domingo, noviembre 23, 2014

Grandes álbumes: STEVIE WONDER - Journey through the secret life of plants

Stevie Wonder aceptó el reto de hacer la banda sonora original de una película/documental, Journey through the secret life of plants, dirigida por Walon Green y basada en el libro del mismo nombre de Peter Tompkins y Christopher Bird, y le tuvieron que explicar la imágenes del film, y “soplarle” la duración de cada escena (todo ello a través de unos socorridos cascos). El álbum fue grabado entre febrero y abril de 1979 y lanzado a finales de octubre del mismo año bajo el sello Tamla Motown Records.

El resultado final es el disco más ambicioso de su carrera, un muestrario de “músicas del mundo” antes de que a nadie se le ocurriese hablar de tal cosa. Éste era el cambio que Stevie venía anunciando hacía años; el inicio, que se suponía, de un “crescendo” musical de creatividad que ni el propio Wonder sabía muy bien a donde le podía llevar. Un álbum doble que salía tres años después del enorme éxito del disco anterior. Songs in the key of life, y que no fue bien acogido por la crítica ni por gran parte de los fans, que no sabían cómo tomar este trabajo conceptual casi completamente instrumental y muy poco ortodoxo en el aspecto comercial en forma de álbum doble, y casi sin canciones que pudieran ser tenidas como un single de éxito, excepto por Send one your love y Outside my window.

El documental gira en torno a la teoría de que las plantas sienten y tienen conciencia sobre su entorno. Fue estrenado en diciembre de ese año, solo duró dos semanas en cartel, y años más tarde fue repuesta, pero esta vez sólo durante una semana, no hallándose disponible para la venta en vídeo. En el documental hay incluso una escena en la que Stevie aparece cantando una canción mientras va caminando entre la vegetación y luego navegando en bote por un río.

Wonder creó la banda sonora del documental mientras el productor Michael Braun le describía cada imagen visual en detalle, y el ingeniero de sonido Gary Olzabal especificaba la longitud de un pasaje. Esta información fue procesada en una cinta de cuatro pistas (con el sonido de la película en una de las pistas), dejando espacio a Wonder para agregar su propio acompañamiento musical. Wonder intentó traducir la información compleja del libro y de la película en las letras de las canciones. Same old story, por ejemplo, intentaba transmitir los hallazgos científicos de Jagadish Chandra Bose, quien desarrolló los instrumentos para medir la respuesta de las plantas a los estímulos y los avances del agrónomo afroamericano George Washington Carver.

Journey through the secret life of plants es un álbum único en el catálogo de Stevie Wonder, es expresivo, creativo, emocional y futurista. Fue escrito para un propósito específico. Además, contenía siete temas instrumentales, incluyendo las tres primeras canciones. Wonder también dispuso de más libertad al componer la música, ya que no estaba destinado a ser un éxito comercial. Esto condujo a un material único y experimental, especialmente con los sonidos de sintetizador. La música es más suave que sus otros trabajos. Mientras que hay una sola pieza de funk y una canción de temática social, en su mayor parte la música tiene una cualidad exuberante. Además, hay una serie de melodías clásicas. De alguna manera, tiene una cualidad a lo Duke Ellington.

Journey through the secret life of plants es un disco conceptual con varios motivos melódicos que se van repitiendo y alternando. Incursiones en la música japonesa (Ai no sono), europea (Ecclesiastes), hindú (Voyage to India) y africana (Kesse ye LoLo de ye), al lado de baladas marca de la casa (Black orchid) y súbitas explosiones, más o menos experimentales, de sonido funk (Race babbling, sintética, con tiralíneas; y la maravillosa A seed´s a star). Inventiva como antídoto contra el conformismo.

La portada del álbum fue seleccionada por Rolling Stone en 1991 en su lista de 100 portadas clásicas como un ejemplo de carátula memorable.

Su anterior álbum, Songs in the key of life, fue ganador de un premio Grammy en 1976. Quizá Wonder intentó crear una especie de sinfonía pop, que no le salió finalmente nada mal pues, para muchos, hoy el álbum está considerado como un clásico por propio derecho. Por aquellos tiempos era tal la atracción comercial que Stevie Wonder generaba como artista que, a pesar de la crítica poco propicia y el hecho de que el documental no fuese proyectado al gran público, Journey... logró ir escalando hasta situarse en el puesto número 4 en la categoría de rhythm & blues en las listas de 1979 de la revista especializada Billboard, al igual que su single Send one your love, que también llegó al número 4 en la lista de singles, y consiguió ser certificado con Disco de platino.

Desde el lanzamiento de Songs in the key of life, Wonder había estado activo, en realidad, pero sólo como un colaborador, trabajando con artistas como Ramsey Lewis, The Pointer Sisters, Minnie Riperton, Syreeta, Ronnie Foster y Michael Jackson. Aún así, tres años era un parón considerable entre álbumes. Cuando los álbumes de Wonder entre 1972 y 1980 fueron reeditados en 2000, Journey no entró en la reedición. Journey through the secret life of plants es un álbum extenso, fascinante. Aunque está dominado por piezas instrumentales profusas de sintetizador con títulos evocadores, hay un puñado de canciones hechas y derechas.

