miércoles, diciembre 26, 2012

THE ROLLING STONES (1: 50 años de música)

The Rolling Stones es una banda británica de rock originaria de Dartford, en las cercanías de Londres. Desde su gira por Estados Unidos en 1969 se autodenominaron «la banda de rock and roll más grande del mundo». Marcaron el renacimiento del rock and roll tras el período de Elvis Presley y ocuparon un lugar importante en el redescubrimiento del blues. La aparición de los Rolling Stones conllevaría un mayor reconocimiento internacional para el blues urbano caracterizado por artistas como Muddy Waters, compositor de Rollin stone, la canción por la que la banda fue nombrada.

La banda se fundó en abril de 1962 por Brian Jones (Cheltenham, Reino Unido, 1944 - Londres, 1969, guitarra, armónica), Mick Jagger (Dartford, Reino Unido, 1943, voz, armónica), Keith Richards (Dartford, Reino Unido, 1943, guitarra y voz), Ian Stewart (teclados y piano) y Dick Taylor. El guitarrista Geoff Bradford y el baterista Mick Avory los apoyaron en sus primeros ensayos, mientras que los bateristas Tony Chapman y Carlo Little tocaron en sus primeras actuaciones. Tras la salida de Taylor en diciembre de 1962, ingresaron en su lugar el bajista Bill Wyman (Londres, 1941) y en enero de 1963 el baterista Charlie Watts (Londres, 1941). A petición de su mánager, Stewart fue retirado de la alineación en 1963, aunque siguió colaborando en las sesiones de grabación y como road manager. Brian Jones fue despedido en 1969, falleciendo al poco tiempo, siendo reemplazado por el guitarrista Mick Taylor, que dejaría el grupo en 1975 y sería a su vez reemplazado por Ron Wood. Con la retirada de Bill Wyman en 1993 se incluyó al bajista Darryl Jones que, aunque toca con la banda desde la grabación del álbum Voodoo lounge en 1994, no es un miembro oficial, al igual que el teclista Chuck Leavell.

Son considerados una de las más grandes e influyentes agrupaciones de la historia del rock, siendo la agrupación que sentó las bases del rock contemporáneo. Los Rolling Stones definen la palabra rock and roll. Son el grupo de rock and roll que lleva más tiempo en los escenarios y los estudios, manteniéndose populares y productivos durante ya 50 años, en que se han mantenido vigentes a pesar del cambio de gustos de la gente, adaptándose a nuevos sonidos, pero manteniendo su propio estilo basado en el blues guitarrero. El crítico y musicólogo Robert Palmer de Chess Records dijo que su resistencia y relevancia proviene de estar arraigados en las verdades tradicionales, en el rhythm and blues y la música soul, mientras ha llegado la moda pop ha sido más efímera.

Contando desde sus inicios con el favor de la crítica, algunos de sus materiales están considerados entre los mejores de todos los tiempos; entre ellos destacan Beggars banquet (1968), Let it bleed (1969), Sticky fingers (1971) y quizá su mejor obra, Exile on Main St. (1972). En 1989 fueron incluidos en el Salón de la Fama del Rock and Roll, apuntando que la crítica y el consenso popular les había otorgado el título de "La más grande banda de rock and roll mundial, y en 2004 la revista estadounidense Rolling Stone los colocó en el puesto número 4 en su lista de Los 100 mejores artistas de todos los tiempos.

Sus primeras producciones incluían versiones y temas de blues, rock and roll y R&B norteamericano. No obstante, en el transcurso de su trayectoria añadieron toques estilísticos de otros géneros para adaptarse a cada época, recibiendo influencias desde la música psicodélica, el country, el punk, la música disco, el reggae o la música electrónica, en heterogéneas expresiones líricas con tonos y enfoques reivindicativos, sardónicos, contemplativos, cínicos, sentimentales. Su incidencia comercial y artística se expande en su inmensa influencia dentro del universo rock, con notoria ascendencia en las bandas estadounidenses garage-rock 60's, el proto-punk, el hard-rock 70's o las clásicas formas del rock'n'roll, base fundamental de sus composiciones.

Pese a encabezar junto a The Beatles (con los que siempre rivalizaron en popularidad, ya que a los Rolling Stones se les ha presentado siempre como sus rivales históricos, representando los Stones la corriente más agresiva de la música rock, aun cuando alcanzaron el estrellato de mano de la canción I wanna be your man, compuesta por los Beatles, John Lennon y Paul McCartney) la «invasión británica» en los primeros años de la década de 1960, no fue sino hasta el lanzamiento de (I can't get no) Satisfaction en 1965 cuando alcanzaron el estrellato internacional y se establecieron como una de las bandas más populares en la escena musical. Hasta la fecha, la banda han editado 26 álbumes de estudio, 12 álbums en directo, numerosas recopilaciones y colocado 32 singles dentro de los diez más populares de Reino Unido y Estados Unidos. Su álbum Sticky fingers comenzó una retahíla de ocho álbumes consecutivos consiguiendo el número 1 en Estados Unidos. Las ventas totales de The Rolling Stones se estiman entre 200 y 250 millones de discos, convirtiéndolos en uno de los artistas más exitosos de todos los tiempos.

Keith Richards y Mick Jagger se conocieron en la infancia, eran compañeros de clase en la escuela primaria Wentworth, de Dartford; no obstante, tras mudarse la familia de Richards, perdieron contacto. Finalmente se reencontraron en una estación de metro de Londres en 1960, ya que en aquellos tiempos Richards asistía al Sidcup Art College, mientras Jagger estaba matriculado en la London School of Economics, y comentaron acerca de los discos de Chuck Berry, Little Richard, Carl Perkins y Muddy Waters que llevaba Jagger, revelando un interés mutuo. En sus ratos libres Jagger cantaba con Little Boy Blue and The Blue Boys, un grupo aficionado al que pertenecía Dick Taylor, también amigo de Richards y estudiante de la Sidcup Art College. Al poco tiempo Richards se integró al conjunto.

A principios de 1961 llegó a la capital inglesa Brian Jones, ex integrante de The Ramrods, banda de su nativa Cheltenham. Tras su llegada participó ocasionalmente con el grupo de Alexis Korner, Blues Incorporated, un grupo importante dentro del circuito R&B londinense. Jones quería formar una banda de R&B tocando canciones de blues de Chicago y puso un anuncio en el semanario Jazz News, al cual respondieron el guitarrista Geoff Bradford y el pianista Ian Stewart.

Una noche a inicios de 1962 Jones, conocido en ese entonces como Elmo Lewis, y su grupo se presentaron en el Ealing Jazz Club. El espectáculo le causó una grata impresión a Richards, y tras una breve conversación con Lewis, Bradford, Jagger, Richards y Taylor pasaron a formar parte de su grupo. Para la primavera Bradford y Taylor abandonaron la agrupación, citando objeciones a interpretar versiones de Chuck Berry y Bo Diddley como deseaban Richards y Jagger, y contrataron al baterista de Cliftons, Tony Chapman. Antes de la salida de Taylor (que se integraría en los Pretty Things), Brian Jones bautizó a la agrupación como The Rollin' Stones; de acuerdo con Richards, tras una llamada telefónica de Jones a Jazz News, se le preguntó por el nombre de la banda, y Jones vio en el suelo un LP del músico estadounidense de blues Muddy Waters, una de cuyas canciones era Rollin' stone. Tiempo después el bajista regresaría, aunque sólo por un breve período.

A mediados de año Blues Incorporated canceló su presentación en el Club Marquee, situación que fue aprovechada por la nueva banda. El 12 de julio de 1962, Jagger, Richards, Jones, Stewart, Chapman (también se cita a Mick Avory, posterior baterista de los Kinks), y Taylor, ofrecieron su primer concierto oficial como The Rollin' Stones. Los temas que interpretaron fueron versiones de maestros como Jimmy Reed (ocho temas, entre ellos Bright light, big city), Robert Johnson, Elmore James (uno de los bluesman favoritos de Jones), Chuck Berry o Willie Dixon. Después de esta primera presentación se enmarcaron en una gira por distintos bares londinenses, sin la compañía de Chapman y Taylor, quienes decidieron salir de la agrupación definitivamente. Chapman recomendó a la banda con su amigo de Cliftons, William Perks, mejor conocido como Bill Wyman, quien audicionó en diciembre y al instante se convirtió en el nuevo bajista de The Rolling Stones. «Me puse mi mejor traje y me presenté en el club, buscando a Mick Jagger o a Brian Jones. Me sorprendió ver que ellos vestían muy diferente, con playeras y jeans (destacando que la de Jagger era beille). Otras cosas que no me agradaron fue darme cuenta que más que a mí, querían mi amplificador». Carlo Little aceptó cubrir la batería mientras encontraban un reemplazante, y tras una breve temporada abandonó la banda; no obstante antes de su partida recomendó la contratación de Charlie Watts, ex baterista de Blues Incorporated. Watts aborrecía el rock and roll y el blues y se mostraba reacio a abandonar su trabajo, pero después de varios meses de persuasión se unió a los Stones en enero de 1963, «Pensé que estaban realmente locos. Trabajaban sin cobrar y tampoco les interesaba hacerlo, pero me gustaba su espíritu y el R&B, así que acepté». Con la entrada de Watts y de Wyman, la banda estaba empezando a definir un estilo que, aunque marcado por el jazz y el blues, estaba cargado de energía y le daba un sello único. Esa evolución y fusión de ritmos fue la que trajo contratos del Ealing Jazz Club, Studio 51 y Eel Pie Island. Además, había encuentros con otros músicos bluseros como Jimmy Page, Eric Clapton y Pete Townsend.

