domingo, agosto 17, 2014

Grandes álbumes: BUGGLES - The age of plastic

The age of plastic (1979) fue el primer álbum producido y lanzando por el dúo synth-pop The Buggles, conformado por Trevor Horn y Geoff Downes. Fue la continuación del éxito de su primer single, Video killed the radio star (1979), que alcanzó el número 1 en las listas de singles de Reino Unido. Otros tres singles fueron extraídos del álbum: Living in the plastic age, Clean, clean y Elstree. Su vídeo para Video killed the radio star fue el primero en ser transmitido en MTV de Estados Unidos, en agosto de 1981.

El álbum funcionó muy bien en las listas de Reino Unido, así como en otros países como Noruega, Francia, Suecia y Canadá, y recibió respuestas críticas positivas respecto de otros álbumes del género. Ha habido dos reediciones del álbum, en 2000 y 2010.

Los años 70 fueron un momento interesante para la experimentación musical. Mucha parte de la música de esa década fue producida como consecuencia directa de los sonidos psicodélicos que alimentaron a una juventud rebelde a lo largo de la década de 1960. La mainstreamización de esta cultura hippie y de su respectiva música psicodélica se convirtió en forma dos rama musicales trabajando en reacción. Hubo quienes abrazaron los sonidos y las sensaciones de la psicodelia y trataron de llevarlas más lejos en la oscuridad creativa. Grupos como las leyendas electrónicas Kraftwerk estuvieron entre aquellos que abrazaron esta idea. Por otro lado, la fracción restante de rockeros alternativos primitivos demandaban que la música popular fuese elaborada "divertida y sencilla" una vez más (mientras aún se combinaban en la actitud de los Stooges). Esta porción eran los punks que revolucionarían (probablemente inintencionadamente) la música con tres acordes que abarcaban canciones de dos a tres minutos de duración. A finales de los 70, grupos como Devo comprobaron que estas dos diferentes visiones musicales contemporáneas eran de hecho compatibles, previos a la revolución de la new wave y el synthpop de los años 80.

Geoff Downes formó The Buggles en 1977 en Wimbledon, suroeste de Londres con Trevor Horn y Bruce Woolley. El trío había elaborado demos de composiciones originales, como Video killed the radio star, Clean, clean y On TV, canción que más tarde se incluyó en su segundo álbum Adventures in modern recording. Downes declararía posteriormente sobre las demos: "habíamos clasificado las canciones en mi casa y haríamos todos los arreglos juntos. Más tarde trasladaríamos al artista al estudio y pasamos la mayor parte del tiempo de estudio haciendo cosas distintas de las nuestras propias, utilizando cada momento como nuestra mejor ventaja. Fue una gran experiencia para nosotros, y después de un par de años de hacer eso, logramos elaborar bastantes canciones juntos... Fue en ese momento que decidimos convertirnos en artistas. Sentíamos que era hora de que alguien empezase haciendo buenos y bien producidos discos pop de nuevo. Queríamos dar a la gente algo más de lo que ya tenían".

Horn y Downes intentaron en vano encontrar un hueco para su música, pero finalmente encontraron una audiencia receptiva y la oferta de un contrato con Sarm Productions, una nueva empresa dirigida por Jill Sinclair. Pero el día que iban a firmar, Chris Blackwell de Island Records se interpuso, y le ofreció una mejora de contrato. Cuando Jill perdió el contrato con The Buggles, le dijo a Trevor, "bueno, ahora que no hacemos negocios juntos, al menos me podrás invitar a salir un sábado por la noche". Trevor y Jill se casaron un año después, y así continúan hasta la fecha.

Los Buggles fueron firmados finalmente por Island Records, quienes otorgaron a Horn y Downes contratos de grabación y publicación, y el grupo comenzó a grabar intensivamente su primer disco de estudio en el primer semestre de 1979. Woolley, aunque originalmente era el designado para ser el vocalista de la banda, dejó el grupo durante las sesiones para formar su propia banda, The Camera Club, que también hizo versiones de Clean, clean y Video killed the radio star, que formaron parte de su álbum English garden. El resto de las canciones del álbum fueron escritas durante la promoción de Video killed the radio star.

