domingo, abril 13, 2014

Grandes álbumes: NEW MUSIK - Anywhere

Anywhere es el segundo álbum de New Musik publicado en marzo de 1981. La edición de cassette del álbum contenía dos canciones adicionales (And y Under attack) que no figuraron en las copias de vinilo, y que aparecerían años después en reediciones japonesas. Una versión remasterizada digitalmente llamada Anywhere... Plus fue lanzada en 2001, con tres canciones adicionales. Ninguno de sus singles, Luxury (con el instrumental The office de Clive Gates en la cara B), While you wait (con From the village y Guitars en la cara B, junto con un instrumental haciendo de sandwich (Kingdoms snippet), que más tarde fue incluído en Warp) y Churches, entró en las listas, aunque el álbum llegó al número 68 en Reino Unido.

New Musik fue la creación del productor y cantautor británico Tony Mansfield. Habiendo lanzado su álbum de debut en 1980 y viendo el éxito modesto obtenido con el single Straight lines, el segundo álbum de New Musik representa una maduración en el sonido de la banda, donde el sintetizador jugaría un papel más preponderante en la creación de una atmósfera que permaneciese durante todo el álbum, un synthpop de fantasía de principios de los 80.

New Musik fueron los Kinks del tecno. El grupo sólo disfrutó de cinco años de vida, pero realizaron tres álbum espléndidos. Anywhere, poblado de maravillosas canciones y una explosión de luminosidad musical, muestra una mezcla de melodías, de sonidos increíbles y brillantes, de ensueño, místicos y retro-futuristas guiados por la magia de Tony Mansfield. También destacan los bajos funky maravillosamente imperturbables de Tony Hibbert, excelente músico de sesión, y los teclados de Clive Gates y la aportación de Phil Towner a la batería y percusión.

New Musik fueron uno de los primeros grupos británicos que elaboraron un sonido que combinaba con éxito sintetizadores e instrumentos reales. Dicho esto, su casi total falta de aceptación comercial es uno de los grandes misterios del pop de principios de los 80. Su música, arraigada en canciones de pop clásico pero con un interés futuro en una electrónica brillante, es accesible instantáneamente y fríamente amenazadora. Esta dicotomía se expresa más claramente en la separación que hay entre las melodías del líder del grupo, Tony Mansfield, acogedoras y a menudo muy animadas, y sus letras alienadas.

New Musik se formaron en 1977, como una banda informal de amigos de un colegio del sur de Londres que empezaron a ensayar juntos bajo el nombre de End of The World; el cantante y guitarrista Mansfield, el teclista Nick Straker, y el bajista Tony Hibbert, reclutaron al baterista Phil Towner, quien había tocado en Video killed the radio star de The Buggles. En lugar de perseguir acaloradamente un contrato discográfico, los recién bautizados New Musik sabiamente eligieron perfeccionar su arte primero. Trabajando durante un tiempo en un estudio del sur de Londres donde Mansfield fue empleado informalmente como músico de sesión y aprendiz de ingeniero, el cuarteto grabó la mayor parte de lo que se convertiría en sus dos primeros álbumes antes de acercarse a la discográfica británica GTO Records con las cintas maestras terminadas. Sin embargo, antes de que GTO hubiese lanzado el primer single de New Musik, Straight lines, en agosto de 1979 Straker iniciaba su carrera en solitario orientada a la fusión. Fue reemplazado por Clive Gates.

Esta nueva alineación completa de New Musik completó el álbum de debut, From A to B, publicado en abril de 1980. Varios singles fueron extraídos de él, con Living by numbers logrando el mejor puesto en las listas. A principios de 1981 lanzaron la continuación de From A to B, Anywhere, en el que las habilidades de producción de Mansfield obviamente habían crecido. Mirando la portada, dan la imagen de una banda prog, pero ciertamente no lo eran.

Con todavía fresca la grabación y lanzamiento de From A to B, New Musik optaron por una continuación más refinada y menos orientada al pop en 1981, con una producción exuberante y compleja. Anywhere no generó hits aptos para el Top 40 en comparación con tres canciones de su anterior trabajo, pero Tony Mansfield estaba empezando a entender la necesidad de espacio sin sacrificar la necesidad de melodías; un intento de longevidad que lamentablemente falló en última instancia. Hay un aire de aislamiento en estos discos que indican que no eran influídos por la irrupción del estilo New Romantic. This world of Walter y Luxury evocan un sentimiento de desesperación, desacreditando a la sociedad materialista mientras era retenida en un armazón pop. Trabajando como un álbum cuasi-conceptual, la visión del futuro de New Musik es sombría en última instancia, aunque el toque de suavidad de Mansfield asegura un placentero paseo.