El empresario Giorgio Gomelsky contrató a la banda para que tocaran cada domingo en el Crawdaddy Club de Richmond. Esta residencia de ocho meses les sirvió para ganar una gran base de fanáticos, incluidos The Beatles. La creciente asistencia al Crawdaddy llamó la atención del periodista Peter Jones, quien recomendó al grupo a Andrew Loog Oldham, publicista de The Beatles. Entusiasmado con su personalidad, Brian Jones le convenció para que acudiese a presenciar una actuación de la banda con la intención de que se convertiera en el representante del grupo. Después de observarlos en Richmond los contrató junto a Eric Easton (Andrew tenía entonces 19 años, y era demasiado joven para obtener una licencia de agente) para su agencia Impact Sound en mayo de 1963. Para comercializar a la banda con una imagen de «vándalos juveniles» Oldham hizo retirar a Ian Stewart de la formación por ser molde de chicos guapos, delgados y de pelos largos, no obstante permaneció como ayudante en las giras y pianista de la banda en sesiones y giras. También le pidió a Richards que recortará la «S» de su apellido para que se emparejara con el apellido de Cliff Richard, estrella del pop británico de la época.

A mediados de ese mes fueron contratados por Dick Rowe para Decca Records por consejo del Beatle George Harrison. Oldham decidió no grabar en los estudios de Decca, sino en los estudios Regent Sound, una instalación mono decorada por cajas de huevo en el techo para el tratamiento del sonido. Oldham, que no tenía ninguna experiencia de grabación, pero se convirtió en el productor de la banda, mantenía que en Regent había un sonido que se filtraba instrumento a instrumento, en la forma correcta para crear un muro de sonido que funcionaba bien para la banda. Este punto fue otro de los que Oldham presentaba como distintivos de los Rolling Stones, al trabajar en estudios independientes y fijar la posición de sus artistas en la prensa como más independiente que los Beatles, que tenían la obligación de grabar en los estudios de EMI, según Oldham.

Después de firmar, iniciaron las grabaciones de sus primeros temas. Con Oldham como productor, los Stones grabaron el tema Come on de Chuck Berry y lo lanzaron acompañado de la canción de Muddy Waters, I want to be loved como su primer single en junio. Para publicitarlo realizaron su primera aparición en la televisión británica, en el programa Thank your lucky stars, y emprendieron su primera gira oficial por Inglaterra, siendo teloneros de Bo Diddley, Little Richard y The Everly Brothers. Pese a ello, la canción no tuvo la repercusión deseada y sólo escalaron hasta la posición 21 en la lista de éxitos de Reino Unido.

Con el fin de impulsar la carrera del grupo, Oldham pidió a John Lennon y Paul McCartney de The Beatles que le compusieran una canción a los Stones, entregándoles en cinco minutos I wanna be your man, que se editó como single en noviembre respaldada en la cara B por Stoned (acreditada a Nanker Phelge), la primera composición original de la banda. Con esta canción lograron la atención del público, posicionándose dentro del Top 10 británico, y la crítica, quien se centró más en su aspecto desaseado y largo cabello que en su propuesta musical. Eso hizo que muchas adolescentes se volvieran locas por su imagen de «niños malos», convirtiéndose así en un grupo muy seguido por éstas. Los Stones vinieron a perfilar un lado del rock and roll cargado de sexualidad y potencia, que contrastaba claramente con el estilo suave y pop que caracterizó el inicio de los Beatles. En ese momento, los Stones comenzaron a ser muy conocidos en su país. Considerablemente más ásperos y más sexys que los Beatles, los Stones fueron objeto de numerosos artículos sensacionalistas en la prensa británica, que culminaron en una historia sobre la banda orinando en público. Todas estas historias consolidaron a los Rolling Stones como una banda peligrosa y rebelde en las mentes del público y tuvieron el efecto de comenzar una rivalidad fabricada entre ellos y los Beatles, que ayudó mucho a la popularidad del grupo en Estados Unidos. En un artículo de la campaña “¿Desearías que tu hija se casase con un Rolling Stone?”, Maureen Cleave escribía en London Evening News: “A los padres no les agradan los Rolling Stones y no quieren que sus hijos lleguen a ser como ellos; no quieren que sus hijas se casen con ellos. Nunca han sido las virtudes de pulcritud, obediencia y puntualidad tan escasas como en los Rolling Stones. No son los ideales con los que construir imperios, no son del tipo de gente que se lave las manos antes de comer. Causan que los adultos farfullen con rabia”.

En enero de 1964, mientras se encontraban aún de gira por Inglaterra, publicaron su primer EP, The Rolling Stones. Aprovechando el impulso comercial de I wanna be your man, este disco de versiones (como Route 66, original Nat King Cole, Mona – de Bo Diddley-, y Carol – de Chuck Berry-) ocupó el primer puesto en la lista de los EP más vendidos de Reino Unido y permaneció en las listas durante 11 semanas. Las interpretaciones se basaban en la introducción de una joven generación británica blanca al rhythm and blues, y ayudó a perfilar la invasión de América por los grupos británicos. El fuerte ritmo que imprimen a los temas y la agresividad que adoptan en sus intrumentos les confiere un aire propiamente suyo. Cinco semanas más tarde editaron Not fade away, original de Buddy Holly, como su nuevo single, que no tardó en convertirse en su primer gran éxito comercial en Gran Bretaña al posicionarse en el puesto número 3 las listas británicas, contrastando con su modesto 48 en Estados Unidos. La enorme popularidad que habían obtenido acarreó consigo críticas constantes por parte de la sociedad británica y de la prensa, quienes se quejaban de su aspecto “desaliñado” y la forma “obscena” de sus interpretaciones. De lo anterior surgieron las comparaciones con The Beatles, situación en cierto modo buscada por Oldham debido a que ideó a The Rolling Stones como la antítesis de la banda de Liverpool.

Oldham vio poco futuro para un grupo que perdía importantes beneficios en sus composiciones tocando canciones de artistas negros de mediana edad, limitando el recurso al público adolescente. El álbum debut de The Rolling Stones apareció en abril, bajo la producción de Oldham y Eric Easton. Titulado simplemente The Rolling Stones, el LP resultó prácticamente una reproducción de un concierto de los Stones, grabado en una sola toma en los Regent Studios de Londres, y contenía una colección de rock, R&B y blues en los cuales resaltaron la batería, la armónica y las guitarras. Además de numerosas versiones, incluía la primera composición de Jagger y Richards, una balada de corte acústico titulada Tell me (you're coming back), y unos temas acreditados a Phelge y Phil Spector. La crítica respondió con agrado y fue bien recibido en Inglaterra, pasando 12 semanas en el primer lugar de ventas. Poco después emprendieron una gira nacional y por Holanda, acompañados por The Ronettes, y tras su finalización se embarcaron en su primera gira por Estados Unidos en vísperas del lanzamiento del LP en ese país, renombrado para la ocasión England's newest hitmakers, llegando al número 11 en la lista Billboard.

Las presentaciones no atrajeron al público norteamericano, que hacía poco tiempo había recibido eufóricamente a The Beatles, en parte debido a sus desafortunadas apariciones en la televisión estadounidense. En The Hollywood Palace su aspecto fue motivo de burlas por parte de Dean Martin, quien comentó antes de su actuación que los miembros de los Stones no tenían el pelo largo sino que su frente era pequeña y sus cejas muy espesas, y en The Ed Sullivan Show el gran pandemónium que causaron obligó al presentador a vetarlos del programa, no obstante aparecerían años después en varias ocasiones. En Estados Unidos aprovecharon para grabar en los estudios Chess Records de Chicago y RCA Records de Los Angeles, y mientras tanto editaron Tell me (you're coming back), que llegó al puesto 24 del Billboard Hot 100, y poco después una versión de la canción de Irma Thomas, Time is on my side, que se convirtió en su primer Top 10 en Estados Unidos. Con la gira en plenitud publicaron su versión de It's all over now de Bobby Womack/The Valentinos, con la que consiguieron su primer número 1 en Reino Unido.

Posteriormente fue seguido por el lanzamiento del EP Five by five en Inglaterra y del LP 12 x 5 en Norteamérica, derivados de las grabaciones en los estudios Chess y RCA Records. Ambos lograron altos puestos en las listas de sus respectivos mercados: Five by five les hizo conseguir otro número 1 en las listas de EP, mientras que 12 x 5 escaló hasta la tercera posición de las listas de álbumes de Billboard. Para ese entonces la revista inglesa Melody Maker nombró a The Rolling Stones como Banda del año y designó a su canción Not fade away como Canción del año. Con el tema blues de Willie Dixon, Little red rooster, con Off the hook en la cara B, compuesta por Nanker Phelge (nombre que adoptaban para las composiciones del grupo), volvieron a la cima de las listas británicas de popularidad por segunda vez de manera consecutiva en diciembre, un logro sin precedentes para una canción de blues. En contraste, su difusión fue boicoteada por las radios estadounidenses debido al contenido explícitamente sexual de la letra. En diciembre de 1964, London Records publicó el primer single del grupo con composiciones de Jagger y Richard en ambas caras: Heart of stone, con What a shame en la cara B, alcanzando el puesto número 19 en Estados Unidos.

