domingo, junio 28, 2015

Grandes álbumes: PULP - Different class

Different class es el quinto álbum de la banda Pulp, lanzado por Island Records en octubre de 1995 en Reino Unido, y en febrero de 1996 en Estados Unidos. El álbum salió al mercado durante la cúspide del movimiento britpop, que los transformó en parte esencial de la escena musical. Dos singles del álbum, Common people (que alcanzó el número 2 en las listas de Reino Unido) y Disco 2000 (que alcanzó el número 7) fueron especialmente notables, y ayudaron a Pulp a conseguir la fama a nivel nacional. El álbum fue número 1 en Reino Unido y 34 en Estados Unidos, y ganó cuatro Discos de platino en su país de origen, con ventas de más de 1,2 millones de copias. Una versión Deluxe fue lanzada en septiembre de 2006, conteniendo un segundo disco con caras B, demos y rarezas.

El álbum fue el ganador de los premios Mercury Music en 1996, triunfando ante grandes álbumes como Morning glory de los Oasis o el fenomenal regreso de los Manic Street Preachers con Everything must go. En 1998, los lectores de Q Magazine votaron al álbum en el lugar 37 de su lista Los grandes álbumes de toda la historia; en 2006 se repitió la encuesta y ocupo el lugar 85. En 2000, la misma revista los colocó en el puesto 46 en su lista de Los 100 mejores álbumes británicos. En 2004, fue votado en el número 70 en la lista de Channel 4 de Los 100 mejores álbumes. En 2013, NME lo colocó en el número 6 en su lista de Los 500 mejores álbumes de todos los tiempos. El álbum fue también incluido en el libro 1001 discos que hay que escuchar antes de morir.

La batalla desatada en los tabloides entre Blur y Oasis fue un suceso mediático tan grande que cualquier otro grupo quedaba bastante silenciado por el dinamismo de los medios británicos en aquel momento. Por suerte para el britpop, que estaba en su esplendor masivo en 1995, salió a la luz este álbum que le dio, no sólo nuevos aires, sino la confirmación de un movimiento musical bien establecido de cara al panorama internacional. El britpop ya no era sólo la pelea de Liam Gallagher vs Damon Albarn, o algún que otro single de unos jóvenes The Verve, una entusiasta Sleeper, o la esperanza de un nuevo disco de Suede, sino que con Different class se confirmaba la calidad del género y le daba un poco más de fuelle al britpop.

Pulp es un grupo inglés formado por Jarvis Cocker a finales de la década de 1970, cuando tenia sólo 14 años. La idea de formar un grupo con sus amigos del colegio, hizo que naciera Arabicus Pulp. El grupo fue acumulando experiencia lanzando una serie de LPs experimentales, y ya para principios de la década de 1990 tenían una estructura sónica definida con influencias de Roxy Music y David Bowie, más algo de new wave inglesa. Ya denominados Pulp, en 1994 lanzarían His 'n' hers (que fue nominado para el premio Mercury, pero perdió ante Elegant slumming de M People) en el momento justo en que salían al mercado Parklife de Blur o Definitely maybe de Oasis, y sus singles ya gozaban de alguna oportunidad en las radios, logrando gran aceptación de la crítica y el público. A pesar de haber lanzado ya un par de singles que habían entrado en el Top 40 británico, para la mayoría de la gente Pulp eran una banda de britpoppers para presentarse junto a otras como Cast y Ocean Colour Scene como atracciones de interés jugando una liga inferior operando a la sombra de Oasis y Blur.

Pero todo cambiaría en el verano de 1995, en el que Cocker y compañía se pondrían a grabar su siguiente trabajo, Different class, que alcanzó mayor difusión por su single Common people, y también por el escándalo que protagonizó Jarvis Cocker al interrumpir el espectáculo de Michael Jackson en los Brit Awards, convirtiéndose en unos de los iconos de la generación britpop de los 90. Common people llegó al número 2 de las listas británicas, ayudado por un colorido vídeo protagonizado por Sadie Frost y que mostraría a Cocker con su baile de improvisación interpretativa. El siguiente mes, encabezaron el festival de música más grande del planeta, Glastonbury, sustituyendo a The Stone Roses (John Squire se había fracturado la clavícula). Estas dos dichas de la fortuna les proporcionaron todo el ímpetu necesario para asegurar que el quinto álbum de la banda, Different class, sería, comercialmente, su publicación definitiva.

