miércoles, abril 01, 2015

WARREN ZEVON

Warren William Zevon (1947–2003) fue un músico y cantautor estadounidense de rock, conocido por la oscuridad y algo extraño sentido del humor de sus letras, que a menudo complementaba con la ironía y el sarcasmo que siempre le caracterizó. Sus cuentos irónicos de violencia física y psicológica le hicieron ganar un estatus de culto y las comparaciones con figuras tan diversas como Dorothy Parker, Raymond Chandler, Sam Peckinpah y Martin Scorsese. Zevon fue un cantante y compositor cuya música a menudo trataba sobre bandidos, mercenarios, sociópatas y villanos de todas las tendencias. Sus letras muestran un ingenio agudo e inteligente a pesar de sus circunstancias y sus a menudo incómodas narrativas. A la vez que podría escribir sobre amor y emociones más apacibles, lo hizo con la firme convicción de que tales historias rara vez tienen un final feliz.

Tuvo una vida llena de altibajos, con constantes problemas en su vida personal (divorcios, alcoholismo, intentos de suicidio...) que se complementaban con un gran reconocimiento entre sus compañeros de profesión entre los que destacaban Jackson Browne, Bruce Springsteen, Bob Dylan, R.E.M. y Neil Young. Era a veces intimidante, autodestructivo, distante. Tenía toneladas de carisma, pero cuando no quería personas alrededor de él, tenía el carisma girado, como recordaba su ex-esposa Crystal Zevon. Sus composiciones más conocidas incluyen Werewolves of London (canción que cantaba Tom Cruise en la película El color del dinero de Martin Scorsese, aunque también ha sido versionada por gente como The Flamin' Groovies), Lawyers, guns and money, Roland the headless Thompson gunner y Johnny stripes up the band, todas las cuales aparecen en su tercer álbum, Excitable boy (1978). Otras canciones conocidas escritas por Zevon han sido grabadas por otros artistas, incluyendo Poor poor pitiful me (un gran éxito en la voz de Linda Ronstadt), Accidentally like a martyr, Mohammed’s radio, Carmelita (versionada por artistas como Bruce Springsteen y Counting Crows) y Hasten down the wind.

Junto con sus propias composiciones, Zevon grabó o interpretó ocasionales covers, incluyendo A certain girl de Allen Toussaint, Knockin’ on heaven’s door de Bob Dylan, y First we take Manhattan de Leonard Cohen, y fue invitado habitual en Late Night with David Letterman y Late Show with David Letterman. Letterman colaboró más tarde como vocalista invitado en Hit somebody! (the hockey song) con Paul Shaffer y miembros de la orquesta de la CBS en el álbum de Warren Zevon, My ride’s here.

Zevon nació en Chicago, Illinois, hijo de Beverly Cope (nacida Simmons) y William Zevon. Su padre era un inmigrante judío de Rusia, y su apellido original era Zivotovsky. William era un jugador profesional que manejaba un buen volumen de apuestas y juegos de dados para el notorio mafioso de Los Angeles, Mickey Cohen. William trabajó durante años en Combination de Cohen, donde era conocido como Stumpy Zevon, y fue padrino de la boda de Cohen. La madre de Warren provenía de una familia de mormones y era descenciente de ingleses que se mudaron a Fresno, California. El estilo de vida de su padre obligó a la familia a moverse con frecuencia, y Zevon pasó la mayor parte de sus primeros años en California y Arizona, donde pudo entrar en contacto con la realidad musical más diversa: el blues negro del Mississippi, el folk-rock de protesta, o el rock psicodélico californiano. Cuando tenía 13 años, Zevon fue visitante ocasional a la casa de Igor Stravinsky donde, junto a Robert Craft, estudió brevemente música clásica moderna en la Gatorade High School y después se dio de baja (según sus palabras, la escuela pública homogeneizaba las mentes, bronceaba las ideas y era alienante para aquellos que poseían un don especial). Los padres de Zevon se divorciaron cuando él tenía 16 años, y pronto dejó la escuela secundaria y se trasladó desde Los Angeles a Nueva York para convertirse en cantante folk.