Anywhere era, según comentó con posterioridad Tony Mansfield, su álbum favorito del grupo. El segundo álbum puede ser difícil para muchas bandas, pero en términos de composición suele ser un trabajo más elaborado. Sin embargo, otros factores comenzaron a tener en ese momento un impacto en la banda. Su sello discográfico GTO comenzó a abandonar, dejando New Musik a merced de la empresa matriz CBS, que estaba más interesada en comercializar a sus propios artistas. Anywhere no alcanzó el nivel de éxito de From A to B, y Tony Mansfield en aquel momento supo "que las cosas empezaban a torcerse un poco". Una gira por Reino Unido para promocionar el disco fue suspendida prematuramente cuando Phil Towner cayó enfermo, siendo su última actuación en The Venue en Londres a finales de marzo de 1981. No fue una buena época para New Musik, a pesar de que musicalmente estaban probablemente en su pico creativo. En mayo de 1981 se publicó el álbum recopilatorio Sanctuary en Estados Unidos, y se programó una gira para promocionarlo, pero fue suspendida una semana antes debido a la enfermedad de Phil Towner, aunque las crónicas de la época mencionan que Phil Towner y Tony Hibbert habían dejado la banda.

Anywhere sigue el rumbo de su trabajo anterior, es decir, melodías pop pegadizas e inmediatas, pero puede que esta vez, debido al apogeo del tecno-pop, los sintetizadores y las programaciones son más evidentes. Anywhere es un álbum con el que se puede ver a New Musik apartarse un poco de las melodías vestidas de pop y ponerse en frente de los distintos telones de fondo de su dominio sónico. El álbum tiene un sentido agudo de la variedad, es también seguramente su trabajo mejor compuesto y realizado. Ninguna canción lo prueba mejor que Churches, una muestra de post-punk a modo de brit-pop a través de disco, synth-pop y dance, de su hábil línea de bajo a un uso del vocoder excelente.

Tony todavía toca con su teclado y efectos de eco invertidos, pero es el uso por el grupo del entonces vanguardista Roland CR-78, una caja de ritmos que define el sonido de Anywhere. El sonido que el grupo podría conseguir de este instrumento es asombroso, de manera que deja este álbum menos pasado de moda que otros álbumes de synthpop coetáneos. They all run after the carving knife, en la que se inspiraron Azul y Negro para su No queda paz de su disco de debut de 1981, La Edad de los Colores, transfiere a un tono jovial e inquietante con los omnipresentes temas líricos de Tony sobre la alienación y la falta de confianza. El disco atraviesa algunos de los más inspirados terrenos sónicos de los 80, con su bajo increíblemente profundo y ambientación en capas. Todo se debe al talento, a la magia de los sintetizadores y de como maneja, sobre todo, el Prophet 5, Tony Mansfield. Es maravillosa la amalgama que Mansfield hacía con las guitarras acústicas y los sintetizadores, mezcladas con un misterio y una gracia excepcionales.

Como músico, como estudioso, como dueño de un estudio, Tony Mansfield fue poco a poco perdiendo gusto por el grupo y lo abandonó tras el tercer album Wrap. Ya no lo necesitaba, porque todo el mundo lo demandaba como productor: Naked Eyes, Captain Sensible, A-Ha, After the Fire, los B-52, Aztec Camera, Yukihiro Takahashi y hasta Miguel Bosé (en su álbum XXX).

La portada del disco ya anticipa cómo New Musik contemplan la música en su vertiente artística. Y así resulta: canciones sobre Design y Areas, multitud de efectos espaciales y ritmos sintetizados experimentales que buscan desplazarse del pop enérgico de antaño hacia un austero sonido atmosférico. El resultado es muy agradable, ciertamente simpático, pero también calculado, en lugar de proporcionar esa ventaja vital y profundidad humana hacia donde se mueve la gente.

Los títulos de canciones de una sola palabra dominan, con Areas, Churches, Traps y Division. Churches, extrañamente condujo a acusaciones de satanismo, con letras tales como '666 approaching fast and it will surely come to pass', que enfurecieron a algunos de nuestros guardianes morales. Sin olvidar esas letras escritas al revés al final de Luxury.

Hay un par de guiños afectuosos a su álbum anterior From A to B. This world of Walter es una inteligente réplica de This world of water, y 'someone said the magic words today' de Churches fue extraído de The safe side. Así como esos sonidos de sonar de la parte final de Back to room one.

Mientras que algunas de las canciones de este álbum son un poco débiles, otras (como la enérgica y amenazadoramente oscura They all run after the carving knife, la hermosa y minimalista Areas, y la brillante From the village) muestras sólidas melodías y evocan una apariencia definida.

Quizá en el debe de este álbum se podría anotar que no ha terminado de envejecer del todo bien, probablemente porque las técnicas de grabación de entonces tienen muy poco de ver con las de ahora, y podría llevar a considerar que algunas canciones podrían catalogarse como bastante kitsch para los gustos y preferencias del mercado actual. Pero ésta también es una de las razones por las que gusta el synthpop de los 80. Durante un tiempo, cuando synth-pop se basó en gran medida en fríos y robóticos sonidos e imágenes (como los de Kraftwerk y Gary Numan), New Musik estaba haciendo música más cálida (aunque a veces bastante fría) que era en gran parte con base orgánica, con mucha guitarra acústica y tambores, donde utilizaban hermosos sintetizadores usados simplemente para dar color más que para conducir la música, en su mayoría cortesía de los magníficos sintetizadores analógicos Prophet-5 y Oberheim OB-X.

