domingo, septiembre 27, 2015

Grandes álbumes: AZUL Y NEGRO - La Edad de los Colores

La Edad de los Colores es el primer LP del grupo Azul y Negro, grabado en los estudios Escorpio (propiedad de Luis Cobos, donde grabaron otros tantos de la escena española como Alaska, Mecano, Orquesta Mondragón, Tino Casal, Olé Olé...), editado por primera vez en noviembre de 1981, y reeditado un año después con nueva portada y contenido, para dar cabida a su éxito Me estoy volviendo loco, utilizado como sintonía oficial de la Vuelta Ciclista a España de 1982. A partir de su éxito rotundo se retiraron las primeras ediciones del mercado para incluir el exitoso tema y, además, se lanzó en versión 12".

En él se incluyen clásicos como No controlo nada o La Torre de Madrid, y otros como Televisión (ritmos punzantes) o No queda paz (con un sintetizador de fondo un tanto oscuro), que se asemeja bastante a They all ran after the carving knife de New Musik. Agujas plateadas y Mona Lisa (de la que volvió a hacer una revisión bastante buena Carlos García Vaso bajo el nombre del grupo) desaparecieron en la segunda edición de La Edad de los Colores, para dar paso a Me estoy volviendo loco.

La cara B incluye la clásica Catedral de sal (un instrumental de libro sencillo pero bonito), El misterio de la Pirámide (un instrumental bailable y con algún toque cercano al italo-disco), Mar de la Tranquilidad (con unas cajas de ritmos muy potentes), La última estrella (con sonido muy alegre y casi sixties) y El color del tango (un tango electrónico).

En julio de 1976, Carlos García Vaso se trasladó de Cartagena a Madrid, y enseguida formó un grupo, Cáñamo, por el que pasaron gente de Cucharada como Manolo Tena y Antonio Molina (el guitarrista zurdo de Ramoncín), y allí conoció a Julio Blasco, que acababa de dejar Banana (Salvador) y entraba en Granada, el grupo de Carlos Cárcamo. Lo invitaron a unirse a ellos y aceptó, justo para grabar su tercer disco, Valle del Pas. El cambio experimentado por Carlos fue brutal, pues se vio dentro de una de las primeras bandas del rock con raíces españolas más puro, y que ya entonces incluía a un gaitero en sus filas. En aquel grupo tuvo que trabajar duro, aprender solfeo, practicar guitarra durante horas y horas, y se inició en jazz y flamenco.

Después de ocho meses de galas y festivales en compañía de Triana, Compañía Electrica Dharma, Asfalto e Iceberg, como máximos exponentes del rock sinfónico español, abandonó el grupo y quiso experimentar una nueva faceta musical. Formó el grupo Greta, destacando sus actuaciones diarias en el Music Hall Top Less (más tarde conocido como Rock Ola, cuna de la "Movida madrileña").

A partir de entonces su estilo "popero" de tocar la guitarra se hizo popular y fueron requeridos en bastantes grabaciones como músicos de sesión en el estudio de Luís Cobos, algunas de ellas inolvidables, como el primer LP de Mecano (la guitarra de Hoy no me puedo levantar, Maquillaje, Me colé en una fiesta, Boda en Londres, etc.) Los dos primeros LPs de Tino Casal (a destacar las guitarras eléctricas en Champú de huevo, Billy boy, Embrujada, etc.). Los primeros temas de Antonio Flores (Pongamos que hablo, No dudaría). Y fue precisamente en el LP póstumo a Nino Bravo (todas las guitarras eléctricas están tocadas por Carlos), donde conoció a Julián Ruiz (octubre de 1980), que se brindó a producir el próximo trabajo que hiciese.

Su nueva evolución musical derivó hacia los sintetizadores, la música futurista y muy tecnificada, compró instrumentos de teclado, practicó y comenzó a grabar maquetas con esas fórmulas.

Para potenciar al máximo las posibilidades de los teclados decidieron incluir a un segundo miembro, se barajaron varios nombres, entre ellos el de Carlos Berlanga, que ya se había comprometido en el proyecto Alaska, o el de Juanjo 'Shock' (autor de la letra de La Torre de Madrid y No controlo nada), hasta que Carlos tanteó a Joaquín Montoya, quien, a pesar de vivir en Cartagena, aceptó la idea y decidieron llevarla adelante, naciendo así Azul y Negro.