Zevon comenzó su carrera musical muy pronto. Grabó sus primeros temas con The Brothers, con los que lanzó dos singles, Today is today y The girl's alright, que constituyeron un pequeño aunque significativo éxito, pero a pesar de ello el grupo se disolvió. Se unió durante un tiempo con su amiga de secundaria Violet Santangelo como dúo musical llamado lyme & cybelle, que lanzó el single Follow me. Pasó un tiempo como músico de sesión y compositor de canciones publicitarias (como, por ejemplo, para anuncios de vinos de Ernest y Julio Gallo, un famoso ketchup o el Chevrolet Camaro). Escribió varias canciones para sus compañeros de sello White Whale, The Turtles (Like the seasons y Outside chance), aunque se desconoce su participación en la grabación. Otra composición temprana (She quit me) fue incluida en la banda sonora de la película Midnight cowboy de 1969. Para adaptarse a la temática de la película, la canción fue regrabada como He quite me, desde el punto de vista de una fémina.

El primer intento de álbum en solitario de Zevon, Wanted dead or alive (1969), fue producido por la figura de culto de los años 60 Kim Fowley, pero no se vendió bien. Destellos de preocupaciones líricas más tarde de Zevon sobre las pérdidas románticas y violencia noir están presentes en canciones como Tule’s blues y A bullet for Ramona. El inédito segundo esfuerzo de Zevon, Leaf in the wind, fue llamado por su hijo Jordan, “una mierda de dinero agarrado por el sello”.

Durante la década de 1970, Zevon estuvo de giras regularmente con los Everly Brothers como teclista y líder de la banda/coordinador musical. Más adelante dentro de la misma década, estuvo de gira y grabó con Don Everly y Phil Everly, por separado, quienes intentaron lanzar sus carreras en solitario tras la ruptura del grupo. Su insatisfacción con su carrera (y la falta de fondos) le llevó a trasladarse a España en el verano de 1975, donde vivió y actuó en el Dubliner Bar, una pequeña taberna de Sitges, cerca de Barcelona, propiedad de David Lindell, un ex-mercenario. Juntos compusieron Roland the headless Thompson gunner.

En septiembre de 1975, Zevon regresó a Los Angeles, donde compartió habitación con los entonces desconocidos Stevie Nicks y Lindsey Buckingham. Allí, colaboró con Jackson Browne, quien en 1976 produjo y promocionó el álbum de debut de Zevon, Warren Zevon, en un sello grande, disco que constituía un reflejo de la sociedad que viajaba por diferentes caminos, y en el que la voz agresiva y potente de Zevon domina todas las canciones. La lista de colaboradores en este álbum incluyen a Nicks, Buckingham, Mick Fleetwood, John McVie, miembros de Eagles, Bonnie Raitt, Linda Ronstadt y Carl Wilson. Ronstadt eligió para grabar muchas de sus canciones, incluyendo Hasten down the wind, Carmelita, Poor poor pitiful me y Mohammed’s radio. La primera gira de Zevon en 1977 incluyó apariciones en medio de conciertos de Jackson Browne, una de los cuales está documentada en una grabación pirata difundida de un programa de radio holandesa bajo el título The offender meets the pretender.

Aunque mucho más oscuro y más irónico compositor que Browne y otras figuras destacadas del movimiento de cantantes y cantautores de Los Angeles de la época, Zevon compartió con sus compañeros de los años 70 en Los Angeles un interés en influencias pasadas folk y country, y un compromiso con un estilo de escritura de canciones con raíces en el trabajo de artistas como Bob Dylan y Joni Mitchell. Aunque sólo obtuvo un modesto éxito comercial, el producido por Browne, Warren Zevon (1976), sería más tarde calificado como una obra maestra en la primera edición de la Guía de Discos de Rolling Stone, y es citado en la edición de noviembre de 2004 revisada del libro como el trabajo más realizado de Zevon. Las canciones más representativas del disco incluyen al lamento de los adictos Carmelita, la balada proscrita estilo Copland, Frank and Jesse James, The French inhaler, una mirada mordaz en la vida y lujuria en el negocio de la música de Los Angeles (que trataba, de hecho, sobre su novia desde hacía mucho tiempo y madre de su hijo Jordan), y Desperados under the eaves, una crónica del creciente alcoholismo de Zevon.

