miércoles, diciembre 24, 2014

VAN MORRISON (1)

George Ivan Morrison (Belfast, Irlanda del Norte, 1945), más conocido como Van Morrison, es considerado uno de los músicos más influyentes de su generación. Su música se caracteriza por una fusión de numerosos géneros musicales como el R&B, el jazz, el blues y la música tradicional irlandesa. Personaje distante, enigmático y de intachable profesionalidad, considerado por muchos como la mejor voz blanca de todos los tiempos. Haciendo caso omiso de las tendencias e inmune a las modas, Morrison siempre ha creado música con una pureza de intención desafiante. Van Morrison es, desde todos los puntos de vista, uno de los personajes más estimados, más admirados y tomados como ejemplo por los conocedores del rock, que reconocen en él grandes dosis de sinceridad, elegancia, pasión y afecto. Primero con Them y después en solitario, Morrison ha recorrido senderos desolados, ásperos, melancólicos. Sus actuaciones en directo han sido descritas como místicas y trascendentales, aunque algunas de sus grabaciones, como los álbumes del estudio Astral weeks y Moondance y el álbum en vivo It’s too late to stop now, han sido aclamados por la crítica y aparecen en los puestos más altos de muchas listas de los mejores álbumes de la historia.

Van Morrison es uno de los más populares músicos verdaderamente innovadores, un buscador inquieto cuya voz encantadora y fusión química de R&B, jazz, blues, y folk celta produjo tal vez el cuerpo espiritualmente más trascendente de trabajo en el canon de rock roll. Sujeto sólo a los caprichos de su musa, sus extraordinarias grabaciones en el terreno estilístico aún conservan una consistencia y una pureza virtualmente incomparable entre sus contemporáneos, conectados por el poder mítico de su singular visión musical y su entrega vocal incendiaria: repeticiones en espiral de lamentos y susurros que escapan a los confines del lenguaje para expresar verdades emocionales más allá del ámbito del significado literal.

A nivel personal, Morrison ha mantenido una distancia cautelosa de la industria musical y la parafernalia de la celebridad. Introvertido y a menudo irritable, dando rara vez entrevistas, es también un vocalista increíblemente apasionado y diferente cuyos conciertos pueden generar serio acaloramiento. Sin embargo su brillantez puede ser socavada por sus caprichos o temperamento, y él mismo en ocasiones ha enajenado a audiencias apresurando las canciones y permaneciendo distante de ellas. Siguiendo el ejemplo de las canciones más abstractas de Bob Dylan y Tim Buckley, desde el rock psicodélico y progresivo, los bardos celtas y los cantantes de soul, Van Morrison inventó un nuevo tipo de cantante y compositor, que utilizaba los componentes básicos de folk, country, jazz y rhythm and blues para componer canciones profundamente personales e incluso filosóficas.

Morrison comenzó su carrera musical a finales de la década de 1950 como saxofonista de The Monarchs, antes de formar el grupo Them, con quienes grabó composiciones propias como Here comes the night y Gloria, tema popularizado en versiones de The Doors, Shadows of Knight y Patti Smith. Los constantes cambios en la formación del grupo, junto con problemas internos, llevaron a la salida de Morrison en 1966, que emprendió una emergente carrera en solitario con su debut Blowin' your mind! (1967) y con el lanzamiento del exitoso single Brown eyed girl, bajo la dirección orientada hacia los hits pop de Bert Berns. Tras la muerte de Berns un año después, firmó un contrato con Warner Bros. Records, con quien publicó trabajos muy valorados por la prensa musical como Astral weeks (1968) y Moondance (1970).

Desde entonces, Morrison ha desarrollado una carrera musical que abarca cuatro décadas, más de treinta discos de estudio y canciones representativas de su catálogo musical como Wild night, Jackie Wilson said (I'm in heaven when you smile) y Domino, entre otras, estructuradas en torno a las convenciones del soul y el R&B. Otra parte de su catálogo, representada por canciones como Someone like you, Have I told you lately y Days like this, además de álbumes como Veedon Fleece (1974) y Common one (1980), reflejan una temática más espiritual e introspectiva, a través del monólogo interior, con la infuencia musical del jazz y la tradición irlandesa. Ambas partes son denominadas conjuntamente como celtic soul. Conocido por sus fans como “Van the man”, Morrison sigue grabando discos y haciendo giras, produciendo discos y actuaciones en directo que venden bien y generalmente son bien recibidos, a veces colaborando con otros artistas, como Georgie Fame, The Chieftains, Lonnie Donegan y Chris Barber.

Con su característico gruñido vocal, mezcla de géneros como el folk, el blues, el soul, el jazz y el gospel, Morrison es ampliamente considerado por muchos historiadores del rock como uno de los vocalistas más inusuales e influyentes en la historia del rock and roll. Al respecto, el crítico Greil Marcus ha llegado a decir que “ningún hombre blanco canta como Van Morrison”. En su libro When that rough God goes riding: Listening to Van Morrison, Marcus escribió: “Como hecho físico, Morrison puede tener la voz más rica y más expresiva que la música pop jamás ha producido desde Elvis Presley, y con un sentido propio de artista que a Elvis siempre se le negó”. Cuando Morrison volvió a interpretar Astral weeks en directo en 2008, la prensa musical estableció comparaciones con su voz juvenil de 1968. Su temprana voz fue descrita como “tierna, suplicante y quejumbrosa”. Cuarenta años después, la diferencia en su rango y poder vocales son notables, pero los comentarios de la crítica fueron favorables.