Por su parte, los primeros contactos de Joaquín Montoya con la música fueron a través de un piano de juguete, un regalo de los Reyes Magos. Así, sin pensárselo demasiado, empezó a los 9 años su carrera musical en el Conservatorio. A los 15 años entró a formar parte del primer grupo musical de su historia, un grupo de CartagenaLos Rockets, que hacían música de rock al principio, jazz después y, finalmente, jazz-bossa. Joaquín compaginaba la música clásica del Conservatorio con la del grupo. No podía distinguir entre cuál de ellas le llenaba más por aquel entonces.

Andando el tiempo, terminó su carrera superior de piano, obtuvo ayudas con las que asistió a cursos internacionales en Santiago de Compostela, Bélgica, Austria, Suiza, y ya como músico más hecho, comenzó a dar algunos conciertos de piano por toda la geografía española.

A los 21 años, era profesor en el Conservatorio de Música de Murcia; después estuvo como tal unos meses en Valencia, hasta que de vuelta a su tierra, empezó la investigación en el mundo de los sintetizadores y dejó Los Rockets. Tocaba los teclados en solitario cuando surgió el contacto con Carlos, que le ofreció el proyecto electrónico que estaba preparando. Carlos tenía sus ideas, sus experiencias en el mundo de la grabación y grandes conocimientos de la música pop; Joaquín, sus teclados y su andadura por el mundo de la música clásica.

Así nació Azul y Negro, nombre que proviene de los colores de la camiseta del Inter de Milán. Julián Ruiz, que por aquel entonces trabajaba en el diario Marca como crítico de fútbol, llegó al estudio después de ver jugar al Inter en Italia, con la idea de esos dos colores como nombre del dúo, (estaban grabando sin tener aún claro el nombre artístico). Dio mucho juego este nombre que representa también los colores de los cables de la corriente eléctrica, colores fríos que marcaron esa década de explosión del color, la moda y el diseño... hasta los taxis cambiaron de color. Actualmente ese nombre es una marca registrada por Carlos García-Vaso en Patentes y Marcas y en Dominio de la web.

Azul y Negro contaron para la grabación en aquella ocasión con Tino Azores como ingeniero de sonido, mientras que la producción corrió a cargo de Julián Ruiz. El diseño de la portada fue realizado por Tino Casal, con el que Carlos García Vaso colaboraría como guitarrista en sus LPs Neocasal y Etiqueta negra. Además, Joaquín y Carlos tocaron las guitarras y los teclados del disco de Rubi, si bien fue Carlos el encargado de todos los arreglos.

No controlo nada y La Torre de Madrid (Tour Eiffel para la versión internacional) eran los temas elegidos de La Edad de los Colores para formar parte del primer single del disco, y se grabaron en inglés para su publicación en Holanda (Pol Fergurson-Thompson fue el encargado de las letras en inglés). Para su segundo single fueron escogidas Catedral de sal y La última estrella; la primera está dedicada a Bogotá por su famosa Catedral y fue interpretada en TVE en el legendario programa 300 millones.

Me estoy volviendo loco fue la primera sintonía española asociada al reportaje televisivo de la Vuelta Ciclista a España (en 1981 lo había sido los Wings de Paul McCartney con Goodnight tonight). Fue compuesta expresamente para dicha Vuelta, dado que Polygram había tenido noticias del concurso que TVE había convocado y les propuso que preparasen algo adecuado. La compañía tuvo que pagar "un millón de pesetas" para presentar el tema a concurso. Los Pegamoides también se presentaron, pero finalmente Azul y Negro fueron los ganadores.

El éxito y la repercusión de Me estoy volviendo loco fue rápida e inesperada para todos. En mayo de 1982, durante tres semanas consecutivas, sonó en todos los hogares a través de la pequeña pantalla; tal fue el éxito y la demanda de discos que la compañía, que acababa de lanzar el LP sin ese tema, tuvo que retirar rápidamente del mercado toda la edición y lanzar una segunda versión de La Edad de los Colores incluyendo la versión maxi de la famosa sintonía, lo que llevó algunas semanas, y se perdieron miles de posibles ventas, ya que mientras se estaba promocionando en televisión no había discos en las tiendas. El éxito de Me estoy volviendo loco hizo que la multinacional lo editara también, con el título Going crazy, en diecisiete países entre Europa, Japón, América y Australia.