Su segundo material discográfico, The Rolling Stones no.2, salió a la venta en enero de 1965 en Gran Bretaña, apoderándose rápidamente de la cima de las listas británicas durante 13 semanas. El álbum fue grabado en los estudios Chess de Chicago y RCA de Los Angeles. Reimprimiendo la fórmula de su anterior producción, Oldham conjuntó un álbum de versiones, exceptuando las inéditas Off the hook, What a shame y Grown up wrong. En Rolling Stones no.2 se observa una evolución de la banda hacia el R&B y el blues, integrado por temas más lentos que su predecesor, y que tienen como base rítmica a la batería; además se aprecia la inclusión más constante de la slide guitar y la armónica. La publicación en Estados Unidos se realizó al mes siguiente y, al igual que en su anterior LP, sería editado bajo otra denominación, The Rolling Stones, now!, consiguiendo situarse en el puesto 5 de Billboard. Contrario a su versión británica, éste fue acompañado del éxito Heart of stone, que sustituyó a Grown up wrong en el álbum norteamericano. Entre enero y febrero de 1965 la banda hizo 34 shows para unas 100 mil personas en Australia y Nueva Zelanda.

El siguiente single, The last time, se editó tanto en Estados Unidos como en Inglaterra, siendo su primer canción original en la isla británica. Con esta canción volvieron por tercera vez consecutiva a la cima de las listas de popularidad locales mientras que en Norteamérica les valió su primer éxito en el Top 10. Más tarde fue identificado por Richards como “el puente en nuestra idea acerca de las composiciones de los Stones. Nos dio un nivel de confianza; un camino de cómo hacerlo”.

Posteriormente publicaron la canción (I can't get no) Satisfaction, tema que los llevaría al superestrellato internacional, y que daría inicio a una nueva etapa en la banda donde su música sería la nueva forma de provocación. Jagger comenzó a componer temas donde expresaba críticas hacia la sociedad, la política y el sexo femenino, situación ampliamente notable en sus canciones que fueron destinadas al mercado pop. Su nuevo single, inspirado en el consumismo norteamericano, retrataba a un adolescente atormentado por una frustración general, que sumado a sus referencias a las relaciones sexuales y sus tintes anticapitalistas fue visto como un ataque al statu quo. No obstante la canción fue un inmenso éxito comercial tanto en su país como en Estados Unidos, donde alcanzó por primera vez el número 1 de las listas y las encabezó durante cuatro semanas consecutivas. Su popularidad se extendió por todo el mundo, posicionándose en la cima de las listas de toda Europa, Canadá y Australia; lo que le significó a los Stones su primer número 1 a nivel mundial. En la grabación el riff de guitarra con el fuzz que impulsa la canción, Richards habían previsto como una base para introducir una sección de viento, pero Oldham estuvo en desacuerdo y lanzó Satisfaction sin los arreglos de trompetas planificados.

Mientras tanto en Inglaterra salió su primera producción en vivo, el EP Got live if you want it!, registro de sus presentaciones en Manchester y Liverpool en marzo de ese año. Paralelamente, en Estados Unidos pusieron en el mercado su álbum Out of our heads, única edición que incluyó los dos singles anteriores. Con la inclusión de cuatro temas originales, les significó un avance en su carrera al probarse a ellos mismos que eran capaces de escribir sus propias canciones, aunque mantenían su base R&B/blues. En su país fue publicado en septiembre acompañado simultáneamente por Get off of my cloud, la continuación de Satisfaction. Al igual que la anterior, y con canciones como Heart of stone, I'm free o Gotta get away (y en la versión americana, con canciones como Satisfaction o The last time), se alzó con el número 1 tanto en Inglaterra como en Estados Unidos y en diversas partes del globo, obteniendo por segunda vez consecutiva otro número 1 a nivel internacional. Sirvió de antesala para la salida en Norteamérica de December's children (número 4 en Estados Unidos), una recopilación con numerosos temas de originales extraídos de las ediciones británicas de sus álbumes y caras B además de las inéditas Get off of my cloud, Blue turns to grey, The singer not the song y As tears go by; esta última número 6 en el las listas Billboard.

En febrero de 1966 la banda regresó al mercado con 19th nervous breakdown, un gran éxito pese que no pasó del segundo puesto en América y Gran Bretaña. Meses más tarde publicaron una canción que rompió con los estándares R&B plasmados por los Stones en sus pasados promocionales, Paint it black. El exótico riff de Brian Jones en el sitar, le dio a Paint it black ese ambiente misterioso y sombrío que catapultaría a los Stones al número 1 en ambos lados del Atlántico y posicionaría a la banda nuevamente en lo más alto de las listas mundiales. Mother's little helper fue publicado como single sólo en Estados Unidos en junio de 1966, donde alcanzó el puesto número 8 en las listas; fue una de las primeras canciones pop que abordaron la cuestión del abuso de drogas de receta médica. En particular, Jagger cantaba la letra en su acento natural de Londres, en lugar de su habitual acento afectado del sur de Estados Unidos.

Apoyándose en el hit comercial de Paint it black, Decca Records puso a la venta Aftermath en abril en Gran Bretaña, consiguiendo llegar al número 1 de las listas. Por primera vez el grupo entregó un trabajo original, integrado en su mayoría por canciones rescatadas del proyecto Could you walk on the water? Contrastando con sus anteriores producciones, ofrecieron un producto lejano de la influencia R&B y blues, concentrado en un rock más fuerte que hablaba de las contradicciones de clase, sexo y generación y letras que llegaron a los límites de la misoginia, como Stupid girl o Under my thumb. Musicalmente, con otras canciones conocidas como Mother's little helper, Out of time o Think, representó un cambio en la dirección de la banda, consecuencia del protagonismo y experimentación de su entonces líder Brian Jones, quien en su calidad de multi-instrumentista incorporó marimbas, dulcimer, sitar, pianos y vibráfonos, otorgándole un sonido impactante y sofisticado al trabajo. A pesar de ello Jones, víctima de severas depresiones que en ocasiones derivaron en hospitalizaciones, se comenzaba a sentir excluído de la agrupación por Jagger y Richards. Aftermath también fue notable por la canción de casi 12 minutos de duración, Goin' home, la primera sesión extendida en un álbum superventas de rock and roll.

Iniciaron una travesía por Norteamérica a mediados de año para promocionar el lanzamiento de Aftermath en Estados Unidos (donde llegó al número 2 de Billboard). Ésta se acompañó de Mother's little helper, sustituta de Paint it black en la edición inglesa, un mordiente retrato de la familia inglesa que los llevó a recibir insultos de un diputado de la Cámara de los Comunes; al mismo tiempo se estableció en el puesto 8 del Billboard, secundado por su cara B Lady Jane en el 24. De regreso en septiembre emprendieron una gira nacional con Ike & Tina Turner y The Yardbirds que fue apoyada por la canción Have you seen your mother, baby, standing in the shadow? (5 en Estados Unidos, 9 en Gran Bretaña), que fue notable en varios aspectos: fue la primera grabación de los Stones en aparecer trompetas, la foto de portada trasera en la edición de Estados Unidos representa al grupo satíricamente con vestidos femeninos, y la canción fue acompañada por uno de los primeros clips promocionales, dirigido por Peter Whitehead. Este éxito de Top 10 mundial también promocionaría su primer álbum recopilatorio Big hits (high tide and green grass), que vendió más de dos millones de copias.

En enero de 1967 editaron Between the buttons en Reino Unido, llegando al puesto número 3 en las listas (2 en Estados Unidos), que fue su último disco bajo la dirección de Andrew Loog Oldham. El álbum era un trabajo ambicioso, conjuntando la banda las composiciones más maduras escritas por Jagger hasta ese momento, influenciado en Bob Dylan, y las complementó con la música y los finos arreglos de Jones, similares a los apreciados en The Beach Boys, para ofrecer una producción con matices y texturas de pop barroco y música psicodélica.Sin embargo los círculos de la crítica no lo recibieron con el mismo entusiasmo que Aftermath, señalando que la banda había perdido su orientación por tratar de seguirle los pasos a The Beatles, Kinks y Bob Dylan. Los temas Let's spend the night together y Ruby Tuesday acompañaron a la producción, lanzados para la ocasión como un single doble. Ruby Tuesday se convirtió en un número 1 a nivel mundial, mientras que Let's spend the night together fue relegada a posiciones más bajas principalmente porque en países como Estados Unidos fue censurada por su forma explícita en que aborda las relaciones sexuales. Por citar un ejemplo, Ed Sullivan amenazó a Jagger para que cambiara el coro (Let's spend some time together) para su presentación en The Ed Sullivan Show. Otras canciones destacables del disco fueron Connection, All sold out o Back street girl.

Un mes posterior al lanzamiento de su nuevo álbum, Mick Jagger fue acusado por el periódico británico The news of the world de consumir LSD, en unas fiestas supuestamente organizadas por The Moody Blues con la presencia de estrellas como Pete Townshend de The Who y Ginger Baker de Cream, acusando anteriormente a Donovan (quien fue acusado poco después), lo que posteriormente derivaría en su arresto, junto a Keith Richards, unas semanas después. Poco tiempo después Brian Jones fue arrestado por posesión de cocaína y de metanfetaminas. En los juicios Jagger fue condenado a tres meses de prisión, Richards a un año y Jones a nueve meses; no obstante este último salió bajo fianza y puesto en libertad condicional por la intervención de su psiquiatra, con la obligación de asistir a clínicas de rehabilitación. Tras las constantes protestas de sus fanáticos fueron liberados por el Tribunal de Apelación de la Corte Suprema de Londres a finales de julio. A su salida, graban el single We love you como muestra de agradecimiento a sus fieles seguidores. La canción comienza con el sonido de las puertas de una prisión cerrándose, y acompañando un vídeo musical con alusiones al juicio a Oscar Wilde. John Lennon y Paul McCartney colaboraban en los coros, junto con la novia de Jagger, Marianne Faithful. Los Stones le devolvieron el favor a los Beatles al entrar en los coros de All you need is love Mick y Marianne en una transmisión de televisión internacional. Aunque oficialmente estaba dirigido a los fanáticos, también fue tomado como un ataque hacia el periódico The News of the World, la policía y algunos miembros de la judicatura británica.