La música de Morrison ha abarcado muchos géneros musicales desde sus primeros días como cantante de blues y R&B en Belfast. A través de los años ha grabado canciones de una lista variada de géneros extraídos de muchas influencias e intereses. Así como en el blues y el R&B, sus composiciones se han movido entre el pop, el jazz, el rock, el folk, el country, el gospel, la música tradicional irlandesa, el rock and roll, el new wave, la música clásica e incluso el spoken word (en el caso de Coney Island). A pesar de su versatilidad musical, Morrison se definió a sí mismo como un cantante de soul. Debido a su variabilidad, la música de Morrison ha sido clasificada en un género propio definido por algunos autores como celtic soul, o, en el caso del biógrafo Brian Hinton, caledonian soul.

Su trabajo ha recibido gran reconocimiento de la industria musical, con seis premios Grammy, un premio Brit y un premio Ivor Novello, así como por su inclusión en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 1993, en el Salón de la Fama Musical de Irlanda en 1999 y en el Salón de la Fama de los Compositores en 2003. También recibió la Orden del Imperio Británico y la Orden de las Artes y las Letras, ambos en 1996, así como varios doctorados honoris causa por la Universidad del Ulster (1992) y la Universidad Queen’s de Belfast (2001). Además, ha influido a un elevado número de músicos contemporáneos. Según la revista Rolling Stone: “Su influencia entre los compositores de rock es inigualable a la de cualquier otro artista salvo por la de otra leyenda, Bob Dylan. Los ecos de su ronca y emotiva voz pueden pueden escucharse en iconos de los últimos días desde Bruce Springsteen a Elvis Costello. Tres canciones de Morrison fueron incluídas en el libro The Rock and Roll Hall of Fame's 500 songs that shaped rock and roll: Brown eyed girl, Madame George y Moondance.

Morrison contrajo matrimonio en dos ocasiones: en 1967 con Janet Planet, con quien tuvo una hija, Shana Morrison, y en 1995 con la actriz Michelle Rocca, con quien tuvo dos hijos.

George Ivan (Van) Morrison nació como hijo único de George Morrison, electricista de astillero naval, y Violet Stitt Morrison, cantante durante su juventud. Las raíces familiares de Morrison proceden de escoceses del Ulster que se asentaron en Belfast. Entre 1950 y 1956, Morrison, que comenzó a ser conocido como “Van”, acudió a la Elmgrove Primary School. Debido al contacto con transportes procedentes de Estados Unidos, su padre tenía una de las mayores colecciones de discos del Ulster, adquirida durante su estancia en Detroit a principios de la década de 1950, por lo que Van creció escuchando a artistas como Jelly Roll Morton, Ray Charles, Lead Belly y Solomon Burke. Al respecto, Morrison comentó: “Si no hubiese sido por tipos como Ray y Solomon, no estaría donde estoy ahora. Aquellos tíos fueron la inspiración que me llevaron aquí. Si no hubiese sido por ese tipo de música, no podría hacer lo que estoy haciendo ahora”. La colección de discos de su padre le expuso a varios géneros musicales como el blues de Muddy Waters, el gospel de Mahalia Jackson, el jazz de Charlie Parker, el folk de Woody Guthrie y el country de Hank Williams y Jimmie Rodgers. Cuando Lonnie Donegan obtuvo éxito con Rock Island line, compuesta por Lead Belly, Morrison sintió que estaba familiarizado con el skiffle.

El padre de Van, tomando nota del interés de su hijo por la música, le compró la primera guitarra acústica cuando tenía 11 años, y aprendió a tocar acordes rudimentarios del libro The Carter Family style, publicado por Alan Lomax. Un año después, Morrison formó su primera banda, The Sputniks, bautizada por el satélite soviético Sputnik 1. En 1958, el grupo tocó en varios cines locales, y Morrison tomó el liderazgo de la banda contribuyendo a la mayoría de los arreglos y las voces. The Sputniks fue seguido por otros grupos de corta duración: con 14 años, formó Midnight Special, otra banda de skiffle, con quienes llegó a tocar en un concierto en la escuela. Posteriormente, cuando escuchó a Jimmy Giuffre tocar el saxofón en The train and the river, convenció a su padre para que le comprase uno y recibió lecciones de saxofón tenor. Como saxofonista, Morrison se unió a varias bandas locales, incluyendo Deanie Sands and The Javelins, con quienes también tocó la guitarra y cantó. El grupo, integrado por el vocalista Deanie Sands, el guitarrista George Jones y el batería Roy Kane, con la adición de Wesley Black como pianista, fue posteriormente conocido como The Monarchs.