En 1978, Zevon lanzó Excitable boy (producido por Jackson Browne y el guitarrista Waddy Wachtel), con elogios de la crítica y éxito popular (número 8 en Estados Unidos). El disco muestra una música nerviosa, un rock duro que, sin ser metálico, anticipa la new wave, turbando el ambiente californiano, habituado a la calidez, al misticismo y al refinamiento de sus artistas. La canción Excitable boy (que trata sobre un baile de graduación nocturno de asesinos juveniles sociópatas) nombra a la pequeña Susie, la heroína de sus antiguos empleadores, The Everly Brothers, en su canción Wake up little Susie, mientras que canciones como Roland the headless Thompson gunner y Lawyers, guns and money utilizan humor socarrón para casarlo con subtextos geopolíticos a duras narrativas. Varias canciones de este álbum recibieron bastante emisión por la radio FM, y la publicación del single Werewolves of London, que contaba con Mick Fleetwood y John McVie, era una versión relativamente desenfadada con el panorama macabro y la firma de Zevon, y fue un éxito Top 30.

El crítico Dave Marsh, en The Rolling Stone Record Guide (1979), denominó a Zevon como “uno de los rockeros más duros que han salido del Sur de California. Rolling Stone calificó al álbum como uno de los más importantes lanzamientos de los años 70, y colocó a Zevon junto a Neil Young, Jackson Browne y Bruce Springsteen como uno de los cuatro más importantes nuevos artistas que emergieron en la década. En mayo de 1980, Zevon y Willie Nile aparecieron en el King Biscuit Flower Hour.

Zevon continúo el camino abierto con Excitable boy con Bad luck streak in dancing school (1980, número 20 en Estados Unidos), álbum que fue dedicado a Ken Millar, más conocido por su seudónimo como el novelista de detectives Ross Macdonald. Millar era un héroe literario de Zevon, con el que el cantante coincidió por primera vez mientras participaban en una intervención organizada por el periodista de Rolling Stone, Paul Nelson, lo que ayudó a Zevon a restringir temporalmente sus adicciones. Con un éxito modesto con el single A certain girl (un cover de Zevon de un disco R&B de Ernie K-Doe, que llegó al número 57 en la lista de singles Billboard Hot 100), el álbum se vendió rápidamente, pero de manera irregular, y representó una disminución de la atención a Zevon más que consistencia comercial y crítica. Contenía una colaboración con Bruce Springsteen llamada Jeannie needs a shooter y la balada Empty-handed heart, que ofrecía un contrapunto interpretado por Linda Ronstadt, y que versaba sobre el divorcio de Zevon de su esposa Crystal, la única mujer con la que se casó legalmente, aunque a menudo erróneamente se la considera en algunas biografías como su segunda esposa. Marilyn Tule Livingston, la madre de su hijo Jordan, y Zevon estaban en una relación de largo plazo, pero nunca se casaron.

Más tarde, durante 1980, lanzó el álbum en vivo Stand in the fire (número 20 en Estados Unidos; dedicado a Martin Scorsese), grabado durante cinco noches en el teatro Roxy de Los Angeles. Con él, Zevon parecía recuperarse de sus excesos y daba rienda suelta al rock. Es el reflejo de una actuacion muy salvaje, con voces enloquecidas y una asombrosa energía. El disco contenía dos canciones inéditas: Stand in the fire y The sin.

La publicación de Zevon de 1982 (número 93 en Estados Unidos), The envoy, regresó al alto nivel de Excitable boy, pero no fue un éxito comercial. Se trataba de un conjunto ecléctico pero característico que incluía composiciones como Ain’t that pretty at all, Charlie’s medicine, Looking for the next best thing y Jesus mentioned, la primera de las dos reacciones musicales de Zevon a la muerte de Elvis Presley (la otra es la canción Porcelain monkey en Life’ll kill ya de 2000). La canción The envoy fue dedicada a Philip Habib, enviado especial de Estados Unidos para el Medio Oriente durante la década de 1980. En las notas para la antología de 1996 I’ll sleep when I’m dead, Zevon declaró que después de lanzar la canción, Habib le envió “una carta de agradecimiento muy agradable con el membrete del Departamento de Estado”. La letra de otra canción, The Hula Hula boys, se extrajo del libro de Hunter S. Thompson de 1983, The curse of Lono.