Bajo estas circunstancias grabaron Their satanic majesties request (número 3 en Reino Unido y 2 en Estados Unidos) un álbum producido por ellos mismos con el que intentaban responder al Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band de The Beatles. Se trata de un álbum de rock psicodélico, posee influencias de la música oriental y africana, y pasajes experimentales a los que se incorporan múltiples instrumentos y orquestaciones. Con fines promocionales publicaron los singles In another land, y She's a rainbow; la primera, composición firmada e interpretada por el bajista Bill Wyman, incluyó la participación de Steve Marriott en los coros,mientras que la segunda tuvo arreglos de cuerda de John Paul Jones y un delicado clavicordio de Nicky Hopkins. Para infortunio del grupo, sólo She's a rainbow se hizo un lugar en las listas de éxitos. También figura en el disco 2000 light years from home, con una letárgica guitarra de Richards y el mellotron de Jones. Paralelamente, el disco tampoco alcanzó las altas cifras de ventas de sus anteriores grabaciones. Las primeras 25 mil copias tenían un holograma, lo que aumentó aún más el precio del álbum y dificultó su venta. Además, la crítica especializada recibió fríamente a Their satanic majesties request y le dedicó duros comentarios. En ese momento, tras las pobres ventas y duras críticas, representó el fracaso más grande en su carrera.

La banda se separó del productor Andrew Oldham durante las sesiones. La separación fue amistosa, al menos públicamente, dijo Jagger en 1976, pero en 2003 declararía: “la razón de que Andrew nos dejase fue porque pensó que no estábamos concentrando y que nos comportábamos de manera infantil. Realmente, no fue un gran momento y parecía que tampoco lo era para Andrew. Había un montón de distracciones y siempre necesitas a alguien que te centre en ese punto, y eso era trabajo de Andrew”.

A principios de 1968 presentaron a Allen Klein, ex-contable del grupo, como su nuevo manager. Su nuevo cargo le fue asignado a manera de agradecimiento tras haberles conseguido grandes adelantos monetarios y un mayor porcentaje de ventas con Decca Records. Después del fracaso de Their satanic majesties request las relaciones en el seno del grupo se deterioraron, especialmente entre Jones y Richards, en gran parte debido a que este último se emparejó con Anita Pallenberg, entonces novia de Jones. Bajo la presión de superar el paso en falso del disco anterior, Jagger recurrió a los servicios del productor norteamericano Jimmy Miller, que recientemente había producido a Traffic. De las primeras sesiones se desprendió Jumpin' Jack flash, una canción con la que retornaron al panorama internacional y regresaron al primer puesto de la lista de singles de Reino Unido después de dos años. Extrañamente esta canción no fue incluída en el disco porque la banda quería crear un ambiente de expectación para su próximo material.

La nueva producción tenía como fecha de salida el 26 de julio, coincidente con el cumpleaños de Jagger, no obstante su lanzamiento fue postergado por Decca debido a la polémica portada del disco, la cual ilustraba un baño público sucio con múltiples inscripciones en los muros. Después de meses de negociación, llegaron a un acuerdo y sustituyeron la portada original por otra completamente blanca con tan solo el nombre del álbum impreso con letras doradas, lo que al principio generó críticas al compararlo con la portada minimalista de The white album de The Beatles, lanzado por esas fechas.

En los primeros días de diciembre vio la luz Beggars banquet, álbum fuertemente aclamado por la crítica musical y con el que se iniciaría una serie de cuatro álbumes de estudio que habitualmente se consideran la «cima de la obra de los Stones». De igual forma tuvo una considerable repercusión comercial al establecerse en el puesto 3 de ventas en Gran Bretaña y el 5 en el listado de los más vendidos de Billboard en Estados Unidos. Con Beggars banquet la banda regresó a sus raíces musicales, ya que el trabajo era esencialmente una selección de temas de rock, blues y R&B, donde también se incluyeron contadas canciones con apreciable influencia de la música country.

Pese a la gran reacción de crítica y público, el álbum no estuvo exento de polémica. Una de las primeras reacciones negativas hacia el LP fue la inclusión de Sympathy for the devil, una canción con tintes tribales en cuya letra se trata al Diablo como un miembro más de la Humanidad, y se hace referencia a los pasajes más violentos de la historia como la Segunda Guerra Mundial o el asesinato de la familia Romanov. La mención del Diablo en la letra provocó miedo y repudio en diversos sectores religiosos, acusándolos de adoradores de Satanás y calificándolos de una mala influencia para la juventud. El sencillo Street fighting man también generó molestias en las autoridades. Sólo alcanzó lugares discretos entre los singles más populares en Estados Unidos porque le fue impedida su reproducción radiofónica y poco después también su venta debido a la portada del single, una fotografía de unos agentes de la policía golpeando a manifestantes, y al político contenido de la letra, cuyas autoridades estadounidenses consideraron «desestabilizadora» en vísperas de la Convención Nacional Demócrata de 1968.

En diciembre grabaron en el recinto Roundhouse de Londres el especial de televisión The Rolling Stones rock and roll circus, pero nunca llegó a emitirse en televisión, y sólo lo hizo en cines en 1996, después de estar casi 30 años guardado en un granero de Inglaterra. Creado por idea de Mick Jagger y Keith Richards, el programa se produjo como un espectáculo circense que tuvo atracciones de artistas de circo, además de contar con las actuaciones de algunos artistas famosos de ese tiempo: Jethro Tull, The Who, John Lennon, Yōko Ono, Eric Clapton, Taj Mahal, Marianne Faithfull y los propios Stones. De entre éstas sobresalió la interpretación de Yer blues por parte del supergrupo The Dirty Mac, integrado por Lennon y Clapton en las guitarras, Keith Richards en el bajo y Mitch Mitchell en la batería.

Para la realización del álbum Brian Jones había contribuido esporádicamente. Mick Jagger citó: «No está psicológicamente apto para este tipo de vida». Con el paso del tiempo sus problemas de adicción se agravaban y la confianza de la banda en él disminuía, su abuso de drogas se había convertido en un obstáculo para conseguir su visado para Estados Unidos. A principios de junio de 1969 Jagger, Richards y Watts se reunieron en la casa de campo de Jones, Cotchford Farm, en el pueblo de Hartfield, Sussex; «Admitió que no podría seguir» y al final de la reunión, los tres acordaron despedirlo. Tras un arreglo monetario dejó a The Rolling Stones sólo dos días después, difundiendo ese mismo día un comunicado de prensa: “Ya no nos comunicamos musicalmente. La música de los Stones no es de mi gusto. Quiero hacer mi propia música antes que tocar la de los otros. La única solución es que tomemos caminos separados, aunque sigamos siendo amigos”.

Tres días más tarde fue presentado el joven guitarrista Mick Taylor, procedente de los Bluesbreakers de John Mayall, como nuevo miembro de la banda, quien fuera integrante de John Mayall & the Bluesbreakers. Jones se retiró a su casa de campo y planeó su retorno al mundo de la música con una banda de blues local, sin embargo, el 3 de julio de 1969, a un mes de su salida y dos días antes de que la banda diera un concierto en Hyde Park, fue hallado muerto en el fondo de su piscina. Janet Lawson, su enfermera, declaró: “Sobre las 10:30 de la noche Brian quiso darse un baño en la piscina. Había estado bebiendo y andaba un poco tambaleante. No estaba en condiciones de nadar, pero no me hizo caso”.

Los informes indicaron que el músico murió a causa de un ataque de asma, enfermedad que sufría desde hacía tiempo, que se le presentó mientras se encontraba nadando, aunque en la actualidad esta versión todavía es muy discutida. A pesar de la muerte repentina de Jones, no se canceló el concierto. Durante éste Jagger recitó Adonais de Percy Shelley y se lanzaron cientos de mariposas a manera de homenaje, antes de abrir el set con I'm yours and I'm hers, una canción de Johnny Winter. El concierto, presentación de Taylor como nuevo guitarrista, fue grabado por Granada Television para ser mostrado más adelante como Stones in the Park en la televisión británica.

A principios de julio lanzaron Honky Tonk women, acompañado por You can't always get what you want (con acompañamiento del London Bach Choir) en la cara B, que se disparó rápidamente a la cima de las listas de éxitos en todo el mundo durante semanas, consiguiendo otro éxito mundial. Éste fue seguido por el disco Let it bleed, una réplica irónica al Let it be de The Beatles, en un momento en que el grupo de Liverpool rumiaba su disolución, publicado a finales de noviembre, que incluye tanto la participación de su difunto miembro Brian Jones, como la de su nuevo guitarrista Mick Taylor con dos temas cada uno. La producción fue altamente aclamada por la crítica («su gran obra maestra», en palabras del crítico de música Stephen Davis) y alcanzó el número 3 en las listas estadounidenses y el número 1 en las británicas, permaneciendo 19 y 29 semanas entre los discos más vendidos, respectivamente. El material incluía como primera canción Gimme shelter, una de sus composiciones más reconocidas, que estaba inspirada en la Guerra de Vietnam y descrita por el mismo Jagger como «una canción apocalíptica». La vocalista femenina principal de la canción era Merry Clayton (hija de Sam Clayton, componente del grupo rock americano Little Feat). La otra cantante que interpreta en el álbum, fue la vocalista Nanette Workman. El álbum también incluye Midnight rambler y un cover de Love in vain de Robert Johnson.