Morrison acudió también a la Orangefield High School, que abandonó en julio de 1960 sin ningún tipo de graduación. Como miembro de la clase obrera, su familia esperaba que consiguiera un trabajo a tiempo completo, por lo que después de estar de aprendiz en varios sitios, obtuvo un trabajo como limpiacristales. Más tarde describió dicha etapa en las canciones Cleaning windows y Saint Dominic's preview. Sin embargo, Morrison tenía inquietudes musicales desde muy temprana edad y continuó tocando en ocasiones con The Monarchs. También tocó con Harry Mack Showband y con The Great Eight, con su más veterano compañero de trabajo Geordie (G.D.) Sproule, a quien más tarde nombró como una de sus mayores influencias.

Con 17 años, salió de gira por Europa con The Monarchs, que pasaron a llamarse The International Monarchs. El grupo, con Morrison tocando el saxofón, la guitarra y el arpa, además de acompañamiento en el bajo y batería, ofreció conciertos en bases del ejército estadounidense en Escocia, Inglaterra y Alemania, y en pequeños clubes, a menudo tocando cinco veces por noche. En Alemania, el grupo grabó un single, Boozoo Hully Gully, con Twingy baby como cara B, bajo el nombre de Georgie and The Monarchs, que supuso la primera grabación profesional de Morrison. La grabación tuvo lugar en noviembre de 1963 en los estudios Ariola de Colonia, con Van tocando el saxofón, y el single ocupó puestos bajos en las listas alemanas. Mientras estuvo en Alemania, un director de cine ofreció a Morrison un papel en una película como saxofonista de jazz.

A su regreso a Belfast en noviembre de 1963, The Monarchs se separaron, lo que permitió a Morrison contactar con Geordie Sproule y tocar con él en la Manhattan Showband junto al guitarrista Herbie Armstrong. Cuando Armstrong se presentó a una audición para tocar con Brian Rosi y The Golden Eagles, Morrison lo acompañó y fue contratado como cantante.

El origen de Them, el primer grupo con el que Morrison saltó a la escena musical internacional, tuvo lugar en abril de 1964 cuando el músico respondió a un anuncio que buscaba músicos para tocar en un nuevo club de R&B en el Maritime Hotel, un antiguo salón de baile frecuentado por marineros. El nuevo club necesitaba una banda para su noche inaugural; sin embargo, Morrison había abandonado recientemente The Golden Eagles, el grupo con el que tocaba en aquel momento, y creó uno nuevo a partir de The Gamblers, un grupo de Belfast formado por Ronnie Millings, Billy Harrison y Alan Henderson en 1962. Morrison tocó el saxofón y la armónica y compartió la voz principal con Billy Harrison. Siguieron la sugerencia de Eric Wrixon de buscar un nuevo nombre, y The Gamblers se transformaron en Them, que tomó su nombre de la película de terror Them!

Las actuaciones de Them en el Maritime Hotel atrajeron la atención del público: el grupo tocaba sin una rutina fija y Morrison solía improvisar con frecuencia, creando las canciones en directo. Aunque interpretaban versiones de otros artistas, el grupo también tocó las primeras composiciones de Morrison, como Could you would you, que había escrito en Camden Town durante una gira con The Manhattan Showband. El debut de otra composición de Morrison, Gloria, también tuvo lugar en el Maritime Hotel, y en ocasiones duraba hasta veinte minutos. Según el músico: “Them vivió y murió en el escenario de Maritime Hotel”, haciendo referencia a que la banda no logró capturar la espontaneidad y la energía de sus conciertos en los discos de estudio. La declaración de Morrison también reflejó la inestabilidad de la formación de Them, con numerosos miembros pasando a través de sus filas después del periodo en Maritime Hotel, aportando Bert Berns músicos de sesión para reforzar sus álbumes, incluyendo al guitarrista Jimmy Page. Morrison y Henderson fueron los dos únicos miembros constantes a lo largo de la vida del grupo.

Dick Rowe, de Decca Records, también se sintió atraído por los conciertos de Them y fichó al grupo para la compañía discográfica con un contrato de dos años, para la que grabaron su primer single Don't start crying now. Durante este período, el grupo publicó dos álbumes y diez singles, de los cuales tres (Baby, please don't go, Here comes the night y Gloria) obtuvieron un notable éxito en las listas de éxitos de Reino Unido. Además, Gloria se convirtió a posteriori en un clásico del rock al ser versionada por artistas como Patti Smith, The Doors, Shadows of Night y Jimi Hendrix, entre otros.

Tras el éxito de los singles en Estados Unidos, y a raíz de la invasión británica precedida por The Beatles, el grupo llevó a cabo una gira por el país entre mayo y junio de 1966 que incluyó conciertos en el Whisky a Go Go de Los Angeles a principios de junio. The Doors actuaron como teloneros de Them durante la última semana en el club, y la influencia de Van en el cantante de The Doors, Jim Morrison, fue destacada por el autor John Densmore en su libro Riders on the storm. Al respecto, Brian Hinton comentó cómo “Jim Morrison aprendió rápidamente desde la puesta en escena, su aparente imprudencia, su aire de moderada amenaza, la forma en que improvisaba poesía a ritmo de rock, incluso su costumbre de agacharse a la altura del bombo de la batería durante las pausas instrumentales”. Durante el último concierto, los dos Morrison y ambas bandas improvisaron una versión de Gloria e interpretaron juntos una versión de In the midnight hour de Wilson Pickett.