La escucha de Anywhere no se hace ni mucho menos larga. Está lleno de grandes temas por descubrir. Desde la impresionante Churches, pasando por la sentimental Areas y la sensacional This world of Walter. Anywhere es un disco muy distinto a los de las bandas de synthpop de la época. Con un sonido más alegre, pero a la vez melancólico, distaba mucho de la oscuridad de sus contemporaneos como John Foxx, Orchestral Manoeuvres In The Dark o Gary Numan.

Listado de canciones:

1.-   They all run after the carving knife
2.-   Areas
3.-   Churches
4.-   This world of Walter
5.-   Luxury
6.-   While you wait
7.-   Changing minds
8.-   Peace
9.-   Design
10.- Traps
11.- Division
12.- Back to room one

Edición cassette 1981:
13.- And
14.- Under attack

Edición CD 2001 (Anywhere... Plus):
15.- The office
16.- From the village
17.- Guitars

Vídeos:

They all run after the carving knife - New Musik


Areas - New Musik


Churches - New Musik


This world of Walter - New Musik


Luxury - New Musik


While you wait - New Musik


Changing minds - New Musik


Peace - New Musik


Design - New Musik


Traps - New Musik


Division - New Musik


Back to room one - New Musik


And - New Musik


Under attack - New Musik


The office - New Musik


From the village - New Musik


Guitars - New Musik

4 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

No estoy de acuerdo en que ha envejecido mal. Me parece toda la obra de New Musk magnifica con un toque naif maravilloso. Mucho mejor que las cosas que nos venian de Alemania tan comerciales. Me recuerdan siempre a The Buggles por el sentido pop

JL dijo...

Hola, Bernardo, Me refiero, no a los que escuchábamos música en los 80, que estoy seguro que la mayoría que conociese a New Musik les suenan todavía muy limpios, nostálgicos y con esa alegría retenida que los caracteriza, sino a las nuevas generaciones. Yo pongo esto a los jóvenes de hoy en día, y la mayoría lo ve caduco. Es difícil entenderlo para nosotros, pero la tecnología y los arreglos han avanzado tanto en estos años, que un sonido tan desnudo y poco recargado es difícil de entender por estas nuevas generaciones. Y digo que ha avanzado mucho, pero en ocasiones no para mejor...
A mí New Musik me siguen pareciendo insuperables, y una de esas bandas que es increíble que no sólo no hayan sido consideradas de las mejores de los 80, sino que sus tres LPs deberían estar entre los mejores de la historia. Muchas veces he comentado sobre algún grupo que hablaré de otro de sus trabajos, pues en esta caso hablaré de los otros dos discos que componen la discografía del grupo de Tony Mansfield, porque creo que alguien, aunque sea este humilde servidor, debería incluirlos entre los grandes álbumes de la historia.

Eduardo García dijo...

Nos guste o no, creo que es un disco que se nota cuando fue hecho. Me atrevería a decir que puede que incluso ahora se vea sobreproducido.
Es el sonido de una época, lo cual no es malo en si mismo.
Refleja bien una tecnología incipiente, en cuanto a instrumentación y a las posibilidades del estudio, que buscaba esa melodía Pop perfecta y que no se tenía que reñir con los instrumentos convencionales.
New Musik es un grupo injustamente olvidado.
Y a mí me gusta todo de ellos.
Curiosamente de los tres que editaron, estaría en el último puesto.
Pero no me entendáis mal, no es malo, es buenísimo, pero es que los otros dos..........
Me remito a mi blog.
Saludos sintéticos.

JL dijo...

Coincido contigo, Eduardo, Los arreglos de estudio de antes tienen poco que ver con los actuales, que tienden más a la espectacularidad, y la música, en muchos casos, menos a las melodías.
Leí tus reseñas de los tres álbumes. Muy bien documentadas, y se nota a la perfección que te sabes hasta la última nota de todas las canciones. Grandes reseñas.
Es que New Musik tenían algo... un encanto nostálgico-futurista-ensoñador-pop que ha influenciado a muchos grupos posteriores de tecno-dream o de dream-pop.
Yo los conocí empezando desde el tercero, que me volvía loco, y es uno de los álbumes que han marcado mi evolución musical. Por lo tanto, comprobé su discografía hacia atrás, y quizá no la disfruté en sentido natural. Pero aún así, reconozco que hicieron cosas que nadie, ni en su época, ni después, logró mejorar, sino, en su caso, adaptar a los nuevos tiempos.
Una pena que Tony Mansfield viese más salida profesional a la producción que a la composición musical con grupo propio. Perdimos un compositor de élite para los años siguientes, pero ganamos un productor de lujo.
Saludos sintéticos.