Número 7 en la lista de mejores álbumes de 1995 de NME, 11 en la de Mojo y llegando a la cima en la de Melody Maker, estaba claro que Different class sería otro éxito para la crítica. Different class venía repleto de cortes que parecían conectar con la generación del momento. Disco 2000, Sorted for E's & Wizz y Something changed, los tres singles fueron Top 10. Disco 2000, Sorted For E’s & Wizz y Common people forman un trío de himnos pop que le hizo escribir a un periodista de The Observer: “son tan perfectas que se deberían de distribuir a todos los jóvenes de clase media a la vez que el derecho al voto”.

Different class era un docu-drama de Gran Bretaña de los años 90 ofrecido a través de las gafas con montura gruesa de un gracioso inadaptado de 31 años de edad llamado Jarvis Cocker. El álbum construía una sutil decepción angustiosa (Bar Italia), infidelidad (Pencil skirt) y el sexo como arma de la guerra de clases (I spy) en ostentoso pop.

Musicalmente, Different class suena más orgánico que su predecesor y más atrevido en sus arreglos. Las habilidades líricas de Cocker se ponen de manifiesto ensanchando su alcance y encerrando sus objetivos con mortal precisión y agudo ingenio. Dando un giro inesperado desde His ‘n’ hers, donde predominaba más el uso del teclado, y la atmósfera era más densa, desde la llegada de Mark Webber, estos seis chicos originarios de Sheffield incluyeron más guitarras en sus composiciones, pero siempre guardando el ambiente de sexo, drogas y líos amorosos, gracias a las divertidas y retorcidas historias de Jarvis Cocker.

La inspiración para el título le llegó a Jarvis Cocker en Smashing, un club nocturno que estuvo abierto durante la década de 1990 en Eve's Club en Regent Street, Londres. Cocker tenía un amigo que usaba la frase "different class" para describir algo que "tenía su propia clase". A Cocker le gustaban los dobles sentidos, con sus alusiones al sistema británico de clases sociales, que fue uno de los temas sobre los que giraban algunas de las canciones del álbum. Un mensaje en la parte posterior del disco también hacía referencia a esta idea: "No queremos ningún problema, sólo queremos el derecho a ser diferentes. Eso es todo".

Las copias iniciales del álbum en formatos CD y vinilo salieron con 6 diferentes insertos de doble cara de portada alternativa y una pegatina invitando al oyente a elegir su propia portada. En todas las copias estándar posteriores estas 12 postales individuales componían el folleto del CD, con la fotografía de boda usada como portada real. Los detalles completos de la fotografía de boda usada en la portada de las ediciones estándar fueron descritos en los carteles de su gira de 2011.

En una entrevista con el presentador de BBC Radio 6 Music, Chris Hawkins, en abril de 2014, Dom O'Connor, el novio que aparecía en la fotografía de boda, recordó cómo había llegado a la carátula del álbum: "Cuando nos casamos, estábamos montando la boda nosotros mismos, y pedimos muchos favores a la gente que conocíamos... Mi hermano pequeño Ben fue a la escuela de arte de Edimburgo y se hizo amigo de un hombre que posteriormente se convirtió en fotógrafo que hizo mucho trabajo con bandas de britpop (creo que trabajó con Blur, Elastica y, por supuesto, Pulp). Así que le telefoneamos un par de meses antes para preguntarle si estaría dispuesto a hacer algunas fotos para nosotros, y nos dijo que en ese momento no podía hacerlo porque estaba ocupado trabajando en algunas cosas de Pulp. Pero nos llamó una semana antes y nos dijo que Pulp pensaban utilizar algunas fotos con personas reales en ellas, incluyendo una foto de boda, y nos pidió si podíamos hacernos algunas fotos informales donde él aportaría unos recortes de tamaño real de la banda, y nos haría unas fotos de boda adecuadas para nosotros también. Y eso es básicamente lo que pasó".

Aparte de la novia y el novio, en la fotografía aparecen los padres de ambos, los dos hermanos de O'Connor, sus dos mejores amigos y el mejor amigo de su esposa. O'Connor también declaró a Hawkins que él y su familia no tuvieron más contacto con el fotógrafo después del día de la boda y no tenían ni idea de que las fotografías se utilizarían para la carátula del álbum, hasta que su madre vio un cartel publicitario del álbum en una tienda de discos HMV, y más tarde vio un cartel en una valla publicitaria del álbum mientras estaba de compras. La compañía discográfica de Pulp en aquel momento no pagó a la familia por el uso de su imagen, pero cuando Pulp se reformaron en 2011, Rough Trade invitó a los miembros de la familia a ver a Pulp tocar en directo. O'Connor dijo, "Rough Trade muy amablemente nos envió una copia firmada de la foto que Jarvis había firmado el pasado año, diciendo 'muchas gracias, Dom y Sharon, por dejarnos colarnos en vuestra boda', lo cual consideré un bonito contacto en ese momento".