Este curioso álbum, en el que Wonder toca la mayoría de los instrumentos, fue producido y escrito enteramente por Wonder, con un par de canciones en las que colaboraron (Black orchid y Come back as a flower) su ex-esposa Syreeta Wright, con quien había tenido un fugaz matrimonio de 18 meses, y (Power flower) Michael Sembello, compositor/cantante/guitarrista y creador poco más tarde del hit Maniac de la película Flashdance. Journey... se destacó también por haber sido una de las más tempranas grabaciones digitales. Lanzado sólo tres semanas después de la salida al mercado del álbum Bop till you drop de Ry Cooder, que se cree es el primer disco de música popular grabado digitalmente y editado por una discográfica importante. En este disco, Stevie Wonder se acreditaba como uno de los primeros compositores new age, y sus grabaciones digitales fueron influyentes para el sonido digital que llegaría en la música de los 80. Stevie Wonder fue desde entonces un entusiasta adherente a la tecnología y la ha venido usando en todos sus discos posteriores, influenciando con su apoyo el surgimiento de la grabación digital en los 80.

Stevie Wonder creó sonidos que son imposibles de identificar, de manera que el álbum podría haber sido diseñado por sintetizadores, por una sección de cuerdas, clarinetes, cualquier combinación de éstos, o ninguno en absoluto. El dominio técnico de Wonder funciona bien al servicio del misticismo sugestivo que emana del núcleo de la materia de la película (la vida secreta de las plantas como clave para el conocimiento humano) y al de su propia carrera. El resultado es una extraña sucesión de canciones atrofiadas, baladas dialogadas y vagos instrumentales que se basan en los pesados reprises de la mayoría de álbumes de bandas sonoras que hacen recordar la película, pero que raramente se reproducen.

Un astuto y fascinante tema que subyace bajo el álbum es la comparación entre las plantas y los niños. Venus' flytrap and the bug alcanza el clímax con una voz de niño suplicando, mientras que Seasons comienza como un cuento a un inquisidor poco despierto. Un coro de niños orientales canta un verso de Ai no sono. Stevie Wonder presupone que la naturaleza existe en un estado de inocencia pura. Por lo tanto, la condición presexual de los niños se equipara con brotes tiernos y verdes, en un salto limpio y audaz.

Las vías experimentales formaron el corazón y el alma del álbum. Ecclesiastes contiene una serie de claves menores y ritmos impares, con su órgano, vocales sintetizados, un bajo barroco y más Melodian dándole un tono religioso. Kesse ye lolo de ye ye hace uso de cantos africanos. Venus flytrap and the bug se trataba de una composición única de jazz.

Como música de la película, el LP tiene éxito, a veces a fascinante efecto. La primera cara adquiere coherencia como un libro musical del Génesis. La canción de apertura se denomina Earth's creation, un melancólico y ominoso instrumental. De un silencio fresco y primordial emergen los sonidos chirriantes mojados de las semillas empujando, como uno de esos documentales de naturaleza de Walt Disney en los cuales las continuas fotografías muestran un tulipán floreciendo en segundos.

The first garden es un instrumental que cuenta con la armónica cubriendo las partes electrónicas, una interacción melancólica entre armónica, Melodian y samples de aves. Voyage to India es otro precioso instrumental llevado por sintetizadores, un fragmento de música 100% sudasiática, que sugiere una nave acercándose a India durante la puesta del sol, con un simple pero muy efectivo groove hipnótico lentamente acelerado que se distingue por el hábil sitar de Ben Bridge y los tambores sensibles a modo de tabla de Stevie. Stevie Wonder finalmente consigue cantar en Same old story, cuya letra parece representar la falta de comprensión con las plantas como seres vivos con la misma indignación con la discriminación racial y la desigualdad social. Venus' flytrap and the bug recicla el tema de The first garden, interpretando una escena natural con un acompañamiento de jazz, que representa infantilmente una mosca tragada viva por una vengativa flor. Ai no sono es mitad instrumental, mitad cantada por un grupo de niños japoneses.

Seasons comienza con una escena de una madre relatando a su bebé un cuento sobre un jardín. Un atisbo de maravillosas notas vocales aparecen acompañando, antes de que en la canción irrumpa otro instrumental de sintetizador, esta vez empleando un ritmo electrónico suave de estilo cha cha/tango. Power flower es la segunda canción vocal "ordinaria" del álbum. La canción es increíblemente tranquila, las voces son apenas audibles y las letras tratan sobre la vida de las flores y utilizan "flower power" como una expresión figurativa. Send one your love (instrumental) es un cóctel de lounge jazz que funciona como entrada de una próxima canción. Race babbling es un ritmo disco beat de la época, con trompetas minimalistas, mucha electrónica y prácticamente sin tono.