Al final de la gira, los miembros de Them se vieron involucrados en una disputa con Phil Solomon, su representante de Decca, sobre los ingresos pagados al grupo, que junto con la expiración de sus visados de trabajo, significó el regreso de Them a Reino Unido. Después de dos conciertos en Irlanda, y por las tensiones entre Van Morrison y Berns, Them se separaron. Morrison se concentró en escribir algunas de sus canciones que aparecieron poco después en Astral weeks, entrando en una nueva etapa musical, dotándose de un estilo más intimista y con un sonido más exquisito, menos enérgico que el que poseía con los Them. El resto del grupo volvió a reunirse en 1967 en una nueva versión de Them menos exitosa, con Ken McDowell como vocalista.

Bert Berns, productor de Them y compositor de Here comes the night, persuadió a Morrison de que volviera a Nueva York para grabar un disco en solitario con su nueva compañía discográfica, Bang Records. El músico viajó a la ciudad y firmó un contrato que no leyó con atención. Después de dos días de sesiones de grabación en los estudios A&R, grabó ocho canciones con la intención original de publicarlas como cuatro singles. En su lugar, las canciones fueron publicadas en Blowin' your mind! (número 11 en Reino Unido) su primer álbum en solitario, sin el consentimiento de Morrison. El músico declaró que sólo se dio cuenta del lanzamiento del álbum cuando un amigo le llamó por teléfono diciéndole que había comprado una copia. En una entrevista, comentó: “No estaba realmente feliz con esto. [Berns] escogió la banda y las canciones. Tenía un concepto diferente de él”. El álbum tenía un tono blues sombrío, y no terminó de funcionar bien en las listas.

Las sesiones incluyeron la grabación de Brown eyed girl, cuya versión definitiva fue grabada en la 22ª toma el primer día. La canción fue publicada como single en junio de 1967 y alcanzó el puesto 10 en la lista Billboard Hot 100, convirtiéndose en una de las canciones más populares del músico.

Tras la muerte de Berns en 1967, Morrison se vio envuelto en una agria disputa contractual con su viuda, Ilene Berns, quien le previno de que no tocara o grabara en el área de Nueva York. Posteriormente, el músico se trasladó a Boston, donde se enfrentó a problemas personales y financieros al “caer en un malestar general” y encontrar problemas para ofrecer conciertos. Aun así, a través de los pocos conciertos que pudo ofrecer, recuperó su carrera profesional y comenzó una nueva etapa musical con Warner Bros. Records. La compañía logró comprar su contrato con Bang Records: para ello, Morrison cumplió una cláusula que le ligaba a Bang si no presentaba 36 canciones originales en menos de un año a Web IV Music, la editorial de música de Berns. La cláusula fue satisfecha al grabar, en una sola sesión, 31 canciones que Berns consideró como “música sin sentido... sobre la tiña” y que no utilizó en ninguna publicación.

Libre de su contrato con Bang Records y con una nueva compañía discográfica, Morrison publicó Astral weeks, un ciclo de canciones místico, considerado por la mayor parte de la prensa musical como su mejor trabajo discográfico y uno de los mejores discos de todos los tiempos. Morrison comentó sobre el período en que grabó el álbum: “Cuando Astral weeks salió, estaba literalmente hambriento”. Publicado en 1968, el álbum obtuvo buenas reseñas de la prensa musical; sin embargo, recibió una respuesta indiferente del público y obtuvo un escaso éxito comercial al llegar sólo al puesto 140 de la lista británica de álbumes. El disco se convirtió poco después en el manifiesto de la "contracultura", y sus ventas empezaron a ascender progresivamente.

Suponiendo la primera manifestación del misticismo irlandés-romántico de Morrison, y descrito como hipnótico, meditativo y poseedor de un poder musical único, Astral weeks ha sido comparado con el impresionismo francés y con la poesía mística celta. Dividido en dos partes (In the beginning y Afterwards), Astral weeks contiene ocho canciones, todas perfectas a pesar de sus diferentes planteamientos. Mezclando rock, folk, baladas irlandesas, instrumentos de jazz e instrumentos de viento típicos del soul, Morrison agranda los confines del rock, lo apuntala con una cultura y sensibilidad más complejas, sitúa al oyente frente a una canción que de un momento a otro puede transformarse en poesía, en pintura o en cine. Se trata de una colección encantadora y profundamente personal e intensa de impresionistas epopeyas estilo folk explicadas por Morrison como una cadena de historias poéticas, grabada por una unidad all-star jazz incluyendo al bajista Richard Davis y el baterista Connie Kay. Guitarras suavemente rasgueadas se propagaban a través de ritmos jazz rematados por flauta, vibráfono, cuerdas, un bajo pulsante y la voz de Morrison lamentándose, con gemas como Sweet thing, Ballerina, Madame George, The way young lovers do o Cyprus Avenue.

En 2004, la revista Rolling Stone escribió sobre el álbum: “Es música de una belleza tan enigmática que, treinta y cinco años después de su publicación, Astral weeks aun desafía la descripción fácil y admirable”. Por otra parte, Alan Light describió Astral weeks como “nada de lo que [Morrison] había hecho antes, y realmente, como nada que nadie haya hecho anteriormente. Morrison canta sobre el amor perdido, la muerte y la nostalgia de su juventud en el celtic soul que se convertiría en su firma”. Ha sido también situado en varias listas de los mejores álbumes de todos los tiempos: al respecto, la revista Mojo lo situó en la 2ª posición de la lista de los 100 mejores álbumes, mientras que Rolling Stone lo colocó en el puesto 19 de la lista de Los 500 mejores álbumes de la historia. En 2009, fue votado como el Mejor álbum irlandés en una encuesta conducida por la revista Hot Press.