"Era mucho más divertido ser creativo en aquel entonces, Trevor Horn lo había entendido y The age of plastic era un discazo", comentaba el mezclador del disco Gary Langan, sobre el proceso de creación del álbum. El álbum fue producido con un presupuesto de 60 mil libras. Las canciones fueron escritas por The Buggles entre 1977-1979, con la ayuda de Bruce Woolley en un par de canciones. Las canciones se grabaron por Hugh Padham en los estudios Town House de Virgin en el oeste de Londres, debido a que los estudios Sarm East eran demasiado pequeños y Horn quería grabar con batería real. The Buggles se desplazaron a Wardour Street en Londres para promover el disco y buscar dos chicas para vocales de acompañamiento en el álbum. La mezcla y la grabación vocal fue realizada más tarde en los estudios Sarm East, y la mezcla se completó antes de Navidad de 1979.

Los vocales del álbum fueron grabados en Sarm East utilizando una caja de ritmos Roland TR-808, y otras varias máquinas y cajas sintetizadas. Como Langan recordaría después, "en esos días de tecnología relativamente limitada otra vez tuvimos que aportar todo lo que teníamos hasta el límite... Si, por ejemplo, algo necesitaba un efecto, ya fuese un retardo de cinta o fase, o una reverberación grande demorada, el arte era conseguir ese efecto correcto y grabarlo... Todo tenía que hacerse en el momento y modo oportuno, y entonces influiría en el próximo proceso". Langan señaló que equilibrar los coros en las canciones del álbum fue un gran problema, debido que no tenían disponibles terabytes de almacenamiento.

"No podía hacer discos como Elton John, y además yo odiaba el punk, ya que pensaba que eran todos músicos de mierda, aunque llegué a entenderlo después en retrospectiva. Envidiaba a esos muchachos que tocaban con Elton John. Parecían tan inexpugnables. ¿Qué podría hacer para estar cerca de eso? No tengo grandes emociones o una gran voz de blues. Luego descubrí The Man-Machine de Kraftwerk y pensé, ¡eso es! Una sección rítmica mecanizada, una banda donde nunca estás fuera de las modas, donde no tienes que exteriorizar sentimientos. Sonaba tan nuevo y emocionante, tan lleno de potencial", declaraba Trevor Horn sobre su inspiración en el sonido de la producción.

No siendo posible que el álbum sonara como lo que era típico de otros discos publicados a finales de la década de 1970, sobre todo por considerarlos aburridos, Horn "imaginó que si no podía conseguir discos que sonasen como Elton John, era porque no podía entender cómo los hacía; entonces todo lo que podía hacer era mejor exagerarlo". También quería "cosas perversas con sonido, excepto que en 1978 y 1979, ninguno de los equipos que más tarde me lo permitirían hacer estaba disponible. Así que tuve que avanzar antes de tiempo la tecnología para encontrar mis propias maneras de lograr ciertos sonidos".

En una entrevista de 1979, Downes definía el álbum como "música de ciencia ficción. Es como música psicodélica moderna. Es muy futurista". Los críticos musicales lo describieron como una mezcla de música synthpop y new wave, con elementos disco, punk, rock progresivo y música pop de los 60. La música ofrecida en el álbum también fue influenciada por grupos como 10cc, ELO y Kraftwerk. Algunos críticos calificaron a The age of plastic como el primer hito de otra era electropop.

La crítica señaló que las instrumentaciones de guitarras, bajos, baterías, vocales vocoderizados, robotizados y femeninos, y sintetizadores utilizados en las canciones fueron usados para emular instrumentos orquestales, y también como elementos compositivos de una variedad de complejas estructuras. Downes comentó que usó cinco sintetizadores en la composición de The age of plastic, que fueron utilizados para "imitar otros sonidos y para proporcionar efectos que no usaríamos de la manera que lo hace alguien como John Foxx". Según Horn: "empleamos a tres bateristas diferentes, incluyendo a uno de Landscape y Johnny Richardson de The Rubettes, que eran muy buenos. También utilizamos a un guitarrista de sesión ocasional para tocar varios fragmentos, y había tres o cuatro cantantes femeninas involucradas. Aparte de eso, hicimos todo lo demás por nosotros mismos".

