domingo, enero 26, 2014

Grandes álbumes: THE FALL - This nation's saving Grace

This nation's saving grace es el noveno LP del grupo británico The Fall de 1985, que alcanzó el número 54 en las listas de Reino Unido, y es frecuentemente citado, junto con Hex enduction hour, como uno de los álbumes del grupo más fuertes y más consistentes. Paul Hanley había dejado The Fall en noviembre de 1984, dejando a Karl Burns como el único baterista del grupo. El bajista Steve Hanley se tomó cuatro meses de ausencia por paternidad en la primera parte de 1985, y en consecuencia tomó parte muy poco en la escritura del álbum, siendo su única composición escrita Bombast.

Después de una gira por el norte de Inglaterra y Estados Unidos, el grupo registró el single de doble cara A Couldn't get ahead/Rollin' Dany, y el siguiente single fue Cruiser's Creek, con Simon Rogers en el bajo. El grupo conoció a Rogers a través del bailarín de ballet Michael Clark, quien ya había co-producido las primeras grabaciones del proyecto paralelo de Brix Smith, The Adult Net. Cuando regresó Hanley, Rogers permaneció con el grupo, cambiando a la guitarra y teclados. El retorno de Hanley estuvo marcado con la inscripción 'S Hanley! He's back' en los surcos finales de la cara 1 del álbum.

"Feel the wrath of my Bombast!" (¡siente la ira de mi grandilocuencia!), exhortaba Smith en este álbum, continuación de su innovador Wonderful and frightening world of... the Fall, y esta colección es una amplia prueba de la gran confianza que el grupo tenía en este tiempo. Canciones como Barmy, What you need y la poderosa Gut of the quantifier son conducidas por el ritmo de Brix Smith, lleno de guitarras distorsionadas y tambores contundentes, sobre los cuales Mark E. Smith despotrica con convicción. Pero son las huidas de este sonido lo que marca el interés real aquí: la conducida por sintetizadores L.A. avanza los experimentos de The Fall con la música electrónica; Paint work es una pieza impresionista interrumpida por el borrado accidental de Smith de parte de la pista en su casa; y I am Damo Suzuki, un homenaje al cantante de Can. El sonido de The Fall es misterioso, práctico y divertido al mismo tiempo. La reedición en CD agrega los singles Cruiser's Creek y Couldn't get ahead, así como sus caras B.

I am Damo Suzuki es un tributo al grupo alemán de los años setenta Can y su vocalista Damo Suzuki. El riff descendente en semitonos se basa en la sección final de Bel Air del álbum Future days de Can (una progresión similar también se ofrece en Don't turn the light on, leave me alone del álbum Soundtracks), mientras que el patrón de la batería se basa en Oh yeah de Tago Mago.

En aquella época dorada de 1977, de singles 7" mugrientos, fanzines y carteles fotocopiados, salas baratas con sistemas de sonido antro..., The Fall formaban parte del mobiliario controvertido de aquellos tiempos. Ciertamente, This nation's saving grace data de 1985, cuando los supervivientes del punk como The Fall no se podían ya etiquetar como "desastrados" (aunque los clubes todavía eran cutres). Seguro que Mark E. Smith nunca había previsto que en el futuro sería catalogado como una "venerable institución musical", como lo define el hermoso folleto de 48 páginas en resistente cartón de categoría que acompaña la edición de 2011.

This nation's saving grace es un álbum que suena denso, con garra, magro y hosco. Paint work, por ejemplo, suena como si estuviese empapado en la niebla, aunque los vocales de Brix Smith en coros suenan con claridad. I am Damo Suzuki suena mucho más como el pavor estridente y estrépito de Pere Ubu. De hecho, hay un estilo industrial semejante al de Ubu en muchas de las canciones. El sonido es un acerado monocromo con vetas de psych-rock de mercurio reluciente; pero también es elegante y complejo, como herrajes intrincados.

Tan importante como cualquiera de los álbumes de estudio de The Fall, This nation's saving grace se encuentra operando en el borde del mainstream y en la cima de su accesibilidad y todavía novedad. Una de los grandes formaciones de The Fall (Brix Smith, con el entrenado clásicamente Simon Rogers, aumentados en el triunvirato Hanley/Scanlon/Burns) se desbocaba a través del pop a la electrónica avant-garde, al rockabilly, o al krautrock, a menudo simultáneamente. La banda está tan ajustadamente entrenada, que no se desperdicia ningún sonido o innovación. Los vibrantes riffs de Brix de Barmy rebotan del pop hasta un siniestro canto fúnebre y vuelven a un vertiginoso efecto.