Morrison fijó su residencia en la ciudad rural de Woodstock, Nueva York, donde el contacto con la cultura hippie se tradujo en un segundo disco, Moondance (1970), imbuido del amor a la naturaleza y de la alegría de vivir. Publicado en 1970 como sucesor de Astral weeks, fue su primer trabajo que superó el millón de copias vendidas y alcanzó el puesto 29 en la lista estadounidense Billboard 200. Moondance cambió el sonido de jazz y cuerdas de Astral weeks por un sonido más R&B con sección de viento que se reproducía con una actitud tranquila. En el interior del disco se incluye una fábula escrita por su mujer, Janet Planet, su musa en aquella época. Morrison se sentía un hombre feliz, un músico seguro y original. En contraste con el tono doloroso y vulnerable de Astral weeks, el nuevo trabajo, autoproducido por el propio músico, imprimía un mensaje más optimista y alegre a su música. La canción Moondance, aunque no fue publicada como single hasta 1977, fue emitida con frecuencia en emisoras de radio, mientras que Come running otorgó al músico su primer Top 40 en Estados Unidos. El titulado acertadamente Into the mystic se convirtió en un éxito menor por Johnny Rivers, mientras Caravan se convirtió en un favorito de radio FM de menor importancia.

Además, el álbum obtuvo buenas reseñas de la prensa musical: Lester Bangs y Greil Marcus combinaron una crítica a página completa en Rolling Stone indicando que Morrison tenía “la sorprendente imaginación de una conciencia que es visionaria en el sentido fuerte de la palabra”. Sobre la grabación, Morrison comentó: “Ése era el tipo de banda que quería. Dos saxofones y una sección rítmica; son el tipo de banda que más me gusta”. En retrospectiva, Moondance ha sido situado, de forma paralela con Astral weeks, como uno de sus mejores trabajos y figura en el puesto 65 de la lista de Los 500 mejores álbumes de todos los tiempos elaborada por Rolling Stone. En marzo de 2007, Moondance fue listado en el número 72 de la lista Los 200 definitivos de NARM Rock and Roll Hall of Fame.

Con el cambio de década, Morrison se trasladó a vivir con Janet a la Costa Oeste de Estados Unidos. Durante los dos siguientes años publicó nuevos trabajos con notable éxito de crítica y comercial. En 1970, editó His band and the street choir (número 18 en Reino Unido y 32 en Estados Unidos), con un sonido más relajado que Moondance, aunque “imperfecto”. según Jon Landau, quien comentó que “unos pocos números con el peso de Street choir habrían hecho de este álbum uno tan perfecto que nadie podría haberlo resistido”. El single Domino alcanzó el puesto 9 de la lista Billboard Hot 100. Otras canciones destacadas eran Give me a kiss o Blue money.

Un año después publicó Tupelo honey (número 27 en Estados Unidos, 1971), que incluyó el single Wild honey, que años más tarde sería versionado por John Mellencamp, y varias canciones con toques country, como Tupelo honey y Moonshine whiskey, y otros temas destacados como I wanna roo, Old old Woodstock o Starting a new life. El propio Morrison comentó que su intención original era elaborar un álbum de country, y volvió a grabar en directo dentro del estudio, después de ensayar las canciones con los músicos y con la intención de registrarla en una primera y única toma. Ted Templeman (ex miembro de los Tikis y Harpers Bizarre), coproductor de Wild honey, describió la grabación como “la cosa más sorprendente que jamás he visto. Cuando tiene algo junto, [Van] quiere ponerlo tal y como suena, sin extravagancias”.

En 1972, Saint Dominic's preview (número 15 en Estados Unidos) reveló una ruptura con el estilo musical accesible de sus anteriores trabajos y un retorno hacia aspectos más aventureros y meditativos presentes en Astral weeks, llevado por el estado de tristeza en que estaba sumido tras su divorcio, con canciones más largas, más irritadas, y textos menos inmediatos. La combinación de dos estilos musicales le dio una versatilidad no presente en sus primeros discos. Dos canciones, Jackie Wilson said (I'm in heaven when you smile) y Redwood tree, entraron en la lista Hot 100, mientras que Listen to the lion, Almost independence day y Gypsy incluían una imaginería poética semejante a la de Astral weeks. Listen to the lion llegó al puesto 15 en la lista Billboard 200, su mejor registro hasta el debut de Born to sing: no plan B en el puesto 10 en 2008.

Su siguiente trabajo, Hard nose the highway (número 27 en Estados Unidos y 22 en Reino Unido, 1973), que contenía el single Warm love, recibió en general reseñas negativas de la prensa musical y fue descrito por Rolling Stone como “psicológicamente complejo, musicalmente algo desigual y líricamente excelente”. Para Hard nose the highway, Morrison había formado la Caledonia Soul Orchestra de 11 piezas, que apareció en el LP en vivo It’s too late to stop now. En 1973, sin embargo, Morrison se divorció de Janet Planet, disolvió la Caledonia Soul Orchestra y volvió a Belfast por primera vez desde 1966.

