domingo, noviembre 17, 2013

Grandes álbumes: PETER GABRIEL - Peter Gabriel 3

Peter Gabriel 3 es el tercer álbum del músico británico Peter Gabriel, lanzado en mayo de 1980. El álbum contiene dos de las canciones más famosas de Gabriel, el Top 10 en Reino Unido Games without frontiers, y la canción política Biko, sobre el malogrado activista antiapartheid Steve Biko. El álbum fue remasterizado, junto con la mayoría del catálogo de Gabriel, en 2002. Este álbum se denomina a menudo como Melt debido a la fotografía de su portada realizada por Hipgnosis, en que intenta dar la impresión de que el rostro de Gabriel se está derritiendo. En las listas, llegó al número 1 en Reino Unido, y al 22 en Estados Unidos.

Fue el primer álbum de Peter Gabriel que consiguió un gran éxito internacional y contribuyó significativamente a la afirmación de Gabriel como solista. El éxito fue vinculado específicamente a los singles Games without frontiers, cuyas letras están inspiradas en el programa televisivo Juegos sin fronteras, y Biko, escrita en memoria del político y activista sudafricano Stephen Biko; la canción más tarde se convirtió en un verdadero himno contra el apartheid.

Además de los singles, muchas otras canciones de Peter Gabriel 3 están consideradas entre las mejores obras de Gabriel, y a menudo han sido interpretadas en sus actuaciones en directo. El tema recurrente de casi todas las canciones del álbum gira alrededor de las enfermedades mentales. Entre las piezas más célebres se incluye Family Snapshot, basada en la novela An assassin's diary de Arthur Bremmer.

Peter Gabriel publicó un álbum más oscuro que su anterior obra con nuevos sonidos, que supondrían un avance de la world music. El álbum muestra cómo Gabriel propuso unirse a la world music y al rock, con los ubicuos sonidos de xilófono, y el trabajo en batería y otras percusiones. La extrema focalización en el ritmo también tuvo un efecto sobre las letras. La declaración de Gabriel de que el sonido de las palabras en particular y las letras en el álbum en general fueron hechas para adaptarse al ritmo más que viceversa fue sorprendente, ya que vino de un músico que había sido considerado una especie de artista del concepto hasta entonces.

Incluso ya con dos álbumes lanzados, todavía no estaba claro hacia dónde se desarrollaría la carrera solista de Peter Gabriel. Mientras su debut en solitario había sido aclamado como el tan deseado regreso de Gabriel a la música, el segundo álbum sombrío y sin éxito parecía haber detenido su progresión. Muchas actuaciones en vivo mantuvieron su perfil alto (no menos importante fue su concierto legendario en el Rockpalast Essen en 1978. Cuando Gabriel se instaló en su estudio privado en una antigua mansión cerca de Bath, parecía desencadenar una nueva explosión de creatividad. Sin necesidad de prestar atención a los honorarios del estudio era libre para probar nuevas formas de producir música.

El nuevo álbum ciertamente sonaría como si hubiera habido muchos experimentos con varios efectos. Peter Gabriel también continuó su hábito de probar nuevo material en vivo, y varias actuaciones en festivales le ofrecieron una buena oportunidad. Una versión áspera percusiva de I don't remember, uno de los temas centrales de su próximo álbum, era una pieza con la que Gabriel había estado de gira desde 1978. La elección del productor fue tan importante como el propio estudio. Fue Steve Lillywhite, la nueva estrella de la escena de la escena de los estudios británicos (conocido por su trabajo con Ultravox, XTC y posteriormente U2), quien se sentó en la mesa de mezclas. Es considerado un seguidor de Brian Eno, quien, a su vez, había proporcionado algunos efectos a The lamb lies down on Broadway de Genesis.