Ese mes iniciaron una gira por Estados Unidos, en la que se autoproclamaron «La banda de rock and roll más grande del mundo», mote acreditado a su mánager de giras Sam Cutler. Ésta concluyó de forma trágica con la muerte de cuatro fans, tres de manera accidental, en el recital gratuito de Altamont, en el que participaban grupos como The Grateful Dead, Crosby, Stills, Nash & Young, Jefferson Airplane, Santana o The Flying Burrito Brothers, en que el espectáculo terminó cuando un joven afroamericano, Meredith Hunter, se precipitó rumbo al escenario con una pistola en la mano e inmediatamente fue interceptado por los Hells Angels, encargados de la seguridad del concierto, y apuñalado en medio de la confusión y la trifulca mientras el grupo interpretaba Under my thumb. Este hecho se observa en el documental de Albert y David Maysles, Gimme shelter.

La banda se fortaleció con la llegada de Taylor, y a pesar de la tragedia de Altamont, la gira fue un gran éxito y derivó en la aparición del álbum en directo Get yer ya-ya's out! The Rolling Stones in concert en 1970, registrado durante las presentaciones en el Madison Square Garden de Nueva York, que fue número 1 en Reino Unido y 6 en Estados Unidos. Este disco en vivo, al igual que sus dos álbumes de estudio anteriores, les ganó numerosos elogios por parte de la crítica. Lester Bangs lo calificó como «El álbum en directo de la historia». Con la llegada del fin del año los Stones también concluían su relación contractual con Decca Records, y a pesar de que con Get yer ya-ya's out! y Honky Tonk women habían cumplido con sus cuotas de álbumes y singles, se les exigió entregar otra. Para disolver su unión entregaron a la discográfica Cocksucker blues, una canción que a la compañía le resultó no apta para ningún disco o para lanzarla como single, calificándola de «grotesca». En esta canción se relata la vida de un adolescente que llega a Londres en busca de fortuna y al final tiene que prostituirse para sobrevivir. No obstante, Allen Klein, su representante legal y financiero, se negó a dejarlos marcharse. Después de una larga disputa, Klein se quedó con los derechos de todas sus canciones grabadas durante su contrato con Decca en los años 60, mientras que ellos continuaron como grupo independiente, posteriormente se dispusieron a fundar su propio sello llamado Rolling Stones Records y decidieron encaminarse a la realización de un nuevo material de estudio.

A inicios de 1970 la banda se metió al estudio de grabación para trabajar en la producción de su nuevo álbum de estudio, siendo terminado a finales del verano, y posteriormente decidieron emprender una gira por Europa en la que visitaron Suecia, Finlandia, Dinamarca, Alemania, Francia, Austria, Italia y Holanda. Mientras tanto el cantante Mick Jagger incursionó en el cine como actor en los filmes Performance de Nicolas Roeg (en la que aparece cantando con Tina Turner), que había sido grabada en 1968, y Ned Kelly de Tony Richardson. En septiembre Jagger conoce a la modelo nicaragüense Bianca Pérez-Mora Macías en una fiesta después de una presentación del grupo, impresionándole tanto que se casaron poco después en una ceremonia católica en mayo de 1971 en Saint-Tropez, Francia. Mientras él entraba a una vida de lujos debido a su reciente matrimonio con la modelo latina, Richards prefería frecuentar otros círculos sociales, por lo que entabló amistad con el pionero de country-rock Gram Parsons. Este cambio en sus estilos de vida puso distancia en la relación entre el vocalista y el guitarrista del grupo.

En abril de 1971 editan Sticky fingers, primer álbum bajo su propio sello, una subsidiaria de Atlantic Records. A principios de mayo hace su estreno mundial el single Brown sugar, nuevo canción del grupo que contaba con Bitch y Let it rock, original de Chuck Berry, como cara B para Norteamérica y Reino Unido, respectivamente. La canción llegó al puesto más alto de las listas de popularidad en ambos países durante dos semanas consecutivas. El disco acarreó muy buenas críticas al igual que su antecesor, destacando sus arreglos, su ambiente desconcertante y el trasfondo oscuro de las letras, que hacían referencia al uso y abuso de drogas, la esclavitud y las relaciones interraciales. El álbum, grabado en los estudios de sonido Muscle Shoals de Alabama continúa fuertemente influenciado por el blues, y en él también destaca la canción influenciada por el country Dead flowers, y Wild horses.

La portada fue diseñada por el líder del movimiento pop art Andy Warhol, enfocándose en un pene marcado hacia la derecha en unos pantalones vaqueros y en la cremallera que lo abría. El material incluía también por primera vez el logotipo de la discográfica (se encontraba en la funda interior del disco), que reproduce una boca roja que sacaba la lengua, y que se convirtió en el símbolo de la banda, incluyéndose en muchos objetos de merchandising de los Stones a partir de entonces. Fue diseñado por John Pasche (aunque atribuído erróneamente durante años a Warhol) mientras estudiaba diseño gráfico en la Royal College of Art, y creado a petición de Jagger, inspirado en un calendario hindú que mostraba a la diosa Kali sin cuerpo. La portada fue censurada en España por el régimen de Franco y la sustituyeron por la imagen de unos dedos saliendo en una lata de melaza, donde también el tema Sister Morphine fue sustituido por Let it rock. Mick Taylor colaboró en varias canciones con Jagger, parcialmente debido a los apegos excesivos de droga y la cada vez mayor falta de fiabilidad que Richards le mostraba a Jagger. Sin embargo, todas las canciones fueron acreditadas como de costumbre a Jagger/Richards, lo que frustró a Taylor y contribuyó a su salida posteriormente.

Una breve gira inglesa de dos semanas en marzo marcó su despedida como residentes británicos y el comienzo de un exilio impositivo que duraría años. En la segunda mitad de diciembre Allen Klein editó el recopilatorio Hot rocks 1964-1971, bajo su propio sello discográfico ABKCO Records. El recopilatorio reunió los éxitos de la banda durante los años 60 en un formato de doble LP. Hasta la fecha ha obtenido doce Discos de platino, y en 2002 recibió el Diamond Award por parte de la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos como reconocimiento a más de 10 millones de copias vendidas. Al ser Klein el dueño de los derechos de estas canciones, los Stones no recibieron regalías.

Las constantes presiones por parte del fisco británico los hicieron tomar la decisión de marcharse de su país y realizar un «exilio financiero» por consejo de su asesor financiero Rupert Lowenstein, un amigo 'socialyte' de Jagger descendiente de la familia Rothschild, para evitar la bancarrota causada por los altos índices de los impuestos (90% de sus ingresos) del gobierno laborista del Primer Ministro británico Harold Wilson (1964-1970). Eventualmente decidieron irse a vivir al sur de Francia. y una vez allí, Richards alquiló un château (para él, Anita Pallenberg y el hijo de ambos) llamado Villa Nellcôte, que fue usado como cuartel nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Al no encontrar un lugar idóneo para grabar decidieron comenzar las sesiones en el sótano del château usando su estudio móvil que fue alimentado con la electricidad de las vías ferroviarias aledañas.

Las grabaciones iniciaron a mediados de julio de 1971 y fueron en su mayoría problemáticas y condicionadas por la adicción de Richards a la heroína. Durante gran parte de las sesiones la banda estaba incompleta: Jagger solía escaparse usualmente para visitar a su mujer embarazada (que residía en París), Richards se encontraba casi todo el tiempo en condiciones «no adecuadas» y Bill Wyman prefería no asistir porque le incomodaba el ambiente en la casa (sólo colaboró en ocho canciones del disco). Tras estar al acecho constante de la policía, que sospechaban de nexos de los británicos con el narcotráfico, optaron por trasladarse a Los Angeles, California, donde acabaron el disco a finales de marzo de 1972.

En abril se comenzó a escuchar el single Tumbling dice, que ocuparía los puestos 7 y 5 en las listas de Estados Unidos y Reino Unido, respectivamente. Sirvió de preámbulo al primer doble LP de la banda Exile on Main St., que invadió las tiendas en mayo de 1972, y que pretendía cautivar al público americano para ser el portal de entrada para una gran gira por Estados Unidos. Con temas como Sweet Virginia, Happy o Let it loose, y aunque tuvo una buena recepción por el público y debutó en el primer lugar entre los álbumes más vendidos, la crítica especializada de la época lo acogió fríamente, argumentando una «mala producción, falta de organización (debido a las condiciones en las que se grabó) y autoindulgencia». No obstante, la prensa de años posteriores lo ha revalorizado tan a su favor que se considera la obra maestra de The Rolling Stones y uno de los discos más importantes de la música contemporánea. Con él los Rolling Stones marcaron como sería el rock de los años 70, lleno de contrastes, música cargada de energía, contradicciones entre sus raíces musicales y su presente; y un esfuerzo consciente por producir música que representara esa época. Le siguió la gira que según su organizador "más parecía el desembarco en Normandía que una gira de rock and roll".

