miércoles, enero 13, 2016

GEORGE HARRISON

George Harrison (Liverpool, 1943–2001) fue un músico inglés, multi-instrumentista, compositor, cantante y productor musical y cinematográfico que alcanzó fama internacional como guitarrista de los Beatles. Aunque John Lennon y Paul McCartney eran los compositores principales de la banda, la mayoría de álbumes de Beatles desde 1965 contienen por lo menos dos composiciones de Harrison. Sus canciones para el grupo incluyeron Taxman, Within you without you, While my guitar gently weeps, Here comes the sun y Something. Sus punteos afilados y melódicos, herederos de Chet Atkins y Carl Perkins, y su acompañamiento vocal a las armonías de John Lennon y Paul McCartney fueron sus señas de identidad más características dentro del grupo.

Las primeras influencias musicales de Harrison incluían a George Formby, Big Bill Broonzy y Django Reinhardt; Chet Atkins, Chuck Berry, Carl Perkins y Ry Cooder fueron de las importantes influencias entre las últimas. Allá por 1965 había comenzado a llevar a los Beatles al folk rock a través de su interés en los Byrds y Bob Dylan, y hacia la música clásica india a través de su uso del sitar en Norwegian wood (this bird has flown). Estuvo interesado en el movimiento Hare Krishna y se convirtió en admirador de la cultura india y el misticismo, introduciendo a los demás miembros de los Beatles y su público occidental mediante la incorporación de instrumentación india en su música.

Después de la desintegración de la banda en 1970, Harrison lanzó el álbum triple All things must pass, el primer álbum de un Beatle en solitario que alcanzó el primer puesto en la lista Billboard 200, un trabajo aclamado por la crítica que produjo su single de mayor éxito My sweet Lord, e introdujo su sonido de marca como artista en solitario, la guitarra slide. También organizó el Concierto para Bangladesh de 1971 con el músico indio Ravi Shankar, un precursor de posteriores conciertos benéficos como Live Aid. Harrison fue productor musical y de cine; en 1978 fundó Dark Horse Records en 1974 y cofundó HandMade Films en 1978.

Harrison lanzó varios singles y álbumes superventas como intérprete en solitario, y en 1988 cofundó el supergrupo The Traveling Wilburys. Artista prolífico, apareció como guitarrista invitado en canciones de Badfinger, Ronnie Wood y Billy Preston, y ha colaborado en canciones y música con Dylan y Eric Clapton, Ringo Starr y Tom Petty, entre otros. La revista Rolling Stone lo situó en el número 11 en su lista de Los 100 mejores guitarristas de todos los tiempos. Ha sido introducido dos veces en el Rock and Roll Hall of Fame, como miembro de los Beatles en 1988, y, a título póstumo, por su carrera en solitario en 2004.

El primer matrimonio de Harrison, con la modelo Pattie Boyd en 1966, terminó en divorcio en 1977. Al año siguiente se casó con Olivia Arias, con quien tuvo un hijo, Dhani Harrison. Harrison murió en 2001, con 58 años, de cáncer de pulmón.

Nacido en Liverpool, Lancashire, Inglaterra, en 1943, George Harrison era el más joven de los cuatro hijos de Harold Hargreaves Harrison y su esposa Louise French. Tenía una hermana, Louise, y dos hermanos, Harry y Peter. Fue el único Beatle cuya infancia no fue empañada por la muerte o el divorcio de sus padres. Su madre era dependienta de una familia católica con raíces irlandesas, y su padre era conductor de autobús que había trabajado anteriormente como administrador de barcos de la White Star Line. Su futura esposa, la modelo Pattie Boyd, describió a los padres de Harrison como “bastante cortos y muy liverpoolianos”. De acuerdo con Boyd, la madre de Harrison era particularmente solidaria: “todo lo que quería para sus hijos era que fuesen felices, y reconocía que nada hizo a George tan feliz como interpretar música”. Fan entusiasta de la música, era conocida entre los amigos por su fuerte voz cantando, que a veces sorprendía a los asombrados visitantes por el estruendo que emanaba de las ventanas de la casa de los Harrison. Durante el embarazo de George, escuchó muchas veces la transmisión semanal de Radio India. El biógrafo de Harrison, Joshua Greene, escribió: “todos los domingos ella sintonizaba los místicos sonidos evocados por sitares y tablas, con la esperanza de que la música exótica trajese paz y calma al bebé en la barriga”.

Tras abandonar la escuela en 1959, alternó durante poco tiempo a su afición a la música con un trabajo de aprendiz de electricista. El entrenamiento ayudó a hacer de Harrison el miembro más eficaz del grupo a la hora de experimentar nuevos sonidos y de arreglar equipos. A mediados de los 60, fue el primero en equipar su casa de Esher con un estudio personal donde podría componer y trabajar con mayor eficacia.

Harrison nació y vivió los primeros seis años de su vida en Wavertree, Liverpool, en un adosado en un callejón sin salida. La casa tenía un baño al aire libre y su único calor provenía solamente de un fuego de carbón. En 1949 el Consejo de la ciudad ofreció a la familia una casa y se trasladaron a Speke. En 1948, cuando tenía 5 años, Harrison fue inscrito en la escuela primaria Dovedale Road, cerca de Penny Lane, al mismo tiempo que John Lennon, aunque por la diferencia de edad no se conocieron. Aprobó el examen para mayores de 11 años y estudió entre 1954 y 1959 en la escuela secundaria Liverpool Institute for Boys, edificio hoy en día convertido en el Liverpool Institute for Performing Arts. A pesar de que el Instituto ofrecía un curso de música, Harrison estaba decepcionado con la ausencia de guitarras, y consideraba que la escuela “moldeaba a los estudiantes para tener miedo”.

Las primeras influencias musicales de Harrison incluyeron a George Formby, Cab Calloway, Django Reinhardt y Hoagy Carmichael; en la década de 1950, Carl Perkins y Lonnie Donegan fueron significantes influencias. A principios de 1956 tuvo una revelación: al montar su bicicleta, escuchó Heartbreak Hotel de Elvis Presley sonando desde una casa cercana, y la canción despertó su interés en el rock and roll. Se sentaba a menudo en la parte trasera de la clase dibujando guitarras en sus libros de texto, y más tarde comentó: “estaba totalmente obsesionado en las guitarras”. Harrison citó a Slim Whitman como otra de sus primeras influencias: “la primera persona que vi tocando una guitarra fue Slim Whitman, tanto en una foto de él en una revista como en vivo en televisión. Las guitarras estaban llegando, sin duda”.

A los 12 años, poco antes de dar inicio el curso, fue ingresado en el hospital debido a una nefritis. Durante su convalecencia a finales de 1956, aunque reticentes sobre el interés de su hijo en desarrollar una carrera musical, el padre de Harrison le compró a un compañero de colegio una guitarra acústica Dutch Egmond con la parte superior plana. Un amigo de sus padres enseñó a Harrison a tocar Whispering, Sweet Sue y Dinah, e, inspirado por la música de Donegan, Harrison formó un grupo de skiffle llamado The Rebels con su hermano Peter y un amigo, Arthur Kelly. Entre los artistas que influyeron en su forma de tocar destacan Elvis Presley, Little Richard, Buddy Holly, Fats Domino, Bill Halley, Eddie Cochran, Lonnie Donegan y Chet Atkins. En el autobús escolar Harrison conoció a Paul McCartney, quien se convirtió en miembro de la banda de John Lennon, The Quarrymen, y ambos trabaron amistad gracias a su amor compartido por la música.

En marzo de 1958 Harrison hizo una audición para los Quarrymen (banda a la que vio por primera vez el mes anterior en el Wilson Hall) en el Morgue Skiffle Club de Rory Storm, tocando Guitar boogie shuffle de Arthur ‘Guitar Boogie’ Smith, pero Lennon consideraba que Harrison, que acababa de cumplir 15 años, era demasiado joven para unirse a la banda. Durante un segundo encuentro, organizado por McCartney, interpretó la parte de guitarra principal del instrumental Raunchy en la parte superior de un autobús de Liverpool. Poco después comenzó a socializar con el grupo, aportando su guitarra cuando lo necesitaban, y, sobre todo gracias a la insistencia de McCartney, pronto lo aceptaron como miembro. Aunque su padre quería que continuase su educación, Harrison dejó la escuela a los 16 años y trabajó durante varios meses como aprendiz electricista en Blacklers, un gran almacén local. Durante su primera gira por Escocia, en 1960, Harrison utilizó el seudónimo de “Carl Harrison”, rindiendo homenaje a Carl Perkins.