Hard nose the highway fue seguido por Veedon Fleece (número 53 en Estados Unidos y 41 en Reino Unido, 1974), compuesto durante unas vacaciones en Irlanda en octubre de 1973, en el que muestra su calado sensible y reflexivo, y en el que aparecían temas como Fair play, Who was that masked man o Streets of Arklow, es más un apunte de viaje interior que un verdadero trabajo pensado para el mercado. Aunque atrajo escasa atención tras su lanzamiento, su estatus crítico creció con los años y es actualmente considerado uno de sus trabajos más poéticos. Al respecto, Andy Greene escribió en Rolling Stone que cuando Veedon Fleece se publicó, “fue recibido con un encogimiento de hombros colectivo por el establishment de la crítica del rock”, y concluyó que “[Morrison] ha publicado muchos álbumes maravillosos desde entonces, pero nunca volvió a llegar a la majestuosa altura de éste”. You don’t pull no punches, but you don’t push the river, una de las canciones del álbum, ejemplifica al extenso, hipnótico y críptico Morrison con sus referencias al poeta visionario William Blake.

Después de una década sin apenas descanso, Morrison comentó que sentía la necesidad de alejarse de la música durante varios meses y pasó tres años sin publicar un nuevo disco. Además, sufrió el conocido como “bloqueo del escritor”, por lo que consideró seriamente abandonar el mundo de la música. Al parecer comenzó las sesiones para un nuevo álbum en cuatro épocas diferentes (una de ellas con la banda de jazz-funk The Crusaders), especulándose títulos como Mechanical bliss, Naked in the jungle o Stiff upper lift, pero ninguna terminó concretándose. En 1976, fue a vivir de nuevo a California, y participó en las sesiones de grabación del álbum Stone alone de Bill Wyman. Su siguiente trabajo, A period of transition (número 43 en Estados Unidos y 23 en Reino Unido, 1977), fue publicado un año después de volver a los escenarios en The Last Waltz, el concierto de despedida de The Band. El álbum, que contaba con tonos de jazz cortos y melodías orientadas al R&B, acompañado por el pianista Mac ‘Dr. John’ Rebennack, obtuvo una recepción crítica leve y marcó el comienzo de un periodo prolífico en materia de composición.

El material grabado con Berns poco antes de su fallecimiento se publicó en el álbum This is where I came in (1977), que recogía las quince canciones grabadas por Morrison para Bang Records.

Un año después publicó Wavelength (número 28 en Estados Unidos y 27 en Reino Unido, 1978), con Bill Graham como manager, que se convirtió en el álbum con mayores ventas de su carrera y fue certificado como Disco de oro por la RIAA en pocas semanas. En él contó con la colaboración de su amigo y compañero en Them, Pete Bardens. La canción Wavelenght se convirtió en un modesto éxito en las listas de singles (llegó al número 42) e incluyó el uso de sintetizadores, mimetizando el sonido de las cadenas de radio de onda corta que el cantante escuchaba en su juventud. Por otra parte, Kingdom hall evocaba la experiencia de Morrison acudiendo durante su infancia a la iglesia con su madre y predijo una temática religiosa más evidente en su siguiente álbum, Into the music. Sin embargo, Morrison continuaba con sus problemas crónicos de pánico escénico. En un show de 1979 en el Palladium de Nueva York, irrumpió en el escenario durante la mitad del show sin decir una palabra y no regresó.

Van Morrison comenzó a labrarse entonces su fama de arisco; reacio a las entrevistas, se comportaba como un tirano con sus músicos y era contrario a todo tipo de labor promocional. Al mismo tiempo crecía la admiración por él entre sus colegas de profesión y entre el público. También su forma de cantar adoptó tonos místicos, cercanos al éxtasis y similares a un rugido, lo que llevó a la crítica a bautizarle como "el león de Belfast".

Considerado por Stephen Thomas Erlewine como “el Morrison de la era post-clásica definitivo”, Into the music fue publicado en 1979, disco que implicaba a un Morrison renacido para el cristianismo, y en el que colaboraron artistas como Ry Cooder, Mark Isham y Mark Jordan. El álbum, definido como “un ciclo erótico-religioso de canciones que culminan en la mejor cara que Morrison ha creado desde Astral weeks”, incluyó varias canciones que aluden por primera vez al poder curativo de la música, un tema recurrente a lo largo de la carrera de Morrison, entre las que destacaban la estimulante Full force gale y su conmovedor remake de la vieja canción It’s all in the game. Into the music alcanzó el puesto 43 de la lista Billboard 200 (21 en Reino Unido), su mejor posición hasta el lanzamiento en 1993 de Too long in exile. Su magnífica canción Bright side of the road aparecería años más tarde en la banda sonora de la película Michael.