Mientras que el álbum anterior, Wonderful and frightening world of... The Fall (1984) se vio obstaculizado por la horrible producción, y por contener demasiadas canciones pop sin éxito (la segunda cara del LP es brillante, sin embargo), This nation's saving grace ruge con tanta convicción como siempre.

This nation's saving grace llegó como un bofetada al anterior álbum; un intento normalmente testarudo y concertado para disipar los temores que Beggars Banquet había tenido éxito en suavizar respecto del aspecto cáustico de la banda. La influencia de Brix indudablemente había agregado improbables tonos pop... como muchas de las grabaciones que precedieron a este álbum (No bulbs, Oh brother, Couldn't get ahead) parecían indicar. Como si fuera consciente de esto, Smith dirigió la banda hacia mares más agitados. This nation's saving grace fue construído, por lo tanto, en un ambiente de rebeldía.

El álbum surgió con la banda inmersa en el escenario de una ciudad al borde del resurgimiento. La banda parecía una mezcla perfecta de lo viejo y lo nuevo, con el núcleo de Craig Scanlon (guitarra rítmica), Steve Hanley (bajo) y el baterista Karl Burns consolidando la longevidad refrescada por los tonos pop y la visión de la mujer de Mark, Brix, y, curiosamente, la música clásica en que estaba graduado Simon Rogers. El equilibrio había sido forjado a través de las intensas actuaciones de la banda en un año frenético. En Manchester, la emoción de nuevas bandas, como Easterhouse, James, Simply Red, Jazz Defekters, Kalima, Marc Riley o The Creepers, sirvió para empujar a las tres grandes de Manchester, The Smiths, New Order y The Fall, a un perfil aún mayor. No hay más que acudir a las hemerotecas para observar en este año y por primera vez, un violento Mark E. Smith disfrutando como cabeza de cartel en el Free Trade Hall de la ciudad; algo que hubiera sido impensable apenas doce meses antes.

Todo lo cual inyectó un cierto optimismo entre las masas. El ángulo siniestro, de dibujos animados, que siempre ha sido un aspecto vital de la música de The Fall es particularmente eficaz en este disco. Con algunas de las mejores canciones de su carrera, a mitad de camino entre el pop y el rock (Cruiser's Creek, My new house), junto con experimentos y exitosos como el corte Paint work, la banda sonora del infinito L.A., y su tributo largamente esperado a Can, I am Damo Suzuki. Mark y Brix se mudaron a una casa adosada en Salford, a pocos pasos de una casa idéntica en la que creció. Este movimiento parecía añadir cierta estabilidad y se celebra en este álbum, con My new house.

This nation's saving grace comienza con lo que se ha convertido en una perenne apertura en las actuaciones en vivo de The Fall. Mansion, de Brix Smith, es un número oscuro y pegadizo incursionando en la psicodelia, y el preámbulo perfecto absoluto para la gloriosamente desafiante Bombast de Mark, en la que también se puede escuchar la fuerza completa funky de Steve Hanley, uno de los músicos más subestimados del vasto ejército de ex-miembros de The Fall. Smith defendería incondicionalmente a Hanley al tiempo, declarando, "ningún músico puede aprender lo que hace Steven. No puedes enseñarle a alguien ese sonido. Tienes que sentirlo y nunca he trabajado con otro músico que lo haya hecho". Este raro homenaje a un miembro de la banda llegó en el momento de publicarse This nation's saving grace, y aparece en el boxset de 2011, particularmente entre la colección de mezclas, en que la calidad de Hanley empieza a brillar de manera particularmente brillante.

Por supuesto, la política de la banda ha siempre sido intrigante y profundamente arraigada dentro del sonido de The Fall. Tanto este álbum, como el anterior, Wonderful and frightening world ofrecen un vistazo a este proceso de control. No siempre es cómodo, tampoco. Al menos dos de los ex-miembros todavía guardan en la memoria haber visto sus contribuciones disminuidas cuando se enfrentaban con la mezcla final. Era típico de The Fall. Esto puede ser particularmente evidente en This nation's saving grace, ya que había una curiosa dinámica entre Mark E. Smith y el productor John Leckie. El nerviosismo de Smith con respecto a la musicalidad de Simon Rogers aquí es un caso puntual. "Tienes que desaprender tu música", dijo a Rogers en aquel momento, aunque finalmente Leckie hábilmente contrarrestaría esa noción particular. Este es el núcleo de la dinámica: la fuerza de la sensibilidad pop de Brix y la naturaleza limpia de Leckie contra el gruñido de beligerancia omnipresente de Hanley y Smith.