A la hora de hacer la presentación en directo del disco, Carlos y Joaquín optaron por tocar solos en el escenario, sin el apoyo de ningún otro músico, algo muy novedoso, ya que tan sólo llevaban a dos bailarines para dar visualización a los temas instrumentales, y curiosamente el bajo era tocado con el pie. Además, en todas las entrevistas dejaban bien claro, que no utilizaban ningún tipo de cinta ni grabación alguna a modo de play back. Además de los temas del disco incluyeron para sus directos una fantástica versión tecno del tema Eleanor Rigby de los Beatles que, desgraciadamente, nunca fue grabada. El lugar elegido para su concierto de presentación fue la discoteca valenciana Distrito 10, con un éxito arrollador, hasta el punto de que sigue siendo recordado como uno de los mejores que se haya efectuado nunca por un artista español. Su sonido nítido y cristalino como sus discos, la decoración, las luces, los trucos de artificio, su sentido del humor... La repercusión de aquella actuación fue inmediata y pronto llovieron los contratos sobre la mesa del manager personal Eliseo Peris 'Elite' (antiguo cantante valenciano de la escuela de Nino Bravo, que llegó a ser ganador del Festival de Benidorm).

Me estoy volviendo loco también apareció en el recopilatorio del primer y segundo disco remezclado y remasterizado, Digital, de 1983.

Fuentes: http://egarpar.blogspot.com.es, http://elcaunegre.blogspot.com.es, http://no80s-gruposnacionales.blogspot.com.es, http://www.popdelos80.com, http://www.azulynegro.com, http://rincondesconexion.blogspot.com.es, http://quefuedemagazine.blogspot.com.es, http://www.popdelos80.com, http://www.hispasonic.com

Listado de canciones:

Edición LP (1981)
1.-   No queda paz
2.-   Televisión
3.-   No controlo nada
4.-   La Torre de Madrid
5.-   Agujas plateadas
6.-   Mona Lisa
7.-   Catedral de sal
8.-   El misterio de la pirámide
9.-   Mar de la Tranquilidad
10.- La última estrella
11.- El color del tango

Edición LP (1982)
12.- Me estoy volviendo loco

Edición CD Rusia (2005)
13.- Me estoy volviendo loco (extended version)
14.- Paso a paso
15.- Secuencias
16.- Flash
17.- Paraíso perdido
18.- Con los dedos de una mano
19.- La Torre De Madrid (first version 1981)
20.- Catedral de sal (first version 1981)
21.- No controlo nada (first version 1981)

Vídeos:

No queda paz - Azul y Negro


Televisión - Azul y Negro


No controlo nada - Azul y Negro


La Torre de Madrid - Azul y Negro


Catedral de sal - Azul y Negro


El misterio de la pirámide - Azul y Negro


Mar de la Tranquilidad - Azul y Negro


La última estrella - Azul y Negro


Me estoy volviendo loco - Azul y Negro


Paso a paso - Azul y Negro


Secuencias - Azul y Negro


Paraíso perdido - Azul y Negro


Con los dedos de una mano - Azul y Negro

4 comentarios:

Eduardo García dijo...

Antes de nada, me alegro que algo del blog te haya valido como información.
El disco me parece un clásico del grupo. Casi por la portada y los dos temas que incluye, me quedo con la primera edición.
Tiene dos clásicos como No Controlo Nada y La Torre de Madrid.
Pero en general, es un gran disco de tecno Pop.
Saludos sintéticos.

orabidoo dijo...

Muy buena y completa reseña!

Saludos!

Johnny J.J. dijo...

Todavía conservo ese primer vinilo, me gustaba. Hace mil años que no lo escucho, y me has picado el gusanillo. Creo que el primero y el segundo fueron dos buenos discos de tecno pop. Salud.

JL dijo...

Para mí es su mejor disco, aunque fue el segundo el que se llevó los honores. Pero ahí queda demostrado que fueron uno de los grupos innovadores electrónicos, no sólo en territorio español, sino en el extranjero. Y aún actúan y dan buenos espectáculos. Canciones no demasiado conocidas por el público, pero fantásticas, como La catedral de sal o ese No queda paz que alimentó la polémica de quién fue quien versionó entre Azul y Negro o New Musik (yo creo que la original fue la de New Musik).

Saludos, Eduardo, Orabidoo, Johnny...