Está compuesto en su mayoría de canciones descartadas de otros discos, y se caracteriza por sus melodías rústicas con una pobre producción sostenidas por su clásico rock & roll, el cual se mezcló con sonidos enraizados en la música tradicional estadounidense blues, soul, country y gospel). Los especialistas destacaron su atmósfera densa y oscura, y los riffs y solos de Taylor y Richards. Capitalizando su éxito decidieron emprender a mediados del año una gira por Norteamérica y Canadá bajo el nombre de S.T.P. Tour (Stones Touring Party, aunque oficialmente llamado North American Tour 1972). Duró cerca de un mes, durante el cual lanzaron Happy, que llegó al puesto 22 en las listas estadounidenses, y estuvo rodeado de gran polémica por su comportamiento desenfrenado y los múltiples incidentes que ocurrían en sus presentaciones que derivaban en múltiples detenciones. De esta travesía salió el documental Cocksucker blues, dirigido por el fotógrafo Robert Frank, el mismo que se había encargado de la portada del álbum. La película nunca se estrenó oficialmente debido a que fue impedida por los tribunales británicos por considerarla «muy obscena», pero el cinematógrafo consiguió los derechos para mostrarla en pantalla una vez al año. Después de una investigación de varios meses, en diciembre la banda compareció ante un tribunal de Niza para deslindarse de la acusación de posesión y consumo de drogas. Días posteriores a ello Richards y su mujer Anita fueron arrestados bajo la acusación de posesión de heroína, pero fueron liberados más tarde.

A inicios de 1973 realizan una serie de conciertos (pequeña gira denominada Pacific Tour 1973) por Australia, Nueva Zelanda, Japón y Hawai. Les dificultaron su entrada a Oceanía, aunque sí realizaron sus presentaciones, por sus antecedentes delictivos y la mala fama que les dio el S.T.P. Tour, y les fue impedido su concierto en Japón a pesar de vender todas las entradas. Después de una secuencia de discos con gran aclamación crítica y buena aceptación del público entraron en una etapa de decadencia creativa propiciada por sus propios excesos, los de Keith Richards y su adicción a las drogas, y los de Mick Jagger y su preocupación por destacar en la farándula.

A finales de agosto Angie comienza a trepar a la cima de las listas de popularidad. Esta canción, inspirada en Anita Pallenberg (aunque según otras fuentes apuntan a que estaba dedicada a Angie, la esposa entonces de David Bowie, con la que se rumoreaba que Jagger tenía un flirteo), los hizo regresar a los primeros lugares en toda América, Europa y Asia, dándoles otro éxito a nivel internacional. A finales de agosto de 1973 ponen a la venta Goats head soup, que fue el resultado de unas tormentosas sesiones de grabación en Kingston, Jamaica, a mediados de ese año. Impulsado por el éxito de sus singles Angie, y posteriormente de Doo doo doo doo doo (Heartbreaker), trepó hasta el primer lugar en Norteamérica y Gran Bretaña. Las sesiones de grabación de Goats head soup dejaron varios outtakes, uno de ellos una temprana versión de la popular balada Waiting on a friend, que no sería publicada hasta Tattoo you ocho años más tarde. El disco fue acompañado de una subsecuente gira promocional por Europa que iniciaron en septiembre en Viena y acabó en Berlín finales del siguiente mes.

Después de la conclusión de su gira por tierras europeas el grupo se metió de lleno en la grabación de su siguiente álbum, para ello se trasladaron a mediados de noviembre a los estudios Musicland en Munich, Alemania. La producción corrió a cargo de Jagger y Richards (bajo el seudónimo de «The Glimmer Twins»), aunque fue en Jagger en quien recayó la dirección creativa del material debido al estado físico de Richards, y ante los problemas de drogadicción de su productor Jimmy Miller. Su nuevo trabajo denominado It's only rock'n'roll fue lanzado en octubre de 1974 acompañado de Ain't too proud to beg. El álbum contó con la participación del guitarrista de The Faces, Ronnie Wood (y con David Bowie en los coros y Kenny Jones de The Faces en la batería), en el tema It’s only rock’n’roll (but I like it), que había sido editada como single unos meses antes de la aparición del álbum, escalando hasta el puesto 16 en Estados Unidos y al 10 en Reino Unido. Composiciones como Luxury, If you can't rock me o la balada Time waits for no one convierten a este disco en una cita ineludible para los seguidores de los Stones.

A pesar del éxito comercial de la banda, Mick Taylor se sentía frustrado e insatisfecho profesionalmente por los constantes roces con Richards y la falta de créditos en las canciones, pese que ayudó a Jagger con la composición y grabación de las canciones del disco anterior. Cerca del final de este año se mostraba impaciente por la falta de giras, pues no salían desde octubre del año anterior, y por el estancamiento de la banda. Tras todo esto, a mediados de diciembre de 1974 anunció que abandonaba a The Rolling Stones: “Veía que el grupo no iba a ninguna parte, no habíamos salido de gira y estaba aburrido, además tenía mis problemas personales. Una de las cosas que más me molestaba era que los Stones estaban invariablemente rodeados de una cohorte que les decían lo grandiosos que eran. Las drogas no eran el problema, no es un secreto que Keith Richards era un adicto a la heroína y yo me estaba convirtiendo en uno también, pero mis problemas se hicieron peores después”.

El grupo, y en especial Mick Jagger, no recibió bien la noticia, estaban a punto de iniciar la grabación de un nuevo álbum. Tiempo después la oficina de prensa del grupo emitió un boletín informando que la ruptura con el ahora ex-guitarrista había ocurrido en «buenos términos».

Después de la partida de Taylor, se tomaron su tiempo en pensar en el sustituto. El candidato natural era Wood (con quien Keith ya había colaborado en la mayor parte de su primer álbum en solitario I’ve got my own album to do, con Mick Taylor y Jagger como invitados, e incluso Keith apareció en la actuación de Ronnie en Kilburn State en julio) pero no querían que abandonara a Faces y él también se negaba a dejarlos. Entre diciembre de 1974 y principios de 1975 se dedicaron a grabar su nueva producción en Munich. Durante el transcurso de las sesiones audicionaron distintos guitarristas, entre los que se encontraban Harvey Mendel, Wayne Perkins, Peter Frampton, Chris Spedding, Mick Ronson, Rory Gallagher, Shuggie Otis y Jeff Beck. Mendel y Perkins fueron rechazados al ver que su estilo era similar al de Taylor, Frampton declinó la oferta y Beck se retiró de las grabaciones. Wood también fue invitado y le pidieron que se uniera a ellos para su gira por Norteamérica, lo cual aceptó.

A principios de mayo de 1975 convocaron a una conferencia de prensa en Manhattan para anunciar el inicio de su nueva gira, pero sorpresivamente la banda apareció tocando Brown sugar en la parte trasera de un camión descapotable a lo largo de la Quinta Avenida. El Tour of the Americas comenzó a principios de junio en Luisiana y tenían planificado presentarse en México, Brasil y Venezuela, pero se canceló en el último momento debido a problemas de cambio monetario y de seguridad. Por ello le añadieron cuatro fechas más a Estados Unidos, concluyendo así la gira en agosto. Con las grabaciones aún sin completar y con la gira en curso editaron Made in the shade, recopilatorio que contenía temas de sus últimos cuatro discos. A su vez la ABKCO de Allen Klein lanzó Metamorphosis, un disco con descartes y versiones alternativas de sus canciones conocidas de la pasada década. Al anunciar The Faces su desintegración en diciembre de 1975, Ron Wood pasó a formar parte de la agrupación, aunque no fue presentado oficialmente a la prensa hasta febrero de 1976. Al contrario de los otros miembros de la banda, Wood mantuvo un estatus de empleado asalariado y permaneció así hasta la salida del grupo de Wyman dos décadas más tarde, momento en el cual Wood finalmente se convirtió en miembro de pleno derecho de los Rolling Stones.

En abril de 1976 sacaron a la venta Black and blue, (número 2 en Reino Unido y 1 en Estados Unidos) primer trabajo con Wood en la banda. En éste también colaboraron el pianista Billy Preston y los guitarristas Wayne Perkins y Harvey Mandel, que habían audicionado para reemplazar a Mick Taylor. El material fue promocionado por medio de un cartel en el cual aparecía la modelo Anita Russell golpeada y sometida, acompañada de la frase Estoy negra y azul (black and blue es una forma popular de referirse a los moratones) por culpa de los Rolling Stones, ¡pero me encanta!. El acto desató protestas por parte de grupos feministas y Billboard retiró la publicidad. Sin embargo esto no impidió que el single Fool to cry se colocara en el Top 10 de Estados Unidos y la banda recibiera su primer Disco de platino por parte de la RIAA.

La propaganda violenta contrastó con el contenido del álbum, un disco con temas bailables y con fuertes influencias en la música negra, específicamente reggae, funk y jazz, con temas de tanta valía como Hot stuff, Fool to cry, Hey, negrita o Hand of fate. Su más nueva colección de canciones polarizó a los especialistas. Mientras el crítico Lester Bangs lo calificó como «el último álbum de importancia de los Stones», el crítico Bud Scoppa lo describió como «cuarenta y un minutos de superestricto, absolutamente seco, rock y soul de excelente calidad». En verano comenzó una gira en la que se mostraba en el escenario penes inflables y una cuerda de Tarzán para Mick, que incluyó presentaciones en Alemania, Bélgica, Escocia, Inglaterra, Holanda, Francia, España, Yugoslavia, Suiza y Austria. En medio de la gira muere el tercer hijo de Keith Richards por problemas respiratorios, a menos de tres meses de su nacimiento.