En 1983, el recién divorciado Zevon se comprometió con la DJ de Filadelfia, Anita Gevinson, y se trasladó a la Costa Este. Tras la decepcionante recepción a The envoy, el distribuidor de Zevon, Asylum Records, canceló su relación de negocios, que Zevon descubrió sólo cuando leía en la columna de chismes “Random notes” de Rolling Stone. El trauma presuntamente provocó que recayese en grave alcoholismo y voluntariamente se inscribió en una clínica de rehabilitación sin nombre en Minnesota en 1984. Terminó su relación con Gevinson poco después. Zevon se retiró del negocio de la música durante varios años, excepto en algunas actuaciones en directo, período de tiempo durante el cual finalmente superó severas adicciones al alcohol y las drogas.

Durante este período transitorio, Zevon colaboró con Bill Berry, Peter Buck y Mike Mills (de R.E.M.), junto con el vocalista de acompañamiento Bryan Cook, para formar un proyecto menor llamado Hindu Love Gods. El grupo lanzó el single Narrator a través del sello IRS en 1984, que no entró en las listas, y después suspendió actividades durante varios años.

Berry, Buck y Mills se convirtieron en la base de la banda de estudio de Zevon cuando reemergió nuevamente en 1987 mediante su firma con Virgin Records, y la grabación del álbum Sentimental hygiene (número 93 en Estados Unidos). El disco, aclamado como el mejor de Zevon desde Excitable boy, contó con un gruesa capa de sonido rock y canciones tensas, a menudo humorísticas como Detox mansion (una visión sarcástica de un centro de rehabilitación de celebridades), Even a dog can shake hands (donde arremete contra la hipocresía del ambiente de Hollywood), Bad karma (que mostraba al cantante de R.E.M., Michael Stipe, en coros), The Factory (con la armónica de Bob Dylan) y Reconsider me. Incluía las contribuciones de Neil Young, Bob Dylan, Flea, Brian Setzer, George Clinton, así como Berry, Buck y Mills, y sus colaboradores desde hacía mucho tiempo, Jorge Calderón y Waddy Wachtel.

Durante las sesiones de Sentimental hygiene, Zevon también participó en una jam session durante toda la noche con Berry, Buck y Mills, que trabajaban por su cuenta a través de números de rock y blues de artistas como Bo Diddley, Muddy Waters, Robert Johnson y Prince. Aunque las sesiones no fueron pensadas inicialmente para ser lanzadas, finalmente vieron la luz del día como el álbum Hindu Love Gods.

El seguimiento inmediato de Sentimental hygiene fue Transverse city (1989), un álbum conceptual futurista inspirado en el interés de Zevon en la obra del autor de ciencia ficción ciberpunk William Gibson. Contaba con invitados como el baterista de Little Feat, Richie Hayward, el bajista de Jefferson Airplane, Jack Casady, el teclista Chick Corea y los guitarristas Jerry Garcia, Jorma Kaukonen, David Gilmour y Neil Young. Algunas de sus mejores canciones incluyen Splendid isolation, Run straight down (acompañada por un video promocional que presentaba a Zevon cantando en una fábrica mientras Gilmour tocaba sus solos de guitarra) y They moved the Moon, la última de las baladas espectrales de Zevon.

Tranverse city fue una decepción comercial, y Virgin Records terminó su relación con Zevon poco después de lanzar el álbum. Zevon, sin embargo, casi inmediatamente fue contratado con Giant Records, y su primera publicación con el nuevo sello fue el álbum Hindu Love Gods, registrado durante las sesiones de Sentimental hygiene. El álbum incluye una versión de Raspberry Beret de Prince, que se convirtió en hit en la lista Modern Rock estadounidense, llegando al número 23, y otra de Mannish boy de Bo Diddley.

En estos años comenzó a trabajar componiendo música para programas de television como The Drug Wars o Route 66's, para el que escribió la cancion If you work leave me I'll fill find somebody who will.

En 1991, Zevon, de nuevo como artista en solitario, lanzó el álbum Mr. Bad Example, que incluía el modesto éxito pop Searching for a heart (en la que colaboraba el batería de Toto, Jeff Porcaro), la rockera Things to do in Denver when you’re dead (con su hijo Jordan Zevon a los coros; más tarde utilizada como título de la película neo-noir del mismo nombre dirigida por Gary Fleder; tras algunas escaramuzas sobre el uso no autorizado del título de la canción de Zevon, la canción de Zevon obtuvo la licencia para ser emitida en los créditos finales de la película), y el dueto con Dwight Yoakam, Heartache spoken here. Zevon también cantó vocales principales en la canción Casey Jones del álbum de homenaje a Grateful Dead, Deadicated (aunque el corte es atribuido al colaborador regular David Lindley). Zevon desarrolló giras por Estados Unidos (con The Odds), Europa, y Australia y Nueva Zelanda durante este período.