Las canciones del nuevo álbum se basaban en ritmos; las melodías eran secundarias. Uno de los dispositivos más importantes de esta nueva forma de escribir canciones fue algo espectacular: era una caja de ritmos Paia que costó unas 60 libras. No era ciertamente ningún producto de gama alta, pero el teclista Larry Fast había recomendado el dispositivo y proporcionó instrucciones básicas sobre cómo usarlo.

Melt afirmó a Peter Gabriel en terreno sólido. Todas las nuevas oportunidades tecnológicas experimentadas le proporcionaron nuevas formas de expresarse y ampliaron enormemente la gama de sonidos disponibles. Y esto fue sólo el comienzo de los experimentos en sonidos, y como consecuencia la importancia en las canciones se movería de las melodías y las estructuras de la canción hacia los sonidos, lo que hizo algunas canciones más emocionantes para el productor que para el oyente.

Peter Gabriel 3 es donde Gabriel asciende y golpea el punto exacto de la curva entre la ambición artística y la accesibilidad, entre la oscuridad y la claridad. Las canciones, temas, sonidos y presencia se unen para crear una pieza cohesiva de gran calidad. Desafiado por NME a la hora de las comparaciones con Bowie, contestó defensivamente, "tengo la sensación que es más calculado. No hay demasiada coincidencia emanando. Conmigo hay todavía un exhaustivo funcionamiento de aleatoriedad, accidentes y errores". Pasando para alabar la disposición de Bowie de seguir adelante, añadió, "debes dejar ir lo que tienes, porque sin intentas aferrarte a algo que crees que es tuyo, se marchita y se muere". Sería fácil catalogar este álbum como una declaración contra Genesis, aunque gran parte de ella es igual de importante.

El enfoque en los ritmos llevó a otra idea que forjó decisivamente el sonido del álbum y desafió a los percusionistas que trabajaban en ese álbum: la idea era que los percusionistas no utilizasen platillos en absoluto. Los percusionistas eran Jerry Marotta, el baterista de giras y de estudio de Gabriel, y su ex-compañero de la banda anterior de Gabriel, Phil Collins. Gabriel quería un álbum "libre de metal", para lograr un sonido más percusivo de tambor y una impresión general de más agresividad. Se probaron diversas soluciones, como que Collins montase simplemente más tambores en el lugar donde hubieran estado los platillos – simplemente para evitar golpear el aire cuando el hábito le hiciese dirigirse a los platillos. El ingeniero de sonido Hugh Padgham y Collins también desarrollaron un nuevo sonido a través de una combinación de puertas de ruido, compresores y limitador de efectos. Estos experimentos de efectos se consideran la génesis del sonido de batería que Phil Collins firmaría y usaría en In the air tonight, No son of mine y muchas otras grabaciones que se convirtieron en su sonido característico y en el de varios discos de Genesis a lo largo de los años 80. El sonido fue tan significativo y suficientemente influyente que se ha considerado creado por Gabriel, Padgham, Collins y Lillywhite. El sonido de tambor en este álbum se ha mencionado por Public Image Ltd como influyente en el sonido de su álbum Flowers of romance, cuyo ingeniero, Nick Launay, a su vez trabajó con Collins en su primer álbum solista, Face value.

Otros efectos y sonidos extraños desarrollados libremente en el estudio de Peter fueron proporcionados por una pieza del equipo que era nueva en aquel tiempo: el sampler Fairlight. Después de que esta nueva tecnología le diese una presentación especial a la música de Peter Gabriel, estaba tan entusiasmado con sus posibilidades que comenzó a trabajar con el "instrumento musical informático", y también asumió el control de la importación y distribución del dispositivo fabricado en Australia. El Fairlight proporcionó no sólo la oportunidad de samplear sus propios sonidos y crear otros nuevos, sino que también desarrolló un buen número de sonidos predefinidos para facilitar su uso.

Este disco marca el comienzo del trabajo de Peter Gabriel con el guitarrista David Rhodes, una colaboración que dura hasta la actualidad. Tony Levin, que trabajó con Gabriel desde el comienzo de su carrera en solitario, sólo puede ser escuchado en una canción porque tenía otras obligaciones. Otras partes de bajo fueron interpretadas por John Giblin, que también colaboraría en los dos primeros álbumes en solitario de Phil Collins.