Allmusic declaró que Different class "arrasó a todos sus álbumes anteriores, incluyendo el gran His 'n' hers. Pulp no se alejan de su fórmula habitual en absoluto, con su pop todavía grandiosamente teatral mezclado con synth, y con toques new wave y disco, pero aquí lo han dominado. No sólo son las melodías y los ganchos significativamente pegadizos y más inmediatos; la música explora más territorio... Las letras de Jarvis Cocker toman dos temas, sexo y clase social, y exploran un número de diferentes vías de manera sarcásticamente inteligentes. A la vez que capta perfectamente el comportamiento de sus personajes, Cocker capta los matices del lenguaje, creando un denso retrato vida suburbana y de clase trabajadora". Spin describió el álbum como "canciones sobre infidelidades traviesas, matrimonios sin sexo, enamoramientos adolescentes adultos, fantasías de perversas venganzas, voyeurismo obsesivo y desvaríos inútiles; canciones que demandan toda su atención y la merecen". Escribiendo sobre el álbum en 2011, BBC Music indicó que "más de 15 años desde su lanzamiento continúa recompensando al oyente con algunas de las más inteligentes, elegantes, descaradas y espectaculares canciones pop de su década que era, mirando hacia atrás, no esa brillante de sombreros de cubo y anoraks irónicos". La revisión retrospectiva de PopMatters de 2004 opinaba que "casi nueve años después de su lanzamiento, Different class ha envejecido muy bien, ya que posee esa cualidad atemporal que está presente en todos los álbumes clásicos, pero evidentemente todavía es un producto de su tiempo, una instantánea de la vida de mediados de los 90 en Reino Unido. Junto con Parklife de Blur, sigue siendo el punto culminante de la era britpop; música, letras, producción, diseño, son tan perfectos como pretendían".

Lo que atrae del álbum, a primera vista es el diseño brillante de la portada del disco, con recortes de cartón de la banda colocados en entornos urbanos, suburbanos y rurales (en las versiones de vinilo, cada foto podría ser utilizada como portada del álbum, asemejándose a una presentación de diapositivas). También hay unos pocos eslóganes sarcásticos que sazonan la portada del disco y el libreto del CD, como "por favor, comprenda. No queremos ningún problema". Su música muestra un estilo con gran sonido épico, producido por Chris Thomas, una mezcla fiable de rock británico, teclados new romantics y glam rock a lo David Bowie. Pero el verdadero factor decisivo sería ese sujeto alto y flaco embutido en un traje desaliñado llamado Jarvis Cocker.

Varios años mayor que sus pares de los grupos britpop del momento, Cocker se convirtió en uno de los iconos pop menos queridos. Una versión demacrada, desgarbada y de tienda de segunda mano de Brian Ferry, Cocker emanaba encanto, moda, sexualidad y, lo más importante, un buen sentido del humor. Uno de los mejores letristas pop de los últimos 20 años, sus canciones eran relatos magníficamente compuestos (y tan bien escritos, que las letras siempre fueron presentadas como oraciones completas) de la vida cotidiana en Gran Bretaña de la época. Nadie desde Morrissey había combinado tan bien la ironía, la frustración y la obsesión, y Pulp van más allá: consiguen meter al oyente en su mundo fantástico y, al mismo tiempo, real. Cocker se convirtió en el nuevo Bowie, el nuevo Lennon, el nuevo Bolan, un Grace Jones de cara pálida, todo en uno. En Different class, como Mike Leigh, director de grandes películas como High hopes, Life is sweet, Naked o Secrets and lies, Cocker muestra una extraordinaria habilidad para criticar con mordacidad a la cultura burguesa, envilecer a la gente de clase obrera y encontrar trascendencia y amor en medio de la vida mundana, aburrida de clase baja británica.