Para 1977, Jagger tenía planeada la grabación de un álbum en vivo, por lo que la banda se trasladó a Toronto, Canadá, pero Richards retrasó su llegada a tierras canadienses. En febrero, Richards y su familia volaban a Canadá en la aerolínea BOAC y fueron detenidos en la aduana después de que se le encontrara droga entre sus pertenencias, lo que movilizó a la Policía Montada de Canadá. A finales de febrero la policía llegó con una orden de arresto para Anita Pallenberg y Keith Richards al descubrir "22 gramos de heroína" en su habitación. El guitarrista fue acusado de importación de estupefacientes, que le costaría un mínimo de siete años de cárcel, aunque al final el fiscal de la Corona reconoció que adquirió la droga después de su llegada al país, por lo que salió bajo fianza.

Después de este incidente el grupo se presentó en el club El Mocambo a principios de marzo, causando gran controversia cuando Margaret Trudeau, esposa del Primer Ministro canadiense Pierre Trudeau, fue vista en la fiesta con la banda, por lo que la prensa comenzó a especular de un romance entre ella y Ron Wood, cosa que ella negó. Para ocultar estas presentaciones del público, el club fue reservado por toda esa semana por el grupo April Wine, que fueron teloneros de los Stones, y aprovecharon el lugar para grabar su disco Live at the El Mocambo. 1050 CHUM, una emisora de radio local, organizó un concurso ofreciendo entradas gratis para ver a April Wine. Los ganadores del concurso seleccionados para las noches de dos días, se sorprendieron al encontrar a los Rolling Stones tocando. Mientras Bill Wyman y Ron Wood publicaron discos en solitario, los Rolling Stones en septiembre editaron Love you live con temas en vivo extraídos de sus giras por Estados Unidos en 1975 y por Europa en 1976, además de cuatro temas grabados en El Mocambo.

El escándalo por posesión de drogas de Richards se prolongó durante más de un año hasta que al artista se le suspendió la sentencia y se le ordenó que diera dos conciertos gratuitos para la CNIB (un instituto de asistencia para personas invidentes) en Oshawa, Ontario. Esto desencadenó la creación de uno de sus primeros proyectos musicales fuera de la banda (que serían más comunes en Jagger en la década de 1980), cuando Richards y Wood formaron una nueva banda, The New Barbarians, con el baterista de los Meters, Ziggy Modeliste, y el bajista de fusión Stanley Clarke, para tocar en los shows de abril de 1979. Esto le motivó a poner fin a su adicción a las drogas, que a la larga dio resultado positivo. Esta etapa coincide con el final de su relación con la modelo Anita Pallenberg, tras haberse sometido la pareja a una cura de desintoxicación voluntaria tras pagar una multa. Keith también volvió a adoptar su apellido Richards al reconciliarse con su padre. Aunque Richards se encontraba envuelto en problemas personales y legales, Jagger continuaba con su opulento estilo de vida, y era visto regularmente en los clubes Studio 54 y 21 Club en compañía de la modelo Jerry Hall, situación que influyó en su separación de Bianca Jagger.

Hacia finales de la década de los 70 comenzaron a recibir críticas por la calidad de sus trabajos debido a que no alcanzaron la aceptación que tuvieron sus producciones de principios de la década, y eran considerados una banda «obsoleta» en pleno auge de la música punk. En medio de las críticas pusieron en circulación su siguiente larga duración, Some girls, en junio de 1978, el cual trepó directamente hasta la cima de las listas mundiales (número 2 en Reino Unido y 1 en Estados Unidos) y se convirtió hasta ese momento en su álbum más vendido en Estados Unidos y el resto del mundo al rebasar las 10 millones de unidades.

Originalmente titulado Some more fast numbers, e inspirado en la música punk y disco, e impulsado por tock and roll de guitarras, este disco contenía canciones rápidas con letras cínicas y fuerte crítica social, aunque también se apreciaban su habitual dosis de misoginia y racismo, que desencadenó en fuertes enfrentamientos con diversos sectores de color en Norteamérica. Registrado entre octubre de 1977 y marzo de 1978 en los estudios Pathé Marconi de París, del álbum se extrajeron los singles Miss you, Beast of burden, Respectable (en Reino Unido) y Shattered (en Estados Unidos), que figuraron entre las 40 principales de las radios británicas y estadounidenses, y figurando otras buenas canciones como la balada country Faraway eyes y Before they make me run. No obstante Miss you, un tema funk/blues escrito por Jagger para la modelo Jerry Hall que acabó sonando como una canción disco, se consagró como el máximo éxito de la producción al ser el único sencillo, y hasta la fecha el último de su carrera, en colocarse en la cima del Billboard y desbancar del primer puesto a Shadow dancing de Andy Gibb.

Las reseñas de la crítica especializada fueron notablemente favorables, destacaron sus composiciones ágiles, sencillas y con buen manejo de guitarras, y su intención de acoplarse a los nuevos géneros de moda, el disco y el punk. El crítico Robert Christgau lo etiquetó como «su mejor álbum desde Exile on Main St. A mediados de año emprendieron una gira por América (en esta ocasión la gira no pasó por Europa), que incluyó una presentación en el programa de televisión Saturday night live, donde Jagger lamió los labios de Wood frente a la audiencia. A finales de agosto regresaron a los estudios de la RCA en Los Angeles para grabar algunas maquetas para su siguiente álbum.

Pasaron gran parte del siguiente año grabando su nuevo disco, para lo que se trasladaron a Nassau, Bahamas a finales de enero de 1979. Después regresaron a París en junio y acabaron en la ciudad de Nueva York a finales del año. La producción de The Glimmer Twins estuvo plagada de inconvenientes y fricciones entre los compositores (según Ian McLagan, teclista de The Small Faces, Richards todavía permanecía enganchado a la heroína). Las grabaciones sufrieron interrupciones por los conciertos de The New Barbarians. Éstos debutaron en abril de 1979 en un concierto gratuito a beneficio de la CNIB, con motivo de sanción impuesta a Richards por la justicia canadiense por sus problemas con el tráfico de drogas. La alineación estaba formada por los guitarristas Ron Wood, Keith Richards e Ian McLagan, el bajista Stanley Clarke, el saxofonista Bobby Keys (que también trabajaba regularmente con los Rolling) y el batería Joseph Modeliste. Posteriormente The New Barbarians hicieron una gira por toda América entre abril y mayo, y sirvieron de teloneros a Led Zeppelin en el Festival de Knebworth realizado en agosto. Durante ese mismo año Wood publicaría su tercer álbum en solitario Gimme some neck, en el que colaboran Keith y Mick.

Entrando en una nueva década, publican en junio de 1980 Emotional rescue. El mismo día del lanzamiento salió como single Emotional rescue, que se instaló rápidamente entre las más escuchadas de las radios, y alcanzó la posición número 3 en el Hot 100 de Billboard. El álbum fue bien recibido por el público y debutó entre los primeros lugares de las listas. Entró en el 8 del Hot 200 de Billboard y a la siguiente semana pasó al 1, lugar donde permaneció durante siete semanas, al igual que en Reino Unido, su primer número 1 desde Goats head soup en 1973. Desde la salida de Sticky fingers, todos sus álbumes habían llegado al número 1 en Estados Unidos. A pesar de ello fue mal recibido por la crítica musical, calificándolo de «mediocre» e «inconsistente». Con la salida de She's so cold a mediados de septiembre ponen fin a los promocionales del disco, y esta canción tuvo un mediano éxito en las radios. La grabación del álbum había estado plagada de turbulencias, y Richards quería promocionar con una gira en verano y otoño de ese año, pero Jagger se negó a llevarla a cabo, en un nuevo episodio del desencuentro entre ambos. A principios de 1981 lanzan Sucking in the seventies, su cuarto álbum recopilatorio oficial que servía de sucesor al Made in the shade de 1975, y que abarcaba material desde It's only rock'n roll (1974) hasta Emotional rescue (1980).

Decidieron volver a grabar a principios de 1981, durante la gira que estaban realizando por Estados Unidos, pero para su sorpresa el productor Chris Kimsey optó por recopilar los descartes de sus últimos cinco discos debido a la mala época que pasaban Jagger y Richards. Lanzan Start me up, tema reggae de Black and blue y descartado para Some girls, seguido de Tattoo you en agosto. El single subió rápidamente a la cima de las listas, llegando al número 1 en Australia, al 2 en Estados Unidos, y al 7 en Gran Bretaña, y lideró el Hot mainstream rock tracks de Billboard durante trece semanas consecutivas. Sus posteriores singles Waiting on a friend (descarte de Goats head soup), con Mick Taylor a la guitarra y el saxofonista Sonny Rollins (quien también intervenía en Slave), y Hang fire (descarte de Some girls) entraron entre los veinte primeros en las listas de Estados Unidos. La crítica recibió con agrado la producción, destacando en su primera parte números rock sólidos y efectivos como Hang fire, que contrastaban con los temas blues suaves con letras personales de la segunda mitad, como Waiting on a friend. Debra Rae Cohen, de Rolling Stone señaló: «parecen mezquinos y tristes». El álbum, número 1 en Estados Unidos y 2 en Reino Unido, se adjudicó cuatro Discos de platino y un Disco de oro en Estados Unidos y Gran Bretaña, respectivamente.