Phil Collins, además de tocar la batería, proporciona coros en varias de las canciones del álbum. En particular, Collins tocaba la batería en Intruder, que ha sido citado como el primer uso del sonido del tambor cerrado de Collins. Paul Weller, que estaba grabando con su banda The Jam en un estudio cercano, fue requerido para contribuir con guitarra rítmica para And through the wire. Gabriel pensaba que el estilo de intensa guitarra de Weller era ideal para la canción. Además de Phil Collins y Paul Weller, también estuvieron implicados en el álbum Kate Bush en vocales de acompañamiento en No self control y Games without frontiers, Robert Fripp, Dave Gregory (XTC), el saxofonista Dick Morissey y John Giblin, alrededor de la habitual colaboración de Jerry Marotta, Tony Levin, Larry Fast, y el guitarrista y vocalista David Rhodes.

El álbum, producido por Gabriel y Lillywhite, fue el primer y único lanzamiento de Gabriel para Mercury Records en Estados Unidos, después de ser rechazado por Atlantic Records, que se había encargado de la distribución para los dos primeros álbumes de Gabriel en solitario y sus dos últimos álbumes con Genesis. Tras escuchar las mezclas de las cintas de las sesiones del álbum a principios de 1980, el ejecutivo de Atlantic, John Kalodner consideró que era artístico, demasiado esotérico, y pensaba que no era suficientemente comercial, y recomendó que Atlantic rescindiese el contrato con Gabriel. Sólo cuando Games without frontiers compitió en las listas de todo el mundo, intentaron recuperar los derechos de distribución. Pero para entonces Charisma Records había hecho un trato con Mercury Records, convirtiendo a Melt en el único álbum de Peter Gabriel lanzado por este sello. Alcanzó el puesto número 22 en las listas de Estados Unidos (Peter Gabriel 1 alcanzó el 38, Peter Gabriel 2 llegó al 45). En Alemania el álbum llegó hasta el 9, mientras que Games without frontiers se convirtió en un Top 40 (número 36). En junio de 1980 el disco incluso alcanzó la primera posición en las listas de álbumes británicas.

Kalodner, que en aquel momento comenzó a trabajar para el sello Geffen Records recién formado, y habiéndose dado cuenta de su error, se las arregló para que Geffen persiguiese a Gabriel como uno de sus primeros artistas. Geffen (en ese momento distribuido por la hermana de Atlantic, el sello Warner Bros.) reeditó el álbum en 1983 después de que transcurriesen los derechos de distribución de Mercury para el álbum, y lo comercializó en Estados Unidos hasta 2010, cuando fue reeditado el catálogo de Gabriel independientemente por Real World Records (casualmente, Mercury es ahora hermana del sello Geffen después de que los padres de Mercury, PolyGram, se fusionasen con el padre de Geffen, Universal Music Group en 1999).

El álbum arranca con ritmo de tambor duro, monótono y conducido por Phil Collins en Intruder; una atmósfera espeluznante evoca las emociones de un ladrón. Siniestros gritos asustan al oyente antes de que el intruso comience a hablar con una voz entrecortada. El foco está en la acción del robo y la emoción que siente el intruso en el encuentro silencioso con su víctima. Una canción intensa que eriza la piel, pero que al mismo tiempo apunta en la nueva dirección musical que Gabriel toma con su enfoque en el ritmo. No self-control es un sample en bucle, segunda canción con Phil Collins, que da una presentación aún más impresionante de su nuevo sonido de batería. Acompañado por elementos de música minimalista como el xilófono tocado frenéticamente. Un hombre inquieto y cazado revela sus sentimientos, y desparramando su tensión nerviosa se rompe en una tormenta de sonidos y desesperados gritos de "no hay autocontrol" antes de regresar al final al estado de ánimo nervioso del principio. Sentimientos de culpa, de inseguridad, sentimientos reprimidos (podría pensarse en el intruso que se tiene que enfrentar aquí con su propio lado oscuro). Es una atractiva construcción de sintetizadores y riffs, ganchos y descensos, ecos y bucles, muy bien estructurada y sutilmente agresiva. Su tono dramático haría de No self-control una de las favoritas de las giras siguientes de Gabriel, más aún porque en directo se convertía en aún más intenso. Publicado como single, llegó al número 33 en las listas británicas.