Debido a sus reducidas circunstancias, sus actuaciones eran a menudo verdaderos esfuerzos en solitario (con mínimo acompañamiento de piano y guitarra); el directo de 1993 Learning to flinch, documenta la gira. El disco recibió algún apoyo por parte de la radio universitaria y fue considerada una versión “unplugged” de Zevon, quien actuó a menudo en Colorado para poder tener la oportunidad de visitarse con su viejo amigo Hunter S. Thompson. Zevon, bastante recuperado de sus problemas personales, demostraba en el disco que aún conservaba su visión única y original, y continuaba siendo un atractivo escritor atractivo y artista intérprete o ejecutante.

Como fan de toda la vida de la ficción hardboiled, Zevon hizo amistad con varios escritores bien conocidos que también colaboraron en sus composiciones durante este período, incluyendo a Thompson, Carl Hiaasen y Mitch Albom. Zevon también sirvió como coordinador musical y guitarrista ocasional de un grupo de música rock ad hoc llamado The Rock Bottom Remainders, una colección de escritores interpretando estándares del rock and roll en ferias del libro y otros eventos. Este grupo incluyó a Stephen King, Dave Barry, Matt Groening y Amy Tan, entre otros escritores populares, y ha continuado haciendo un concierto benéfico por año desde la muerte de Zevon.

Un proyecto afiliado para el que Zevon y sus amigos tocaron y escribieron notas es el álbum no convencional de 1998 Stranger than fiction, un conjunto de dos CD atribuido a The Wrockers que contenía covers de rock y originales de muchos de los autores de los Remainders, tan notables como Norman Mailer y Maya Angelou. Zevon supervisó la música para el revival de breve duración de las series de la cadena NBC, Route 66 (1993), contribuyendo al título principal de la serie, If you won’t leave me I’ll find somebody who will. Su música también apareció en varias películas, como TekWar de William Shatner entre 1994 y 1996 (Zevon figura como “autor de la música del tema” en los créditos iniciales, y su canción Real or not fue utilizada como canción del show).

Ocasionalmente, entre 1982 y 2001, Zevon sustituyó a Paul Shaffer como director de orquesta en Late Night with David Letterman y más tarde en Late Show with David Letterman. Un ejemplo fue en 1998, cuando Shaffer viajó a Canadá para filmar su cameo en Blues Brothers 2000.

En 1995, Zevon lanzó el autoproducido Mutineer. La canción Mutineer fue versionada con frecuencia por Bob Dylan en su gira de otoño por Estados Unidos en 2002. El cover de Zevon de Jesus was a crossmaker del artista de culto Judee Sill precedió el redescubrimiento más amplio de su obra una década más tarde. El álbum, un trabajo sofisticado y ambiental donde sólo tocaba él (a excepción del acordeón de Bruce Hornsby), pasó sin pena ni gloria y sufrió las peores ventas de la carrera de Zevon, en parte porque su sello, la breve Giant Records del superagente Irving Azoff estaba en proceso de salir del negocio. Destacan las canciones Mutineer, Flinch y The indifference of heaven. Rhino Records lanzó una recopilación de lo mejor de Zevon en 1996, I’ll sleep when I’m dead (an anthology). Zevon también apareció en el show de Larry Sanders en HBO en 1993, actuando como invitado, promocionando Learning to flinch (Zevon y el actor John Ritter, quien fue artista invitado en el mismo episodio, murieron con cuatro días de diferencia uno del otro en septiembre de 2003). Zevon también actuó en dos episodios de Suddenly Susan en 1999 junto con el actor y cantante Rick Springfield.

Tras otro despido de cinco años, Zevon firmó con Artemis Records del veterano en la industria Danny Goldberg, y se recuperó otra vez con la publicación que giraba sobre la temática de la mortalidad Life’ll kill ya (2000), que contiene el himno Don’t let us get sick, I was in the house when the house burned down (un juego de palabras de la canción Burning down the house de Talking Heads), y una versión austera del hit de los 80 de Steve Winwood, Back in the high life again. En este disco seguía contando con su preciado colaborador Jorge Calderón. Con ventas de discos bastante enérgicas y los críticos musicales dando a Zevon sus mejores comentarios desde Excitable boy, Life’ll kill ya es visto como su segundo regreso.