En 1960, el promotor Allan Williams hizo gestiones para la banda, que entonces ya se llamaban The Beatles, para actuar en el club Kaiserkeller de Hamburgo, propiedad de Bruno Koschmider. En un principio, Harrison no podía considerarse como un guitarrista virtuoso, si bien el hecho de que supiera suficientes acordes para tocar varios temas hizo que John Lennon lo aceptara en el grupo. La educación musical improvisada que Harrison recibió mientras actuaba largas horas con los Beatles, así como las lecciones de guitarra que tomó de Tony Sheridan mientras la banda sirvió brevemente como su grupo de apoyo, sentaron las bases de su sonido y de su rol profesional y tranquilo dentro del grupo; más tarde fue conocido como “el Beatle tranquilo”, debido a su carácter introspectivo y su tendencia a quedarse un segundo plano en las conferencias de prensa. Pese a ello, a mediados de los 60, la práctica hizo de Harrison un guitarrista más fluido y creativo, realizando las labores de guitarrista principal y rítmico. La primera residencia de la banda en Hamburgo terminó prematuramente cuando Harrison fue deportado por ser demasiado joven para trabajar en nightclubs. Cuando Brian Epstein se convirtió en su manager en diciembre de 1961, pulió su imagen y les aseguró un contrato de grabación con EMI. El primer single del grupo, Love me do, alcanzó el número 17 en la lista Record Retailer, y para la época de su primer álbum, Please please me, lanzado a principios de 1963, la Beatlemania ya había llegado. Su segundo álbum, With the Beatles (1963), incluyó Don’t bother me, el primer crédito de Harrison como compositor en solitario.

Harrison fue el primero de los Beatles en viajar a Estados Unidos con el fin de visitar a su hermana Louise en Benton (Illinois), en septiembre de 1963, cinco meses antes de la aparición del grupo en The Ed Sullivan Show. Durante la visita, George visitó una tienda de discos y compró varios singles sin que el dueño lo reconociera debido al escaso conocimiento que tenían los estadounidenses de la música pop británica; nadie pudo venderle un disco de los Beatles. A su regreso a Inglaterra, comentó a sus compañeros de grupo que sería difícil cosechar el éxito en América.

Harrison fue el cantante de todas las canciones compuestas por él en su etapa con The Beatles. Asimismo, también cantó temas de otros artistas, incluyendo Chains y Do you want to know a secret en Please please me, Roll over Beethoven y Devil in her heart en With the Beatles, I'm happy just to dance with you en A hard day's night, y Everybody's trying to be my baby en Beatles for sale.

Para el disco Rubber soul de 1965, Harrison había comenzado a conducir a los otros Beatles hacia el folk-rock a través de su interés en los Byrds y Bob Dylan, y hacia la música clásica india a través de su uso del sitar en Norwegian wood (this bird has flown). Más adelante llamó a Rubber soul como su “álbum favorito de los Beatles”. Revolver (1966) incluyó tres composiciones suyas: Taxman, Love you to y I want to tell you. Su introducción de la parte de tambura de Tomorrow never knows de Lennon ejemplificó la exploración continua de la banda en instrumentos no occidentales. La canción conducida por tabla Love you to fue la primera incursión genuina de los Beatles en la música india. Según el etnomusicólogo David Reck, la canción sentó un precedente en la música popular como ejemplo de cultura asiática representada por occidentales respetuosamente y sin parodias. Harrison continuó desarrollando su interés en la instrumentación no occidental, tocando la swarmandal (arpa india) en Strawberry fields forever.

A finales de 1966, los intereses de Harrison se habían ido alejando de los Beatles, como se refleja en su elección de gurús orientales y líderes religiosos para su inclusión en la portada del álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band en 1967. Su única composición en el álbum fue la inspirada por la música india Within you without you, a la que ningún otro Beatle contribuyó. En ella tocaba el sitar y la tambura, respaldado por músicos del Asian Music Circle de Londres en dilruba, swarmandal y tabla. Más adelante comentaría sobre Sgt. Pepper’s, “fue una piedra de molino y un hito en la industria musical... La mitad de las las canciones me gusta y la otra mitad no puedo soportarlas”.

En 1968, su canción The inner light fue grabada en el estudio de EMI en Bombay, con un grupo de músicos locales tocando instrumentos tradicionales indios. Editada como cara B de Lady Madonna de McCartney, fue la primera composición de Harrison en aparecer en un single de Beatles. Derivada de una cita del Tao Te Ching, las letras de la canción reflejaban el profundo interés de Harrison por el hinduismo y la meditación, mientras musicalmente abrazaba la disciplina Karnatak de la música india, en lugar del estilo indostánico de su anterior trabajo en el género. Durante la grabación de The Beatles ese mismo año, las tensiones dentro del grupo se incrementaron, y el baterista Ringo Starr salió brevemente del grupo. Las contribuciones compositivas de Harrison al álbum doble incluyeron While my guitar gently weeps, con Eric Clapton en la guitarra, Piggies, Long, long, long y Savoy truffle.

Dylan y The Band fueron una gran influencia musical en Harrison al final de su carrera con The Beatles. En una visita a Woodstock a finales de 1968, estableció amistad con Dylan y se encontró atraído por la forma de hacer música comunitaria de The Band y por la igualdad creativa entre sus miembros, que contrastaba con el dominio de Lennon y McCartney en la composición de las canciones y dirección creativa de Beatles. Esto coincidió con un período prolífico en sus composiciones y un creciente deseo de afirmar su independencia de las tensiones de la banda.

Entre 1967 y 1969, McCartney expresó en más de una ocasión su insatisfacción con la forma de tocar de Harrison. Las tensiones entre ambos quedaron patentes durante los ensayos del proyecto Get back en los estudios Twickenham, que acabaría por editarse como documental bajo el título Let it be, donde Harrison acabó por decir con sorna: "Bien, no me importa. Tocaré lo que quieras que toque o no tocaré nada si no quieres que toque nada. Todo lo que sea por complacerte, lo haré". Descontento con las pobres condiciones en las que se desarrollaban las sesiones y aletargado por las horas de trabajo, así como por lo que percibía como retirada creativa de Lennon de los Beatles y una actitud dominante de McCartney, Harrison acabaría por abandonar el grupo a principios de enero, si bien retornaría a su trabajo dos semanas después, tras dos reuniones de negocios.

Las relaciones entre los Beatles se volvieron más cordiales, aunque todavía eran tensas, durante las sesiones de su último disco grabado, Abbey Road. El LP incluyó dos respetadas composiciones de Harrison para The Beatles: Here comes the sun y Something, que se convirtió en una de las caras de un single de doble cara A, primera canción cara A de Harrison, y primera canción de Harrison en entrar en los puestos altos de las listas de singles. En 1969, Frank Sinatra grabó Something y más tarde la bautizó como “la canción de amor más grande de los últimos cincuenta años”. Lennon la consideró la mejor canción de Abbey Road, y se convirtió en la segunda canción de The Beatles más versionada, tras Yesterday. El autor Peter Lavezzoli escribió: “Harrison finalmente logró igual estatus compositivo... con sus dos clásicas contribuciones al LP final de The Beatles".

En abril de 1970, For you blue de Harrison fue lanzado en América como single de doble cara A con The long and winding road de McCartney, convirtiéndose en el segundo single de doble cara A que llegaba a la parte alta de las listas, y For you blue se convirtió en el segundo hit de Harrison número 1. El aumento de su productividad y la renuencia de Beatles para incluir sus canciones en sus álbumes significó que en el momento de la ruptura del grupo ya había acumulado un arsenal de composiciones inéditas. Mientras Harrison crecía como compositor, su presencia compositiva en los álbumes de Beatles seguía siendo limitada a dos o tres canciones, aumentando su frustración y contribuyendo significativamente a la rotura de la banda. La última sesión de grabación de Harrison con los Beatles fue a principios de enero de 1970, cuando él, McCartney y Starr grabaron la canción de Harrison, I me mine.

Antes de la ruptura de los Beatles, Harrison había ya grabado y lanzado dos álbumes a solas: Wonderwall music y Electronic sound, los cuales contienen principalmente composiciones instrumentales. Wonderwall music, una banda sonora para la película de 1968 Wonderwall, mezcla instrumentación india y occidental, mientras Electronic sound es un álbum experimental que ofrece prominentemente sonido de sintetizador Moog. Lanzado en noviembre de 1968, Wonderwall music fue el primer álbum en solitario de un Beatle y el primer LP lanzado por Apple Records. Los músicos indios Aashish Khan y Shivkumar Sharma colaboraron en el álbum, que contiene el collage sonoro experimental Dream scene, varios meses antes de Revolution 9 de Lennon.

En diciembre de 1969, Harrison participó en una breve gira por Europa con el grupo americano Delaney & Bonnie and Friends. Durante la gira, que incluyó a Clapton, Bobby Whitlock, el baterista Jim Gordon y los líderes de la banda Delaney y Bonnie Bramlett, Harrison comenzó a escriben My sweet Lord, que se convirtió en su primer single como artista en solitario. Delaney Bramlett inspiró a Harrison para aprender a tocar guitarra slide, lo que influyó significativamente en su música más adelante.