Con sonidos de sintetizador amplios y saxo de jazz, Start es más una introducción a una canción que una canción en sí. Hay una serie de buenas ideas en estos menos de 90 segundos, pero no parecen encajar muy bien en la canción siguiente. I don’t remember repite otro ritmo monótono en batería y bajo con rellenos de guitarra que nunca se repiten y una melodía que parece demasiado aburrida en el coro. Las letras tratan sobre la amnesia, la incapacidad de comunicarse, el refugio en uno mismo y la pérdida de la identidad propia de las masas. La estructura es muy simple, verso-estribillo-verso-estribillo-estribillo. Al principio y al final la banda juega con algunos sonidos, entonces surge la voz distorsionada de Gabriel y un paisaje sonoro tecnológico de guitarras distorsionadas, sintetizador y Fairlight. Tal vez es un rock-pop más convencional, pero todavía lleno de rarezas y contrapuntos.

Family Snapshot es una de las pocas canciones narrativas de Peter Gabriel en la que cuenta la historia de un asesino político. Las letras se basan en el libro An assassin's diary de Arthur Bremer, que disparó e hirió a George C. Wallace, Gobernador de Alabama, en 1972. Otros aspectos de las letras tienen paralelismos también con el asesinato de J.F. Kennedy. La canción se desarrolla desde una sección vocal calmada acompañada sólo por un piano en un ritmo rock en el cual el agradable saxo desempeña un papel importante, hasta el disparo del tiro ("y dejo la bala volar...") presenta la introspectiva sección final que proporciona una penetración en el alma y problemas de la niñez del asesino. Al final es difícil creer que esta variedad de humor y drama sofisticado se pueda estructurar sólo en 4:30 largos. Esta canción altamente dramática sería un accesorio en el repertorio en vivo de Gabriel. Era la primera vez que Peter Gabriel usaba el piano eléctrico Yamaha CP-70 que a su anterior compañero de banda Tony Banks le gustaba tanto (y que tomaría un lugar central en la configuración de teclados de Gabriel). Gabriel utilizó sonidos de sintetizador diferentes para construir poco a poco la tensión, que muestra lo familiar que se había convertido para la tecnología musical.

And through the wire parece ser un cierre con respecto a I don't remember. La melodía no cambia demasiado, su simplicidad es encantadora, pero también bastante repetitiva, al verso le falta algo de sentido. Los refinamientos técnicos son aún abundantes, todavía no tan frecuentes como en otros lugares. La especie de pandereta que suena infringe la regla de percusión "sin metal". La canción se vuelve más agresiva hacia el final, que es cuando funciona mejor.

Games without frontiers comienza con un sonido de caja de ritmos, y a continuación Kate Bush respira su "jeux sans frontières", y se agrega una guitarra totalmente sin ambiciones. Para rematar, se introducen sonidos de sintetizador filtrados y peculiares. Y Games without frontiers es totalmente cautivadora desde el principio. La canción muestra tanto el nuevo enfoque de composiciones basadas en patrones de cajas de ritmos y la excelente producción todavía simplificada. El sonido grandilocuente y posiblemente todavía la influencia de Genesis que Gabriel ejercía ocasionalmente en sus primeros álbumes, aquí desaparece.

