miércoles, mayo 22, 2013

PIANO MAGIC

Desde su concepción como un hobby de estudio casero en el verano de 1996, la trayectoria de Piano Magic nunca ha transcurrido como un libro abierto, sino que ha estado muy expuesta al azar. Debido a su amplia gama de influencias, energías creativas inquietas e incesantes, y un elenco de apoyo demasiado numeroso para enumerarlo al completo, un vistazo aleatorio al catálogo de Piano Magic, dirigido por Glen Johnson, desde las ediciones limitadas de singles en discográficas independientes españolas a bandas sonoras de larga duración, raramente provocaría lo mismo dos veces. La composición y la sensibilidad musical de Johnson ha pasado a través de los años por diferentes estilos y expresiones, aunque todos unidos por una fuerte influencia de un amplio espectro que abarca desde producciones británicas de los años 80, como los tonos oscuros de los primeros Cure a los soñadores de Cocteau Twins, a las primitivas intersecciones entre la electrónica y el pop de Depeche Mode o incluso Pet Shop Boys, pero sin dejar de lado, con los años, sugerencias de electrónica mínima, slowcore y muchas más.

Románticos, innovadores, y arriesgados, Piano Magic son una de las más inspiradas bandas británicas de los tiempos modernos. Aunque permanecen virtualmente minoritarios en su propio país, donde nunca han invadido el corazón de los medios, por ser considerados fuera de su tiempo, fuera de las modas al uso y un poco extravagantes, Piano Magic han amasado un devoto grupo de fans por toda Europa, donde han actuado con regularidad, particularmente en ciudades que otras bandas ignoran. En España, especialmente, se han convertido en una banda de culto, reconocidos por la prensa especializada y el público gracias a sus bellos y dinámicos conciertos y a la brillante calidad de sus canciones.

Formados en Londres en el verano de 1996 por Glen Johnson, Dominic Chennell y Dick Rance con la intención de basar sus grabaciones alrededor de un núcleo pequeño por quien voluntariamente quisiese contribuir, utilizando al fundador de 4AD, Ivo Watts-Russell de This Mortal Coil como componente del equipo, el material publicado por Piano Magic ha abarcado desde pop barroco artístico a electrónica de juego infantil y cualquier estilo que pueda incluirse en este abanico. El común denominador de los discos de Piano Magic, además de la presencia de Johnson, es un sentido de melancolía. Johnson ha explicado que su deseo es mostrar una banda sonora de recuerdos, y, con ello, Piano Magic ha encontrado su nicho.

Una de las primeras esperanzas de Piano Magic era evitar las actuaciones en vivo. Sin embargo, cuando su primer single, Wrong French (1996), fue nombrado Single de la semana en Melody Maker y fue promocionado por el programa de John Peel en la BBC Radio 1, el trío inicial se sintió obligado a actuar para promocionarlo. Junto con el batería Paul Tornbohm, el grupo interpretó su primer concierto y optó por no tocar material contenido en sus discos, ni tampoco hicieron esfuerzo alguno para que sonase a algo parecido a sus grabaciones, por lo que las probabilidades de que los curiosos asistentes a sus conciertos quedasen perplejos tras volver de las tiendas y escuchasen la encarnación en estudio del grupo eran elevadas.

El EP Wrong French contenía las canciones Wrong French, una recitación femenina a cargo de Rachel Leigh sobre zumbidos ingenuos de órgano y pequeñas turbulencias electrónicas a cargo de instrumental claustrofóbico de la música industrial de Glen Johnson; General Electric with fairy lights, que permanecería como una de sus cumbres experimentales; la pieza de ocho minutos de duración Wintersport/Cross-country, con una voz infantil individual (Hazel Burfitt) repitiendo una rima sobre un arreglo inexistente y con una coda surrealista de sonidos naturales y encontrados y loops electrónicos que era básicamente un mini-concierto de música concreta (ideado por Glen Johnson, Paul Tornbohm y Dominic Chennell), respaldado por la sonata de cámara surrealista de Martin Cooper, Magnetic North, así como el instrumental de Johnson, For engineers A (Wurlitzer Jukebox), un carillón atonal impulsado por una fuerte base rítmica. El EP se caracterizaba por sonidos electrónicos de ensueño interpretados por sencillos teclados y frágiles melodías ligadas por estructuras simples, algo a medio camino entre el pop de dormitorio de Young Marble Giants y las viñetas de pop futurista de Brian Eno.