Con su siguiente trabajo, Morrison guió su propia música hacia territorios musicales desconocidos: en febrero de 1980, Morrison viajó con un grupo de músicos a Super Bear, una antigua abadía en los Alpes franceses, para grabar Common one (número 73 en Estados Unidos y 68 en Reino Unido, 1980), uno de sus álbumes más controvertidos, que profundizó aún más en su misticismo extendido, y en el que recupera un poco de la magia naturalista de Astral weeks, con canciones que tienden a convertirse en largas narraciones, de sensaciones íntimas. Common one incluyó seis canciones de distinta duración. Summertime in England, la más larga, duraba 15 minutos y finalizaba con el verso “Can you feel the silence?” (¿Puedes sentir el silencio?). Paul Du Noyer, de NME, definió el álbum como “colosalmente petulante y cósmicamente aburrido; un arma blanca interminable, vacua y tristemente egoísta en la espiritualidad”. Incluso Greil Marcus, quien anteriormente había escrito reseñas favorables de varios discos, comentó: “Esto es Van actuando en la parte de ‘poeta místico’ que él supone ser”. En su defensa, Morrison, que admitió que el concepto original del álbum era más esotérico que el producto final, insistió que el álbum “nunca pretendió ser un álbum comercial”. El biógrafo Clinton Heylin comentó sobre las consecuencias que tuvo Common one en la carrera de Morrison que “no volvió a intentar algo tan ambicioso nuevamente. A partir de entonces cada idea radical será atenuada por cierta noción de comercialidad”. Más tarde los críticos reevaluaron el álbum de manera más favorable con el éxito de Summertime in England. Lester Bangs escribió en 1982, “Van estaba elaborando música sagrada aunque él mismo pensase que no lo era, y nosotros, los críticos de rock, habíamos cometido nuestro habitual error de prestar demasiada atención a las letras.

Beautiful vision (número 44 en Estados Unidos y 31 en Reino Unido, 1982), su siguiente trabajo, supuso un retorno a sus raíces norirlandesas con un trabajo más variado y conciso, y con reseñas favorables de la prensa musical. El disco se grabó en Sausalito, California, y en su elaboración participaron también Mark Isham y Mark Knopfler, de Dire Straits. El álbum incluyó Cleaning windows, con referencias sobre el primer trabajo de Morrison limpiando cristales tras abandonar la escuela, y a inspiradores de Morrison, como Lead Belly, los bluesmen Blind Lemon Jefferson, Sonny Terry, Brownie McGhee y Muddy Waters, así como al autor beat Jack Kerouac y al cantante de música country Jimmie Rodgers. Otras canciones como la mística Vanlose stairway, She gives me religion y Scandinavia mostraron la presencia de una nueva persona en su vida: un agente de relaciones públicas danesa, que compartía intereses espirituales con Morrison y le sirvió como una influencia estabilizadora durante la mayor parte de la década. Scandinavia, con Morrison al piano, fue nominada al Grammy en la categoría de Mejor interpretación instrumental de rock en la 25.ª entrega de los premios.

En aquellos momentos, Morrison gozaba de un momento de gran popularidad, debido también al trabajo de The Dexy's Midnight Runners, un fantasioso grupo capitaneado por Kevin Rowland, quien siempre ha declarado tener a Morrison como fuente de inspiración. En su famoso disco Too-ry-ay de 1982, los Dexys ofrecían una dinámica versión de un tema de Morrison, Jackie Wilson said (I'm in heaven when you smile). Durante un tiempo se habló de una colaboración entre Morrison y Rowland, pero después no quedó en nada.

Gran parte de la música de Morrison en la década de 1980 siguió centrándose en la espiritualidad y en la fe. Inarticulate speech of the heart (número 116 en Estados Unidos y 24 en Reino Unido, 1983), significó “un paso hacia la creación de música para la meditación” con sonidos de sintetizadores, gaitas irlandesas y flautas, y cuatro canciones instrumentales, y hacía más intensa su relación con la literatura, y especialmente con los poetas "místicos" anglosajones: en Rave on, John Donne, citaba a John Donne, Walt Whitman, Yeats e incluso al poeta medieval persa Ornar Khayyam. El título del álbum y la presencia de temas instrumentales fueron indicativas de la creencia, sostenida por el propio Morrison, de que “no son las palabras que uno usa, sino la fuerza de la convicción detrás de esas palabras, lo que importa”. Durante este periodo, Morrison había estudiado la Cienciología, e incluyó a L. Ron Hubbard, fundador de la iglesia de la Cienciología, en los agradecimientos del disco.

Fuentes: http://es.wikipedia.org, http://en.wikipedia.org, http://www.allmusic.com, http://www.todomusica.org, http://www.rollingstone.com, http://www.alohacriticon.com, http://www.buscabiografias.com, http://www.biografiasyvidas.com, http://historiasderock.es.tl, https://rockhall.com, http://www.scaruffi.com, http://rincondesconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

Brown eyed girl, He ain't give you none, T.B. sheets, Spanish rose, Goodbye baby (baby goodbye), Ro Ro Rosey, Midnight special (Blowin' your mind!)

