domingo, febrero 15, 2015

Grandes álbumes: JACKSON BROWNE - Running on empty

Running on empty es el quinto álbum del cantante y compositor estadounidense Jackson Browne. Lanzado en 1977 por Asylum Records, el álbum alcanzó el puesto número 3 en el la lista de álbumes pop de Billboard en 1978 y permaneció en las listas durante 65 semanas. Los singles extraídos del álbum, Running on empty y The load-out/Stay, alcanzaron el puesto 11 y 20, respectivamente, en la lista de singles pop de Billboard.

El álbum obtuvo dos nominaciones a los premios Grammy en 1979: uno para Álbum del año (el ganador fue Saturday night fever: The original movie soundtrack) y el otro para Vocalista masculino pop por las letras de la canción Running on empty (el ganador fue Barry Manilow por las letras de su canción Copacabana -at the Copa-). La canción Running on empty fue incluida en la película Forrest Gump.

Además de temas grabados en el escenario durante conciertos, también contiene canciones grabadas en habitaciones de hotel (así ocurrió con The road y Shaky town, por ejemplo), en los camerinos (caso de Rosie), o en el autobús de la gira (como Nothing but time), lo que es inusual entre álbumes en directo, en que ninguna de las canciones nunca había aparecido en un álbum de estudio anterior, lo que suponía una idea arriesgada para Browne. De hecho, la canción Running on empty fue escrita cuando Browne iba y venía en coche al estudio y se quedó sin gasolina. Browne compuso sólo dos de las canciones solo, coescribió otras cinco e hizo covers de otras tres (The road de Danny O'Keefe, Cocaine de Reverend Gary Davis, y Stay, un cover de la famosa canción los años 60 de Maurice Williams & The Zodiacs, que se convirtió en un éxito internacional).

Muchas de las canciones hacen referencia a la gira, y pretendían representar un "día en la vida" de la gira de una estrella de rock. En una entrevista de Rolling Stone sobre el recorrido durante el cual el álbum fue grabado, Browne expresó su satisfacción por ser finalmente capaz de pagar a los músicos de sesión que lo acompañaron en su gira.

Jackson Browne es un reconocido y prestigioso artista estadounidense vinculado a la Costa Oeste, a California, aunque por cuestiones familiares y militares de su padre, nació en Heidelberg, Alemania. en 1948. Ya bien entrados los años 70, Jackson Browne empezó a adquirir reconocimiento por parte del gran público como miembro activo del selecto y elegante círculo de grandes del sonido americano entre los que figuraban artistas como James Taylor y Carole King, aunque sus inicios en este mundo tuvieran lugar unos años atrás como letrista a sueldo de figuras como Joan Baez, Linda Rondstadt o los Eagles (el primer gran éxito que tuvo esta banda, Take it easy, fue compuesto por la dupla Jackson Browne/Glenn Frey).

Durante la década de 1960 y principios de los 70 se desarrolló el movimiento cantautor norcaliforniano, del que Jackson Browne ciertamente se convirtió en uno de los músicos más conocidos. En 1966, Browne comenzó en la industria de la música cuando se unió a la Nitty Gritty Dirt Band, una banda country folk que también grabó como The Dirt Band. Tras el éxito de la Nitty Gritty Dirt Band, Jackson Browne se convirtió en un músico consumado, escribiendo material para bandas como The Eagles y The Byrds. Más tarde se trasladó a Greenwich Village en Nueva York y se unió a la banda de acompañamiento de Tim Buckley (padre de Jeff Buckley), formando después otra banda folk. Finalmente, en 1971 firmó con una discográfica y lanzó su disco en solitario Jackson Browne, que se convirtió en éxito con canciones como Doctor my eyes y Rock me on the water.

Tras reconocer una cierta desesperación creativa en The pretender, Jackson Browne se adecuó un poco más al mercado y aumentó su atractivo comercial considerablemente con Running on empty, que era más un álbum conceptual sobre una gira que un álbum en vivo, aunque a veces se registraron sus canciones en el escenario (y a veces en el autobús o en el hotel). A diferencia de la mayoría de los álbumes en directo, sin embargo, consistió en canciones sin grabar previamente. Browne tuvo menos participación creativa en este álbum que en cualquiera del resto de su discografía.

Después del éxito de Frampton comes alive!, los álbumes en vivo se convirtieron en práctica empresarial aceptada para artistas serios y comercialmente viables para empaquetar su catálogo anterior y, para algunos, la oportunidad de revitalizar su material con la vida que se perdió en los confines estériles del estudio de grabación. Jackson Browne tomó un rumbo diferente.