Tras firmar con iChe, el sello que lanzó Wrong French, el grupo editó dos singles más (uno de ellos publicado por Wurlitzer Jukebox) antes de lanzar su primer disco de larga duración, Popular mechanics, en noviembre de 1997, que ilustra los principios estéticos de Glen Johnson en una amplia gama de estructuras musicales, en un disco casi enteramente instrumental. Incluyendo parte del personal adicional que aparece en los singles anteriores, como los vocales de Rachel Leigh, Hazel Burfitt o Simon de The Bitter Springs, el instrumentista Martin Cooper, Icebraker y Ellis Island Sound, y con Rance dejando el grupo, el disco se componía de material anteriormente publicado junto con varias nuevas canciones compuestas por Johnson y Chennell. La energía y la emoción que desprendió esta unión, la del mejor pop flotante con el ambient rock mejor definido deudor de Kraftwerk, todo engrasado con voces totalmente inspiradas, convirtieron a este trabajo en un punto y aparte de 1999. Popular mechanics denota estructuras musicales sencillas, con mínimos teclados y lo-fi ambiental, a veces al estilo de This Mortal Coil y otras más suaves, alternando con sonidos apagados y más sutiles (como los de Revolving moth cage), a través del cual ya se puede vislumbrar, aunque a distancia, algunos de los posibles desarrollos de la sensibilidad musical de Johnson. En otros lugares el álbum suena recargado y se hace algo repetitivo, como en el caso de las largas Wintersport, Cross country y To be swished/Dream of the ups driver, que no contribuyeron a un interesante trabajo electrónico experimental ni a una banda sonora sinuosa y ampliada. La banda dejó iChe, sintiéndose frustrados por su falta de esfuerzo. No es de extrañar que el constante flujo financiero pronto consiguió lo mejor del sello.

Tras la frenética apertura instrumental drum’n’bass Metal coffee (con Ezra Feinberg en la batería), el ruido electrónico fantasmal de Everything works beautifully y la miniatura sintetizada (0.53), Johnson establecía el zumbido melodramático de Amongst Russian lathes and metal curls, animado sólo por unas pocas palabras femeninas y un patrón de piano minimalista, y después de otro tonto ejercicio de música concreta, Birth of an object, Johnson retornó al minimalismo cromático, repetitivo y polimelódico de Terry Riley con Revolving moth cage. Los nueve minutos de To be swished/Dream of the ups driver fueron completados mediante una serena canción de cuna a lo Brian Eno, un poco de ruido estático y finalmente un par de minutos de sincopada batería digital. Después de un interludio instrumental abstracto, Freckled robot, y una viñeta instrumental más sustancial, Soft magnets, mezclando diferentes clases de sonidos electrónicos, la canción que cierra el disco, You’ve lost your footing in this world, era otra encantadora atmosférica estilo Brian Eno. Fue sin duda un álbum educativo, experimentando elegantemente con diferentes formatos y estilos, desde la disonancia al ambient y a samples, pero apenas cohesivas o significativas para el oyente.

Tras el recopilatorio Almost yesterday (1997), el formato de canción se convirtió en una reaparición con el EP The fun of the Century (Piao, 1998), en el que figuraba el vocalista Jen Adams y la dulce nana de Johnson, The fun of the Century, así como la viñeta cubista de Johnson y Martin Cooper, Industrial cutie, y especialmente I am the sub-librarian, una suave brisa de elegía diseñada por la misma pareja de multiinstrumentistas (para monótonos violonchelo y campanas) con la etérea voz de Caroline Potter.

El single instrumental Music for Annahbird (Bad Jazz, 1998), enteramente compuesto e interpretado por Johnson solo, el folk-rock electrónico de Amongst the books of an angel (Acetone, 1998), respaldado por el sonido psicodélico de C’est un mauvais presage lorsque ton aureole a tombe, las dos suites del EP A trick of the sea (Darla, 1998), compuesto por dos canciones de alrededor de 20 minutos, A trick of the sea en la cara A y Halloween boat en la cara B; y la balada tediosa There’s no need for us to be alone (Rocket Girl, 1999), respaldado con la meditación a lo Neil Young de siete minutos The Canadian brought us snow (interpretada por una banda rock), sonaban más como distracciones comparadas con el material del segundo álbum, Low barth weight (Rocket Girl, 1999).