"Oh we weren’t supposed to be, we learnt too much at school now we can’t help but see that the future that you’ve got mapped out is nothing much to shout about" (No somos lo que suponíamos que seríamos, aprendimos mucho en la escuela, y ahora no podemos hacer más que ver que el futuro que habíamos planeado no es mucho más que gritar sobre algo), canta Cocker en Mis-shapes, tema que abre el álbum, un golpe inquebrantable al farsante optimismo infundado por el que los veinteañeros se negaban a ser engañados. A pesar de ese grito generacional, no es ningún portavoz, y vuelve su atención hacia la divertida cultura rave en Sorted for E's & Wizz, culminando con el desenlace irónico de Cocker: "This hollow feeling grows and grows and grows and grows, and you want to phone your mother and say ‘Mother, I can never come home again ‘cos I seem to have left an important part of my brain somewhere, somewhere in a field in Hampshire’" (este sentimiento hueco crece y crece y crece y crece, y quieres llamar a tu madre y decir 'mamá, no puedo ir en casa de nuevo porque me parece que he dejado una parte importante de mi cerebro en algún lugar, en algún lugar en un campo en Hampshire'".

Un elemento importante en el disco es el sexo, no el de un Casanova presuntuoso, sino que Cocker prefiere en cambio describir una relación furtiva, en Pencil skirt, o sacar su lado vouyerista y pervertido, en I spy; en Live bed show explora la vida sexual de una mujer, pero desde la perspectiva de la cama, en una historia deprimente y oscura que delínea el camino mucho más sombrío y desolador que tomarían en el siguiente disco, This is hardcore. La gran Underwear resulta mucho más inocente, abordando los miedos de la primera vez, lo ridículo que se siente estar en calzones, en el cuarto de alguien más, ansioso y confundido a la vez.

En Something changed y en Disco 2000, Jarvis demuestra su habilidad lírica, su toque romántico, primero divagando sobre las posibilidades de conocer a alguien, o no, una celebración casi filosófica acerca del aquí y el ahora. En la segunda, Cocker recuerda al amor de su infancia, la promesa de reencontrarse con la chica popular, la espera y el trágico presente.

El mensaje de los diferentes se veía realzado con el look de Jarvis, Nick Banks, Candida Doyle, Mark Webber y Russell Senior; ropa elegante pero simple, una apariencia un tanto andrógina, personas normales arregladas para ir a la fiesta, nada más. Aquí no hay excesos ostentosos, no existe el champán acompañado de cocaína (Champagne Supernova) que mencionaba Oasis. Se conforman con tener un poco de éxtasis y unos tragos. Desgraciadamente, la juerga no siempre termina bien, al final es un juego vacío; por eso en Sorted for E’s & Wizz narra divertido un rave, drogado, en el que el protagonista terminaba perdido, en sentido literal y figurado, preguntándose "¿Es así como se suponía que se sentiría el futuro?"

Esta desolación culmina en Monday morning y Bar Italia, donde la depresión y la cruda moral alcanza su límite. En la primera se lamenta de otra semana, el inicio del ciclo monótono y aburrido que, con suerte, terminará en fiesta el fin de semana; en la segunda describe el desayuno con resaca, el desencanto, la resignación, la devastación tras el final de la parranda. Puede que los Gallagher tuvieran penas del corazón. El Parklife de Blur también transmite decepción, pero ninguno llega a las alturas narrativas de Jarvis, sus letras profundas y elaboradas lo colocan, precisamente, en una clase diferente.

Common people es seguramente la mejor canción de amor de Pulp. En un matrimonio perfecto de dance-pop y glam-rock, Cocker arremete contra la gente rica que disfruta yendo a los barrios pobres de vecindarios harapientos, cantando, "Still you’ll never get it right ‘cos when you’re laid in bed at night watching roaches climb the wall, if you called your dad he could stop it all" (todavía no obtendrás lo correcto porque cuando estás en la cama por la noche viendo las cucarachas escalar la pared, si llamas a tu padre él podría pararlo todo). Mientras tanto, el arreglo pop exuberante es implacable, construyendo hacia alturas eufóricas, conducido por el sonido de los tambores propulsivos de Nick Banks. Este himno glorioso logra el clímax con la apasionada declaración, "You will never understand how it feels to live your life with no meaning or control and with nowhere left to go. You are amazed that they exist and they burn so bright whilst you can only wonder why" (nunca entenderás lo que se siente viviendo tu vida sin sentido ni control y con ninguna parte a donde ir. Estás sorprendido de que existan y se quemen de manera tan brillantes mientras que tú sólo puedes preguntarte por qué).