Las letras tratan sobre un programa de juegos de televisión paneuropea, conocido en Alemania como Spiel Ohne Grenzen ("juegos sin fronteras" en alemán), como Intervilles en Francia, y It's a knockout en Reino Unido. La versión internacional de este programa fue llamada realmente Jeux sans frontières. En él, concursantes de diferentes ciudades se vestían con trajes frikies y competían con otros en juegos ridículos. Gabriel aborda el comportamiento infantil que los adultos muestran en el juego. Detrás de esta fachada, sin embargo, hay críticas al nacionalismo y la guerra, especialmente la Guerra Fría: "Games without frontiers, war without tears" puede ser una alegoría al conflicto Este-Oeste. Gabriel subrayaría la posición antimilitarista de esta canción por sus presentaciones. Games without frontiers se convirtió en el primer Top 10 de Gabriel como artista en solitario. En las listas británicas alcanzó el número 4, la mejor posición de un single de Gabriel (seis años más adelante, Sledgehammer lo igualaría). En Estados Unidos, Games without frontiers llegó al puesto número 48.

Not one of us suena al principio como si hubieran sorprendido a Gabriel practicando su voz, en una imperfección poco aseada que supone un apasionante intro, continuada por una urgente guitarra y una mezcla de sonidos electrónicos desde el sintetizador y el Fairlight junto con gritos distorsionados. Otra vez se construye una atmósfera espeluznante y continúa en un verso, mientras un ritmo rápido de batería impulsa la canción. El coro suena más a una multitud gritando consignas que como una voz. Esta parece ser la intención de las letras: "you're not one of us" es el signo revelador de la xenofobia o al menos la diferenciación del otro. Lead a normal life es conducida por un ritmo de dos notas de xilófono y un par de notas del piano Yamaha CP-70. El principio amistoso pronto se ve perturbado por voces distorsionadas de fondo, y de hecho la canción que sigue se asemeja a pasajes de Humdrum o In the flood. Las letras son breves y periféricas, no inmediatamente obvias, y parecen apuntar a la vida en una clínica psiquiátrica: el hermoso parque, sin cuchillos, sólo cucharas, y alguien desea "we want to see you lead a normal life", con las palabras "normal life" distorsionadas llevan a preguntarse qué es normal. Una simple pero convincente canción que hace pensar al oyente.

Un canto fúnebre africano comienza la canción final, Biko; su estructura simple y su escasa instrumentación es ejemplar para las cualidades individuales que Gabriel demuestra en este álbum. De la sencillez viene la claridad, de la claridad viene la atmósfera. La melodía y las armonías no cambian mucho en esta canción. El foco está en la atmósfera y el ambiente. Ambos son fuertes, y es muy difícil no subyugarse al hechizo de esta canción. Letras como "when I try to sleep at night, I can only dream in red" son tan conmovedoras como la simple "the man is dead, the man is dead" que suena como un gemido arcaico de luto. La canción cuenta la historia del activista por los derechos civiles sudafricanos Stephen Biko, quien fue asesinado en nombre del gobierno sudafricano, y esto lo convierte en una acusación artística, pero sin embargo masivamente política del régimen del apartheid sudafricano que estaba entonces en el poder.

A medida que avanza la canción, más instrumentos participan en ella. Incluso introduce gaitas, y al respecto Gabriel explicó más tarde que siempre sintió que las gaitas contenían algo muy africano. Casi proféticas son las palabras sobre el fuego que no puede ser soplado hacia fuera y los ojos del mundo que están viéndolo. Esta canción hizo de Peter Gabriel una estrella política de rock, un papel podría rellenar activamente en los años venideros, particularmente al recoger elementos de la música de otros continentes políticos. Biko se convirtió en otro accesorio en el set en vivo de Gabriel (generalmente en el final de sus actuaciones).