Running on empty es una grabación heterodoxa, casi artesanal, un disco de autor de insólita frescura y variados registros, una rareza elaborada en plena gira que respira autenticidad. Fue aclamado por la crítica y se convirtió en el mayor éxito comercial de su autor con más de nueve millones de copias vendidas hasta la fecha.

El álbum realmente captura la sensación de ser un músico ambulante en la carretera. Fuera del estudio, Jackson parecía más relajado verbalmente, vocalmente, incluso instrumentalmente. Los temas cubrían todos los aspectos de la gira, desde The road de Danny O'Keefe, que detalla encuentros románticos, y Rosie (co-escrito por Browne y su mánager Donald Miller), en el cual un técnico de sonido rinde homenaje al auto-erotismo, a Cocaine o a las tribulaciones de ser un roadie (The load-out), o a los romances (You love the thunder, Love needs a heart) y a su propio sentido desintegrándose de sí mismo (Running on empty). El sonido ambiente de la audiencia, apartes humorísticos, lenta cadencia de la interpretación, eran parte de una evocación musical y el estrés que rodea la vida de las giras de un grupo de rock. Quizá no era lo que los fans hubieran esperado de Browne, pero en cambio el disco se tradujo en una legión de recién convertidos. Con un Browne menos ambiciosos, pero quizás el más accesible, el álbum irónicamente se convirtió en su trabajo más vendido.

Brown había estado escribiendo sobre las carreteras y sus rutas alternativas desde sus inicios, por lo que el tema de Running on empty no era tan diferente de los de sus cuatro primeros discos. Pero el enfoque, sí. Esta vez, Browne conscientemente había creado un documental, tan brillantemente prosaico como es oscuramente poético, con un buen ojo para lo mundano, así como para lo mágico. Running on empty es un álbum en vivo de nuevo material sobre la vida en la carretera concebido y grabado por una banda de músicos en los lugares en los que pasan la mayor parte de su tiempo (en el escenario, entre bastidores, en habitaciones de hotel, incluso en el autobús) de gira. Puesto que hay dos conceptos separados aquí, el público recibe una doble función sin precedentes: diez canciones que nunca habían escuchado cantar a Browne, y un vistazo entre bastidores para "el espectáculo que no vieron".

"Pensé que hacer un disco en vivo me haría ganar tiempo mientras intentaba elaborar otro LP de canciones como The pretender. Eso es lo que pasa cuando consigues reconocimiento. Vas, 'OK, genial, tratemos de hacer algo más como ese disco'. Pero eso que estabas haciendo no era lo mismo que hiciste en primer lugar, sino lo que querías hacer a continuación. Y Running on empty se convirtió en mi disco más exitoso. Por primera vez estaba consiguiendo pagar lo suficiente a la banda que había estado en mis álbumes (Russ Kunkel, Lee Sklar, Craig Doerge y el guitarrista Danny Kortchmar) en gira. Ellos eran grandes fans de David Lindley, y habían estado en los días de grabación con él, así era la más complaciente de las bandas, con lo que David y yo estábamos desarrollando. Lo más bonito era que estábamos grabando en moteles... de hecho cantamos en la ducha. El álbum iba acerca de una experiencia común compartida que todos teníamos durante la gira, que todos conocíamos muy bien. La mayoría de esas ideas procedían de nosotros saliendo de gira con diferentes personas. Stagehands un día vino y dijo, "The load-out es nuestro himno".

El material se ocupa principalmente de experiencias del camino de breves encuentros, soledad y roadies, todo hecho con la percepción evocadora, inquietante y penetrante de Browne. La música es una mezcla de baladas rock suaves y tonos uptempo y potentes con The Section (Craig Doerge en teclados, Danny Kortchmer en guitarras, Russ Kunkel a la batería, Leland Sklar en el bajo, así como David Lindley en violín eléctrico y lap steel, las armonías altas de acompañamiento de los cantantes Rosemary Butler y Doug Haywood), apoyando al piano de Browne. El disco tiene elementos de folk, rock, blues y country. La interpretación de los músicos es excelente, y todas las voces están en buena forma.