Las opiniones de Cocker en el amor varían; adquieren una calidad tragicómica en canciones como Pencil skirt ("he besado a tu madre dos veces y ahora estoy trabajando con tu padre"), Live bed show ("todas las noches juega un juego triste. Llamaba fingiendo que no iba nada mal"), y Underwear ("Si la moda es tu comercio, entonces cuando estás desnudo debes estar desempleado"). El fabuloso single Disco 2000 muestra al narrador organizando una reunión con una multitud de la infancia sobre un riff de guitarra robado descaradamente de Gloria de Laura Branigan, mientras que el dulce Something changed tiene a Cocker meditando sobre el destino y la oportunidad, muy similar a lo que Krzysztof Kieslowski hizo en su película de 1995 Red: "“When we woke up that morning we had no way of knowing that in a matter of hours we’d change the way we were going. Where would I be now if we’d never met? Would I be singing this song to someone else instead?" (cuando nos despertamos esa mañana no teníamos ninguna manera de saber que en cuestión de horas que cambiaríamos el camino por el que íbamos. ¿Donde estaría ahora si nunca nos encontramos? ¿Estaría cantando esta canción a otra persona en su lugar?" Por el otro lado de la moneda, está el oscuro y apasionado F.E.E.L.I.N.G.C.A.L.L.E.D.L.O.V.E., donde Cocker pinta uno de los más perfectos retratos de pena de amor nunca escuchados, narrando, "“All the stuff they tell you about in the movies, but this isn’t chocolate boxes and roses—it’s dirtier than that, like some small animal that only comes out at night" (todas las cosas de las que te hablan en las películas, pero esto no son cajas de chocolate y rosas; es más sucio que eso, como un animal pequeño que sólo sale de noche).

La oscura y paranoica I spy se alinea como uno de los mayores logros de Cocker como compositor, mostrando un lado astuto y feo que es a la vez cautivador y apasionante. Sobre un arreglo de estilo de sombrío y orchestral, estilo Nick Cave, Cocker se inquieta y canta furioso, más o menos como el antihéroe Johnny de Naked de Mike Leigh, "Can’t you see a giant walks among you seeing through your petty lives? Do you think I do these things for real? I do these things just so I survive ... It may look to the untrained eye, I’m sitting on my arse all day, I’m biding time until I take you all on" (no puedes ver un gigante que camina cerca de ti viendo a través de tus pequeñas vidas? ¿Crees que hago estas cosas de verdad? Hago estas cosas para sobrevivir... Puede parecer que miro con el ojo inexperto, estoy sentado sobre mis posaderas todo el día, estoy haciendo tiempo hasta que te acepto todo). Luego se dirige a un tema más específico, casi susurrando, como si acosase a un hombre en una pelea, "“I’ve been sleeping with your wife for the past 16 weeks, smoking your cigarettes, drinking your brandy, messing up the bed that you chose together" (He estado durmiendo con tu esposa durante las últimas 16 semanas, fumando tus cigarrillos, bebiendo tu brandy, metiéndome en la cama que elegisteis juntos). El clímax de la canción lo alcanza Cocker con la línea: "“I can’t help it, I was dragged up. My favourite parks are car parks, grass is something you smoke, birds are something you shag. Take your year in Provence and shove it up your ass" (no puedo evitarlo, fui arrastrado. Mis parques favoritos son aparcamientos, el césped es algo que fumas, los pájaros son algo que follas. Toma tu año en Provenza y métetelo por el culo). Todavía, la vida superficial de clase superior es algo a lo que apela en el fondo ("tus miradas de Ladbroke Grove me excitan"), a pesar de que puede ver el vacío debajo todo el lustre: "With roach burns in designer dresses, skin stretched tight over high cheek-bones, and thousands of tiny dryness lines beating a path to the corners of your eyes" (Con quemaduras de colillas en vestidos de diseñador, la piel estirada firmemente sobre pómulos altos y miles de diminutas líneas de sequedad golpean una de las esquinas de los ojos). La canción trata de terminar con una nota positiva, con Cocker comprometiéndose a alejar el objeto de su deseo de toda la falsedad ("te sacaré de esta enfermedad, las cenas y el champán. Mantendré sano tu cuerpo y lo haré volver a cantar"), pero según avanza la canción, se siente que no es nada más que otra promesa vacía; Cocker parecía preferir la misantropía a la felicidad, mientras lo imaginas caminando solos, hombros encorvados, bajando por una calle en una noche lluviosa.

