugar de mediante el uso de la tecla "suprimir" del ordenador, están presentes en todas partes en el collage.

Selway admitió que, cuando la banda entregó el álbum, el sello americano del grupo, Capitol lo consideró "más o menos, un suicidio comercial. Realmente no les gustó. En ese momento, tuvimos miedo. ¿Cómo va a ser recibido?" Capitol redujo sus pronósticos de ventas de 2 millones de unidades a un millón. O'Brien sólo vio optimista a Parlophone, el sello británico del grupo, mientras los distribuidores mundiales redujeron drásticamente sus ventas estimadas. Los representantes del sello presuntamente estaban decepcionados por la falta de singles potencialmente comerciales, especialmente la ausencia de algo parecido a su éxito inicial de ventas Creep.

La campaña publicitaria de Parlophone fue poco ortodoxa. El sello contrató anuncios de alto perfil a toda página en periódicos británicos y estaciones de metro con grandest letras negras "Fitter happier" sobre fondo blanco. Las mismas letras y portada adaptadas del álbum, fueron reutilizados para diseños de camisetas. Material promocional menos convencional incluían un disquete con salvapantallas de Radiohead y una radio FM en forma de un escritorio para ordenador. En Estados Unidos, Capitol envió 1.000 reproductores de cassette a miembros prominentes de la industria de prensa y la música, cada uno con una copia del disco adherida. Cuando se le preguntó acerca de la campaña después del lanzamiento del álbum, el Presidente de Capitol, Gary Gersh, dijo, "nuestro trabajo es sólo tomarlos como una banda de centro-izquierda y llevarlos hacia el centro. Ése es nuestro objetivo, y no lo dejaremos hasta convertirlos en la banda más grande del mundo".

Radiohead eligió Paranoid android como single principal, a pesar de su inusual larga duración y la falta de un estribillo pegadizo. Colin Greenwood admitió que la canción era "apenas apta para la radio, rupturista, y no era lo que las emisoras pudieran haber estado esperando", pero dijo que Capitol apoyaba la elección de la banda. La canción se estrenó en el programa de Radio 1, The evening session en abril y lanzada como single en mayo de 1997. Gracias a la rotación frecuente en Radio 1 y del vídeo musical en MTV, Paranoid android alcanzó el número 3 en Reino Unido, dando a Radiohead su posición más alta en las listas.

Radiohead se embarcaron en una gira mundial de promoción de OK computer llamada Against Demons Tour, comenzando a la vez que el lanzamiento del álbum en Barcelona en mayo de 1997, y posteriormente fue publicado en Reino Unido, Canadá y Estados Unidos entre junio y julio. En adición al formato CD dominante, el álbum fue lanzado como disco doble de vinilo, cassette y MiniDisc. El álbum debutó en el número 1 en Reino Unido, donde permaneció durante dos semanas. Permaneció en el Top 10 durante semanas y se convirtió en el 8º disco con mejores ventas del año. Mientras tanto, la gira llevó a la banda por Reino Unido e Irlanda, Europa continental, Norteamérica, Japón, Australia e Indonesia, concluyendo en agosto de 1998 en Nueva York. La gira fue mentalmente agotadora, particularmente para Yorke, quien más tarde dijo que "la gira fue un año demasiado largo. Yo fui la primera persona que llegué a la extenuación, y seis meses más tarde todos en la banda estaban igual. Seis meses después de eso, nadie hablaba ya sobre ello".

Karma Police fue lanzado en agosto de 1997 y No surprises en enero 1998. Ambos singles entraron en el Top 10 británico y Karma Police llegó al número 14 en la lista Billboard Modern Rock Tracks. Lucky fue lanzado como un single promocional en Francia, pero no entró en las listas. Let down, que fue considerado como posible single principal, llegó al número 29 en la lista Modern Rock Tracks. La banda planeó producir un vídeo para cada canción del álbum para ser lanzado como un todo, pero el proyecto fue abandonado debido a contratiempos financieros y de tiempo. También se consideraron, aunque finalmente se desecharon, planes para que el grupo trip-hop Massive Attack remezclase el álbum. Meeting people is easy, rockumental de Grant Gee, se estrenó tras la gira mundial de OK computer, en noviembre 1998.

En febrero de 1998, el álbum había vendido al menos medio millón de copias en Reino Unido y 2 millones a escala mundial. Hasta la fecha ha vendido al menos 1,4 millones de copias en Estados Unidos, 3 millones en Europa y más de 3 millones en el resto del mundo. OK computer ha sido certificado triple Disco de platino en Reino Unido, y doble Disco de platino en Estados Unidos, además de certificaciones en otros mercados.