Zevon siguió con My ride’s here (2002), que presagiaba que Zevon iba a componer mucho más material, y que incluía Hit somebody! (the hockey song), que fue coescrita por el autor de Tuesdays with Morrie, Mitch Albom, y contaba con Paul Shaffer, la banda Late Night y una aportación vocal dialogada del presentador de televisión David Letterman, y la balada Genius, después tomada como título para una antología de Zevon de 2002, una canción cuya sección de cuerdas ilustra la influencia duradera de Stravinsky en el trabajo de Zevon. Destacan además las canciones Laissez moi tranquile y My ride’s here, que ha sido interpretada por Bruce Springsteen en sus directos.

En 2002 preparaba su recopilatorio definitivo, Genius: The best of... (Rhino Records). Esta antologia incluía temas de todos sus discos anteriores con excepcion de Wanted dead or alive de 1969, y de The first sessions.

En esta ocasión, Zevon y su actor vecino Billy Bob Thornton formaron una amistad cercana catalizada por sus experiencias comunes con desorden obsesivo-compulsivo y el hecho de que vivían en el mismo edificio de apartamentos. Una de sus obsesiones era coleccionar camisetas idénticas de Calvin Klein.

En diversas entrevistas, Zevon describió una fobia permanente a los médicos y rara vez recibió asesoramiento médico, según dijo. Poco antes de actuar en el festival de Edmonton Folk Music en 2002, empezó a sentirse mareado y desarrolló una tos crónica. Después de un período de sufrimiento con dolor y dificultad para respirar, Zevon fue alentado por su dentista para que fuese a ver a un médico. Zevon fue diagnosticado con mesotelioma peritoneal inoperable (cáncer del revestimiento abdominal asociado a la exposición al amianto). Aunque Zevon nunca reveló dónde había estado expuesto al amianto, su hijo Jordan sugirió que provenía de su infancia en casa de sus padres, cuando su padre pasó un tiempo considerable en el ático de su tienda de alfombras en Arizona. Rechazando tratamientos que creyó que podrían incapacitarlo, por el contrario, Zevon comenzó a grabar su álbum final, The wind, que incluía apariciones de amigos cercanos, entre ellos Bruce Springsteen, Don Henley, Jackson Browne, Timothy B. Schmit, Joe Walsh, David Lindley, Billy Bob Thornton, Emmylou Harris, Tom Petty, Dwight Yoakam y otros. A petición de la cadena de televisión musical VH1, se dio acceso al documentalista Nick Read a las sesiones; sus cámaras documentan a un hombre que retuvo su mordaz sentido del humor, incluso cuando su salud se estaba deteriorando poco a poco con el tiempo.

A finales de octubre de 2002, Zevon apareció en Late Show with David Letterman como único invitado durante toda la hora, primera vez que sucedía en el programa que se venía emitiendo desde ya hacía veinte años. La banda tocó I’ll sleep when I’m dead como introducción. Zevon interpretó varias canciones y habló largamente sobre su enfermedad. Señaló, que “podría haber cometido un error táctico al no ir a un médico durante 20 años”. Fue durante esta emisión que, cuando Letterman le preguntó si sabía algo más en ese momento sobre la vida y la muerte, ofreció su perspicacia ante la muerte: “disfrutar cada sandwich”. También agradeció a Letterman todos los años que lo había apoyado, llamándolo ”el mejor amigo que ha tenido mi música”. Para su canción final de la tarde y su última actuación pública, Zevon interpretó Roland the headless Thompson gunner a petición de Letterman. En la sala verde después del show, Zevon mostró a Letterman la guitarra que usó en el show, y le hizo una simple solicitud: “aquí, quiero que tengas esto, cuídala mucho”. El día después de la muerte de Zevon, Letterman rindió homenaje a Zevon reproduciendo su actuación de Mutineer de su última aparición. La banda Late Show tocó canciones de Zevon durante toda la noche.

