domingo, abril 12, 2015

Grandes álbumes: HOODOO GURUS - Stoneage Romeos

Stoneage Romeos es el primer álbum del grupo australiano de rock Hoodoo Gurus, publicado en 1984, que les procuró un buen número de ventas de discos que complementó su ya sólida reputación para las actuaciones en vivo. El nombre del álbum proviene de un cortometraje de la serie Three stooges. Con el apoyo promocional de radio y televisión para su tercer single My girl (1983), completado con un videoclip acerca de un galgo del mismo nombre, la fama de la banda fue creciendo. Los otros singles del álbum fueron Leilani (1982), Tojo (1983) y I want you back (1984). Más tarde, en julio de 1985 ganaron el premio en la categoría de Mejor álbum de debut en los premios Countdown 1984.

El álbum fue relanzado por Arcadia Records en octubre de 2002, con dos canciones adicionales, Hoodoo you love y Be my guruEMI también relanzó el álbum en octubre de 2005 con tres bonus tracks, Leilani pt. 2Be my guru y Hoodoo you love, un poster desplegable y notas de Lindsay 'The Doctor' Mc Dougall (Frenzal Rhomb). En octubre de 2010, el álbum fue incluido entre los 30 primeros en el libro Los 100 mejores álbumes australianos.

En 2005, fue lanzado un álbum tributo por Shock Records llamado Stoneage cameos, que incluía versiones de los principales artistas rock australianos. El concepto fue elaborado por Jason 'Evo' Evans y Wally Meanie Kempton (Even/The Meanies). El proyecto engrosó la herencia de los Gurus y afirmó más el álbum original en la historia de la música; las interpretaciones de canciones de los Hoodoo Gurus por artistas australianos actuales en este álbum de homenaje se citaron en su inducción al Hall of Fame ARIA de 2007.

El LP de la edición australiana lució un caricaturesco guiño a la película cavernícola de 1966 One million years B.C., con amenazantes dinosaurios y colores Day-Glo (diseñados por Yanni Stumbles), mientras, en Estados Unidos, los consumidores dispusieron de una portada estilizada con copias artísticas de reptiles gigantes.

"Diseño para mesa de café deficiente, muy aburrido y anónimo. En Estados Unidos, los fans de la gira nos traían copias de la portada australiana para que las firmásemos (las estaban recibiendo de importación). Sin embargo, al final de la gira, A&M nos dice, 'Oh bueno, realmente no creemos que la portada afectará en absoluto a las ventas'. Como cuando tienen razón, tienen razón, y cuando se equivocan, todavía tienen razón", comentaba Dave Faulkner.

La contraportada, del mismo modo, contenía igualmente colores chillones y una estética DIY cortesía del diseñador Yanni Stumbles. Las fotos individuales de los miembros de la banda se asemejan a cortes retocados de diarios y se burlan de sus imágenes en cuanto al contenido que hay dentro de ellas: el baterista James Baker se asemeja al fundador de los Rolling Stones, Brian Jones; el cantante y guitarrista Dave Faulkner lleva pantalones de tubo y botas Chelsea; el bajista Clyde Bramley está envuelto en una camisa occidental; mientras que el guitarrista Brad Shepherd, con un peinado corto por delante y largo por detrás, y delineador de ojos, sugiere una mezcla de Siouxsie Sioux y Keith Richards.

Los Hoodoo Gurus eran una gustosa formación australiana que rezumbó la escena musical de mediados de los 80 con su impecable impronta pop de power-pop y jangle de exquisita hechura y fina construcción melódica. Su sonido filtraba varias bandas sesenteras como los Byrds, Beatles, el garage de los Who o Count Five, aromas psicodélicos a lo Chocolate Watchband, así como el post-punk tanto de la América de fines de los 70 e inicios de los 80, como el pop-punk del otro lado del Atlántico.

Faulkner, el guitarrista Brad Shepherd, el bajista Clyde Bramley, y el baterista James Baker cargaban sus canciones con melodías pegadizas y ganchos pop asesinos, y las tocaban con el entusiasmo sudado de una experta banda de rock 'n' roll que conocía el valor de una gran melodía. Stoneage Romeos es un disco divertido sin sonar como la obra de una banda de broma; los Gurus buscaban una buena carcajada, pero aún más deseaban elaborar una buena melodía. Stoneage Romeos se alinea entre los álbumes de debut más sólidos de la década de 1980.