Gracias a un poco más de promoción y un mayor nivel de calidad de principio a fin, el disco es considerado por los fans como su mejor trabajo, y fue descrito como “psicodelia soñadora, trance y orgánica”. Esta obra, mucho más accesible que Popular mechanics, marca un hito en la producción de Piano Magic, porque en él el formato de la canción se convierte en el marco en el que Johnson prueba sus experimentos de sonido, como en The fun of the Century, en el que los tonos son más persuasivos e invitan a utilizar con más moderación las composiciones electrónicas, o actúa de abrigo y melodía siniestra apoyada en bases sintéticas como en Bad patient. Pero este trabajo también marca el descubrimiento de las fascinaciones pop-wave de Johnson, apenas indicadas en Crown estate y The fun of the Century, o en la más etérea I am the sub-Librarian, en las canciones Not fair, suspendida en atmósferas iterativas, y en Snowfall soon, inmersa en el discurso y alternancias vocales y dilataciones efectistas a lo My Bloody Valentine. Un trabajo grandioso, preciosista hasta el extremo, y que se completó con una versión de Waking up de Disco Inferno. Además de la mayoría de colaboradores previos, excepto Dominic Chennell (quien posteriormente editaría su álbum en solitario Dominic de Nebo, y participó con el grupo Carphology Collective), que había abandonado el grupo, Caroline Potter, Alexander Perls, Matt Simpson, Jen Adam, Simon Rivers (Bitter Springs), David Sheppard (State River Widening) y Peter Astor (The Weather Prophets, The Wisdom of Harry) figuraron en el proceso de composición.

Tras el EP Mort aux vaches (Staalplaat, 1999) y el EP de remixes Panic amigo para Morr Music de Alemania, que se centra en suaves paisajes instrumentales, entre las que cabe destacar el impetuoso crescendo de Birds y la divagación ambiental de Winter, evocando las composiciones de Sylvain Chauveau y Arca, publicaron el álbum más bien conceptual Artists’ rifles, que basa su temática en la Primera Guerra Mundial, y en el que Johnson elabora una obra barroca evocando sus inicios lo-fi, asimilando la voz de Caroline Potter en forma de suites reminiscentes de Mike Oldfield y decomisando algunas de las excentricidades de sus primeros tiempos en favor de un estilo Felt. There’s no need for us to be alone fue su primer single, seguido por I came to your party (Acuarela, 2001).

Artists’ rifles es el trabajo del grupo más consistente en términos de sonido. Con una formación compuesta por Glen Johnson, Miguel Marin, John Cheves y Paul Tornbohm, y con John A Rivers como productor (Dead Can Dance, Felt), no cuenta con ninguno de los componentes electrónicos escuchados en versiones anteriores, y en su lugar se centran en la delicada interacción entre baterías, guitarras y el trabajo de violonchelo de Adrienne Quartly. El álbum se muestra rotundo y consistente, de épica ensoñadora, hermosura desprendida y formato shoegazer. Glen Johnson se decide, por fin, a ser la voz de su grupo, aunque Caroline Potter, la cantante más habitual, siga estando ahí con su dulzura, y se demuestra infalible desplegando sus emociones, como si Joy Division hubieran resurgido en planeadoras y pastorales celebraciones. Artists’ riffles define claramente cuál será su huella estilística futura: suaves melodías y ritmos rítmicamente reinterpretando en clave fluida y romántica la atmósfera vagamente gótica de sus primeros trabajos, que tiende aquí hacia baladas suaves y contemplativas. Destacan la voz sugerente de Caroline Potter acompañada por Johnson en The index, las divagaciones electrónicas circunscritas en tres cortos interludios sin título y duración menos de dos minutos cada uno, los paisajes rurales de You and John are birds, y las derivas populares de Century schoolbook, aunque no faltan las guitarras airadas, a medio camino entre The Cure y My Bloody Valentine, de Password.

En 2001, Piano Magic comienzan su colaboración con la discográfica Acuarela con su EP I came to your party dressed as shadow, compuesto de tres canciones suspendidas en una atmósfera sutilmente inquieta. También fueron comisionados para la composición de la banda sonora de Son de mar por el director cinematográfico Bigas Luna. El director había escuchado Low barth weight en una tienda de discos y quedó tan impresionado como para pedirles que compusiesen la música para la película. Pacífica, calmada, relajada y totalmente instrumental, la banda sonora muestra la sorprendente gama que ofrece Piano Magic, no muy lejos del ambient de A trick of the sea y lleno de atmósferas de ensueño y crepusculares, para crear un sonido consolidado entretejido de instrumentación orgánica y sintética. Publicado por 4AD, Son de mar generó un acuerdo entre ambos, y el grupo comenzó a trabajar sobre el material que seguiría a Low birth weight durante ese mismo año.