Después de años de restricciones en sus contribuciones compositivas a los álbumes de Beatles, Harrison lanzó All things must pass, un álbum triple, con dos discos compuestos por canciones suyas, y el tercero por sesiones jam de Harrison con amigos. Considerado por muchos como su mejor trabajo, el álbum encabezó las listas en ambos lados del Atlántico. El LP produjo su hit número 1 My sweet Lord y los singles What is life, que fue Top 10, e Isn’t it a pity. El álbum fue coproducido por Phil Spector con su enfoque “wall of sound”, y los músicos colaboradores incluyeron a Starr, Clapton, Gary Wright, Preston, Klaus Voormann, toda la banda Delaney & Bonnie and Friends, y el grupo de Apple, Badfinger. Tras su publicación, All things must pass fue recibido con elogios de la crítica; Ben Gerson de Rolling Stone lo describió como “clásico de proporciones spectorianas, wagnerianas, brucknerianas, la música de cumbres y vastos horizontes”. El autor y musicólogo Ian Inglis consideraba las letras de la canción All things must pass “el reconocimiento de la impermanencia de la existencia humana... una conclusión simple y conmovedora” de la anterior banda de Harrison. En 1971, Bright Tunes demandó a Harrison por infracción de copyright sobre My sweet Lord, debido a su similitud con el hit He’s so fine de Ronnie Mack, interpretada por los Chiffons de 1963. Cuando el caso fue oído en la corte del distrito de Estados Unidos en 1976, se negó el plagio deliberado de la canción, pero Harrison perdió el caso, ya que el juez dictaminó que lo había hecho “subconscientemente”, lo que utilizó para mofarse del tribunal en su tema This song, publicada en el álbum Thirty three & 1/3. Las disputas por los derechos de autor continuaron en la década de los 90, con el antiguo mánager de The Beatles, Allen Klein, denunciando a Harrison tras comprar Bright Tunes, la compañía que poseía los derechos de autor de He's so fine. Finalmente, Harrison acabaría poseyendo los derechos de ambos temas.

En 2000, Apple Records lanzó una edición de 30º aniversario del álbum, y Harrison participó activamente en su promoción, dando una entrevista en la que reflexionaba sobre el trabajo: “era algo así como mi continuación desde los Beatles, realmente. Era yo saliendo de los Beatles y yendo a mi manera... fue una ocasión muy feliz”. Sobre la producción comentó: “bien, en aquellos días la reverberación tipo utilizada era un poco mayor de lo que se haría ahora. De hecho, yo ya no utilizo reverberación en absoluto. No puedo soportarlo... Sabes, es difícil volver a algo treinta años más tarde y esperar que sea como quieres que sea ahora”.

En respuesta a una petición de Ravi Shankar, Harrison organizó un evento benéfico, el Concierto para Bangladesh, que tuvo lugar en agosto de 1971, ante más de 40.000 personas para dos shows en el Madison Square Garden de Nueva York. El objetivo del evento era recaudar fondos para ayudar a paliar el hambre y la miseria de los refugiados durante la guerra de liberación de Bangladesh. Shankar abrió el show, que contó con músicos populares como Dylan, Clapton, Leon Russell, Jim Keltner, Klaus Voorman, Badfinger, Preston y Starr.

Un disco triple, The Concert for Bangladesh, fue lanzado por Apple Corps ese mismo año, seguido por una película del concierto en 1972, siendo el dinero recaudado por las ventas destinado a UNICEF. Problemas de impuestos y gastos cuestionables limitaron después gran parte de los ingresos, pero Harrison comentó: “principalmente el concierto pretendía atraer la atención a la situación... La recaudación era secundaria, y aunque tuvimos algunos problemas de dinero... todavía tienen muchos... aunque era una gota en el océano. Lo principal era que corriese la voz y ayudó a conseguir que la guerra finalizase”. El evento fue descrito como un innovador precursor de los shows benéficos rock a gran escala que siguieron, incluyendo Live Aid.

De forma adicional a su propio trabajo, Harrison escribió dos temas para Ringo Starr, It don't come easy y Photograph, y además apareció en el álbum Imagine de John Lennon, así como en los temas You're breakin' my heart de Harry Nilsson, Day after day de Badfinger, That's the way God planned it de Billy Preston y Basketball Jones de Cheech & Chong.

Harrison no lanzaría de nuevo un álbum con los logros críticos y comerciales de All things must pass; sin embargo, su siguiente álbum, Living in the material world de 1973, estuvo en el número 1 en la lista Billboard durante cinco semanas, y el single extraído del disco Give me love (give me peace on Earth) también alcanzó el número 1 en Estados Unidos, mientras Sue me sue you blues serviría de mofa al proceso judicial que estaba desarrollando McCartney para disolver de forma oficial The Beatles. En Reino Unido, el LP alcanzó el número 2, y pasó 12 semanas en las listas con el single llegando al número 8. El álbum fue profusamente producido y embalado y, con un sonido más intimista y una lírica más espiritual y filosófica, su mensaje dominante consistía en las creencias hindús de Harrison. En opinión en Greene, “contenía muchas de las composiciones más fuertes de su carrera”. Stephen Holden, escribía en Rolling Stone que consideraba que el álbum era “enormemente atractivo” y “profundamente seductor”, y que permanecía “solamente como un artículo de fe, milagroso en su resplandor”. Otros críticos se mostraban menos entusiastas, describiendo la liberación como torpe, moralista y demasiado sentimental, una reacción que dejó a Harrison desalentado. En septiembre de 2006, una reedición del álbum con Deep blue y Miss O'Dell como temas extra, y acompañado con un DVD, alcanzaría el puesto número 38 de la lista Billboard Pop Catalog.

Tras finalizar su matrimonio con Pattie Boyd, que lo dejó para irse con Eric Clapton, en noviembre de 1974 Harrison comenzó su gira Dark Horse Tour de 45 fechas, convirtiéndose en el primer ex-Beatle en hacer una gira por Norteamérica. Además de las actuaciones de Harrison con un conjunto de músicos como Preston, Tom Scott, Willie Weeks, Andy Newmark y Jim Horn, la gira también incluyó música tradicional y contemporánea de la India interpretada por Ravi Shankar, Family and Friends. A pesar de numerosas críticas positivas, la reacción consensuada para la gira fue negativa, con quejas sobre el contenido, estructura y longitud; la duración de los shows de dos horas y media fue considerada como excesiva en el tiempo. Algunos fans encontraron la presencia significativa de Shankar como una extraña decepción, ya que su expectativa era ver una actuación solo de Harrison, y muchos estuvieron expuestos a lo que Inglis describió como “sermones” de Harrison. George volvió a trabajar la letra de varias canciones de Beatles, y algunas de las sustituciones fueron vistas como “gratuitamente ofensivas”. Su voz afectada de laringitis también decepcionó a los fans y críticos, que comenzaron a llamar al tour “dark hoarse” (oscura ronquera). Harrison estaba tan profundamente preocupado por la reacción ácida a su gira, que no saldría de gira de nuevo hasta la década de 1990. El autor Robert Rodríguez comentó: “mientras Dark Horse Tour podría considerarse un noble fracaso, había un buen número de fans que estaban sintonizados con lo que se intentaba. Se mostraban extasiados, conscientes de que habían presenciado algo tan estimulante que nunca podría ser repetido”. Leng calificó la gira como “innovadora” y “revolucionaria en su presentación de música india”.

En diciembre, Harrison publicó Dark horse, un álbum que le valió las críticas menos favorables de su carrera. La revista Rolling Stone lo calificó como “la crónica de un artista fuera de su elemento, trabajando dentro de un plazo, debilitando sus sus sobrecargados talentos por una carrera para ofrecer un nuevo producto de LP, ensayar con una banda y armar una gira como un campo a través, todo en tres semanas. El álbum alcanzó el número 4 de la lista Billboard y el single Dark horse alcanzó el número 15, pero no pudieron tener un impacto semejante en Reino Unido. El crítico musical Mikal Gilmore describió Dark horse como “una de las obras más fascinantes de Harrison, un disco sobre el cambio y la pérdida”.

Durante el periodo de preparación para la gira estadounidense, abrió oficinas en La Brea Avenue de Los Angeles para su futuro sello discográfico, Dark Horse Records. Dentro de las oficinas conocería a su segunda mujer, Olivia Trinidad Arias, asignada para trabajar en el sello junto a Terry Doran de Apple y Jack Oliver. Su relación sentimental daría frutos a partir de la gira, hasta que en 1978 contrajeran matrimonio.

El álbum final de estudio de Harrison para EMI y Apple Records fue el inspirado por la música soul Extra texture (read all about it) (1975). Harrison lo consideró el menos satisfactorio de los tres que había grabado desde All things must pass. Leng identificó “amargura y desaliento” en muchas de las canciones del álbum; su amigo durante muchos años Klaus Voormann comentó: “él no estaba mentalizado para el álbum... Fue un momento terrible porque creo que había mucha cocaína alrededor, y fue entonces cuando salió la obra... No me gustaba su marco mental”. Se extrajeron dos singles del LP: You, que alcanzó el Top 20 en Billboard, y This guitar (can’t keep from crying), el último single publicado con Apple, y primero de un Beatle que no entró en las listas estadounidenses.

Tras la salida de John Lennon, George Harrison y Ringo Starr del sello EMI (Paul McCartney permanecería en él hasta que en 2007 fichara por Hear Music), la compañía discográfica tuvo libertad para editar el trabajo del grupo y de sus componentes en solitario en un mismo álbum, utilizando a Harrison como experimento en The best of George Harrison, en la que se combinaban sus éxitos compuestos en The Beatles y en solitario.