Zevon declaró anteriormente que su enfermedad se esperaba que fuera terminal en unos meses tras el diagnóstico de otoño de 2002; sin embargo, vivió para ver el nacimiento de sus nietos gemelos en junio de 2003, y el lanzamiento de The wind a finales de agosto de 2003. Debido en parte a las primeras emisiones de VH1 del documental de Nick Read, Warren Zevon: keep me in your heart, el álbum alcanzó el número 12 en las listas de Estados Unidos, el puesto más alto de un disco de Zevon desde Excitable boy. Cuando el diagnóstico se hizo público, Zevon dijo a la prensa que sólo esperaba vivir lo suficiente para ver la próxima película de James Bond, objetivo que consiguió.

Warren Zevon murió el 7 de septiembre de 2003, con 56 años, en su casa en Los Angeles, California. The wind fue certificado Disco de oro por la RIAA en diciembre de 2003, y Zevon recibió cinco nominaciones póstumas a los Grammy, incluyendo Canción del año por la balada Keep me in your heart. Zevon ganó dos Grammys, Mejor álbum de folk contemporáneo para The wind, y Mejor interpretación rock por un dúo o grupo con vocalista por Disorder in the house, un dueto con Bruce Springsteen. Estos premios póstumos fueron los primeros en la carrera de más de treinta años de Zevon.

Su cuerpo fue incinerado y sus cenizas fueron dispersadas en el Océano Pacífico cerca de Los Angeles.

Un álbum de tributo titulado Enjoy every sandwich: the songs of Warren Zevon, fue lanzado en octubre de 2004. El hijo de Zevon, Jordan Zevon, actuó como productor ejecutivo del álbum e interpretó Studebaker, una composición de Warren Zevon previamente inacabada. Un segundo álbum de homenaje, titulado Hurry home early: the songs of Warren Zevon (la línea “hurry hime early” provenía de la canción Boom boom Mancini, de Sentimental hygiene) fue lanzado por Wampus Multimedia en julio de 2005.

A mediados de febrero de 2006, VH1 Classic estrenó un videoclip de una nueva recopilación, Reconsider me: The love songs. El vídeo, titulado She’s too good for me, fue emitido cada hora en punto durante todo el día.

Primeras y últimas ediciones de los álbumes de Zevon, Stand in the fire y The envoy fueron publicados en marzo de 2007 por Rhino Records junto a una reedición de Rhino de Excitable boy, con cuatro canciones inéditas de bonus en cada uno de los tres CD. Rarezas notables incluían los descartes Word of mouth y The risk, de las sesiones de The envoy, y Frozen notes (strings version), un melancólico descarte de Excitable boy realizada en piano acústico con un cuarteto de cuerdas.

En mayo de 2007, Ammal Records, el nuevo sello puesto en marcha como una sociedad con New West Records del ex-jefe de Artemis, Danny Goldberg, publicó Preludes: rare and unreleased recordings, una antología de dos discos de Zevon que contenía demos y versiones alternativas entresacadas de 126 grabaciones anteriores a 1976 que fueron guardadas en una maleta. El álbum contiene cinco canciones inéditas: Empty hearted town, Going all the way, Steady rain, Stop rainin’ Lord y The Rosarita Beach Cafe, junto con el demo original de Zevon para Studebaker. Selecciones de una entrevista entre Zevon y el personaje de la radio de Austin, Jody Denberg, se mezclan con unos 40 minutos de música en el segundo disco de la colección.

I’ll sleep when I’m dead: the dirty life and times of Warren Zevon, una historia oral y biográfica recopilada por su ex-esposa Crystal Zevon, fue publicado en 2007 por Ecco Books. El libro se compone de entrevistas entrelazadas de muchos de los socios y amigos de Zevon y es notable por la representación pura de Zevon (a petición suya).

George Gruel, un fotógrafo que trabajó como ayudante de campo de Zevon entre 1978 y 1983, publicó un libro de fotos de Zevon en 2012, titulado Lawyers, guns and photos.

