miércoles, septiembre 18, 2013

VERONICA FALLS

Veronica Falls es una banda de pop indie que se formó en Londres, Reino Unido, en 2009, surgida de las cenizas de The Royal We y Sexy Kids. La banda se compone de Roxanne Clifford y James Hoare (vocales y guitarras), Marion Herbain en bajo, y Patrick Doyle en batería y vocales de acompañamiento. Veronica Falls lanzaron varios singles en Reino Unido y Estados Unidos a lo largo de 2010. Veronica Falls llegó al gran público con el lanzamiento de su álbum de debut Veronica Falls en 2011, que entró en las listas británicas en el número 150.

La suya es una música pop que conjuga la dulzura y la luz con la disonancia y la oscuridad, mediante melodías infecciosas en medio de una pieza lúgubre y gris. Con un sonido semejante a Sexy Kids, las raíces de sus melodías orientadas al pop y tonos con reverberación se pueden buscar a mediados de los 80 en grupos como The Shop Assistants y The Chills, pero también estaban en consonancia con contemporáneos más ruidosos y pop como Grass Widow y Vivian girls. Cuentan entre sus influencias declaradas a grupos como Beat Happening, Velvet Underground, Galaxie 500 y Felt.

En 2009, Roxanne Clifford y Patrick Doyle, del grupo Sexy Kids, se asociaron con James Hoare de Your Twenties. Clifford y Doyle se habían conocido en un show de Comet Gain. Después de una reunión con Hoare, su amiga Marion Herbain aceptó unirse a la banda para formar Veronica Falls. Inicialmente agrupados con la explosión de bandas lo-fi asociadas con la escena de Captured Tracks en Brooklyn, silenciosamente lanzaron unas series de edición limitada de singles que se vendieron rápidamente con los que gradualmente acumularon interés underground y una caché de fans desesperadamente enamorados.

En 2010, Veronica Falls publicaron dos singles, Found love in a graveyard y Beachy head en el sello americano Captured Tracks, y posteriormente la banda grabó con el veterano productor Guy Fixsen (quien había trabajado con My Bloody Valentine y Moose en los 80s), y con Ash Workman (que había trabajado en 2010 con grupos como Metronomy y Summer Camp). Publicaron su álbum de debut Veronica Falls en septiembre de 2011 en Slumberland Records en Estados Unidos, y en Bella Union en la Unión Europea, con ascendencias del jangle pop y la psicodelia garajera de los 60, y con favorables críticas, en general. El álbum fue precedido por el lanzamiento del single Bad feeling en agosto de 2011.

Otras canciones destacadas del disco incluyen, además de los singles Found love in a graveyard, manifiesto de su exuberante retro nostálgico, Bad feeling, que suena como Paint it black de los Rolling Stones interpretada por Jefferson Airplane, y Beachy head, cuyos tonos armónicos se ahogan en un estribillo rememorando los grupos de chicas de los 60s, la frenética y suave Come on over, que suena como Mamas & Papas haciendo una sesión jam con la Velvet Underground, The fountain o Right side of my brain. Para respaldar el disco, también apareció un disco 12” limitado, Six covers, con versiones de The Rolling Stones, The West Coast Pop Art Experimental Band, The Verlaines y The Eurythmics, entre otros.

Con su álbum debut, Veronica Falls habían han diseñado un éxito brillantemente conciso, magníficamente concentrado de agudeza, y de maravillosamente contagioso indie pop. Armados como una banda convencionalmente rockera con riffs que florecen gratamente tras la velocidad de una estructura rítmica precisa pero enérgica; armonías que se incorporan de una forma muy tenue a la composición, y la dulce invitación de las vocalistas femeninas que cuentan historias profundamente grises, de una manera muy rosa. Es como si la música pusiera en las letras una alegría dispersa, entre los momentos donde las cosas salen bien, y aquellos otros donde no todo es tan bueno. El resultado de tal interacción es un furioso despliegue de canciones agudamente atrapantes.

Ya desde la primera canción, Found love in a graveyard, el lirismo se acomoda de una forma extrañamente agradable en la música mostrando inconvenientes expresos sobre las dificultades del amor y la muerte (temas que rondan todo el disco). Se trata de melodías que pueden resultar hasta melosas, acompasadas con un lirismo frenético sobre la tristeza, el desamor y la ilusión de recobrar esos sentimientos que se escaparon en una fotografía gris y con pobre iluminación.