Biko primero fue publicada como single y alcanzó el número 38 en las listas británicas. Una versión en directo, grabada en julio de 1987, fue utilizada en la banda sonora de la película de Richard Attenborough, Grito de libertad, que trataba la biografía de Stephen Biko, y colocada en la posición 49 de las listas británicas. La canción fue sometida a una larga censura por el gobierno de Sudáfrica. En algunos tramos de la canción se puede escuchar un coro en lengua xhosa (la lengua de la etnia de Biko) que canta Yihla Moja, mientras que la primera parte, retoma un coro fúnebre entonado en el mismo idioma.

Biko aparece prominente durante la escena final del episodio Evan de la primera temporada de la serie de televisión Miami vice (con siete canciones utilizadas, Gabriel era quien tenía más canciones ofrecidas por un artista en solitario en la serie, y es el único artista que ha tenido una canción en un episodio de cada una de las cinco temporadas de Miami vice). Versiones de la canción han sido interpretadas por artistas como Simple Minds (en su álbum Street fighting years), Joan Baez (recientemente), Manu Dibango (Wakafrika), Robert Wyatt y Paul Simon, y forma parte del proyecto de Gabriel, Scratch my back.

Una primitiva versión de I don't remember debía ser cara A del primer single publicado con anterioridad al lanzamiento del álbum por Charisma en Europa y Japón, pero un ejecutivo de Charisma consideraba los solos de guitarra de Robert Fripp hostiles para su emisión por radios (irónicamente, riffs similares de Fripp en Fashion y Scary monsters de David Bowie estaban funcionando muy bien en las listas en la misma época), y esta primera versión terminó como cara B del avance del single Games without frontiesr en esos territorios. Hasta la fecha, esta versión de I don't remember no ha sido publicada oficialmente en CD. La versión del álbum de esta canción apareció como cara A de un single de 12" en Norteamérica.

Ein deutsches album, lanzado en julio de 1980, es una versión en lengua alemana de Peter Gabriel 3. Gabriel dobló su voz en alemán por encima de las canciones instrumentales vocales de acompañamiento existentes. Las letras alemanas fueron las traducidas directamente del inglés. Dos años más tarde, Gabriel lanzó Deutsches album (1982), una versión alterada significativamente de su cuarto álbum Peter Gabriel 4 (Security en Norteamérica). En febrero de 1980 las versiones en alemán de Games without frontiers y Here comes the flood fueron lanzadas como singles en Alemania. La adaptación al alemán fue realizada por H. Konigstein.

La revista Rolling Stone incluyó a Peter Gabriel 3 en su lista de Los 100 mejores álbumes de los 80 en el número 45, y la revista Q lo colocó en 1998 en su lista 100 mejores álbumes británicos en el número 53.

Listado de canciones:

1.-   Intruder
2.-   No self control
3.-   Start
4.-   I don't remember
5.-   Family Snapshot
6.-   And through the wire
7.-   Games without frontiers
8.-   Not one of us
9.-   Lead a normal life
10.- Biko

Vídeos:

Intruder - Peter Gabriel


No self control - Peter Gabriel


Start - Peter Gabriel


I don't remember - Peter Gabriel


Family Snapshot - Peter Gabriel


And through the wire - Peter Gabriel


Games without frontiers - Peter Gabriel


Not one of us - Peter Gabriel


Lead a normal life - Peter Gabriel


Biko - Peter Gabriel

2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

formidable post. Me lo guardo para reller cuando deguste el magnifico disco de Gabriel. el mejor para mi gustp. OK de lo mejorcito que leído Congatulations

JL dijo...

Estuve dando vueltas sobre hablar de Peter Gabriel 3 o de So. La verdad es que ambos álbumes merecen estar en este apartado de mi blog, y seguramente con el tiempo So sea parte de esta sección de Grandes álbumes.

Me decidí por Peter Gabriel 3, a pesar del mayor reconocimiento comercial de So, porque permitió a Peter Gabriel dar el salto al mainstream, ese salto que no consiguió con los dos primeros álbumes, a los que faltó algo de solidez como disco de larga duración.

Te agradezco mucho tu comentario, Bernardo. Un saludo.