The plastic age es un álbum conceptual con temas líricos acerca de la intensa nostalgia y ansiedad por los posibles efectos de la tecnología moderna, que fueron escritos por Trevor Horn, e inspirados por las obras de J.G. Ballard. Los Buggles afirmaron que eran necesariamente un "grupo plástico" para satisfacer las necesidades de una era de plástico, lo que fue la razón de que su álbum se llamase The age of plastic. Downes dijo que las letras trataban de hacer comentarios cínicos en varios temas.

El álbum se vio extraordinariamente presentado por su divertido y estrafalario single Video killed the radio star, una "loca y pegadiza melodía pop", como Downes la describió, "liderada por dos de las combinaciones personales más improbables con un nombre ridículo". Pero el álbum es mucho más profundo que eso. Se trata de una exploración musical sobre la alienación, la esterilidad y la frustración que puede llegar a formar parte de una sociedad postmoderna, posiblemente post-apocalíptica. A pesar de no ofrecer una temática muy atractiva, el ultra-talentoso dúo formado por Geoff Downes y Trevor Horn la expresaron con aplomo, creando uno de los álbumes más notables de la década de 1980.

The age of plastic muestra el talento múltiple de Trevor Horn, quien después se convertiría en afamado productor (ABC, Tina Turner, Tatu, Rod Stewart, Simple Minds, Eros Ramazzotti, Pet Shop Boys, Paul McCartney, Mike Oldfield, Frankie Goes to Hollywood, Boyzone, Belle & Sebastian, Art of Noise, Marc Almond y otros muchos). Video killed the radio star es una composición aparentemente compleja y de varias capas, líricamente y musicalmente. La otra mitad de los Buggles, Geoffrey Downes, se desliza en instrumentos sintetizados de diversos tipos, mientras que una línea de bajo, vocales distorsionados que suenan arcaicos, y un bombo atronador hacen el trabajo pesado de la canción. Líricamente, la canción evoca nostalgia ligera y alegre en lugar de sentimentalismo empalagoso, y la música y la letra tienen coherencia para enviar un mensaje sencillo sobre el paso del tiempo y la llamada del ayer. Video killed the radio star se refiere a un período de cambio tecnológico en la década de 1960, el deseo de recordar el pasado, y la decepción por que los hijos de la generación actual no apreciasen el pasado.

La trepidante tercera canción, Kid Dynamo, trata sobre los efectos de los medios de comunicación sobre un chico futurista de la década de 1980 y sobre los peligros de la dependencia humana de la tecnología. I love you (Miss Robot), según Downes, trata sobre "estar en la carretera y hacer el amor con alguien que te no me gusta, mientras todo el tiempo estás pensando en telefonear a alguien que está lejos". La revista Wave Maker definió a la canción como "una balada oscura y reconfortante conducida por el bajo que nos hace regresar al country cyberpunk".

Clean, clean sigue la historia de un joven que crece siendo un gángster, y, a pesar de ello, no está dispuesto a hacerlo, y por lo menos intentará mantener la lucha limpia. Wave Maker encontró a Elstree como líricamente similar a Video killed the radio star, tratando sobre "un actor fracasado ocupando una posición más regular detrás de las escenas y mirando hacia atrás en su vida arrepentido". Elstree es un número más lento que rinde homenaje a los estudios británicos de cine del mismo nombre, y relata la fantasía del protagonista de actuar con héroes en películas históricas de serie B. La canción se cierra con los sonidos de un caballo al galope. La balada de tempo lento Astroboy (and the Poles on parade), de acuerdo con Wave Maker, una vez más revisita el cyberpunk con una atmósfera mucho más ligera, aunque ocasionalmente los teclados hacen los ámbitos fronterizos más oscuros, sobre todo con el gancho posterior al coro", y Johnny on the monorail tiene "un ambiente pop que adecúa mejor el flujo del resto del álbum".