El álbum concluye con Bar Italy, que representa a una pareja en casa un lunes por la mañana después de un fin de semana deambulando por clubes sin parar, como una carrera de gente en la dirección opuesta al trabajo, como Cocker musita secamente, "You’re looking so confused, what did you lose? Oh, it’s OK—it’s just your mind" (te ves tan confundida, ¿qué perdiste? Oh, está bien — es sólo tu mente). El mensaje final de Cocker en Different class es, 'no te quedes ahí, hay que salir a vivir un poco. Vuélvete loco de vez en cuando. En esencia, sé tú mismo, piensa por ti mismo. La vida es demasiado corta'. Como Charles Bukowski dijo una vez, "algunas personas nunca se vuelven locas. ¿Qué vidas verdaderamente horribles deben llevar?"

El disco arranca con Mis-shapes, que aparenta ser bastante simple al principio con guitarreos y platillos directos, con un Jarvis Cocker mostrando su identidad en la voz. Después la canción cambia de tempo y va creciendo junto a Jarvis, con un sonido de sintetizador de fondo que toma una especie de "dramatismo", hasta acabar y empezar de vuelta, seguido por un simple solo de guitarra en el que arranca un Jarvis más dramático, sin dejar de ser un tema con buen ritmo y pegadizo. Cocker asume la posición de profeta de su propio pueblo, acompañado por esa batería casi reivindicativa en sí misma. Cocker grita, susurra, y nos invita de manera convincente a su cuadrilla de inadaptados y olvidados.

Pencil skirt, con un tono más de seducción y un simple punteo de guitarra que le da una extraña atmósfera al tema, continúa la fórmula del tema anterior, decreciendo y subiendo hasta alcanzar también una cuota de dramatismo, pero mucho más meloso y hasta psicodélico en sus punteos de guitarra, mezclado con el juego de sintetizadores de fondo. Si hay algo que representa a Pulp, es su poco romanticismo. A Cocker no le importa ser segundo plato, o ser un mirón, y eso lo demuestra en Pencil skirt. Es todo fantasía, Pulp no se toman en serio a sí mismos nunca, desde el ridículamente chicloso solo de guitarra hasta la fingida afectación de Cocker en el estribillo.

Common people fue la canción que le dio fama al grupo, aunando la reivindicación y la frustración sexual. Aunque aparenta ser un tema radial muy simplón, la temática que esconde es un poco más profunda, hablando de una celebridad que quiere sentirse como "la gente común", entrelazando una critica a la hipocresía de la "gente común" y las "celebridades". El protagonista conoce a una niña rica, se la liga y descubre que ella está interesada en lo que podría describirse como turismo social, le divierte ver a los trabajadores, no entiende los problemas ni la situación, pero de alguna manera le causa gracia. Instrumentalmente utiliza la fórmula de el grupo de decrecer y aumentar su ritmo poco a poco, el juego de sintetizadores sigue funcionando de sublime manera y la batería de Nick Banks también es excelente marcando los tiempos del tema. Una canción icónica, con una narrativa refinada, un riff de guitarra matador, un himno de estadio, de fiesta, y al mismo tiempo una dura crítica; el final devastador culmina con una frase que podría describir todo el disco "Y bailamos, y bebemos y follamos, porque no hay nada mejor que hacer".

I spy arranca con un pequeño violín para entrar Jarvis de una forma más oscura. Los ritmos arrancan bastante más lentos que los anteriores, pero crean una atmósfera excelente, que con los sintetizadores muy ochenteros y las guitarras art-rock crean un gran tema al que los gritos de Jarvis le dan un toque único. El protagonista decide tomar un rol activo y sueña con convertirse en un lobo solitario que, dependiendo de cómo se encuentre, puede robarte a tu novia o poner una bomba (metafórica, o no) en la sociedad. Él sólo quiere ser apreciado, o al menos no menospreciado por ser de una clase inferior. Pero como no lo consigue, se venga. Los cambios de tonalidad del final sólo refuerzan esta situación de inestabilidad mental... por el bien del mundo, dice el protagonista.

Disco 2000 es otro de los hits del grupo, con una guitarra muy efectiva, y con un Jarvis mas "radial". Los sintetizadores se encargan de los cambios de tiempo para acallar la guitarra y volver a empezar, y al igual que en el anterior tema, también dan sensación de sintetizadores ochenteros. Jarvis proporciona un tremendo misterio a su voz y le da un toque muy pegajoso, convirtiendo la canción en muy bailable, pero en el ultimo minuto toma un toque más dramático. Se trata de una canción muy apta para las emisoras de radio, pero con la esencia del grupo. Es divertida, pero también es sólo una máscara: puede que sea la canción más triste del disco, porque aquí se puede sentir la sinceridad casi por primera vez. Amigos de la infancia, un pequeño enamoramiento no recíproco, una promesa para el futuro, vidas diferentes. Y un final más agrio que dulce, pero en cualquier caso realista.