Tras su publicación, OK computer recibió críticas positivas casi unánimes. Los críticos de la prensa británica y estadounidense generalmente han aceptado que el álbum fue un hito de su tiempo y tendría importancia y alcance, constituyendo la voluntad de experimentación por la banda un desafío para su escucha. De acuerdo con Footman, "desde 1967, con el lanzamiento de Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, nunca tantos críticos principales estuvieron de acuerdo inmediatamente, no sólo en los méritos de un álbum, sino en su significado a largo plazo y su capacidad para encapsular un determinado punto en su historia". En la prensa británica, el álbum obtuvo comentarios favorables en NME, Melody Maker, The Guardian y Q. Nick Kent escribió en Mojo que "otros pueden terminan vendiendo más, pero en 20 años me apuesto a que OK computer será visto como el disco clave de 1997, el que llevó al rock hacia delante en lugar de renovar ingeniosamente imágenes y estructuras de una canción de una época anterior".

El álbum fue también bien recibido por los críticos en Norteamérica. Rolling Stone, Spin y Pitchfork Media publicaron críticas positivas. En un artículo de The New Yorker, Alex Ross elogió OK computer por su progresividad y contrastó los riesgos asumidos por Radiohead con el rock paternal musicalmente conservador de sus contemporáneos Oasis. Ross escribió que "durante todo el álbum, contrastes de humor y estilo son extremos... Esta banda ha logrado uno de los grandes actos de equilibrio del art-pop en la historia del rock".

El álbum apareció en muchas listas de los críticos musicales de 1997 y de encuestas entre oyentes y lectores para votar el Mejor álbum del año. Encabezó las encuestas anuales de Mojo, Vox, Entertainment Weekly, Hot Press, Muziekkrant OOR, HUMO, Inpress y Eye Weekly, y quedaron empatados en el primer lugar con Homework in the face de Daft Punk en The face. El álbum fue segundo en NME, Melody Maker, Rolling Stone, Village Voice, Spin y Uncut. Figuró en las listas de Q y Les Inrockuptibles en sus encuestas de fin de año sin clasificación. Fue nominado para el premio Mercury de 1997, un prestigioso galardón que reconoce al mejor álbum británico o irlandés del año. El álbum fue nominado en las categorías de Mejor álbum del año y Mejor interpretación de música alternativa en los premios Grammy de 1998, ganando en última instancia el segundo de los premios mencionados.

La recepción casi universalmente positiva al álbum había abrumado la banda, y algunos miembros pensaban que la prensa estaba excesivamente adulatoria. Particularmente irritantes para la banda fueron su catalogación como rock progresivo y art-rock, con comparaciones directas frecuentes a The dark side of the Moon de Pink Floyd de 1973. Yorke respondió a estas afirmaciones: "escribimos canciones pop... no hubo intención alguna de que fuese 'art'. Es un reflejo de todas las cosas tan dispares que estábamos escuchando cuando lo grabamos".

OK computer ha aparecido con frecuencia en listas profesionales de grandes álbumes. Una serie de publicaciones, incluyendo NME, Melody Maker, Alternative Press, Spin, Pitchfork Media, Time y Slant colocaron a OK computer en puestos prominentementes de sus listas de mejores álbumes de la década de 1990 o de todos los tiempos. En 2003, el álbum ocupó el puesto número 162 de la lista de la revista Rolling Stone de Los 500 mejores álbumes de la historia.

El álbum ha sido citado posteriormente por algunos críticos como indigno de su fama, mientras que otros afirman que la carrera de Radiohead fue impactada negativamente por el éxito de crítica del álbum. En una encuesta llevada a cabo por BBC Radio 6 Music, OK computer fue nombrado el sexto álbum más sobrevalorado del mundo. David H. Green de The Daily Telegraph llamó al álbum "protestón autoindulgente" y sostuvo que el consenso crítico positivo hacia OK computer es una indicación de "una desilusión del siglo XX de que el rock fuese el bastión del comentario serio en la música popular" en detrimento de la música dance y electrónica. En un artículo de Spin sobre el "mito" de que Radiohead "no podía hacer nada erróneo", Chris Norris argumentaba que la aclamación que suscitó OK computer creó un conjunto de expectativas infladas para cada publicación sucesiva de Radiohead.

James Lavelle, citó que "la publicación de OK computer coincidió con el declive de la influencia del britpop". A través de la influencia de OK computer, el estilo dominante de pop de guitarras en Reino Unido fue desplazado hacia una aproximación de la paranoia confesional pegadiza de Radiohead. Muchos nuevos grupos británicos adoptaron arreglos igualmente complejos y atmosféricos. Un ejemplo destacado de esta tendencia, la banda post-britpop Travis, trabajaron con Godrich para crear la textura pop lánguida de The man who, que se convirtió en el álbum más vendido de 1999 en Reino Unido. La prensa británica acusó a Travis de la apropiación del sonido de Radiohead. Steven Hyden de AV Club dijo que para 1998, comenzando con The man who, lo que Radiohead había creado en OK computer ya había crecido mucho más que la banda", y que el álbum llegó a influir a "una ola de baladistas de rock británicos que alcanzó su cenit en los 2000.