Hoodoo Gurus son parte integral de la historia de la música indie australiana. Su discografía incluye un trío de lanzamientos a mediados o finales de los 80 (Mars needs guitars!, Blow your cool! y Magnum cum louder) que capturaban la emoción y el humor autocrítico característico de la versión australiana de los años 80. Aunque nunca se hicieron enormes en América, sí tuvieron incidencia en las emisoras de radio universitarias, y la banda proporcionó una influencia ineludible a bandas australianas modernas y exitosas desde Frenzal Rhomb a Jet,

A pesar de los frecuentes cambios de personal en su formación, las composiciones de power-pop exuberantes características del cantante principal y compositor Dave Faulkner y el trabajo de guitarra virulento de Brad Shepherd proporcionaron una continuidad a las salidas de la banda y los reemplazos de estos cambios de personal. Sus influencias podían ser las mismas que las de muchas bandas de la época (descuidado garage punk, surf-rock y la cultura pop), pero incluso en su debut, los Gurus fueron capaces de elaborar una sensación (más que un sonido) que se siente única.

Después de Leilani, primer single de debut de esta banda australiana en 1982, los Hoodoo Gurus publicaban en 1984 su primer álbum, Stoneage Romeos, auténtico compendio de once buenas canciones con una melodía y brillantez desbordantes, donde impera el powerpop de los 70 al estilo de los Flamin’ Groovies y el garage de los 60 muy cercano al espíritu de los Troggs, además de importantes guiños añadidos de hard rock y de nuevo rock americano ochentero.

El álbum es una colección de suaves melodías de pop-psicodelia y garage rock que contienen suficiente diversión y sarcasmo para atraer al mundo universitario. I want you back encabezó las listas de radio universitarias, y probablemente procuró a Aamp;M ingresos inesperados. Se pidió finalmente a la banda que rebajasen la mayoría de sus tendencias garage en favor de un sonido pop-rock más pulido. Rico en inspiración musical y con el descarado hedonismo adolescente, y carente de cinismo o de sonrisa irónica, Stoneage Romeos es una colección de canciones brillante y valiente. No hay nada trascendental en Stoneage Romeos, pero la mayoría de las canciones son emocionantes, refrescantes y sin pretensiones.

En esta colección de amenos himnos de pop garagero de los 80, cuya intención parecía aparentar que procedían del período jurásico, se incluyeron cuatro singles como Tojo y la preciosa balada My girl publicados en 1983, y I want you back ya de 1984, además de Leilani. Pero también, temas como Arthur, Dig it up, Zanzíbar, etc., ponen sus correspondientes granitos de arena adolescentes en ese potente y dinosáurico injerto de pop y rock llamado Stoneage Romeos. Lástima que a medida que publicaban nuevos álbumes, los Hoodoo Gurus se fueron edulcorando, permitiendo que tuvieran prioridad sus anhelos comerciales antes que su primitiva y atractiva originalidad.

Incluso la preocupación del álbum sobre la muerte (Dig it up, Death ship y Leilani, por ejemplo), se aborda con una mentalidad de cómic destinada a divertir más que a ofender. Sobre un sórdido riff y acordes pulidos, el protagonista de Dig it up se encuentra de luto en la tumba de su novia ("My girlfriend lives in the ground / My friends ask why she's not around…") antes de considerar un compromiso algo sombrío ("You can't bury love / You gotta dig it up"). En otros lugares, Leilani (una versión de la cual fue originalmente lanzado como single a finales de 1982) parece volver al cine RKO de los años 30 y 40, como la hija de un jefe nativo que es sacrificada para calmar a los dioses mientras su novio se ve impotente. Por supuesto, todo esto sería toma color con el poder de la música. Leilani es un ritmo glam atropellado martilleado en acordes y guitarras que se asemejan a una andanada de saxofones barítonos.

El álbum de debut de Hoodoo Gurus presenta una mezcla estridente de garage rock y power pop. El álbum comienza fuerte con una oda adrenalítica a clásicos del hard-rock (citando a un elenco de ellos, desde los Flamin Groovies a los Ramones), seguido por el himno pop power I want you back. El álbum se mantiene fuerte a través de Dig it up, que se hace eco estilísticamente de los Cramps, así como en su representación temática de la necrofilia. Después de este punto, el álbum pierde un poco de presión. Ya hacia el final el grupo no suena tan estridente como al principio del álbum.