Al mismo tiempo, Harrison se vio envuelto en problemas con la industria discográfica. Durante la grabación de su primer álbum en Dark Horse Records, Thirty three & 1/3, Harrison se vio aquejado de hepatitis, retrasando su publicación e incumpliendo una cláusula del contrato firmado previamente con la distribuidora A&M. Tras ser denunciado, Warner Bros. Records se hizo cargo de la distribución de su sello, permitiéndole suficiente tiempo para recuperarse de la enfermedad y grabar el álbum.

Thirty three & 1/3 (1976) supuso un considerable éxito tras sus dos álbumes anteriores, con un énfasis en la melodía y la musicalidad, y una materia más sutil que el mensaje piadoso de sus anteriores obras, haciendo ganar a Harrison sus críticas más favorables en Estados Unidos desde All things must pass, alcanzando el puesto número 11 en las listas de éxitos estadounidenses, y produciendo los exitosos singles This song y Crackerbox Palace, que alcanzaron el Top 25 en las listas de Estados Unidos. El humor surrealista de Crackerbox Palace reflejaba la asociación de Harrison con Eric Idle de Monty Python, quien dirigió un vídeo musical cómico para la canción.

En 1979, después de su segundo matrimonio con Olivia Trinidad Arias y el nacimiento de su hijo Dhani, lanzó George Harrison. El álbum y el single Blow away entraron en el Top 20 de Billboard. Otros singles extraídos del disco fueron Love comes to everyone y Faster. El álbum marcó el inicio de la retirada gradual de Harrison del negocio musical y el buen término de las ideas introducidas en All things must pass. En 1978, la muerte de su padre en mayo y el nacimiento de su hijo en agosto habían influido en su decisión de dedicar más tiempo a su familia que a su carrera. Leng describió el álbum como “melódico y exuberante... lleno de paz... el trabajo de un hombre que había vivido el sueño de rock & roll dos veces y ahora estaba abrazando la felicidad doméstica y espiritual”.

En 1980, Harrison se convirtió en el primer Beatle en escribir una autobiografía titulada I me mine. El publicista de The Beatles Derek Taylor le ayudó en la ardua tarea de escribir el libro, publicado inicialmente por Genesis Publications. Si bien la biografía de Harrison contaba algunas anécdotas de su etapa con los Beatles, se centraba en su mayoría en los hobbies del artista, desde la jardinería hasta la Fórmula 1.

El asesinato de Lennon en diciembre de 1980 causó una grave conmoción a Harrison, debido en parte a su escaso contacto con Lennon y al enfado de éste por no verse mencionado en su autobiografía, y reforzó su preocupación durante décadas por los acosadores, forzándole a rodearse de medidas de seguridad en su mansión de Friar Park, en Henley-on-Thames. Tras el asesinato, Harrison comentó: “después de todo lo que pasamos juntos yo tenía y todavía tengo un gran amor y respeto por John Lennon. Estoy impactado y aturdido”.

Harrison modificó la letra de una canción que había escrito para Starr para transformarla en una canción de homenaje a Lennon. All those years ago, que incluía contribuciones vocales de Paul y Linda McCartney, así como una parte de tambor original de Starr, llegó al número 2 en las listas de Estados Unidos. El single fue incluido en el álbum Somewhere in England en 1981. Tras la publicación en 1982 de Gone troppo, y debido a la falta de atractivo comercial y las constantes batallas con los ejecutivos de la música, George Harrison se vio apartado del mundo de la música un total de cinco años para dar prioridad a otras aficiones.

Durante este período él hizo varias apariciones como invitado, incluyendo una actuación de 1985 en un homenaje a Carl Perkins titulada Blue suede shoes: A rockabilly session, junto con Eric Clapton y Ringo Starr entre los invitados. También grabaría una canción para la banda sonora de Porky's revenge y el tema I don't want to do it de Bob Dylan. En marzo de 1986 hizo una aparición sorpresa durante el final del Birmingham Heart Beat Charity Concert, un evento organizado para recaudar fondos para el Hospital de Niños de Birmingham. El año siguiente, actuó en el concierto The Prince’s Trust en el Wembley Arena de Londres, interpretando While my guitar gently weeps y Here comes the sun. En febrero de 1987 se unió a Dylan, John Fogerty y Jesse Ed Davis en el escenario para un espectáculo de dos horas con el músico de blues Taj Mahal. Harrison recordaba: “Bob me llamó y me preguntó si yo quería salir por la noche y ver a Taj Mahal... Así que fui y tomé algunas cervezas mexicanas... Bob me dijo, ‘Hey, ¿por qué no subimos todos a tocar, y tú puedes cantar?’ Pero cada vez que tenía cerca el micrófono, Dylan salía y empezaba a cantar esta basura en mi oído, tratando de arrojarme”.

En noviembre de 1987, Harrison lanzó el álbum Cloud nine. Coproducido con Jeff Lynne de la E.L.O., el LP incluía la interpretación de Harrison de Got my mind set on you de James Ray, que llegó al número 1 en Estados Unidos y al 2 en Reino Unido. El vídeo musical de acompañamiento recibió considerable difusión, y otro single, When we was Fab, una retrospectiva de la carrera de los Beatles, obtuvo dos nominaciones a los premios MTV Video Music en 1988. El álbum alcanzó el puesto 8 en las listas estadounidenses y el 10 en las británicas, dando a Harrison su mejor resultado desde Living in the material world. Grabado en su finca de Friar Park, la guitarra slide de Harrison aparecía de manera prominente en el álbum, que incluyó a varios de sus colaboradores musicales durante mucho tiempo, como Clapton, Jim Keltner y Jim Horn, quien recordaba el relajado y amistoso comportamiento de Harrison durante las sesiones: “George te hacía sentir como en casa, en su casa... Una vez me hizo sentar en el lavabo y tocar mi saxo soprano, y ellos lo mezclaron en el extremo de la sala como un sonido distante. Pensé que era una broma... Otra vez me paró en medio de un solo de saxo y me trajeron el té de las 15:00 (otra vez pensé que era una broma)". Cloud nine alcanzó los puestos 8 y 10 en las listas de Estados Unidos y Reino Unido, respectivamente, y varias canciones del álbum lograron colocarse en la lista Rock Mainstream de Billboard: Devil’s radio, This is love y Cloud 9.

En 1988, Harrison formó los Traveling Wilburys con Jeff Lynne, Roy Orbison, Bob Dylan y Tom Petty. La banda se había reunido en el garaje de Dylan para grabar una canción para un single de edición europea de Harrison en solitario. La compañía discográfica de Harrison decidió que la canción, Handle with care, era demasiado buena para su propósito original como cara B del single This is love, les pidió hacer un álbum completo. El LP, Travelling Wilburys Vol. 1, grabado en apenas dos semanas antes de que diera comienzo la gira programada de Bob Dylan, fue lanzado en octubre de 1988, apareciendo acreditados los músicos bajo seudónimos como hermanastros, supuestamente hijos de Charles Truscott Wilbury Sr. El seudónimo de Harrison en el primer álbum fue “Nelson Wilbury”, y utilizó el nombre “Spike Wilbury” para su segundo álbum.

Después de la muerte de Orbison en diciembre de 1988, el grupo grabó como un grupo de cuatro piezas, ya que se pensó como sustituto en Del Shannon, pero en febrero de 1990 el músico se suicidaría, truncando los planes de los demás componentes. Su segundo disco, emitido en octubre de 1990, fue maliciosamente titulado Traveling Wilburys Vol. 3. Según Lynne, “fue idea de George. Él dijo, ‘confundamos a los chavales”. Alcanzó el número 14 en Reino Unido, donde fue Disco de platino con ventas certificadas de más de 3 millones de unidades. Los Wilburys nunca actuaron en directo y el grupo no grabó juntos otra vez tras el lanzamiento de su segundo álbum.

En 1989, Harrison y Starr aparecieron en el vídeo musical de la canción de Tom Petty, I won’t back down. Starr fue filmado tocando la batería, pero no tocó en la canción; Harrison tocó la guitarra acústica y proporcionó apoyos vocales. Ese mismo año tuvo lugar la publicación del segundo recopilatorio de la carrera musical de Harrison, Best of Dark Horse 1976-1989, con los éxitos de su etapa bajo el sello Dark Horse Records. El álbum incluyó dos temas grabados para la ocasión, Poor little girl y Cockamamie business, así como el tema de la banda sonora Lethal weapon 2, Cheer down.

En diciembre de 1991, Harrison se unió a Clapton para una gira por Japón. Fue la primera vez de Harrison desde 1974, y posteriormente no hizo ninguna otra. Tras una docena de conciertos, en 1992 vería la luz el álbum Live in Japan, acreditado a George Harrison, Eric Clapton & Band.

En abril de 1992, Harrison celebró un concierto benéfico para el Partido de la Ley Natural (NLP) en el Royal Albert Hall, realizando su primera actuación en Londres desde la de los Beatles en 1969 en el concierto de la azotea. En octubre de 1992, actuó en un concierto homenaje a Bob Dylan en el Madison Square Garden de Nueva York, tocando junto a Dylan, Clapton, McGuinn, Petty y Neil Young., e interpretando tres canciones: If not for youAbsolutely sweet Marie y My back pages.