Live bed show demuestra una gran teatralidad y es tan oscura como I spy. En esta ocasión, los sintetizadores se combinan con pequeños pianos, y Jarvis le da un toque oscuro. Por primera vez, Cocker desplaza el punto de vista desde sí mismo hacia una mujer atrapada en una relación estancada. O, mejor dicho, hacia una cama, en que ésta se convierte en la protagonista de la canción. Como experimento poético, es un éxito rotundo, y como canción, también.

Something changed, en principio parece una balada ochentera, aunque los violines y la guitarra acústica le dan mas humanidad a la canción. El tono vocal de Jarvis es un poco mas melancólico, pero sin perder su toque pegadizo. Cocker consolida la ruptura con la temática del principio del disco con esta canción, romántica como no había mostrado hasta entonces en el disco. Un chico conoce a una chica inesperadamente, se enamoran, y sus vidas cambian. Aunque tiene cierto trasfondo oscuro: en ningún momento dice que su vida cambió para bien, simplemente cambió, dejando en el aire si podría haber estado igual o mejor con otra persona.

Sorted for E's & Wizz arranca inocentemente, con unos sintetizadores y batería monopolizando la canción, con una especie de ruido psicodélico de fondo, mientras la batería maneja los tiempos de la canción constantemente dramáticos. Sorted out for E's and Wizz es una crítica bastante directa (casi impropiamente directa) a la vida nocturna británica, basada ampliamente en el consumo de éxtasis y speed. Todo muy bonito (aunque falso) cuando se está en lo alto, pero la mañana siguiente, si es que existe, es devastadora.

F.E.E.L.I.N.G.C.A.L.L.E.D.L.O.V.E. tiene un inicio con una interpretación más densa, mostrando el camino que tomará el grupo más adelante, con una atmósfera densa y un Jarvis bastante más oscuro, en el que los juegos de violines y batería le dan un gran cambio de ritmo al tema. Después entran la guitarra y el bajo para darle una rítmica apabullante, para apagarse de nuevo y escuchar a un Jarvis Cocker más denso otra vez, dando comienzo la rítmica. Una canción excelente y arriesgada, un tema extenso, donde el fondo se desarrolla lentamente mientras Cocker susurra una vez más, creando una sensación casi adormecedora. La vida es aburrida, monótona, todo rutina. Y, de repente, el amor llama a tu puerta de una forma tan apabullante que tu primera reacción es preferir la tediosa pero predecible comodidad, y no es fácil culparte. Cocker no lo acaramela de ningún modo, y así lo confiesa: "this isn't chocolate boxes and roses, it's dirtier than that".

Underwear muestra un punteo más simple y un Jarvis más melancólico con un estilo muy Bowie, tomando la canción forma de balada, con el sintetizador de fondo como mejor arma, que después hace buen equipo con la guitarra, con un buen solo sesentero que se repite cerca del final. Underwear recupera el voyeurismo de temas anteriores, y vuelve a quejarse: "unos tanto, y otros tan poco". Parece que a Cocker le gusta hacerse sufrir. Y al mismo tiempo, esta canción no está centrada en él. La chica protagonista tampoco está convencida de querer desnudarse ante quien quiera que sea su acompañante. A Cocker le da un poco igual si el acompañante es el apropiado o es demasiado tarde, simplemente se lamenta de que ese no es él, y fantasea un poco. Habitual en él.

Monday morning cuenta con una línea de bajo más densa y usa una técnica parecida a la de Common people en cuanto a sus ritmos más intensos. La canción es muy teatral y arriesgada, con una rítmica algo repetitiva pero bastante efectiva, ya que acompaña muy bien a Jarvis. De vuelta a la monotonía vital, Monday morning suena más autobiográfica que de costumbre. Nuestra existencia pasa y pasa y pasa, y tampoco hay nada demasiado interesante, casi nunca. Y además, es muy difícil abandonar esa trayectoria descendente (u horizontal, aburridamente horizontal). "Hoy es el primer día del resto de tu vida", ¿pero va a ser el resto de tu vida igual de terrible? Depende de ti. Y teniendo en cuenta que tu vida anterior dependía también de ti, Jarvis no guarda muchas esperanzas.