Como con todo el trabajo de Jackson Browne, las letras siguen siendo la atracción principal. Éstas incluyen vívidos detalles sobre el lado más sórdido del estilo de vida del rock n' roll ("café por las mañanas y cocaína por las tardes"; "toma tú a Sally y me quedo con Sue, no hay ninguna diferencia entre las dos") y el peaje exigido por la llamada elegida ("pude ver la sorpresa y el dolor en tus ojos, detrás de cada luz intermitente de la ciudad"). Pero Browne también aclara la razón de por qué está en el escenario cada noche ("estando allí elevado sobre la gente y no sintiendo dolor"), aunque, como las drogas que dominan su estilo de vida hedonista, los máximos nunca duran casi lo suficiente ("pero la única vez que parece demasiado corta es el momento en que lleguemos a actuar"). Browne hace un buen trabajo de detalle de todas las facetas de la experiencia del rock n' roll, llegando hasta los roadies ("bien, creo que debería haber sabido desde el principio que ella había venido para ser una estrella") e incluso los resultados de la actuación ("puedo oír el ruido de portazos y sillas plegables").

Incondicionales de sesión como Russ Kunkel, Danny Kortchmar y su asociado desde hacía mucho tiempo David Lindley, proporcionaban un sonido más áspero de lo habitual, y temas como la triste The road (en realidad una parcial cover en la que Browne agrega sus propias letras a la melodía original de Danny O'Keefe) y la campechana Cocaine parecen casi demos debido a su escasa autenticidad. Running on empty resopla agradablemente y es una satisfactoria (lírica y musicalmente) canción sobre la vida en la carretera, mientras el pop brillante y rústico de You love the thunder (notable por figurar su mujer en coros) se convirtió en una de las canciones más destacadas del álbum; ambas canciones cuentan con solos de guitarra estelares de Lindley, cuya versátil interpretación es excelente. Browne incluso intenta introducir algo de humor en Rosie, una oda agridulce a la masturbación, y aunque el cansancio de la carretera sobre el que Browne escribe tan elocuentemente obtiene lo mejor de él, las melodías mundanas siguen siendo su mayor debilidad, y por lo general la calidad de estas canciones es bastante alta. Además, su brillante concepto hizo que este álbum se adelantase a su tiempo, y contiene canciones realmente excepcionales.

El álbum se inicia con Running on empty, una canción optimista que evoca un viaje por autopista relajado con amigos y disfrutando del paisaje, con unas letras honestas sobre sus experiencias personales.

Las siguientes canciones son muy suaves. En The road, que podría ser el gran himno de la Ruta 66 o un poético viaje de iniciación, Browne toca la guitarra acústica y va acompañado de violín. El tema se grabó en la habitación 301 del Cross Keys Inn en Columbia, Maryland. Sin embargo, otro aspecto interesante es que la canción entra a medio recorrido en la versión en vivo de la misma sin inconvenientes, que es cuando a Browne se le suma el resto de su banda. Rosie fue grabada entre bastidores en uno de sus shows. Cocaine y Shaky town se registraron en la sala de 124 del Holiday Inn en Edwardsville, Illinois.

Era lógico que un álbum que trata sobre un músico de gira abordase el tema de las drogas. Cocaine no tiene nada que envidiar al clásico homónimo de JJ Cale, con un solo de blues acústico primoroso interpretado por Browne, y nuevamente acompañado por una bella melodía de violín, a la que a media canción se unen más instrumentos a la mezcla. Shaky town es otra balada que enamora; Love needs a heart recuerda a lo mejor de los Eagles; The load-out es el delicado intro para Stay, el gran colofón.

Además de Running on empty y Your love the thunder, el famoso medley Loud out/Stay proporciona un final épico y espectacular; la primera es una balada triste y solitaria de piano que se une temáticamente al resto del álbum, y la segunda es un cover animado de un viejo éxito de Maurice Williams and The Zodiacs en el que destaca la voz de falsete vocal de Lindley que emociona a la audiencia. Stay, tuvo un gran éxito en Estados UnidosEuropa. Sonaba a todas horas en todas las radios, fue un hit rotundo propagado a los cuatro vientos por el infalible método del boca/oreja (el marketing discográfico aún estaba en pañales). Se editó en formato single con la balada Rosie en la cara B.

El álbum fue certificado Disco de oro en 1977 y Disco de platino en 1978 por la RIAA, y ha sido el álbum más vendido de Brown hasta la fecha.