En 1994, Harrison comenzó una colaboración con McCartney, Starr y el productor Jeff Lynne para el proyecto Beatles Anthology, que incluyó la grabación de dos nuevas canciones de Beatles en torno a cintas grabadas en solitario de vocales y piano por Lennon, así como un recorrido visual por la carrera musical del grupo y largas entrevistas a los tres miembros supervivientes acerca de la carrera de los Beatles. En diciembre de 1995 se publicó Free as a bird, primer nuevo single de Beatles desde 1970. En marzo de 1996, lanzaron un segundo single, Real love. Harrison se negó a participar en la finalización de una tercera canción. Más tarde comentó sobre el proyecto: “espero que alguien haga esto con todos mis demos de mierda cuando yo esté muerto, convertirlos en canciones de éxito”.

En 1996, grabaría y produciría junto a Carl Perkins el tema Distance makes no difference with love para su álbum Go-cat-go.

Siguiendo el proyecto Anthology, Harrison colaboró con Ravi Shankar en su disco Chants of India. La última aparición en televisión de Harrison fue un especial de VH-1 para promocionar el álbum, grabado en mayo de 1997. En el programa, Harrison interpretó, después de que un miembro del público le pidiera una "canción de The Beatles" y él respondiera "'creo que no conozco ninguna", All things must pass y la futura Any road, canción que aparecería en 2002 en su álbum póstumo Brainwashed.

En enero de 1998, Harrison asistió al funeral de Carl Perkins en Jackson, Tennessee, realizando una breve interpretación de la canción de Perkins, Your true love. En junio de 1998, asistió al funeral público por Linda McCartney y apareció en el álbum de Starr, Vertical man, tocando la guitarra en dos canciones.

En 1997 se diagnosticó a Harrison con cáncer de garganta y fue tratado con radioterapia, que se pensó en un primer momento que había resultado efectiva. Harrison culpó públicamente a haber fumado durante muchos años de la enfermedad. En diciembre de 1999, Harrison y su esposa fueron atacados en su casa en Friar Park. Un sujeto de 36 años de edad, Michael Abram, irrumpió en su casa y atacó a Harrison con un cuchillo de cocina, perforándole un pulmón y causándole lesiones en la cabeza antes de que Olivia Harrison redujese al asaltante golpeándole repetidamente con un atizador y una lámpara. Tras el ataque, Harrison fue hospitalizado con varias heridas de arma blanca, y quedó relativamente traumatizado, lo que le llevó a limitar aún más sus apariciones públicas, publicando una declaración poco después con respecto a su agresor: “no era un ladrón, y ciertamente no había escuchado a los Travelling Wilburys”. Abram declaró que estaba poseído por el espíritu de Harrison y que matarle era una misión concedida por Dios. Más tarde fue trasladado a un sanatorio mental. En 2002 se concedió a Abram la libertad condicional autorizada por el Tribunal de Revisión de la Salud Mental.

En 2001, Harrison apareció como invitado en el álbum Zoom de Electric Light Orchestra, tocó la steel guitar en la canción Love letters para Bill Wyman's Rhythm Kings, remasterizó y restauró canciones de Traveling Wilburys y compuso una nueva canción, Horse to the water. La canción, que sería su última publicación en vida, fue grabada dos meses antes de su muerte, y apareció en el álbum Small world, big band de Jools Holland.

En mayo de 2001, se reveló que se le había hecho una operación para extirpar un tumor canceroso de uno de sus pulmones, y en julio se informó que le trataban de un tumor cerebral en una clínica en Suiza. Cuando estaba en Suiza, Starr lo visitó, pero tuvo que interrumpir su corta estancia para viajar a Boston, donde su hija fue sometida urgentemente a cirugía en el cerebro, a lo que Harrison tuvo la ocurrencia: “¿quieres que vaya contigo?” A pesar de los tratamientos agresivos, pronto se descubrió que el cáncer era terminal, decidiendo de inmediato pasar sus últimos días en familia y trabajar en algunos proyectos para posteriormente ser terminados por su esposa e hijo.

En noviembre de 2001, comenzó de nuevo la radioterapia en el Hospital Universitario de Staten Island en Nueva York para las células del cáncer de pulmón de que se habían extendido a su cerebro. Cuando la noticia fue publicada, Harrison lamentó la violación de su privacidad por los médicos y anunció que más adelante reclamaría perjuicios. A mediados de noviembre, Harrison, Starr y McCartney se reunieron en Nueva York por última vez. Unas semanas después, el 29 de noviembre de 2001, Harrison murió en una mansión propiedad de Paul McCartney en Los Angeles, a la edad de 58 años, de cáncer de pulmón que había hecho metástatasis en el cerebro. Fue incinerado en el cementerio Hollywood Forever, y su funeral se celebró en el Self-Realization Fellowship Lake Shrine de Pacific Palasades, California, siendo sus cenizas dispersadas en los ríos Ganges y Yamuna cerca de Varanasi, India, por sus familiares cercanos en una ceremonia privada, según la tradición hindú, aunque esta versión no está confirmada oficialmente. Dejó casi 100 millones de libras como herencia.

Tras la muerte de Harrison, su familia emitió el siguiente comunicado: "Abandonó este mundo como vivió: consciente de Dios, sin miedo a la muerte y en paz, rodeado de familiares y amigos". En ocasiones Harrison decía: "Todo lo demás puede esperar, pero la búsqueda de Dios no; amaos los unos a los otros".

Harrison y Aaliyah hicieron historia en las listas de éxitos británicas al convertirse, hasta la fecha, en dos números 1 consecutivos tras el fallecimiento del artista, con el tema More than a woman de Aaliyah alcanzando el primer puesto a mediados de enero de 2002. y la reedición de My sweet Lord alzándose hasta lo más alto de las listas la semana siguiente.

El álbum final de Harrison, Brainwashed, lanzado póstumamente en 2002, fue completado por su hijo Dhani y Jeff Lynne. En las notas del álbum se incluyó una cita del Bhagavad Gita: “nunca hubo un tiempo cuando tú o yo no existíamos. Tampoco habrá ningún futuro cuando dejemos de ser”. El álbum llegó al puesto número 18 en Billboard, y un single editado sólo para los medios de comunicación, Stuck inside a cloud, que Leng describió como “una reacción única sincera a la enfermedad y la mortalidad”, alcanzó el número 27 en las listas Adult Contemporary de Billboard. El single Any road, lanzado en mayo de 2003, alcanzó el número 37 en la lista de singles de Reino Unido. Marwa blues recibió el premio Grammy de 2004 por Mejor interpretación instrumental pop, mientras Any road fue nominada a Mejor interpretación vocal pop masculina.

George Harrison escribió su primera canción, Don’t bother me, mientras se recuperaba de una enfermedad en una cama de hotel en Bournemouth en agosto de 1963, como “ejercicio para ver si podía escribir una canción”, como después recordaba. Don’t bother me apareció en el segundo álbum de la banda, With The Beatles, a finales de ese año, y en Meet The Beatles! en Estados Unidos a principios de 1964. En 1965, contribuyó con I need you y You like me too much al álbum Help!

La capacidad de composición de Harrison mejoró a través de los años, pero su material no se ganó el pleno respeto de sus compañeros Beatles hasta cerca de la desintegración del grupo. En 1969, McCartney dijo a Lennon: “hasta este año, nuestras canciones han sido mejores que las de George. Ahora este año sus canciones son al menos tan buenas como las nuestras”. Harrison a menudo tenía dificultad para conseguir que la banda grabase sus canciones. La mayor parte de álbumes de los Beatles contienen por lo menos dos composiciones de Harrison, y el disco Revolver (1966) contiene tres de sus canciones, “el álbum en el que Harrison se hizo mayor de edad como compositor”, escribió Inglis.

De la canción de Harrison de 1967 Within you without you, el autor Gerry Farrell alegó que Harrison había creado una “nueva forma”, denominando a la composición “una quintaesencial fusión de pop y música india”. Lennon consideró la canción como una de las mejores de Harrison: “su mente y su música son claras. En ella muestra su talento innato, él fusionó ese sonido”. El biógrafo de Beatles, Bob Spitz, describió Something como una obra maestra, y “una intensamente agitada balada romántica que desafiaría a Yesterday y Michelle como una de las canciones más reconocibles que nunca produjeron”. Según Kenneth Womack, “Harrison encontró su propio camino en Abbey Road... Here comes the sun es comparable, de hecho, superado sólo por Something, su logro culminante”. Inglis consideró Abbey Road como un punto de inflexión en el desarrollo de Harrison como compositor y músico. Describió las contribuciones de Harrison al LP como “exquisitas”, declarándolas iguales a las anteriores canciones de Beatles. Durante la grabación del álbum, Harrison hizo valer un mayor control creativo que antes, rechazando proactivamente sugerencias de cambios en su música o letras, particularmente de McCartney.

Su interés por la música india demostró una fuerte influencia en sus composiciones y contribuyeron a su innovación dentro de los Beatles. Según Mikal Gilmore de Rolling Stone, “la apertura de Harrison a nuevos sonidos y texturas despejaron nuevas rutas para sus composiciones de rock & roll. Su uso de la disonancia en... Taxman y I want to tell you fue revolucionario en música popular, y quizás fue más originalmente creativo que el manierismo vanguardista que Lennon y McCartney tomaron prestado de la música de Karlheinz Stockhausen, Luciano Berio, Edgard Varèse e Igor Stravinsky...“ En 1997, comentó Gerry Farrell: “es una marca de la sincera participación de Harrison... que, casi treinta años después, las canciones ‘indias’ de Beatles permanezcan siendo las más imaginativas y exitosos ejemplos de este tipo de fusión”.