Para satisfacer a los aficionados y coleccionistas de vinilo hardcore, Rocket Girl publicó Seasonally affective, una exhaustiva recopilación de singles en doble disco, que recoge todas las caras A y B de Piano Magic entre 1996 y 2000, incluyendo sus primeros singles ahora descatalogados, y que entonces publicaron iChe, Wurtlitzer Jukebox y Piao!, sellos ya desaparecidos. Recoge igualmente algunos singles en sellos europeos de difícil acceso, caso de Acetone, Debut y Alice in Wonder, haciendo a estas canciones fácilmente accesibles por primera vez. Más rara aún es Sketch for Joanne, una canción que apareció en la recopilación de Navidad de la radio holandesa VPRO's, disco del cual sólo se publicaron 50 copias.

Writers without homes, con once nuevas canciones, y con las colaboraciones de Ronald Lippock (Tarwater), Vashti Bunyan (su primera aparición en una grabación en 33 años de esta leyenda del folk de los 60 y 70, cantando la evocadora balada Crown of the lost), Life Without Buildings, The Czars y Simon Raymonde (Cocteau Twins), fue finalmente terminado y lanzado a mediados de 2002, con críticas mezcladas (“exquisito y con un toque diferente y confuso, desenfocado, frágil”). Quizás también debido a estas dispares colaboraciones en el álbum, éste presenta una estructura conceptual coherente, que presenta un ritmo de ensueño, acentuado por el hecho de que muchas de las canciones consisten en recitaciones sonoras claramente en contextos diseñados para cristalizar el lirismo poético de Johnson, centrándose en las reflexiones recurrentes en el amor, el destino y el abandono. Sus estructuras compositivas encantadoras siguen siendo mínimas, pero definitivamente aquí para servirse de una instrumentación orgánica compuesta, dentro de la cual hay sonidos melancólicos, oboes, xilófonos, arpas (Certainty) y, sobre todo, el piano, la verdadera piedra angular de canciones como Shot through the fog y la balada The season is long. Pero también aparecen episodios más rítmicos como Modern Jupiter, donde se siente la influencia de ciertos referentes electrónicos teutónicos del pasado y presente (de Kraftwerk a Tarwater), (Music won’t save you from anything but) Silence y Already ghosts, ubicación ideal de los últimos preludios artísticos para los territorios postwave peculiares de Piano Magic. El baterista Miguel Marín, considerado uno de los músicos españoles con más talento en la actualidad, según las revistas The Wire y Uncut, abandona la formación para iniciar su proyecto personal, Árbol, y es sustituído por Jerome Tcherneyan.

Piano Magic dejó poco después 4AD y se convirtió en un grupo de formato más convencional. Speed the road, rush the lights, EP con tres nuevas canciones, publicado por el sello español Green UFO, y grabado durante el invierno 2002/2003 en Londres por los habituales miembros de la banda: Glen Johnson, Jerome Tcherneyan, Franck Alba, Alasdair Steer y James Topham, cuenta además con la contribución especial de la miembro honoraria Angèle David-Guillou, cantante de Ginger Ale.

Más tarde el mismo sello, Green UFO, publicó The troubled sleep of Piano Magic en 2003, que encapsulaba perfectamente el sonido en directo del grupo, con voces delicadas, brillantes guitarras, persistente percusión y emblemáticos sintetizadores. Con diez canciones permanentemente consagrando su actitud compositiva en una canción compacta y homogénea, pero al mismo tiempo bajo los ropajes de un sonido heterogéneo. Con contribuciones de, entre otros, la hermosa voz de Angéle David-Guillou, con la adición de Franck Alba y Alasdair Steer, y con un sonido comparado a Durutti Column y This Mortal Coil, Johnson pasa por diversos géneros, como un beat sintético intermitente (Saint Marie), guitarras agresivas y rítmicas (Speed the road, Rush the lights, Luxembourg gardens), claustrofóbicas atmósferas estáticas (Help me warm this frozen heart), reminiscencias del goth de los 80 (The end of a dark tired year), baladas románticas cristalinas (The unwritten law, Comets), y mucho más, todo ello aderezado por la influencia de un ligero humor intimista. Una obra tan compleja, pero al mismo tiempo de escucha fácil parece dictada por el conocimiento, por su autor, de por lo menos un par de décadas de wave británica aquí resumido en el breve espacio de un álbum y cayó, por otra parte, un emocionante marco sonoro, sin embargo no ajeno a la influencia no tanto de la composición intimista de un Mark Kozelek, como de las atmósferas etéreas de Low. El resultado es un álbum lleno de emociones, que captura la escucha en un plano no estrictamente racional, puesto que ahora está claro que la mejor forma expresiva de Piano Magic reside en canciones de la clásica tradición wave, revestidas de nostalgia sin concesiones fáciles, pero incluso sin artificial afectación mental.