El último tema es Bar Italia, una balada cargada con un poco de densidad atmosférica y algo teatral, pero sin ser pop ni radial, y cargada con la dramática voz de Jarvis, el resto de la rítmica también es muy efectiva con un sonido de sintetizador en modo piano que resulta excelente. El tema cierra apropiadamente con una idea similar al primer corte, Mis-shapes: escapemos, si podemos. El aire de Broadway demuestra de nuevo que las posibilidades de triunfar son bastante nimias.

Se lanzó un segundo disco exclusivamente en Alemania y Japón, distribuido de manera gratuita junto a Different class, que se titulaba Second class, y se caracterizaba por aportar caras B más al estilo de His ‘n’ hers, como una especie de transición, y algún que otro remix y/o versión expandida.

Si bien para muchos este disco fue el principio del fin, dado que Senior cuestionó su permanencia en el grupo después de que Something changed fuese lanzado como single no considerando su opinión ("una verdadera mierda de canción", según él), el disco sigue siendo considerado un clásico.

Fuentes: http://es.wikipedia.org, http://en.wikipedia.org, http://www.popmatters.com, http://www.allmusic.com, http://www.bbc.co.uk, http://drownedinsound.com, http://www.theguardian.com, http://mliveforever.blogspot.com.es, http://bunkerpop.mx, http://undia-undisco.net, http://rockritico.blogspot.com.es, http://www.koinovacance.org, https://entropiacitizen.wordpress.com, http://www.rollingstone.com, http://www.sputnikmusic.com, http://rincondesconexion.blogspot.com

Listado de canciones:

1.-   Mis-shapes
2.-   Pencil skirt
3.-   Common people
4.-   I spy
5.-   Disco 2000
6.-   Live bed show
7.-   Something changed
8.-   Sorted for E's & Wizz
9.-   F.E.E.L.I.N.G.C.A.L.L.E.D.L.O.V.E
10.- Underwear
11.- Monday morning
12.- Bar Italia

Edición Japón Common people:
13.- P.T.A. (Parent Teacher Association)
14.- Common people (Motiv8 Club mix)

Edición Second class Alemania y Japón 1995:
15.- Mile end
16.- Ansaphone
17.- Live bed show (extended)
18.- Your sister's clothes
19.- Seconds
20.- Deep fried in Kelvin
21.- The babysitter
22.- Street lites
23.- Common People '96 (7" edit)

Edición Deluxe 2006:
24.- Common people (live at Glastonbury 1995)
25.- Ansaphone (demo)
26.- Paula (demo)
27.- Catcliffe shakedown (demo)
28.- We can dance again (demo)
29.- Don't lose it (demo)
30.- Whiskey in the jar
31.- Disco 2000 (Nick Cave pub rock version)
32.- Common people (Vocoda mix)

Vídeos:

Mis-shapes - Pulp


Pencil skirt - Pulp


Common people - Pulp


I spy - Pulp


Disco 2000 - Pulp


Live bed show - Pulp


Something changed - Pulp


Sorted for E's & Wizz - Pulp


F.E.E.L.I.N.G.C.A.L.L.E.D.L.O.V.E - Pulp


Underwear - Pulp


Monday morning - Pulp


Bar Italia - Pulp


P.T.A. (Parent Teacher Association) - Pulp


Common people (Motiv8 Club mix) - Pulp


Mile end - Pulp


Ansaphone - Pulp


Live bed show (extended) - Pulp


Your sister's clothes - Pulp


Seconds - Pulp


Deep fried in Kelvin - Pulp


The babysitter - Pulp


Street lites - Pulp


Common people (live at Glastonbury 1995) - Pulp


Ansaphone (demo) - Pulp


Paula (demo) - Pulp


Catcliffe shakedown (demo) - Pulp


We can dance again (demo) - Pulp


Don't lose it (demo) - Pulp


Whiskey in the jar - Pulp


Disco 2000 (Nick Cave pub rock version) - Pulp

2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

No se si entro el comentario por lo que repito mas o menos. pulp nunca ha sido de mi devoción. Jarvis le falta un poco de serenidad para confluir su genio hacia algo regular. Discos de momentos mas que de contenido global. este sin embargo el más cercanno a un sovresaliente

JL dijo...

Ciertamente yo tengo una concepción parecida a la tuya, que Jarvis tiene golpes geniales, pero es irregular, y parece que este disco es lo más sólido que hay en su discografía. De todas maneras hablo sin haber estudiado a fondo su discografía, cosa que haré dentro de unos meses.

Un saludo, Bernardo.