El trabajo de guitarra de Harrison con los Beatles fue variado, flexible e innovador en ocasiones; aunque no era rápido ni llamativo, su forma de tocar la guitarra era sólida y se caracterizaba por el estilo de guitarra principal más sobrio de la década de los 60. El fundador de la revista Rolling Stone, Jann Wenner, describió a Harrison como “un guitarrista que nunca fue vistoso, pero que tenía un sentido melódico innato y elocuente. Tocaba exquisitamente al servicio de la canción”. El amigo de Harrison y ex-compañero de banda Tom Petty estaba de acuerdo: “él tenía la una manera de ir correctamente en el negocio, de encontrar la forma correcta de tocar”. El estilo de puntear la guitarra de Chet Atkins y Carl Perkins influenció a Harrison, dando una sensación de música country a muchas de las grabaciones de los Beatles. Harrison identificó a Chuck Berry como una de sus primeras influencias y a Ry Cooder como una influencia más importante posteriormente.

En 1961, The Beatles grabaron Cry for a shadow, un instrumental de inspiración blues escrito por Lennon y Harrison, al que se le atribuye la composición de la parte de guitarra principal de la canción, construida a partir de acordes sonorizados inusuales e imitando el estilo de otros grupos ingleses como The Shadows. El musicólogo Walter Everett señaló que mientras las primeras composiciones de Beatles estaban típicamente apoyadas en los patrones convencionales de la música rock de su tiempo, también identificó variaciones significativas en su ritmo y dirección. El uso liberal de la escala diatónica por Harrison en su guitarra revelaba la influencia de Buddy Holly y su interés en Berry le inspiraron para componer canciones basadas en la escala de blues mientras incorporaba un toque de rockabilly en el estilo de Perkins. En este marco a menudo utilizaba la síncopa, como durante sus solos de guitarra con los Beatles en los covers de Berry de Roll over Beethoven y Too much monkey business. Otra de las técnicas musicales de Harrison fue el uso de líneas escritas en octavas, como en I’ll be on my way. Fue la primera persona en poseer una Rickenbacker 360/12, una guitarra con doce cuerdas, de las cuales sus ocho cuerdas bajas estaban afinadas a pares, una octava aparte; las cuatro cuerdas más altas tenían tonos en pares al unísono. Ello hacía que los ricos armónicos producidos por una guitarra de doce cuerdas proporcionaban los trasfondos distintivos encontrados en muchas de las grabaciones de los Beatles. La utilización de esta guitarra durante la grabación de A hard day’s night ayudó a popularizar el modelo, y el sonido melancólico llegó a ser tan prominente que Melody Maker lo denominó el “arma secreta” de los Beatles.

La interpretación de Harrison en Abbey Road, y en particular en Something, marcó un momento importante en su desarrollo como guitarrista. El solo de guitarra de la canción muestra una variada gama de influencias, incorporando el estilo de guitarra blues de Clapton y los estilos de las gamakas indias. Según el autor y musicólogo Kenneth Womack, “Something serpentea hacia el más inolvidable de los solos de guitarra de Harrison... Una obra maestra en sencillez, busca llegar a lo sublime”. Harrison recibió un premio Ivor Novello en julio de 1970 por Something, por la Mejor canción musical y líricamente del año”.

Después de que Delaney Bramlett lo inspirase a aprender a tocar la guitarra slide, Harrison comenzó a incorporarla en su trabajo en solitario, lo que le permitió imitar muchos instrumentos tradicionales indios, incluyendo el sarangi y el dilruba. Leng describía el solo de guitarra slide de Harrison en la canción de Lennon How do you sleep? como una partida para “el dulce solista de Something”, denominando a su forma de tocar “famosa con razón….una de las más grandes manifestaciones de la guitarra de Harrison”. Lennon comentó: “eso es lo mejor que jodidamente ha tocado en su vida”.

La influencia hawaiana es notable en la mayor parte de la música de Harrison, desde sus trabajos de guitarra slide en Gone troppo (1982) hasta su actuación televisada del estándar de Cab Calloway, Between the devil and the deep blue sea en ukulele en 1992. Lavezzoli describió la interpretación de slide de Harrison en el instrumental ganador del Grammy Marwa blues (2002) como demostrativo de las influencias hawaianas mientras comparaba la melodía a un sarod o vina india, diciendo que era “otra demostración del enfoque distintivo de slide de Harrison”. Harrison era admirador de George Formby y miembro de la Sociedad Ukelele de Gran Bretaña, y tocó un solo de ukelele en el estilo de Formby al final de Free as a bird. Actuó en una convención de Formby en 1991, y ejerció como Presidente honorario de la George Formby Appreciation Society. Harrison tocó el bajo en numerosas canciones, incluyendo las canciones de los Beatles She said she said, Golden slumbers, Birthday y Honey pie, y en algunas de sus grabaciones en solitario, como Faster, Wake me up my love y Bye bye love.

Los proyectos musicales de Harrison durante los últimos años de los Beatles incluyeron la producción de artistas de Apple Records como Doris Troy, Jackie Lomax y Billy Preston. A lo largo de su carrera en solitario, se benefició de la inclusión de músicos invitados en sus álbumes y realizó esfuerzos para corresponder a los favores participando en sus grabaciones, colaborando con su guitarra con artistas como Dave Mason, Nicky Hopkins, Alvin Lee, Ronnie Wood, Billy Preston y Tom Scott. Harrison coescribió canciones y música con Dylan, Clapton, Preston, Doris Troy, David Bromberg, Gary Wright, Wood, Jeff Lynne y Tom Petty, entre otros.

Harrison escribió la canción Badge con Clapton, que fue incluida en el álbum de 1969 de Cream, Goodbye. Harrison tocaba la guitarra rítmica en la canción, usando el seudónimo L’Angelo Misterioso por razones contractuales. En mayo de 1970 tocó la guitarra en varias canciones durante una sesión de grabación para el álbum de Dylan, New morning. Entre 1971 y 1973 coescribió y/o produjo tres éxitos Top 10 para Ringo Starr: It don’t come easy, Back off Boogaloo y Photograph. En 1971 tocó la guitarra eléctrica slide en How do you sleep? y un dobro en Cripple inside, ambas del álbum Imagine de John Lennon. También ese año, produjo y tocó la guitarra slide en el hit Top 10 de Badfinger, Day alter day, y un dobro en I wrote a simple song de Billy Preston. Trabajó con Harry Nilsson en You’re breakin’ my heart (1972) y con Cheech Chong en Basketball Jones (1973). En 1973, produjo e hizo una aparición como invitado en el álbum Shankar Family & Friends.

En 1974, Harrison fundó Dark Horse Records. Además de publicar finalmente sus propios álbumes en el sello, inicialmente utilizó la empresa como una avenida para colaboración con otros músicos. Harrison deseaba que Dark Horse sirviese como una salida creativa para los artistas, como Apple Records lo era para los Beatles. Harrison explicó: “la mayor parte de las cosas serán lo que yo produzca”. Eric Idle comentó: “Harrison es muy generoso y respalda y apoya a todo tipo de gente que tú no te atreverías, ni incluso escuchar”. Los primeros grupos firmados por el sello nuevo fueron Ravi Shankar y Splinter, cuyo álbum produjo Harrison, y que proporcionó a Dark Horse su primer hit, Costafine Town. Otros artistas firmados por Dark Horse incluyeron a Attitudes, Henry McCullough, Jiva y Stairsteps.

Harrison colaboró con Tom Scott en su disco New York connection (1976), y en 1981 colaboró a la guitarra en Walk a thin line, del álbum The visitor de Mick Fleetwood. En 1996 grabó Distance makes no difference with love con Carl Perkins y tocó la guitarra slide en la canción de Dylan, Under the red sky, del álbum del mismo nombre. En 2001 actuó como músico invitado en el álbum de regreso de Jeff Lynne y la E.L.O., Zoom, y en la canción Love letters de Bill Wyman’s Rhythm Kings. También escribió una nueva canción con su hijo Dhani, Horse to the water, que fue grabada a principios de octubre, ocho semanas antes de su muerte. Apareció en el álbum Small world, big band de Jools Holland.

Durante la gira por América de los Beatles en agosto de 1965, Harrison se hizo amigo de David Crosby de los Byrds, quien lo introdujo a la música clásica india y a la obra del maestro de sitar Ravi Shankar. Harrison describió a Shankar como “la primera persona que me impresionó en mi vida... y era la única persona que no trató de impresionarme”. Harrison quedó fascinado con el sitar y se sumergió en la música india. Según Lavezzoli, la introducción del instrumento por Harrison en la canción de los Beatles Norwegian wood “abrió las compuertas para la instrumentación india en la música rock, desencadenando lo que Shankar llamaría ‘la gran explosión del sitar’ de 1966–67”. Lavezzoli describió a Harrison como “el hombre más responsable de este fenómeno”.