Un nuevo disco, Saint Marie EP siguió en junio de 2004, con colaboraciones de Vashti Bunyan, Alan Sparhawk de Low y Ben Ayres de Cornershop. Incluye cinco canciones suspendidas entre una nostálgica psicodelia-folk orquestal (Fantasia on old English airs y la espléndida y envolvente Dark ages, enriquecida por la voz de Vashti Bunyan), sencillas e íntimas baladas (Lalo) y construcciones rock-slowcore (Wrong turn, que, cantada por Sparhawk, parece una canción muy de Low).

A finales de 2004 publican el EP Open cast heart, decididamente inquietante respecto a los trabajos inmediatamente anteriores de Piano Magic, con sus cuatro canciones glaciales y acompasadas de mínima electrónica, llenas de pasión y calidez gracias a Johnson y David-Guillou, cantando o alternativamente declamando textos centrándose en dinámicas emocionales, abandonos, arrepentimientos.

El álbum de 2005 Disaffected (Darla Records), muestra un sonido pop más melódico, sin prescindir de su notable profundidad emocional. Cuenta con contribuciones vocales de John Grant de The Czars y Angéle David-Guillou de Klima, y con Cedric Pin en los teclados, y supuso un éxito mucho mayor en Europa continental que en su país de origen. Disaffected es un trabajo variado y multifacético, dotado de una estructura pop fluida e inmediata no mostrada en el pasado. El trabajo no difiere mucho de su predecesor y la atmósfera generamente aterradora y espeluznante permiten dar a la música de Piano Magic la acuñación de la definición de ghost-rock (basta escuchar You can hear the room o la truculenta canción pop Night of the hunter), pero todavía tiene el mérito de tejer el estado de ánimo y la inspiración de Johnson con el precipitado de la tradición wave británica. Así, pasa con desenvoltura de la casual Love music a la recitada de base sintética de Theory of ghosts, a las lúcidas baladas con guitarra acústica y voz I must leave London y You can never get lost (when you’ve nowhere to go), al beat iterativo de percusión sintética muy de los 80, de Disaffected y Deleted scene.

La confirmación inmediata de la hermosa capacidad expresiva de Glen Johnson componiendo en un contexto electrónico proviene de cuatro canciones incluídas en su segundo EP para Important Records, titulado Incurable, y publicado menos de un año después del lanzamiento de Disaffected. La canción Incurable suena con un repetitivo wave, mientras las otras tres canciones se hacen etéreas y dilatadas, que parecen conectar estrechamente con el estilo más habitual de Piano Magic. Una vez más, Johnson reelabora una sonoridad aparentemente actualizada, haciéndola moderna y dejando su marca con una expresión cálida y vibrante, así como en canciones de apariencia glacial como I have moved into the shadow. Y entonces, Incurable parece casi un himno, una canción con música y letras que podría resumir por sí sola toda la poética de Piano Magic.

Entre 2005 y 2007, , la banda siguió con su prolífica actividad, no sólo en cuanto a conciertos (la banda sumó Turquía, Polonia, Italia, Grecia y Portugal a su lista de países por los que actuaban), sino que editaron otro disco de vinilo de 12”, Never it will be the same again (con contribuciones del artista conceptual Bojan Sarcevic), así como Johnson lanzó su álbum de debut de electrónica experimental bajo el nombre de Textile ranch, y junto con el teclista, Cedric Pin, como Future Conditional, publicó un disco de electropop en LTM, We don’t just disappear.

Part monster (2007), producido por Guy Fixsen de Laika, muestra parte de las influencias post-punk de Piano Magic, donde abandonan un poco el formato electrónico, y Johnson basa el sonido en decididas guitarras y atmósferas al mismo tiempo serenas y siniestras, y la continuación de su camino a través de las debilidades anímicas humanas, entendido como algo estrechamente vinculado a la naturaleza humana, llevado, sin embargo, por emociones y sentimientos. La expresión como estado de ánimo es muy inmediata y a veces incluso áspera, cómo es fácil adivinar en las dos vertientes ofrecidas por Part monster; la primera es una transformación de la electrónica de Incurable en oleadas de feedback, que hacen hincapié en un contenido lírico discordante, y que se caracteriza por el redescubrimiento de la distorsión de las guitarras, culminando en la guitarra instrumental virtuosa de Great escapes, en la atmósfera claustrofóbica de The king cannot be found y, especialmente, en Saints preserve us, canción inundada por una cascada distorsionadora de reminiscencias en homenaje a los sonidos de los primeros años 90 y en particular a My Bloody Valentine, quizá porque Guy Fixsen fue responsable, entre otras cosas, también del inmenso Loveless.