Fusionando el poder desenfrenado de la primera generación rock and roll de los 50 con garage-rock y psicodelia, y sabiendo combinar insinuación sexual con imágenes de mediocridad-horror, The Cramps habían descubierto el eslabón perdido entre el big bang inicial del rock y la explosión punk de finales de los 70, y habían dejado el listón alto con discos como Songs the Lord taught us (1980) y Psychedelic jungle (1981), así como un puñado de singles que eventualmente se recolectaron en la recopilación Off the bone (1983). Aquí, de modo similar, Hoodoo Gurus, lograron empacar toda esta información en una sola canción. Marcando el comienzo con una inquieta línea de bajo y fulminantes guitarras, la letra de (Let's all) Turn on enlista una serie de influencias, más otros puntos de referencia para ser tomados en cuenta: "Shake Some Action, Psychotic Reaction/ No Satisfaction, Sky Pilot, Sky Saxon/ That's what I like, that's what I like…"

Se pueden dividir las canciones de Stoneage Romeos aproximadamente en dos tipos: están las canciones pop sumamente pegadizas, y las más expansivas y fáciles canciones ochenteras con una fuerte deuda con bandas como los Ramones y los Cramps. Las letras de estas canciones están llenas de exuberancia y escenarios de películas serie B. Lugares exóticos como una isla del Pacífico Sur o Zanzíbar, y ocurrencias como las erupciones volcánicas, sacrificios y barcos fantasma flotan a través de estas canciones como si fuera tan natural como hablar de un fracaso amoroso. Incluso las más sencillas canciones, como My girl, se malinterpretan: Faulkner habla de su perro, no de su novia.

El disco arranca con la rítmica (Let’s all) Turn on, un veloz tema garagero, post-punk, que nos remonta a unos primeros Stones, el garage de Count Five o Blues Magoos, portador de un contagioso riff y una armónica, todo ello aderezado con un sonido “vintage” estilo años 50, en una canción que homenajea a los míticos temas del rock and roll que triunfaban en aquellos dorados años.

El disco continua con la animada I want you back, se mueve en un tono más serio con su historia de amor y pérdida, pero su ingenuidad y contundente nostalgia aterriza en una frivolidad bienvenida. Se trata de un delicioso corte power-pop lleno de armonioso arreglo de cuerdas y evocaciones a unos contemporáneos Db’s, en una onda muy popera y con unos coros dulzones e hipermelódicos, que se beneficia de un verso adicional que estuvo ausente de la versión single.

Pero vuelve el ritmo marcado, del tema dedicado a un amigo de la banda tristemente fallecido, Arthur, un tema de claro estilo rockabilly con atractiva sección rítmica y arreglos corales  a lo Beach Boys o a los Watchband.

El listón del disco sigue subiendo, y Death ship se mueve elegantemente en terrenos del power-pop, otra genial aportación garagera de convulsiva y vertiginosa atmósfera evocando a Iggy Pop.

El tema Dig it up, con percusión tribal rozando con el estilo gótico de Bauhaus (aunque en una postura post-punk), es, quizás, uno de los mejores ejemplos de letras humorísticas, en las que se desentierra a una novia muerta, en un tenebroso pshycho-billy cuyas sórdidas líneas de guitarra muestran claras influencias de The Cramps.

Y le sigue, en claro contraste cerrando la cara A, el tema más luminoso del álbum, una bonita, melodiosa y delicada canción dedicada a su chica, My girl, un himno a la angustia adolescente, sublime power-pop con evocaciones a Raspberries o a los Stones, con Brad Shepherd tañendo solos sugiriendo que Duane Eddy se había criado en el interior. En sólo ses canciones los Hoodoo Gurus nos habían demostrado su variedad estilística.

El tema Zanzibar, que abre la cara B, calienta motores, sembrando una mística atmósfera en frías cuerdas y estilo vocal de orientación a un Morrissey en los Smiths, para continuar con el apabullante intro de batería de Leilani, una curiosa y psicodélica danza tribal en honor a una chica sacrificada en el volcán de una isla habitada por aborígenes. Zanzibar y My girl, muestran que el grupo tiene una temática diferente del humor macabro. Estas canciones, entre otras, exhiben la capacidad de Dave Faulkner en la elaboración musical. Son canciones tiernas y sinceras con un profundo conocimiento del poder de la simplicidad en la música, y se destacan entre el resto del disco, no como canciones mal ajustadas, sino como una invitación a un tratamiento más respetuoso hacia la banda.

El disco termina con varios temas con temática militar de la Segunda Guerra Mundial, como el nervioso y de aire new wave de la accesible Tojo, con una genial sección rítmica post-punk, o la garagera In the echo chamber, uno de los mejores cortes con intensa sección eléctrica, basada en un episodio de 1968 llamado The groovy guru.

