viernes, junio 07, 2013

Versos katánicos (30): LA JUNTA TRÓSPIDA

El pasado martes día 4 de junio se celebró el el Hotel Alameda Palace de València la llamada "Junta del cambio" (Foto: http://www.vlcnews.es), en la que los patronos de la Fundación del València CF iban a asumir el poder del club debido a la asunción del aval por la deuda con Bankia, en detrimento de la generación de consejeros que detentaba el poder desde hace 20 años. La imagen del día fue ese abrazo final entre el nuevo presidente Amadeo Salvo, y el saliente Vicente Andreu, propiciada por el ex-presidente Bonico Ortí.

La reunión se preveía movida, aunque estaba cantada la resolución final, y es que aparte de los accionistas con cierto peso en el club que no ven claro su devenir y la poca transparencia de la gestión de la Sociedad Anónima aludida por muchos, también era un escaparate apropiado para el frikismo, la coentor, el teatro y la palabrería altisonante.

De todo hubo. Se guardaron bastante las formas, pero fue inevitable que surgieran varias anécdotas y algún personaje que tuvo sus 15 minutos de fama. Así lo ha visto el poeta katánico:

Esperada con mucha expectación,
Asumiendo el poder la Fundación,
Se convocó Junta extraordinaria,
Para esquivar la asfixia bancaria.

Con un Consejo sin autoridad real,
Y una desmoralizada masa social,
La Fundación nombró sus patronos,
Como quien se descarga politonos.

La Junta prometía un espectáculo,
Con mucha zancadilla y obstáculo,
Si bien se superaron previsiones,
Con tanto esperpento y alusiones.

Para la reunión llevaban hasta nevera,
Llena de refrescos, cerveza y Casera,
Y deseando no les provocase diarrea,
Ante cualquier desvarío o verborrea.

Comenzó el evento con cierto retraso,
Pero nada podía ya evitar el sorpasso,
Desde el principio surge el Coleta,
Como protagonista de esta opereta.

Sale Aurelio proponiendo a Amadeo,
Para soslayar la situación de bloqueo,
Sucesivos ponentes, con rigor y gracia,
Pasan por la agria crítica y suspicacia.

Desde el que exige más transparencia,
A quien se rebela ante la inoperancia,
Reprobaciones a los antes mandatarios,
Giros verbales, desmanes farandularios.


No faltaron socios con discurso serio,
argumentado sin llegar al improperio,
otros exponían ideas mirando al tendido,
en parrafadas con saborcillo a revenido.

Al final promete trabajo Amadeo Salvo,
Al que un accionista llama señor Calvo,
Bonico Ortí defiende al saliente Andreu,
Daros ya mismo un abrazo, no ens foteu.

Se finiquita la Junta con pelillos a la mar,
No sin antes volver a intentar impugnar,
El descreído Coleta en su tercer intento,
Terminó de protagonismo bien contento.


El Coleta se puso a hacer el bandarra,
en Twitter pasó a blandir la cimitarra,
su insistencia con terquedad insensata,
era como si Falete cantase la Traviata.

La moraleja de esta extraordinaria Junta,
Es que a la entrada se armó la marabunta,
dentro el pescado estaba más que vendido,
el resto, envoltorio, teatro y loor al ungido.