La otra mitad de la obra está en su lugar ocupada por canciones más acompasadas, perfectamente coherentes con la fisonomía de las letras de Johnson, como ya expresaba en obras de su discografía, tales como Low Barth weight y Artists’ rifles. Los puntos de contacto con esos trabajos son variados, en encantadoras baladas de desolado folk metropolitano, como England’s always better (as you’re pulling away) y Cities factories, en las cuales la nostalgia de disfraza de paisajes bucólicos envejecidos en color sepia, y Soldier song, que se mueve con el ritmo de un carillón, cuyos engranajes repetitivos se suavizan por la cada vez más convincente interpretación de Angéle David-Guillou. En un registro no tan diferente, las dos canciones relativamente más suaves, que equilibran la oscuridad habitual de Piano Magic, son Halfway through, con un ritmo casi solar, embellecido por la elegancia de la brisa, mientras que la canción que cierra el disco, Part monster, dibuja un plácido final acústico con un texto tristemente autocrítico (I’m tired to be tired).

En 2008 edita su EP Dark horses, última publicación en que colabora Cedric Pin con Johnson. De sólo 17 minutos de duración, supone su primera publicación con el nuevo sello británico Make Mine Music, conscientemente elegida por Johnson por dotar de la máxima autonomía a sus artistas, especialmente en la promoción creativa y distribución. Las cuatro canciones del EP tienden a paliar la preponderancia de las guitarras en Part monster, y vuelve a la insistencia rítmica y a las atmósferas generalmente opresivas, sin embargo diluidas en el contexto líquido y espectral inmediatamente reconocible de Piano Magic, incluso de los textos, una vez más centrados en los temas de la separación y la ausencia.

Si el simbolismo sombrío de Dark horses y el ritmo marcial de la claustrofóbica A book I should not read no parecen actuar como continuación ideal ni nítida del álbum precedente, son las dos vías centrales para presentar más ideas de intereses, delineando cambios no sin precedentes en la discografía de Johnson, pero sin duda más acordes a su pluma afligida. Por tanto, en la envolvente Vacancies la voz cristalina de Angéle David-Guillou modela un tema rápido y equilibrado a la perfección, mientras con Stations, Johnson regala una canción a la altura de su mayor éxito, conciliando sonoridad mórbida y desarrollo inexorablemente rítmico.

Después de un hiato anormalmente largo en el que Johnson trabajó en su debut en larga duración, Details not recorded (2009), Piano Magic lanzó su décimo álbum oficial, Ovations (2009) a través de Make Mine Music. Ovations, con apariciones especiales de Brendan Perry y Peter Ulrich de Dead Can Dance, mostraba a unos Piano Magic más confiados, melódicos y descarados, haciendo una fusión entre electrónica coldwave de principios de los 80 con instrumentación acústica del Este de Europa. Fiel a las mutaciones continuas que han marcado toda su obra, Glen Johnson emerge sobre la superficie los componentes tenebrosos de siempre sobre sus composiciones abriendo el cajón de sus recuerdos musicales donde colocó las fascinaciones más siniestras, encarnadas por The Cure, Joy Division, The Chameleons y muchas producciones de 4AD entre los años 80 y principios de los 90.

Su contribución está lejos de la casualidad, por razones no sólo de la estima mutua que le une a Piano Magic, sino sobre todo del cuidado ritmo que marca este trabajo de investigación, junto con una línea oscura muy explícita. La constante percusión de Ovations la traduce en audaces combinaciones entre frías baterías electrónicas y cálidos instrumentos tradicionales como el dulcimer, las castañuelas y el darabuka turco. Estas expresiones rítmicas diferentes se basan en atmósferas espectrales, a menudo reducidas a tapetes de sintetizador con todos los demás elementos, cuya intersección es una trepidante sucesión de confusas nieblas y danzas ancestrales, azotadas por la caja de ritmos y vestigios de guitarras de los álbumes precedentes.