Fuentes: http://en.wikipedia.org, http://es.wikipedia.org, http://www.theguardian.com, http://www.nytimes.com. http://www.rollingstone.com. http://www.philadelphiaweekly.com, http://www.allmusic.com, http://www.dlsi.ua.es, http://historiasderock.es.tl, http://rincondesconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

Wanted dead or alive, She quit me, Tule's blues, A bullet for Ramona (Wanted dead or alive)

Frank and Jesse James, Mama couldn't be persuaded, Hasten down the wind, Poor poor pitiful me, The French inhaler, Mohammed's radio, I'll sleep when I'm dead, Carmelita, Desperados under the eaves (Warren Zevon)

Johnny strikes up the band, Roland the headless Thompson gunner, Excitable boy, Werewolves of London, Accidentally like a martyr, Nighttime in the switching yard, Lawyers, guns and money (Excitable boy)

Bad luck streak in dancing school, A certain girl, Jungle work, Empty handed-heart, Play it all night long, Jeannie needs a shooter, Gorilla you're a desperado (Bad luck streak in dancing school)

Stand in the fire, The sin (Stand in the fire)

The envoy, The overdraft, The hula hula boys, Jesus mentioned, Let nothing come between you, Charlie's medicine, Looking for the next best thing (The envoy)

Sentimental hygiene, Boom boom Mancini, The factory, Reconsider me, Detox mansion, The heartache, Leave my monkey alone (Sentimental hygiene)

Transverse city, Run straight down, The long arm of the law, Splendid isolation, Networking, Nobody's in love this year (Transverse city)

Walkin' blues, Travellin' riverside blues, Raspberry Beret, Mannish boy (Hindu Love Gods -Hindu Love Gods-)

Finishing touches, Suzie lightning, Model citizen, Renegade, Heartache spoken here, Things to do in Denver when you're dead, Searching for a heart (Mr. Bad Example)

Seminole bingo, The indifference of heaven, Poisonous lookalike, Piano fighter, Rottweiler blues, Mutineer (Mutineer)

I was in the house when the house burned down, Life'll kill ya, Porcelain monkey, For my next trick I'll need a volunteer, Back in the high life again, My shit's fucked up, Fistful of rain (Life'll kill ya)

Sacrificial lambs, Basket case, Lord Byron's luggage, You're a whole different person when you scared, Hit somebody! (The hockey song), Genius, My ride's here (My ride's here)

Dirty life and times, Disorder in the house, Knockin' on heaven's door, Numb as a statue, She's too good for me, Please stay, Rub me raw, Keep me in your heart (The wind)

Steady rain, Studebaker, I used to ride so high, The Rosarita Beach café (Preludes: rare and unreleased recordings)

Vídeos:

Carmelita, Mohammed's radio, Frank and Jesse James, Hasten down the wind y Desperados under the eaves, de su álbum Warren Zevon:

Carmelita - Warren Zevon


Mohammed's radio - Warren Zevon


Frank and Jesse James - Warren Zevon


Hasten down the wind - Warren Zevon


Desperados under the eaves - Warren Zevon


Werewolves of London, Roland the headless Thompson gunner, Lawyers, guns and money, Excitable boy y Johnny strikes up the band, de su álbum Excitable boy:

Werewolves of London - Warren Zevon


Roland the headless Thompson gunner - Warren Zevon


Lawyers, guns and money - Warren Zevon


Excitable boy - Warren Zevon


Johnny strikes up the band - Warren Zevon


Jeannie needs a shooter y Gorilla needs a desperado, del álbum Bad luck streak in dancing school:

Jeannie needs a shooter - Warren Zevon


Gorilla needs a desperado - Warren Zevon


Stand in the fire, del álbum directo Stand in the fire:

Stand in the fire - Warren Zevon


The envoy, The overdraft y Let nothing come between you, del álbum The envoy:

The envoy - Warren Zevon


The overdraft - Warren Zevon


Let nothing come between you - Warren Zevon


Sentimental hygiene y Boom boom Mancini, del álbum Sentimental hygiene:

Sentimental hygiene - Warren Zevon


Boom boom Mancini - Warren Zevon


Run straight down, del álbum Transverse city:

Run straight down - Warren Zevon


Finishing touches y Searching for a heart, del álbum Mr. Bad Example:

Finishing touches - Warren Zevon


Searching for a heart - Warren Zevon


The indifference of heaven, del álbum Mutineer:

The indifference of heaven - Warren Zevon


Back in the high life again, del álbum Life'll kill ya:

Back in the high life again - Warren Zevon


Hit somebody! (The hockey song), del álbum My ride's here:

Hit somebody! (The hockey song) - Warren Zevon


Disorder in the house, She`s too good for me y Keep me in your heart, del álbum The wind:

Disorder in the house - Warren Zevon feat. Bruce Springsteen


She`s too good for me - Warren Zevon


Keep me in your heart - Warren Zevon