En ninguna parte esto es más evidente que en I am Damo Suzuki, el tributo genuino de Smith al vocalista de Can, con quien Mark había trabado amistad. La canción se basa libremente en Oh yeah de Can, que incluso habían debatido en una sesión práctica de entonces de The Fall. Pero es un guiño afectuoso (no existen muchos de esos en la vasta carrera de The Fall) en lugar de una apropiación. También se puede percibir influencia germánica en Paint work, un semi acústico con un leve toque psicodélico. L.A. supone una mirada bastante molesta al largo periodo que Smith había pasado en la ciudad. "Odiaba L.A.", declaró, "...y me pasé seis meses ahí... y en sus mejores momentos también. Era horrible. Ciudad horrible. Si quieres una cerveza, te miran como a un vagabundo. La odiaba". Así, la canción L.A. podría transmitir el mensaje bastante obvio de que la ciudad de Los Angeles no era la casa más natural para un salfordiano beligerante que disfrutaba más de los pubs con manchas de nicotina cerca de Heaton Park que de los bistros de West Hollywood.

En canciones como Gut of the quantifier se evidencia la relación de su sonido con los experimentos de la escuela minimalista, en particular los de Sonic Youth; mientras que en otras un tribalismo surrealista (What you need) o una balada pastoral (Paint work) son manipuladas con técnicas tonales similares a las utilizadas por los Residents. La cumbre de este experimentalismo es I am Damo Suzuki, que juega con los polirritmos y las disonancias.

A pesar de publicar uno de sus mejores álbumes y superar su cuota de espacio en las columnas de NME, ninguno de sus singles llegó a entrar en el Top 75.

La edición en CD fue lanzada en 1988, con bonus tracks escogidos de los singles editados en Reino Unido en aquella época. Con la excepción de Cruiser's Creek, todas estas canciones se recopilaron en Estados Unidos mediante un EP titulado By grace are ye saved. La versión de Cruiser's Creek que aparece en el CD, figuró posteriormente en las recopilaciones publicadas.

En enero de 2011, Beggars Banquet reeditó This nation's saving grace en un boxset 'Omnibus edition' de 3 CD, que contenía mezclas primitivas y descartes, grabaciones de Peel sessions, todos los singles contemporáneos y un libreto de 48 páginas.

Pitchfork Media declaró a This nation's saving grace como el 13º Mejor álbum de la década de 1980. Fue situado en el número 46 en la lista de la revista Spin de Los 100 mejores álbumes 1985–2005. Slant Magazine colocó al álbum en el número 93 en su lista de Mejores discos de los 80s.

La edición en CD del álbum fue versionada en su totalidad por miembros del foro de la entonces web oficial del grupo con la aprobación de Mark E. Smith. El álbum completo también fue versionado en concierto por Triple Gang, que contó con miembros de Faith No More y Fudge Tunnel. La versión original de vinilo del álbum también ha sido versionada en su totalidad por el grupo de música electrónica Globo, como un "experimento".

Listado de canciones:

1.-   Mansion
2.-   Bombast
3.-   Barmy
4.-   What you need
5.-   Spoilt Victorian child
6.-   L.A.
7.-   Gut of the quantifier
8.-   My new house
9.-   Paint work
10.- I am Damo Suzuki
11.- To Nk roachment: Yarbles

Edición CD:
12.- Vixen
13.- Couldn't get ahead
14.- Petty (thief) lout
15.- Rollin' Dany
16.- Cruiser's Creek

Vídeos:

Mansion - The Fall


Bombast - The Fall


Barmy - The Fall


What you need - The Fall


Spoilt Victorian child - The Fall


L.A. - The Fall


Gut of the quantifier - The Fall


My new house - The Fall


Paint work - The Fall


I am Damo Suzuki - The Fall


To Nk roachment: Yarbles - The Fall


Vixen - The Fall


Couldn't get ahead - The Fall


Petty (thief) lout - The Fall


Rollin' Dany - The Fall


Cruiser's Creek - The Fall