Antes de su tercera sección el álbum no parece seguir una línea definida y poco predecible de lo que viene después. Send one your love es una canción magnífica de Stevie Wonder en la manera en que uno puede esperarlo, una serenata en torno a un fino y trémulo riff de teclado. Outside my window es otra buena canción, y Black orchid otro tono agradable. Mientras Ecclesiastes resulta ser un instrumental lento, incluso grandilocuente, estilo clásico, parece aliviar la emoción. Kesse ye lolo de ye es prácticamente una canción tradicional africana (aunque escrita por Stevie) y el hermoso Come back as a flower (reciclando uno de los temas de la primera sección) contiene un sorprendente vocal principal a cargo de Syreeta Wright.

La sección final comienza con una actuación en vivo de una canción nunca lanzado o escuchada antes. A seed's a star and tree medley es la única actuación funky/soul en el álbum lanzado cuando este tipo de música dominaba el mercado musical, con voces robotizadas, un interludio previo de un tema totalmente distinto y una duración de casi 6 minutos. Aún así, el álbum sería mucho menos sin la canción. Tree es otro sólido instrumental. Finale resume los principales temas del álbum, y la copia de seguridad electrónica da al oyente la primera vista previa de lo que estaba a punto de ser escuchado en la década de 1980, que comienza con un relleno de teclado bufonesco rápido y luego se expande en forma de un ondulante instrumental bajo inflados sintetizadores y bajo que evocan un agitado campo de flores en la floración. La canción funciona en un nivel adicional como una astuta parodia de la clase de dulce grandilocuencia asociada con melodramas del cine mudo.

Las canciones instrumentales fueron escritas para escenas específicas en la película, pero como canciones del álbum, forman parte de la música más imaginativa de su carrera. Cuando se escuchan con detenimiento, forman un cuerpo de trabajo cuyo estilo y sonido no puede encontrarse en cualquier otro de sus lanzamientos.

El álbum presentar una vía revolucionaria e iluminadora para definir el mundo natural a través del conocimiento de los sistemas elusivos de plantas. El hecho de que Stevie ilustrase el concepto con su música probablemente mejor que cualquier película podría permanece oculto de aquellos que no son capaces de concebir la ilustración.

Journey through the secret life of plants es el verdadero Stevie clásico, un verdadero tesoro de la música de Wonder que sólo podía ser posiblemente rival en calidad, cantidad y diversidad con Songs in the key of life. Desafortunadamente, gran parte de la crítica sólo destacaban un Stevie que se entregó a un épico sinfónico, progresivo, casi esotérico en un momento en el que todo el mundo estaba esperando un trabajo disco-R&B-punk-funk capaz de gobernar de nuevo el mundo musical.

Fuentes: http://www.plasticosydecibelios.com, http://www.steviewonder.es, http://espaciomusica.com, http://www.todocoleccion.net, http://en.wikipedia.org, http://www.allmusic.com, http://www.robertchristgau.com, http://www.rollingstone.com, http://blogcritics.org, http://rateyourmusic.com, http://rincondesconexion.blogspot.com

Listado de canciones:

1.-   Earth's creation
2.-   The first garden
3.-   Voyage to India
4.-   Same old story
5.-   Venus' flytrap and the bug
6.-   Ai no, sono
7.-   Seasons
8.-   Power flower
9.-   Send one your love (music)
10.- Race babbling
11.- Send one your love
12.- Outside my window
13.- Black orchid
14.- Ecclesiastes
15.- Kesse ye lolo de ye
16.- Come back as a flower
17.- A seed's a star/Tree medley
18.- The secret life of plants
19.- Tree
20.- Finale

Vídeos:

Earth's creation - Stevie Wonder


The first garden - Stevie Wonder


Voyage to India - Stevie Wonder


Same old story - Stevie Wonder


Venus' flytrap and the bug - Stevie Wonder


Ai no, sono - Stevie Wonder


Seasons - Stevie Wonder


Power flower - Stevie Wonder


Send one your love (music) - Stevie Wonder


Race babbling - Stevie Wonder


Send one your love - Stevie Wonder


Outside my window - Stevie Wonder


Black orchid - Stevie Wonder


Ecclesiastes - Stevie Wonder


Kesse ye lolo de ye - Stevie Wonder


Come back as a flower - Stevie Wonder


A seed's a star/Tree medley - Stevie Wonder


The secret life of plants - Stevie Wonder


Tree - Stevie Wonder


Finale - Stevie Wonder

2 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Uno de los grandes músicos del siglo XX. Como hizo su padrino James Brown en su momento, le dio una nueva identidad a la música negra. Un visionario, sin duda. Le admiro mucho.

Un abrazo. Gran post.

JL dijo...

Un artista muy importante en la historia de la música y que parece que ha caído un poco en el olvido más de lo debido. Al respecto, concretamente este álbum, es uno de los peor valorados en su discografía. Sin embargo, a mí me encanta por la fusión de estilos, por esos primeros escarceos con los sintetizadores, y por la sensibilidad que supura en sus canciones. Además de que contiene algunas de las mejores baladas de su discografía.

Muchas gracias, Alex. Un abrazo.