Más allá de la mutabilidad de los ropajes sonoros, en Ovations permanece claramente distinguible la impronta de Glen Johnson, quien, con producción de Gareth Parton, confecciona un trabajo de nivel, adornado con algunas gemas, talladas del impetuoso ritualismo de March of the atheists, de las obsesiones sintéticas post-industriales de On edge, y del estado decadente de You never loved this city, complementada a la perfección por un Brendan Perry en estado de gracia. A pesar de quince años de actividad y tras diez álbumes a sus espaldas, para Glen Johnson siempre es momento para nuevos desafíos y transformaciones de sonido, bajo el surco de una sensibilidad y de una huella siempre reconocible.

Tras las guitarras grandilocuentes de los dos álbumes anteriores, en Life has not finished with me yet (Second Language/Saint Marie Records), publicado en junio de 2012, Piano Magic parecen emerger bajo los restos de las versiones anteriores de con recargadas guitarras para volver a investigar el sonido más oscuro y más electrónico de los temas de sus anteriores trabajos. El álbum es el resultado de las tendencias recientes, teniendo en cuenta que Johnson retrata sus agudas reflexiones sobre deserciones, fantasmas y debilidades humanas, reabrazando los aspectos más problemáticos y espectrales de su música. Líneas oblicuas de sintetizadores analógicos, tenebrosas suspensiones percusivas y cálidas melodías acústicas son compatibles con una sección de cuerdas y vientos que, tanto en las baladas más fluidas como en los marciales pasajes electrónicos, acentúa la amplitud de las catedrales sonoras en que parecen resonar la mayoría de canciones. Inevitablemente se generarían paralelismos con el pop de cámara fantasmal de Artists’ rifles de 1999 e incluso el romanticismo anterior surrealista de Low birth weight. En el núcleo, una vez más, las cavilaciones nihilistas desvergonzadas de Glen Johnson sobre la condición humana, aunque ahora envuelta en una neblina de sintetizadores analógicos, latidos de corazón pulsantes, reverberaciones de catedral y voz espectral a lo Joe Meek. De hecho, se trata de un álbum de oscuro y hermoso barroco, y de corazones y océanos desconectados.

La formación actual de la banda la componen Franck Alba, Glen Johnson, Angèle David-Guillou, Alasdair Steer y Jerome Tcherneyan.

Fuentes: https://itunes.apple.com, http://www.concierta.com, http://www.last.fm, http://www.scaruffi.com, http://en.wikipedia.org, http://rateyourmusic.com, http://www.ondarock.it, http://rincondesconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

Wrong French, Non-fictionFor engineers (Wrong French EP)

Wintersport, Cross country, Revolving moth cage, To be swished/Dream of the UPS driver, Freckled robot (Popular mechanics)

Angel pie/Magic tree (Wintersport EP)

A trick of the sea, Halloween boat (A trick of the sea EP)

The sharpest knife in the drawer (The fun of the Century EP)

Snowfall soon, Crown estate, Bad patient, The fun of the century, Not fair, I am the sub-librarian, Waking up (Low birth weight)

Kingfisher/Grass, Birds, Trick (Mort aux vaches EP)

No closure, A return to the sea, You and John are birds, The index, Century schoolbook, Password, Artists' rifles (Artists' rifles)

There's no need for us to be alone (Future 3 remix), The Canadian brought us snow (ISAN remix) (Panic amigo EP)

I came to your party dressed as shadow, Blood & snow (I came to your party dressed as shadow EP)

Part 1, Part 2, Part 5 (Son de mar)

Music for Annahbird, The biggest lie, Amongst the books, an angel, There's no need for us to be alone, Sketch for Joanne, My password is a dead aunt's name (Seasonally affective)

(Music won't save you from anything but) Silence, Modern Jupiter, The season is long, Certainty, Crown of the lost, Already ghosts (Writers without homes)

Saint Marie, The unwritten law, Speed the road, rush the lights, Help me warm this frozen heart, I'm the teacher's son, The Tollbooth martyrs, When I'm done, this night will fear me, Comets (The troubled sleep of Piano Magic)

Dark ages, Lalo (Saint Marie EP)

Echoes on ice (Open cast heart EP)

You can hear the room, Love & music, Dissafected, Theory of ghosts, Your ghost, Deleted scenes, The nostalgist (Disaffected)

Never it will be the same (Never it will be the same again EP)

Incurable, I have moved into the shadow (Incurable EP)

The last engineer, England's always better (as you're pulling away), Incurable (reprise), Soldier song, Great escapes, Cities & factories, Halfways through (Part monster)