Los críticos aseguran que la popularidad de OK computer allanó el camino para la siguiente generación de bandas de rock alternativo británico, y músicos establecidos en una variedad de géneros han elogiado el álbum. Miembros de Coldplay, Bloc Party y TV on The Radio mencionaron que fueron formativamente influenciados por OK computer. El álbum de debut de TV on The Radio incluso se tituló OK calculator como tributo. Radiohead describen la omnipresencia de bandas que "suenan como nosotros" como una de las razones para romper con el estilo de OK computer para su siguiente álbum, Kid A.

Aunque la influencia de OK computer en los músicos de rock es ampliamente reconocida, varios críticos creen que su inclinación experimental no fue auténticamente abrazada a gran escala. Footman dijo que las bandas estilo Radiohead que siguió "estaban perdiendo inventiva sónica, sin mencionar la sustancia lírica". David Cavanagh, dijo que la mayoría de la supuesta influencia dominante de OK computer fuese más probable que proveniese de las baladas de The bends. Según Cavanagh, "los álbumes populistas de la era post-OK computer (Urban hymns de The Verve, Good feeling de Travis, Word gets around de Stereophonics, Life thru a lens de Robbie Williams) efectivamente cerraron la puerta que la inventiva de OK computer había abierto". John Harris cree que OK computer fue uno de los "signos fugaces de que la música rock británica podría haber estado regresando a sus tradiciones inventivas" en la estela de la desaparición del britpop. Mientras Harris concluye que el rock británico en última instancia convirtió en "un conjunto de tendencias más conservadora", dijo que con OK computer y su material posterior, Radiohead proporciona un "toque de clarín" para llenar el vacío dejado por el britpop.

OK computer desencadenó un reavivamiento menor del rock progresivo y los álbumes conceptuales ambiciosos, y una nueva ola de bandas de influencia progresiva acreditó a OK computer para habilitar su escena de progresión. Brandon Curtis de The secret machines dijo que "canciones como Paranoid android lo hicieron bien para escribir música diferente, para ser más experimental. OK computer fue importante porque reintrodujo la escritura y estructura de las canciones no convencionales". Steven Wilson de Porcupine Tree, declararía, "aquí había una banda que venía de la tradición de rock indie que se metieron bajo el radar cuando los periodistas no estaban mirando y comenzaron a fabricar estos absurdamente ambiciosos y pretenciosos discos". Sin embargo, la banda ha rechazado cualquier afiliación con el género y niega haber intentado realizar un álbum conceptual coherente. Jonny Greenwood desestimó dichas reclamaciones diciendo "pienso que un título de un álbum y una voz de ordenador no hacen un álbum conceptual. Eso es una cortina de humo".

Radiohead dejaron EMI, la compañía matriz de Parlophone, en 2007, después de las fallidas negociaciones de nuevo contrato. EMI retuvo los derechos de Radiohead del catálogo de material grabado mientras tuvieron contrato con el sello. En 2008, EMI reeditó un doble-LP en vinilo de OK computer junto con discos posteriores, como Kid A, Amnesiac y Hail to the thief, como parte de las series From the Capitol vaults. OK computer se convirtió en el disco de vinilo más vendido del año, con unas 10 mil unidades vendidas.

OK computer fue reeditado nuevamente en marzo de 2009 simultáneamente con Pablo Honey y The bends, sin la participación de Radiohead, lo que conllevó desavenencias entre los miembros del grupo y la compañía. La reedición llegó en dos ediciones: una edición de coleccionistas de 2 CD, y una edición especial de coleccionistas de 2-CD/1-DVD. El primer disco contiene el álbum original de estudio, el segundo disco contiene caras B recogidas de singles extraídos de OK computer y sesiones de grabación en vivo, y el DVD contiene una colección de vídeos musicales y una actuación em directo para televisión. Todo el material de la reedición había sido publicado previamente.

El álbum fue número 1 en Reino Unido, número 21 en Billboard 200 de Estados Unidos, número 1 en Bélgica y Nueva Zelanda, número 2 en Canadá y Holanda, número 3 en Francia y Suecia, y número 7 en Australia. Y en cuanto a los singles, Paranoid android fue número 3 en Reino Unido, No surprises número 4 y Karma Police número 8 (14 en US Modern Rock).

Listado de canciones:

1.-   Airbag
2.-   Paranoid android
3.-   Subterranean homesick alien
4.-   Exit music (for a film)
5.-   Let down
6.-   Karma Police
7.-   Fitter happier
8.-   Electioneering
9.-   Climbing up the walls
10.- No surprises
11.- Lucky
12.- The tourist

Vídeos:

Airbag - Radiohead


Paranoid android - Radiohead


Subterranean homesick alien - Radiohead


Exit music (for a film) - Radiohead


Let down - Radiohead


Karma Police - Radiohead


Fitter happier - Radiohead


Electioneering - Radiohead


Climbing up the walls - Radiohead


No surprises - Radiohead


Lucky - Radiohead


The tourist - Radiohead