En junio de 1966, Harrison conoció a Shankar en casa de la señora Angadi, del Círculo Musical Asiático, pidió ser su alumno y fue aceptado. En julio, Harrison viajó a la India para comprar un sitar de Rikhi Ram & Sons en Nueva Delhi. Lavezzoli describió el sitar de Harrison sonando en la canción de Revolver Love to you como una “mejora asombrosa” sobre Norwegian wood, y la interpretación más lograda en sitar por un músico rock. En septiembre, regresó a la India para estudiar el sitar con Shankar. Inicialmente se alojó en Bombay, y luego se mudó a una casa flotante en un lago remoto donde Shankar le enseñó durante seis semanas. Después de Shankar, recibió la tutela de Shambu Das.

Harrison estudió el instrumento hasta 1968, cuando un encuentro con Clapton y Hendrix en un hotel de Nueva York le convenció para dejar el instrumento y volver a tocar la guitarra. Comentó: “decidí... debo regresar a la guitarra porque no conseguiré nada mejor que con ella, y no voy a ser un gran intérprete de sitar... porque debería haber comenzado por lo menos quince años antes a tocarlo”.

A mediados de la década de 1960, Harrison se había convertido en admirador de la cultura india y el misticismo, presentándolos a los otros Beatles. Durante el rodaje de Help! en las Bahamas, se encontraron con el fundador de Sivananda Yoga, Swami Vishnu-devananda, quien le dio a cada uno de ellos una copia firmada de su libro, The complete illustrated book of yoga. Entre el final de la última gira de Beatles en 1966 y el inicio de las sesiones de grabación de Sgt. Pepper’s hizo una peregrinación a Bombay con su esposa Pattie, donde estudió sitar, conoció a varios gurús y visitó varios lugares. En 1968 viajó a Rishikesh, al norte de la India, con los otros Beatles para estudiar meditación con el Maharishi Mahesh Yogi. El consumo de drogas psicodélicas por Harrison estimuló su camino a la meditación y el hinduismo. Comentó: “para mí, fue como un flash. La primera vez que probé el ácido, se acabó de abrir algo en mi cabeza que estaba dentro de mí, y me di cuenta de muchas cosas. No las aprendí porque ya las sabía, pero ese hecho pasó a ser la llave que abrió la puerta para revelarlos. Desde el momento en que tuve esa sensación, quería tenerla todo el tiempo, esos pensamientos acerca de los yoguis y los Himalayas y la música de Ravi”.

Harrison se convirtió en vegetariano en la década de 1960 y en devoto del místico hindú Paramahansa Yogananda, un gurú que proselitizaba Kriya yoga, después de que se le hiciese llegar por Ravi Shanjar la autobiografía de un yogui de Yogananda (Yogananda y tres otras grandes figuras de Kriya yoga: Sri Mahavatar Babaji, Sri Yukteswar Giri y Sri Lahiri Mahasaya, aparecieron en la portada de Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band). A mediados de 1969, Harrison produjo el single Hare Krishna mantra, interpretado por miembros de la Radha Krishna Temple de Londres. Poco después, Harrison abrazó la tradición Hare Krishna, y se convirtió en un permanente devoto.

Antes de su conversión religiosa, el único intérprete británico conocido por actividades similares había sido Cliff Richard, cuya conversión al cristianismo en 1966 pasó desapercibida por el público. “Por el contrario”, escribió Inglis, “el itinerario espiritual de Harrison fue visto como un desarrollo importante y serio que reflejaba el aumento de la madurez de la música popular... lo que él y The Beatles habían logrado anular era la asunción paternalista de que los músicos populares no tenían ningún otro papel que actuar en el escenario y cantar sus canciones exitosas”.

Durante la mayor parte de la carrera de los Beatles las relaciones en el grupo fueron cercanas. Según Hunter Davies, “los Beatles pasaban sus vidas no como una vida comunal, sino comunitariamente viviendo la misma vida. Todos ellos eran grandes amigos los unos de los otros”. La ex-esposa de Harrison, Pattie Boyd, describía cómo los Beatles “se pertenecían todos el uno al otro” y admitía, “George tenía muchas cosas en común con los otros que yo no pude conocer. Nadie, ni las otras esposas, podía romper el vínculo ni incluso comprenderlo”.

Starr dijo, “todos realmente velábamos por cada uno de nosotros y echamos muchas risas juntos. En los viejos tiempos teníamos las suites más grandes del hotel, el piso entero del hotel, y los cuatro terminábamos en el baño, sólo para estar juntos”. Agregó, “hubo algunos momentos muy cariñosos y cuidadosos entre cuatro personas: un hotel de habitaciones aquí y allá, una cercanía realmente sorprendente. Cuatro chicos que se amaban los unos a los otros. Fue realmente sensacional”.

Lennon afirmó que su relación con Harrison era “la de un joven seguidor y un chico mayor... era como un discípulo de la mina cuando empezamos”. Los dos más tarde quedaron vinculados sobre sus experiencias con el LSD, y encontraron puntos en común como buscadores de la espiritualidad. Tomaron caminos diferentes después de eso, Harrison encontrando a Dios y Lennon llegando a la conclusión de que las personas son los creadores de sus propias vidas. En 1974, Harrison dijo de su ex–compañero de banda: “John Lennon es un santo y es responsable, es grande y yo lo amo. Pero al mismo tiempo, es tan cabrón…, pero eso es la mejor cosa sobre él, ¿ves?”

Harrison y McCartney fueron los primeros Beatles en encontrarse, después de haber compartido un autobús escolar, y a menudo aprendido y ensayado nuevos acordes de guitarra juntos. McCartney declaró que él y Harrison generalmente compartían un dormitorio mientras estaban de gira. McCartney fue su mejor amigo en la boda de Harrison, y el único Beatle en asistirle. McCartney se ha referido a Harrison como su “hermano bebé”. En una entrevista de radio de la BBC de 1974 con Alan Freeman, Harrison declaró: “McCartney me arruinó como guitarrista”. Quizá el mayor obstáculo para una reunión de los Beatles después de la muerte de Lennon era la relación personal entre Harrison y McCartney, ya que ambos admitieron que a menudo se ponían el uno al otro de los nervios. Rodriguez comentó: “hasta el final de los días de George, la suya era una relación volátil”.

Harrison estuvo involucrado en el activismo político y humanitario a lo largo de su vida. En la década de 1960, los Beatles apoyaron el movimiento de derechos civiles y protestaron contra la Guerra de Vietnam. Después de la desintegración de la banda, Ravi Shankar consultó a Harrison acerca de cómo brindar ayuda a la gente de Bangladesh tras el ciclón Bhola de 1970 y la guerra de liberación de Bangladesh. Harrison grabó la canción Bangla Desh y empujó a Apple Records para lanzar su canción junto a Joy Bangla de Shankar en un esfuerzo para recaudar fondos. Shankar entonces pidió a Harrison consejos acerca de cómo planear un pequeño evento caritativo en Estados Unidos. Harrison respondió organizando el Concierto para Bangladesh, que recaudó más de 240 mil dólares. En junio de 1972, UNICEF honró a Harrison y Shankar con el premio Child is the Father of Man en una ceremonia anual en reconocimiento a sus esfuerzos de recaudación de fondos para Bangladesh.

El fondo George Harrison Humanitario para UNICEF, un esfuerzo conjunto entre la familia de Harrison y el fondo americano para la UNICEF, pretende apoyar programas que ayudan a los niños atrapados en emergencias humanitarias. En diciembre de 2007, donaron 450 mil dólares para ayudar a las víctimas del ciclón Sidr en Bangladesh. En octubre de 2009, el primer premio George Harrison Humanitario fue concedido a Ravi Shankar por sus esfuerzos en salvar las vidas de los niños y su participación en el Concierto de Bangladesh.

En 1973 Peter Sellers presentó a Harrison a Denis O’Brien. Poco después, los dos comenzaron a hacer negocios juntos. En 1978, en un esfuerzo por producir La vida de Brian de Monty Python, formaron la compañía de producción y distribución HandMade Films. Harrison explicó: “el nombre de la empresa surgió como un poco de una broma. Yo había estado en Wooky Hole en Somerset... cerca de un antiguo molino de papel donde te mostraban cómo convertir calzoncillos viejos en papel. Así que compré unos rollos, y tenían la marca ‘British handmade paper’... Así que dijimos... la llamaremos HandMade Films”.

Su oportunidad para invertir se produjo después de que EMI Films retiró la financiación a demanda de su Director Ejecutivo, Bernard Delfont. Harrison financió en parte la producción de La vida de Brian hipotecando su casa, lo que Idle más tarde llamaría “la mayor cantidad que nadie haya pagado nunca por una entrada de cine en la historia”. La película recaudó 21 millones en taquilla en Estados Unidos. La primera película distribuida por HandMade Films fue The long good Friday (1980) y la primera que produjeron fue Time bandits (1981), proyecto coescrito conjuntamente con los miembros de Monty Python, Terry Gilliam y Michael Palin. En la película figuró una nueva canción de Harrison, Dream away, en los créditos finales. Time bandits se convirtió en uno de los más aclamados y exitosos esfuerzos de HandMade; con un presupuesto de 5 millones de dólares, obtuvo unos ingresos de 35 millones en Estados Unidos en sólo diez semanas desde su lanzamiento.