El disco se abre con un zumbido de relojes, acompañado por gritos breves y un latido humano trabajando lentamente en los primeros segundos de vida en Living in the plastic age. Tan pronto como estos pocos segundos de tenue anarquía terminan, comienza abruptamente la introducción del riff profundo de sintetizador que proporciona la base para el resto del verso, rápidamente seguido por pesados pianos y el sutil bajo de Trevor Horn, seguidos por la voz del mismo Horn. Aunque es el mismo Horn que canta en Video killed the radio star, en ésta retrata nostalgia y romance, mientras que en Living in the plastic age libera frustración, hostilidad y angustia. A través de la acumulación densamente desalentadora del primer estribillo, Horn describe un futuro influenciado por la obra de Orwell, Bradbury y Ballard donde las máquinas han hecho ampliamente obsoleta la vida humana en La Tierra. El coro golpea al oyente con crujientes y distorsionadas guitarras, y los ruidos oscilados de sintetizadores que después serían claves para cualquier gran álbum new wave. El resto de la canción se compone de varios puentes con más sintetizadores, teclados e incluso un afectado xilófono. Al final la instrumentación retornará al mismo latido de corazón de la introducción cerrando la canción.

Siguiendo a Living in the plastic age, aparece el superéxito Video killed the radio star. Mientras la transición es fantástica, The Buggles adoptaron un enfoque de contraste y alegre con esta canción en contraposición a la oscuridad de Living in the plastic age. De manera parecida a la canción anterior, Radio star se construye lentamente a lo largo del verso de entrada, estalla en el coro y finalmente alcanza la cumbre en el puente antes de entrar en un último estribillo y retirarse progresivamente mediante un dúo de piano y sintetizador.

El tercer tema del disco, Kid Dynamo, detona con el poder de una guitarra impulsada por la distorsión después de una breve apertura desde el mismo piano que cerró Radio star. Aunque no tan estructuralmente dinámica como el resto de las canciones del disco, Kid Dynamo contiene uno de los mejores relatos del álbum. En el transcurso de los 3 minutos y medio de la canción, Horn detalla la vida bajo el régimen del capitalismo global desde el punto de vista de un creador celebridades con remordimientos.

En la cuarta canción, los Buggles dejan claro que, no sólo pueden componer un fantástico álbum progresivo, sino también un retrato de un futuro distópico que compite con las obras de Huxley. I love you Miss Robot cuenta con Geoff Downes cantando el título de la canción a través de un vocoder durante el coro, mientras que Horn aparece en el versículo para conferir los sentimientos de vacío que se juntan con los intentos de querer a una máquina. La canción sigue una estructura típica verso/coro hasta que llega a los dos minutos de trance de solos vocales que la cierran.

La segunda mitad de The age of plastic se inicia con el débil compás de Clean, clean, un himno de guerra que deja en claro la influencia punk en el álbum. La progresión de tres acordes básica interpretada a lo largo de los versos, abrochados a los sintetizadores apresuradamente ejecutados es una reminiscencia de los primeros Devo (menos los elementos lo-fi). La canción entra en nuevo territorio cuando llega la conexión, tocando un riff casi cómico, mientras la guitarra y el bajo que anteriormente formaban la base de la canción se convierten en un breve alto. Después de un estribillo final, la canción se completa con una transición que conduce a un solo órgano agradablemente desparejado.    

El romanticismo de Radio star regresa por última vez en el álbum en la sexta canción, Elstree. En lugar de fijar las advertencias de la tecnología y un régimen fascista, los temas líricos presentados por Elstree se centran exclusivamente en el tema secundario de la desolación y el dolor como testigos del interés por un antiguo amor de un actor de película de serie B perdida en el estrellato. La entrega vocal de Horn está encantadoramente envuelta con la emoción adecuada dentro de su voz que requiere una melodía como Elstree, dando al oyente un descanso agradable casi desde la penumbra envolviendo la canción.

La tecnología una vez más gana el control de los sujetos líricos de la banda sujetos con Astroboy (and the Proles on parade), una canción ampliamente dominada por el bajo de Horn funcionando entre combates fuertes de guitarras y sintetizadores. Hablando desde el punto de vista de un desilusionado adolescente europeo, queda inmediatamente aparente que Astroboy libera más angustia más que cualquier otra canción del álbum. El final de la canción manda una señal para el oyente de que la banda se apresta a entrar en erupción en su canción final.        