La rockera y adictiva I was a kamikaze pilot es un triunfo glorioso ("I was a was a kamikaze pilot/ They gave me a plane/ I couldn't fly it/ Taught how to take off/ I don't know how to land…") tocado con rectitud y con una pasión que desmiente su sensibilidad cómica en una combinación embriagadora y potente con mayor ascendencia al punk inglés, y se basa en la historia de un piloto japonés al que encuentran en la selva de una pequeña isla indonesia, aún inconsciente en la década de 1980 de que la guerra había terminado.

En cuanto a las canciones incluídas en la edición CD, Hoodoo you love es una buenísima y bailable versión de un viejo tema que popularizó en su día Bo Diddley. Y Be my guru es otro festivo y pegadizo tema. Leilani Pt. 2 adapta un riff similar para continuar la historia de la canción del álbum; Hoodoo you love muestra la calidad de la voz de Faulkner traducida al ajuste en vivo.

En 2005, fue lanzado un álbum tributo a través de Shock Records llamado Stoneage Cameos, que contenía covers de las canciones del disco interpretadas por los principales artistas de rock australiano. El concepto fue elaborado por Jason 'Evo' Evans y Wally 'Meanie' Kempton (Even/The Meanies). El proyecto ayudó a aumentar el patrimonio los Gurus y acabó por sellar la huella de este disco en la historia. Estas versiones de artistas australianos de canciones de los Hoodoo Gurus en este álbum de tributo fueron citadas en su inducción al ARIA Hall of Fame de 2007. Todas las canciones fueron grabadas en los estudios Sing Sing de Melbourne entre marzo y junio de 2005, con la excepción de Tojo y I was a kamikaze pilot, que se grabaron en los estudios Big Jesus Burger de Sydney en junio de 2005, y Be my guru, que fue grabada por Persian Rugs (con tres gurus en su formación: Faulkner, Brad Shepherd y Mark Kingsmill, con el bajista James Kendall) en los estudios Milk Bar de Sydney en noviembre de 2004. El álbum fue producido por Andy Baldwin.

Stoneage Romeos es uno de esos discos que se suena como un álbum real y no sólo como una colección de singles de relleno. Desde el proto-pop-punk inmediatamente reconocible de (Let's all) Turn on, al cuento del fracaso de un borracho de I was a kamikaze pilot, los Hoodoo Gurus fácilmente demuestran que tienen la fórmula para la canción pop de tres minutos o menos y el carácter para embellecer esa fórmula con guitarras desiguales y zumbidos surf-rock.

Un factor que contribuye a la longevidad y la sensación atemporal de Stoneage Romeos es la producción solidaria de Alan Thorne. A diferencia de tantas bandas arruinadas por valores de producción de los años 80, aquí los tambores de James Baker suenan como tambores; cada ritmo conduce los pies a moverse sobre la pista de baile mientras las guitarras burbujean, hacen riffs y recortan con calidez y plenitud que, en aquel momento, era todo bastante austero, de manera que los elementos dibujados juntos en Stoneage Romeos todavía resuenan con calidad en la actualidad. La diversión primitiva y elemental embalada en los ritmos de Stoneage Romeos sigue siendo una tónica esencial para las presiones de un mundo indiferente.

Fuentes: http://en.wikipedia.org, http://www.robertchristgau.com, http://woody-jagger.blogspot.com, http://www.abretedeorejas.com, http://marcosmostazarubio.blogspot.com.es, http://acid-stone.blogspot.com.es, http://www.allmusic.com, http://www.amazon.com, http://thequietus.com, http://www.popmatters.com, http://blog.kexp.org, http://home.earthlink.net, http://ljfacesthemusic.wordpress.com, http://rateyourmusic.com,

Listado de canciones:

1.-   (Let's all) Turn on
2.-   I want you back
3.-   Arthur
4.-   Death ship
5.-   Dig it up
6.-   My girl
7.-   Zanzibar
8.-   Leilani
9.-   Tojo
10.- In the echo chamber
11.- I was a kamikaze pilot

Reedición 2002:
12.- Hoodoo you love (aka Who do you love)
13.- Be my Guru

Reedición 2005:
14.- Leilani, Pt. 2

Vídeos:

(Let's all) Turn on - Hoodoo Gurus


I want you back - Hoodoo Gurus


Arthur - Hoodoo Gurus


Death ship - Hoodoo Gurus


Dig it up - Hoodoo Gurus


My girl - Hoodoo Gurus


Zanzibar - Hoodoo Gurus


Leilani - Hoodoo Gurus


Tojo - Hoodoo Gurus


In the echo chamber - Hoodoo Gurus


I was a kamikaze pilot - Hoodoo Gurus


Hoodoo you love (aka Who do you love) - Hoodoo Gurus


Be my Guru - Hoodoo Gurus