Harrison fue productor ejecutivo de 23 películas con HandMade, incluyendo Mona Lisa, Shanghai surprise y Withnail and I. Hizo varios cameos en estas películas, incluyendo un papel como cantante de club nocturno en Shanghai surprise, para la cual grabó cinco nuevas canciones, y otro en La vida de Brian, caracterizado como Mr. Papadopoulos. Uno de los cameos más memorables fue como reportero en la parodia de The Beatles, The Rutles, creada por Eric Idle. Según el autor y musicólogo Ian Inglis, el rol ejecutivo de Harrison en las películas de HandMade ayudó a sostener el cine británico en un momento de crisis, produciendo algunas de las películas más memorables del país de la década de 1980. Una serie de fracasos en taquilla a finales de los 80 causó el cese de operaciones de HandMade en 1991; tres años más tarde, la compañía fue vendida.

Durante el rodaje de La vida de Brian, Harrison entabló una fuerte amistad con Eric Idle, miembro del grupo humorístico Monty Python, y posteriormente realizaría la comedia All you need is cash, en la que Harrison aparecía como un reportero llamado Erik Manchester en una escena en la que se parodiaban los desmanes económicos que se produjeron en Apple, la compañía que fundó junto a sus tres compañeros de The Beatles. Idle aparecería como invitado en el Concert for George, interpretando las canciones The Lumberjack song y Sit on my face junto al resto del grupo humorístico y al actor Tom Hanks.

En junio de 1965, Harrison y los otros Beatles fueron nombrados miembros del Orden del Imperio Británico (MBE). Recibieron sus insignias de la Reina en una investidura en el Palacio de Buckingham en octubre del mismo año. En 1971, los Beatles recibieron un premio de la Academia por la Mejor canción original de banda sonora por la película Let it be. El planeta menor 4149 Harrison, descubierto en 1984, recibió su nombre dedicado a él. En diciembre de 1992 se convirtió en el primer receptor del premio Billboard Century, concedido a artistas musicales por su significativo cuerpo de trabajos. La revista Rolling Stone lo clasificó en el número 11 en su lista de Los 100 guitarristas más grandes de la historia.

Harrison fue honrado en la canción No where near the end of my time, de Bob Rivers, una personalidad en las emisoras de radio rock and roll americanas.

En 2002, en el primer aniversario de su muerte, se celebró el Concierto para George en el Royal Albert Hall. Clapton organizó el evento, que contó con actuaciones de muchos de los amigos de Harrison y colaboradores musicales, como McCartney y Starr. Eric Idle, que calificó a Harrison como “una de las pocas personas moralmente buenas que ha producido el rock & roll”, interpretó Lumberkack song de Monty Python. Los beneficios del concierto fueron a la fundación de Harrison, Material World Charitable.

En 2004, Harrison fue incluido póstumamente en el Rock and Roll Hall of Fame como artista en solitario por sus ex-compañeros de banda, Lynne y Petty, y en el Madison Square Garden Walk of Fame en 2006 por el Concierto de Bangladesh. En abril de 2009, la Cámara de Comercio de Hollywood otorgó a Harrison una estrella en el Paseo de la Fama delante del edificio de Capitol Records. McCartney, Lynne y Petty estaban presentes cuando la estrella fue descubierta. La viuda de Harrison, Olivia, el actor Tom Hanks e Idle hicieron discursos en la ceremonia, y el hijo de Harrison, Dhani, habló en el mantra de Hare Krishna.

Una película documental titulada George Harrison: living in the material world, dirigida por Martin Scorsese, fue lanzada en octubre de 2011, conteniendo entrevistas con Olivia y Dhani Harrison, Klaus Voormann, Terry Gilliam, Starr, Clapton, McCartney, Keltner y Astrid Kirchherr. Harrison fue póstumamente honrado con el premio Grammy por su carrera musical en la ceremonia celebrada en febrero de 2015.

Fuentes: https://en.wikipedia.org, https://es.wikipedia.org, http://www.biografiasyvidas.com, http://www.buscabiografias.com, http://www.biography.com, http://www.plasticosydecibelios.com, http://www.beatlesbible.com, http://www.todomusica.org, http://www.alohacriticon.com, http://www.imdb.com, http://www.rollingstone.com, http://rincondesconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

In the park, Dream scene, Party seacombe (Wonderwall music)

I'd have you anytime, My sweet Lord, Wah-wah, Isn't it a pity (version one), What is life, If not for you, Behind that locked door, Let it down, Ballad of Sir Frankie Crisp (let it roll), All things must pass, Hear me Lord (All things must pass)

Give me love (give me peace on Earth), Sue me, sue you blues, The light that has lighted the world, Don't let me wait too long, Who can see it, Be here now, Try some, buy some, That is all (Living in the material world)

Hari's on tour (express), Simply shady, So sad, Maya love, Ding dong, ding dong, Dark horse (Dark horse)

You, The answer's at the end, This guitar (can't keep from crying), Ooh baby (you know that I love you), World of stone, Can't stop thinking about you (Extra texture (read all about it))

Something, If I needed someone, Here comes the sun, While my guitar gently weeps, Bangla Desh (The best of George Harrison)

Woman don't you cry for me, Beautiful girl, This song, It's what you value, True love, Crackerbox palace, Learning how to love you (Thirty three & 1/3)

Love comes to everyone, Not guilty, Here comes the Moon, Blow away, Faster, Your love is forever, If you believe (George Harrison)

Blood from a clone, Unconsciousness rules, All those years ago, Teardrops, That which I have lost, Save the world (Somewhere in England)

Wake up my love, That's the way it goes, I really love you, Mystical one, Unknown delight, Dream away, Circles (Gone Troppo)

Cloud nine, That's what it takes, Fish on the sand, Just for today, This is love, When we was fab, Devil's radio, Got my mind set on you (Cloud nine)

Poor little girl, Cheer down (Best of Dark Horse 1976-1989)

Any road, Pisces fish, Looking for my life, Rising sun, Stuck inside a cloud, Run so far, Never get over you (Brainwashed)

I don't want to do it (Let it roll: Songs by George Harrison)

Let it be me (Early takes: Volume 1)

TRAVELLING WILBURYS (Grupo formado con Bob Dylan, Roy Orbison, Jeff Lynne y Tom Petty)

Handle with care, Rattled, Last night, Not alone any more, Heading for the light, Tweeter and the monkey man, End of the line (Travelling Wilburys Vol. 1)

She's my baby, Inside out, If you belonged to me, The devil's been busy, Poor house, New blue Moon, Wilbury twist (Travelling Wilburys Vol. 3)

Vídeos:

My sweet Lord, If not for you, What is life, Wah-wah e Isn't it a pity (version one), del álbum All things must pass:

My sweet Lord - George Harrison


If not for you - George Harrison


What is life - George Harrison


Wah-wah - George Harrison


Isn't it a pity - George Harrison


Give me love (give me peace on Earth), The light that has lighted the world y That is all, del álbum Living in the material world:

Give me love (give me peace on Earth) - George Harrison


The light that has lighted the world - George Harrison


That is all - George Harrison


Ding dong, ding dong, del álbum Dark horse:

Ding dong, ding dong - George Harrison


You y This guitar (can't keep from crying), del álbum Extra texture (read all about it):

You - George Harrison


This guitar (can't keep from crying) - George Harrison


Bangla Desh, del álbum recopilatorio The best of George Harrison:

Bangla Desh - George Harrison


This song y True love, del álbum Thirty three & 1/3:

This song - George Harrison


True love - George Harrison


Blow away, Love comes to everyone, Faster e If you believe, del álbum George Harrison:

Blow away - George Harrison


Love comes to everyone - George Harrison


Faster - George Harrison


If you believe - George Harrison


All those years ago y Teardrops, del álbum Somewhere in England:

All those years ago - George Harrison


Teardrops - George Harrison


Wake up my love, del álbum Gone troppo:

Wake up my love - George Harrison


De Travelling Wilburys, el grupo formado con Bob Dylan, Roy Orbison, Jeff Lynne y Tom Petty, Handle with care y End of the line del álbum Travelling Wilburys Vol. 1:

Handle with care - George Harrison


End of the line - George Harrison


Got my mind set on you, This is love, Fish on the sand y When we was fab, del álbum Cloud nine:

Got my mind set on you - George Harrison


This is love - George Harrison


Fish on the sand - George Harrison


When we was fab - George Harrison


Any road y Stuck inside a cloud, del álbum Brainwashed:

Any road - George Harrison


Stuck inside a cloud - George Harrison

2 comentarios:

Eduardo García dijo...

El Beatle que más me gusta individualmente.
Su carrera en solitario me parece la más coherente de todas.
Saludos sintéticos.

JL dijo...

Seguramente es el Beatle que tiene la carrera más compacta, pero no pierdas de vista la de McCartney, que en todos sus álbumes tiene cosas interesantes, aunque resulte para muchos demasiado pop en muchas ocasiones. Tanto con Wings como en solitario hizo muy buenos discos.

Pero, sí... Harrison tiene una carrera en solitario envidiable, comenzando por ese fantástico All things must pass.

Saludos sintéticos, chorbyradio.