Manteniéndose fiel al final de Astroboy, la última canción del álbum, Johnny on the monorail, retorna al uso de la estructura de tres acordes utilizada anteriormente en Clean, clean (tras una breve introducción de piano). Sin embargo, las guitarras en Johnny on the monorail corren más rápido que en Clean, clean; La voz de Horn muestra un sentimiento místico. El coro ofrece una interrupción temporal de la energía del verso, antes de volver con la misma intensidad. Un solo de piano eleva la canción antes del estribillo final desembocando en el outro de tres minutos que es introducido por un repetitivo riff de guitarra y eventualmente recogiendo el mismo vigor que antes de chocar en un alto, poniendo punto y final al disco.

The age of plastic fue lanzado por primera vez en Australia en enero de 1980, y en Reino Unido en febrero del mismo año. En 2000, como parte de la serie Remasters de Island, el álbum fue reeditado con tres canciones adicionales, Technopop, Island y Johnny on the monorail (a very different version). El álbum fue remasterizado y relanzado nuevamente en febrero de 2010 en Japón, incluyendo nueve canciones adicionales, tres de las cuales ya figuraban en la reedición del álbum de 2000. Incialmente las canciones de The age of plastic fueron emitidas en las emisoras de radio inglesas a finales de 1979, junto dos anuncios publicitarios del álbum. The age of plastic estuvo seis semanas en las listas de álbumes de Reino Unido, alcanzando el puesto número 27. En los países nórdicos el disco debutó en el número 32 en Noruega, subiendo finalmente hasta el número 23, y alcanzó el número 24 en Suecia. También llegó al número 15 en Francia, al 17 en Italia y al 35 en Japón. La reedición en Japón de 2010 llegó brevemente al puesto número 225 en las listas de dicho país.

Cuatro singles fueron extraídos del álbum. Video killed the radio star, fue el single principal del LP, logrando un extraordinario éxito comercial al encabezar las listas de discos de 16 países, incluyendo la lista de singles británica. Los otros tres singles fueron Living in the plastic age, Clean, clean y Elstree, todos ellos con éxito en Reino Unido (alcanzaron el número 16, 38 y 55 en Reino Unido, respectivamente), y los dos primeros con buenos puestos en las listas internacionales. Una versión especial DJ de Elstree y una versión 12" de Clean, clean aparecieron en la reedición del álbum de 2010.

Video killed the radio star y The age of plastic procuraron una gran popularidad a Horn y Downes, quienes poco después del lanzamiento de su álbum de debut fueron invitados a unirse a la histórica banda progresiva Yes por Chris Squire, con quienes coincidieron en los estudios de grabación. El álbum resultante, Drama, recuerda en algún aspecto a The age of plastic, incluso en los textos: la tecnología en canciones como Machine Messiah o Into the lens (I am the camera).

A finales de septiembre de 2010, The Buggles se reunieron para interpretar su primer concierto en directo integral. El evento fue anunciado como "The Lost Gig" y tuvo lugar en el Ladbroke Grove's Supperclub de Notting Hill, Londres, con el propósito de recaudar fondos para destinar todas las ganancias al Hospital Real para discapacidades neurológicas. Con la excepción de Video killed the radio star y Living in the plastic age, que previamente habían sido interpretadas por la banda, The Lost Gig mostró las primeras interpretaciones en vivo de todas las canciones restantes de The plastic age.

Con este álbum impecablemente arreglado, inventivo, original, de fácil escucha y combinando a la perfección electrónica y pop, The Buggles ofrecieron un disco precursor que lógicamente se convirtió en una referencia para muchos artistas. Grupos franceses como Justice, Daft Punk y Phoenix han sido influenciados por The age of plastic. Justice comentaron que estaban "totalmente fascinados por el primer álbum de The Buggles, The age of plastic. Está lleno de cosas que nos gustan, hay un poco de electro, un poco de pop, un poco de clásica en su sonido... Nos gusta cómo funcionan ellos, como un dúo autónomo..."