Dark horses, Stations, Vacancies, A book I should not read (Dark horses EP)

The nightmare goes on, March of the atheists, On edge, A fond farewell, The blue hour, Recovery position, You never loved this city, The faint horizon (Ovations)

When you are gone (Home recordings)

Judas, The slightest of threads, Lost antiphony, (The way we treat) The animals, Jar of echoes, Higher definition, Secret never told (Life has not finished with me yet)

TEXTILE RANCH

Boys climbing skull, Huit oiseaux bruns dans la nuit blanche, Girl with numbered heart, I was then but I'm more so now, Warm the bed the bus is due (Bird heart in wool)

FUTURE CONDITIONAL

Bright lights & wandering, We don't just disappear, The switchboard girl, Crying's what you need, The last engineer (We don't just disappear)

GLEN JOHNSON

Brilliant ships, My horror mask, Details not recorded, I know you know my name (Details not recorded)

Vídeos:

Wrong French, del EP Wrong French:

Wrong French - Piano Magic


Revolving moth cage y Wintersport, Cross country, del primer álbum Popular mechanics:

Revolving moth cage - Piano Magic


Wintersport, Cross country - Piano Magic


Un fragmento de Halloween boat, del EP A trick of the seas:

Halloween boat - Piano Magic


The fun of the century, Not fair, I am the sub-librarian y Bad patient, del álbum Low birth weight:

The fun of the century - Piano Magic


Not fair - Piano Magic


I am the sub-librarian - Piano Magic


Bad patient - Piano Magic


You and John are birds, Artists' rifles, Password, No closure y A return to the sea, del álbum Artists' rifles:

You and John are birds - Piano Magic


Artists' rifles - Piano Magic


Password - Piano Magic


No closure - Piano Magic


A return to the sea - Piano Magic


I came to your party dressed as shadow, del EP I came to your party dressed as shadow:

I came to your party dressed as shadow - Piano Magic


Part 5, de la banda sonora de la película Son de mar:

Part 5 - Piano Magic


Amongst the books, an angel, del álbum Seasonally affective:

Amongst the books, an angel - Piano Magic


(Music won't save you from anything but) Silence, Modern Jupiter y Already ghosts, del álbum Writers without homes:

(Music won't save you from anything but) Silence - Piano Magic


Modern Jupiter - Piano Magic


Already ghosts - Piano Magic


Saint Marie, Speed the road, rush the lights, The Tollbooth martyrs y Help me warm this frozen heart, del álbum The troubled sleep of Piano Magic:

Saint Marie - Piano Magic


Speed the road, rush the lights - Piano Magic


The Tollbooth martyrs - Piano Magic


Help me warm this frozen heart - Piano Magic


Dark ages del EP Saint Marie:

Dark ages - Piano Magic


You can hear the room, Dissafected, The nostalgist y Deleted scenes, del álbum Dissafected:

You can hear the room - Piano Magic


Dissafected - Piano Magic


The nostalgist - Piano Magic


Deleted scenes - Piano Magic


Never it will be the same, del EP Never it will be the same:

Never it will be the same - Piano Magic


Incurable, del EP Incurable:

Incurable - Piano Magic


The last engineer, Cities & factories, England's always better (as you're pulling away) y Halfway through, del álbum Part monster:

The last engineer - Piano Magic


Cities & factories - Piano Magic


England's always better (as you're pulling away) - Piano Magic


Halfway through - Piano Magic


Dark horses y Vacancies, del EP Dark horses:

Dark horses - Piano Magic


Vacancies - Piano Magic


March of the atheists, On edge, You never loved this city y The blue hour, del álbum Ovations:

March of the atheists - Piano Magic


On edge - Piano Magic


You never loved this city - Piano Magic


The blue hour - Piano Magic


Judas, A secret never told y Higher definition, del álbum Life has not finished with me yet:

Judas - Piano Magic


A secret never told - Piano Magic


Higher definition - Piano Magic


Del grupo Textile Ranch, proyecto alternativo de Glen Johnson, Girl with numbered heart, de su álbum Bird heart in wool:

Girl with numbered heart - Textile Ranch


Del grupo Future Conditional, grupo formado por Glen Johnson y Cedric Pin, We don't just disappear y The switchboard girl, de su álbum We don't just disappear:

We don't just disappear - Future Conditional


The switchboard girl - Future Conditional


De Glen Johnson en solitario, My horror mask desde su álbum Details not recorded:

My horror mask - Glen Johnson