Astral weeks, Beside you, Sweet thing, Cyprus Avenue, Madame George, Ballerina (Astral weeks)

And it stoned me, Moondance, Crazy love, Caravan, Into the mystic, Come running, These dreams of you, Brand new day, Glad tinings (Moondance)

Domino, Give me a kiss (just one sweet kiss), I've been working, Call me up in Dreamland, I'll be your lover too, Blue money, If I ever needed someone (His Band and the Street Choir)

Wild night, (Straight to your heart) Like a cannonball, Old old Woodstock, Starting a new life, You're my woman, Tupelo honey, When that evening sun goes down (Tupelo honey)

Jackie Wilson said (I'm in heaven when you smile), Gypsy, Listen to the lion, Saint Dominic's preview, Redwood tree, Almost independence day (Saint Dominic's preview)

Snow in San Anselmo, Warm love, Hard nose the highway, Wild children, Bein' green, Autumn song (Hard nose the highway)

Ain't nothin' you can do, Bring it on home to me (It's too late to stop now)

Fair play, Linden Arden stole the highlights, Streets of Arklow, You don't pull no punches, but you don't push the river, Bulbs, Cul de sac, Come here my love (Veedon Fleece)

You gotta make it through the world, The eternal Kansas City, Joyous sound, Flamingos fly, Cold wind in August (A period of transition)

It's all right, Joe Harper Saturday morning (This is were I came)

Kingdom hall, Natalia, Venice U.S.A., Wavelength, Santa Fe/Beautiful obsession, Hungry for your love, Take it where you find it (Wavelength)

Bright side of the road, Full force gale, Steppin' out queen, Troubadours, You make me feel so free, And the healing has begun, It's all in the game (Into the music)

Haunts of ancient peace, Summertime in England, Satisfied, Wild honey, Spirit (Common one)

Celtic ray, Northern muse (solid ground), Dweller on the thresold, Beautiful vision, She gives me religion, Cleaning windows, Vanlose stairway, Scandinavia (Beautiful vision)

Higher than the world, River of time, Celtic swing, Rave on, John Donne, Irish heartbeat, The street only knew your name, Cry for home (Inarticulate speech of the heart)

THEM

Mystic eyes, If you and I could be as two, I gave my love a diamond, Gloria, Go on home baby, Bright lights, big city, Here comes the night (The angry young Them)

Could you would you, I can only give you everything, My lonely sad eyes, It's all over now, baby blue, Hey girl (Them again)

The story of Them, One two brown eyes, Baby please don't go, All for myself, Baby what you want me to do, (It won't hurt) Half as much, Friday's child (The story of Them featuring Van Morrison)

Vídeos:

Brown eyed girl y T.B. sheets, del álbum Blowin' your mind!:

Brown eyed girl - Van Morrison


T.B. sheets - Van Morrison


Madame George, Ballerina y Cyprus Avenue, del álbum Astral weeks:

Madame George - Van Morrison


Ballerina (live) - Van Morrison


Cyprus Avenue - Van Morrison


And it stoned me, Moondance y Crazy love, del álbum Moondance:

And it stoned me - Van Morrison


Moondance - Van Morrison


Crazy love - Van Morrison


Domino, del álbum His Band and the Street Choir:

Domino - Van Morrison


Tupelo honey y Wild night, del álbum Tupelo honey:

Tupelo honey - Van Morrison


Wild night - Van Morrison


Jackie Wilson said (I'm in heaven when you smile) y Listen to the lion, del álbum Saint Dominic's preview:

Jackie Wilson said (I'm in heaven when you smile) - Van Morrison


Listen to the lion - Van Morrison


Warm love, del álbum Hard nose the highway:

Warm love - Van Morrison


Bulbs, del álbum Veedon Fleece:

Bulbs - Van Morrison


Cold wind in August, del álbum A period of transition:

Cold wind in August - Van Morrison


Wavelength, del álbum Wavelength:

Wavelength - Van Morrison


Bright side of the road y And the healing has begun, del álbum Into the music:

Bright side of the road - Van Morrison


And the healing has begun - Van Morrison


Summertime in England, del álbum Common one:

Summertime in England - Van Morrison


Dweller on the thresold, del álbum Beautiful vision:

Dweller on the thresold - Van Morrison


Cry for home, con Tom Jones, del álbum Inarticulate speech of the heart:

Cry for home - Van Morrison & Tom Jones


Del grupo Them, en el cual participó Van Morrison antes de comenzar su carrera en solitario, Mystic eyes y Gloria, en una actuación para televisión, de su álbum The angry young Them, la versión de It's all over now, baby blue de Bob Dylan, de su álbum Them again, y Baby please don't go de su recopilatorio The story of Them featuring Van Morrison:

Mystic eyes + Gloria (live) - Them


It's all over now - Them


Baby please don't go - Them

2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Vaya repaso de una monumental carrera. claro sucinto y al grano : Genial el piratillad e la primera época de Van con esa portada con una sonrisa del León algo que no se prodiga mucho. Espero ansioso la segunda paret Lo he recomenadado como guia

JL dijo...

Un artista que no deja de sorprender, con un extenso y profundo bagaje tras él. No tiene no un disco malo, en todos se pueden extraer joyas interesantes. Y que aún sigue dando guerra con buen material y con una voz muy aceptable. Me sorprendió de su estudio cómo ha ido mejorando la voz a través de su carrera, y cómo en estas últimas décadas mantiene una presencia en el escenario más que aceptable. Una pena que no pueda ir a verlo en enero, que viene por mi ciudad, pero es que los precios son prohibitivos.

Saludos, Bernardo.