Los Buggles no inventaron el rock espacial, ni en su segundo disco hicieron algo similar. The age of plastic es fascinante de escuchar, ya que llena el vacío entre los pioneros del progresivo de los 70 como Pink Floyd, Hawkwind, Alan Parsons (e incluso tal vez E.L.O.), el rock de los años 80 impulsado por sintetizador como A Flock of Seagulls y Thomas Dolby, y artistas actuales como Air y Add N to X. También sugiere que la conexión entre estas varias generaciones de rock espacial es menos tenue de lo que uno puede pensar. Con un pie en el mundo del rock progresivo y el otro en el pop alternativo, The age of plastic simultáneamente emociona, intriga y persigue al oyente. Sin embargo, The age of plastic es verdaderamente único. Ni siquiera el segundo álbum de The Buggles, Adventures in modern recording, consiguió proporcionar la misma experiencia auditiva que The age of plastic.

Fuentes: http://es.wikipedia.org, http://en.wikipedia.org, http://www.ztt.com, http://musique.krinein.com, http://www.allmusic.com, http://www.grinningplanet.com, http://www.cduniverse.com, http://www.amazon.com, http://www.napster.co.uk, http://it.wikipedia.org, http://www.forbisthemighty.com, http://www.metropulse.com, http://www.music-critic.com, http://rateyourmusic.com, http://rincondesconexion.blogspot.com

Listado de canciones:

1.-   Living in the plastic age
2.-   Video killed the radio star
3.-   Kid dynamo
4.-   I love you (Miss Robot)
5.-   Clean, clean
6.-   Elstree
7.-   Astroboy (and the proles on parade)
8.-   Johnny on the monorail

Reedición CD 2000
9.-   Island
10.- Technopop
11.- Johnny on the monorail (a very different version)

Reedición CD para Japón 2010
12.- Clean clean (12-inch version)
13.- Elstree (Special DJ edit version)

Vídeos:

Living in the plastic age - Buggles


Video killed the radio star - Buggles


Kid dynamo - Buggles


I love you (Miss Robot) - Buggles


Clean, clean - Buggles


Elstree - Buggles


Astroboy (and the proles on parade) - Buggles


Johnny on the monorail - Buggles


Island - Buggles


Technopop - Buggles


Johnny on the monorail (a very different version) - Buggles

3 comentarios:

Eduardo García dijo...

Un buen disco. Tiene muy buenos temas, y otros que están bien pero no son espectáculares.
Yo, de todos modos, lo disfruto cuando lo escucho.
Sobre todo este disco lo que tiene de magnífico es la producción del mismo.
No en vano estaba Trevor Horn.
Además me parece que, como dices, es un álbum que influenció a mucha gente en años posteriores.
Pop con mucha electrónica y toques, pequeños, de Rock progresivo o sinfónico durante algunos tramos.
No lo considero un disco imprescindible, pero sí puede que tenga bastante de precursos para muchos estilos que estaban por venir.
Saludos sintéticos.

bernardo de andres herrero dijo...

Magnifica revision. en su día en mTD dedique un post a la carrera de los Buggles a los cuales sumo los discos con Yes de Horn y alguno de Asia con Downes por contener temas de los Buggles

JL dijo...

Este disco tiene un valor especial para mí, pues fue el primer LP que me compré después del maxi Cuba de los Gibson Brothers. En su época fue todo un bombazo, y el disco no está nada mal, y aparte de sus canciones más conocidas, el resto cumplen muy bien su papel.

Yo soy de la opinión que, en muchos sentidos, hubo un antes y un después de Video killed the radio star en el mundo musical. Cierto que ya algunos grupos hacían por entonces pop electrónico, pero ninguno tuvo el éxito que consiguieron los Buggles con su single. A partir de ahí, muchos grupos se abrieron a las nuevas tecnologías e intentaron el asalto al mainstrem bajo diferentes etiquetas, una de ellas, el synthpop; y otras de ellas adaptando estas nuevas tecnologías a su sonido habitual.

Saludos, Eduardo y Bernardo.