El crítico Paul Nelson de Rolling Stone elogió el álbum en 1978, escribiendo "lo que realmente me gusta de Running on empty es que probablemente tiene poco que ver con la generosidad o el genio de sus conceptos duales, con la habilidad artesanal del cantautor, con cuánto admiro la música de David Lindley y The Section, sino con Jackson Browne mismo. En otras palabras, tan impresionado como estoy con el arte de Jackson Browne, estoy aún más impresionado con la humanidad que brilla a través de él. Tal vez son inseparables, pero lo dudo". En su reseña de Allmusic, William Ruhlmann calificó el álbum de Browne como "menos ambicioso, pero quizás más accesible; el álbum irónicamente se convirtió en el más vendido de Browne. Pero no es característico de sus otros trabajos: para muchos, será el único álbum de Browne que querrán tener, al igual que otros siempre lo consideran con desprecio como un Jackson Browne light".

Rolling Stone calificó el álbum con 5 de 5 estrellas, escribiendo que "el álbum destila intimidad, revelando el vínculo empático y flexible entre Browne y su público". El crítico musical Robert Christgau dio al álbum un grado B+: "Jackson parece relajado verbalmente, vocalmente, e incluso instrumentalmente... Considero que es su álbum más atractivo. Pero sus devotos pueden considerar su auto-borrado como una privación". Bill Shapiro llamó al álbum "uno de los más fascinantes discos conceptualmente de la historia del rock & roll". En 2004, en la serie Los 100 álbumes superventas de los años 70, Hamish Camp escribió: "entrar en algo así como una pausa creativa siguiendo algunos álbumes admirables... Running on empty fue considerado por muchos como falto de ambición, pero fue, sin embargo, el álbum de Browne comercialmente más exitoso de su carrera hasta la fecha, llegando al número 3 en Estados Unidos y alcanzando el número 28 en Reino Unido". En aquel momento, era el 23º álbum superventas de la década de 1970.

Running on empty ha sido reeditado numerosas veces en formato CD. En noviembre de 2005, Elektra/Rhino publicó una versión remasterizada con canciones adicionales, con un segundo disco que consistía en una versión de DVD Audio del álbum con sonido surround 5.1, que incluía montajes de video y letras. En la versión remasterizada de las canciones del álbum faltan los primeros 25 segundos de ambiente de audiencia que figuraban en todas las otras ediciones anteriores del disco, que aparecían en el principio de la canción Running on empty, aunque curiosamente la versión del disco 2 DVD Audio incluye los 25 segundos que faltaban en el disco 1.

Running on empty fue el disco que convirtió a Browne en una estrella, y en muchos sentidos representó la cumbre de su carrera y proporcionó un cierre a lo que se considera generalmente como su periodo clásico. Aunque consiguió éxitos posteriores, como Boulevard y Somebody's baby, Browne más tarde fue más conocido por su activismo político que por su música.

Fuentes: http://en.wikipedia.org, http://www.allmusic.com, http://www.robertchristgau.com, http://www.superseventies.com, http://it.wikipedia.org, http://lalternativamusical.wordpress.com, http://du-dum-dum.blogspot.com.es, http://www.sputnikmusic.com, http://www.amazon.com, http://www.uncut.co.uk, http://www.keno.org, http://classicrock.about.com, http://sfloman.com, http://somethingelsereviews.com, https://itunes.apple.com, http://rincondesconexion.blogspot.com


Listado de canciones:

1.-   Running on empty
2.-   The road
3.-   Rosie
4.-   You love the thunder
5.-   Cocaine
6.-   Shaky Town
7.-   Love needs a heart
8.-   Nothing but time
9.-   The load-out
10.- Stay

Reedición 2005:
11.- Cocaine again
12.- Edwardsville room

Vídeos:

Running on empty - Jackson Browne


The road - Jackson Browne


Rosie - Jackson Browne


You love the thunder - Jackson Browne


Cocaine - Jackson Browne


Shaky Town - Jackson Browne


Love needs a heart - Jackson Browne


Nothing but time - Jackson Browne


The load-out/Stay - Jackson Browne


Edwardsville room - Jackson Browne

2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

No es mi disco favorito de Browne pero si le guardo cariño por que me lo descubrió. Eso de las canciones escritas en la gira era novedoso la verdad y le quedo de miedo. Con Jackson tengo algo de resquemor pues es de un irregular que tira para atras desde hace decdas que no saca nada comnpacto. Buen post como siempre

JL dijo...

Un tipo raro que nos ofreció varios álbumes irregulares, pero de cada uno de ellos podías extraer alguna joya. Este álbum me gusta por lo novedoso de su creación, y por esa mezcla tan lograda de versiones en estudio y en directo, llegando al sumum en The road, que introduce su versión en directo en pleno desarrollo de la canción como si entrase con vaselina, casi ni se nota. Además, yo crecí con Stay retumbando en mi cabeza. Qué versión tan buena...
Saludos, Bernardo