Una banda cuya frescura trae a la memoria los años gloriosos del twee-pop y el C-86, con artistas como Talulah Gosh o The Pastels. Un álbum que crea un paradigma distinto en la manera en la que la música puede tratar con la oscuridad como si se tratase de un juguete. Una canción que termina por explicarlo todo, y que sería un excelente cierre para el álbum, con un maravilloso riff pegadizo.

Tras estar de gira mundial casi todo el año 2012, en noviembre de 2012 volvieron a las tiendas con el single Teenage, del que se editó un vídeo, y poco después, My heart beats. En febrero de 2013, la banda publicó su segundo álbum, Waiting for something to happen, co-producido con Rory Attwell (Male Bonding, The Vaccines).

Waiting for something to happen ve a la banda emerger como una de las más potentes e influyentes del actual pop indie de guitarras. Bellamente maduros y conmovedores, este sólido segundo disco muestra al grupo sacándose de encima las referencias casualmente morbosas hacia una elegancia que destila la esencia de una existencia veinteañera sin rumbo (las angustias colectivas, la tensión y confusión de pasar de la adolescencia a la plena adultez) en un conjunto de canciones pop inmaculadamente concebidas, perfectamente labradas.

"Yo diría que la palabra ‘nostálgico’ realmente describe el estado de ánimo del álbum," reflexionaba Clifford. "Hemos elegido el título del álbum porque capta lo que la gente a nuestra edad está haciendo". De hecho, el itinerario emocional, desde el título, implica un acuerdo con el proceso de crecer y finalmente aprender a enfrentar la responsabilidad adulta, de dejar atrás el refugio de "conducir por la noche, voy a dejar escuchar la música que te gusta... todo está bien" (como cantan en la soñadora e ingenua Teenage) y luego buscando una "estrella fugaz para que me dirija por la dirección correcta" (Shooting star). Lejos de recauchutar la atmósfera lúdica del disco de debut, Veronica Falls extraen aquí un sonido mucho más rico, de vena emocionalmente resonante, ya sea de cansancio con escenas sociales de muy compleja solución (So tired), o el miedo de que sus compañeros sigan adelante con sus vidas antes de que estés preparado para que se vayan de tu lado (Everybody’s changing).

Musicalmente, el álbum ve la banda de evolucionar hacia un pop de entidad con más aplomo y confianza, las melodías más audaces y las canciones más musculosas. Las canciones contienen giros espléndidos, melodías besadas por el sol a través de sus cuentos sobre dolores crecientes y disfunciones románticas. Así hay delicioso oblicuo pop en la forma de Buried alive y Everybody’s changing, pero también hay tiernos momentos dolorosamente presentes también, desde la conmovedora canción de amor Broken toy ("estoy destrozado, un juguete roto como tú"), a la ensoñación suave Daniel, que descorteza la canción a su estado esencial, con brillantes líneas de guitarra y voz perfectamente armonizadas suspirando, "nadie necesita saber lo que sabemos, nadie necesita ir a donde vamos".

Fuentes: http://en.wikipedia.org, http://www.alohacriticon.com, http://www.playgroundmag.net, http://www.allmusic.com, http://www.mehaceruido.com, http://www.paradigmagency.com, http://www.scaruffi.com, http://www.thisisfakediy.co.uk, http://rincondesconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

Found love in a graveyard, The fountain, Bad feeling, Stephen, Beechy head, Wedding day, Veronica falls, Come on over (Veronica Falls)

Sooner or later, Thorn in my side, Starry eyes (Six covers EP)

Love minus zero/No limit, Bury me happy (Six covers Vol. 2)

Tell me, Teenage, Broken toy, Waiting for something to happen, If you still want me, My heart beats, Buried alive, Falling out, Last conversation (Waiting for something to happen)

Vídeos:

Found love in a graveyard, Beachy head, Bad feeling, Misery y Come on over, del álbum Veronica Falls:

Found love in a graveyard - Veronica Falls


Beachy head - Veronica Falls


Bad feeling - Veronica Falls


Misery - Veronica Falls


Come on over - Veronica Falls


Starry eyes, cover de una canción de Roky Erickson, del EP Six covers:

Starry eyes - Veronica Falls


Teenage, Tell me, Waiting for something to happen, My heart beats y If you still want me, del álbum Waiting for something to happen:

Teenage - Veronica Falls


Tell me (live) - Veronica Falls


Waiting for something to happen - Veronica Falls


My heart beats - Veronica Falls


If you still want me - Veronica Falls