Richards y Wood persuadieron a Jagger para realizar una gira por Norteamérica, que acabó generándoles más de 50 millones de dólares tras más de 50 presentaciones entre septiembre y diciembre. Contaron con Iggy Pop, Carlos Santana, Bobby Womack, ZZ Top, Van Halen, Heart y Prince como teloneros, y con su ex-guitarrista Mick Taylor, Tina Turner (cantando Honky Tonk women), Lee Allen, Chuck Leavell y Sugar blue como invitados especiales. A principios del siguiente año comenzaron una gira por Europa, primera en seis años, para conmemorar el vigésimo aniversario de su fundación. Chuck Leavell, ex-pianista de Allman Brothers Band, colaboró en la gira en en los teclados, que se convertirá desde entonces en colaborador habitual del grupo en grabaciones y conciertos. Para junio, mientras comenzaban su travesía, publican Still life (American concert 1981) acompañado de la canción Going to a go-go, grabación de su última gira en América.

Mientras se encontraban en París con Chris Kimsey grabando su próximo material, se estrenó en mayo de 1983 el filme Let's spend the night together, un documental de Hal Ashby, grabado durante las presentaciones del grupo en el Sun Devil Stadium de la Universidad de Arizona en Tempe, y el Meadowlands Arena de East Rutherford, Nueva Jersey, durante su pasado American Tour 1981, y que les reportó beneficios de 50 millones de dólares. También en 1981, habían actuado en el Checkerboard Lounge de Chicago con Muddy Waters, en lo que fue una de sus últimas apariciones antes de su muerte en 1983.

Meses antes de la salida de su álbum firman un contrato para la realización de cuatro álbumes de estudio con CBS Records. A principios de noviembre publican Undercover (3 en Reino Unido y 4 en Estados Unidos), promocionado días antes por el single Undercover of the night, que trataba sobre los disturbios políticos sudamericanos y fue acompañado por un vídeo épico dirigido por Julian Temple que despertó controversia por las imágenes en que Mick era asesinado y Keith aparece ataviado con una máscara y un rifle. El álbum fue considerado como un intento de Jagger por conseguir un sonido compatible con las nuevas tendencias musicales, pero a pesar del entusiasmo inicial de la crítica, la producción con abundante contenido sexual y políticamente violento, fue fríamente recibido por su público, a lo que tampoco ayudó la promoción comercial deficiente por parte de la compañía discográfica; el grupo filmó los vídeos musicales en México para reducir costes de producción. Tampoco se programó una gira de promoción del disco. Mientras tanto Ron Wood atravesaba una crisis de salud debido a su adicción a las drogas. A fines del año, Jagger firma un contrato solista en paralelo con CBS Records, y Richards interpretó el gesto como una falta de compromiso con la banda.

Durante los 80, el grupo se convirtió más en una institución que en una fuerza influyente. La mayor parte de 1985 lo dedicaron a proyectos solistas, alternándolos con ocasionales grabaciones para nuevo material. La ausencia de Mick Jagger, que promocionaba su álbum solista She's the boss, obligó a Richards a grabar con el resto del grupo e incorporar la voz de Jagger después. Sus diferencias llegaron al dominio público cuando el 13 de julio Jagger hizo un número solista con Tina Turner en el concierto Live Aid de Filadelfia (y también se emitió el vídeo de Dancing in the street, interpretada junto con David Bowie), en la que Mick desprende la falda de Tina, mientras que Keith Richards y Ron Wood respaldaron a Bob Dylan en la parte final del concierto. Tres meses más tarde, Keith y Ronnie repitieron su actuación acústica acompañando a Bono para una versión de Silver and gold, que formó parte del álbum Artists united against apartheid.

En diciembre de 1985 el co-fundador, teclista, road manager y amigo de muchos años Ian Stewart muere súbitamente a los 47 años de edad de un ataque al corazón cuando acudía a una visita médica en la West London Clinic. De acuerdo con Richards, la muerte de Stewart dejaba a la banda sin una «fuerza moderadora» que podría ayudarlos durante su época de conflictos con Jagger. Los Rolling Stones tocaron en un concierto privado de tributo a Ian en el 100 Club de Londres en febrero de 1986.

En 1986 son galardonados, junto al guitarrista español Andrés Segovia y el clarinetista de jazz Benny Goodman, por la Academia Nacional de Artes y Ciencias Discográficas de Estados Unidos con un premio Grammy por los logros de toda su carrera, coincidiendo con la edición de Harlem shuffle, original del dúo R&B Bob & Earl, como primer single de Dirty work (4 en Reino Unido y en Estados Unidos), publicado a finales de marzo. El álbum fue producto en su mayoría del trabajo en solitario de Richards y Wood, y contó con la colaboración de Tom Waits, Jimmy Page, Patti Scialfa y Bobby Womack. El productor Steve Lillywhite le dio al disco un carácter agresivo y metálico, destacando la batería, lo que no agradó a los críticos y le generó reseñas negativas. Jon Pareles de Rolling Stone comentó: «Es sólido, nada espectacular. Cada cara se siente incompleta, suena como si se hubiera grabado apresuradamente». En el disco también destaca la balada de Keith Richards que cierra el disco, Sleep tonight.

Durante 1987 Keith fue el director musical de la película de Taylor Hackford de tributo a Chuck Berry, Hail! hail! rock’n’roll, en la que aparecen actuaciones de Chuck Berry, Eric Clapton, Etta James, Julian Lennon, Robert Cray y del mismo Richards. En octubre Keith, cuya casa en Jamaica sufrió fuertes daños por un huracán, participó en el concierto benéfico realizado en el Dominion Theater de Londres, tocando junto a U2, Love rescue me y When love comes to town.

En septiembre de 1987 Jagger lanzó su segundo trabajo como solista titulado Primitive cool, mientras Richards le siguió en octubre de 1988 con Talk is cheap, grabado el año anterior en Le Studio de Montreal, con más favorables críticas, y promocionado con una gira de tres semanas con su grupo X-Pensive Winos (con el guitarrista Waddy Wachtel y la sección rítmica compuesta por Steve Jordan y Charley Drayton), y editando el single Take it so hard. Con las relaciones entre ambos ya muy tensas, incluso criticándose abiertamente ante la prensa (la canción You don’t move del disco de Richards estaba dirigida a su compañero de fatigas en los Stones), generando intensos rumores de separación del grupo, Jagger rechazó salir de gira para promover Dirty work, y en lugar de ello emprendió un tour en solitario que incluía en su repertorio canciones de los Stones. Richards se refirió a este período como la “Tercera Guerra Mundial”. Para finales de 1988, los dos compositores aclararon sus diferencias y decidieron reunirse en la isla de Barbados para tratar de la realización de otro material discográfico. Según el guitarrista le dijo a su mujer: «Vuelvo en 48 horas o en quince días. Me voy a dar cuenta enseguida si esto va a funcionar o si nos vamos a pelear como perros y gatos»

En enero de 1989 The Rolling Stones (incluyendo a Mick Taylor, Ronnie Wood, Ian Stewart y Brian Jones) fueron introducidos en el Salón de la Fama del Rock and Roll, en una ceremonia a la que no asistieron ni el baterista Charlie Watts ni el bajista Bill Wyman. Durante marzo y abril de ese año estuvieron con Chris Kimsey grabando en la isla de Monserrat en sesiones diarias de más de 15 horas. A finales de agosto ponen a la venta Steel wheels. De éste se desprendieron cuatro singles: Mixed emotions, Rock and a hard place (número 23 en Estados Unidos), Almost hear you sigh y Terrifying, los primeros dos en agosto y noviembre de 1989, respectivamente, y los dos últimos en 1990. Mixed emotions se colocó entre las canciones más populares en las listas de Billboard, número 5 en Hot 100 y número 1 en Rock Tracks, su último single en alcanzar estas posiciones. Tuvo buena recepción tanto por el público (número 2 en Reino Unido y 3 en Estados Unidos), que lo ha llevado a ser triple Disco de platino en Norteamérica, y por los críticos, que a pesar de no tener la calidad de otros trabajos anteriores, lo resaltaron como un regreso. El álbum también incluye Continental drift, que los Stones grabaron en Tánger, Marruecos, en 1989 con The Master Musicians of Jajouka con Bachir Attar, coordinados por Tony King y Cherie Nutting, y la balada de Keith, Slippin’ away. Un documental de la BBC, The Rolling Stones in Morocco, fue producido por Nigel Finch.

Se presentaron en la Estación Central de Nueva York para anunciar una gira mundial, primera en siete años, a la que llamaron U.S. Steel Wheels Tour, que se inició a finales de agosto en Filadelfia, primera de las 60 fechas en 32 ciudades contempladas, y contaron con Living Colour, Guns N' Roses y Sons of Bob como teloneros, y con una sección de viento y las vocalistas de acompañamiento Lisa Fischer y Bernard Fowler (ambas serían colaboradoras habituales en los conciertos de los Stones en lo sucesivo). Sólo los dos primeros se mantendrían durante toda la gira. En fechas posteriores Axl Rose, Izzy Stradlin, Eric Clapton y John Lee Hooker, se presentaron como invitados especiales. En febrero de 1990 viajan por primera vez a Japón como parte de su gira, contemplando 10 conciertos en el Korakuen Dome de Tokio.

A mediados de ese año emprenden una travesía por Europa, el Urban Jungle Tour, con un escenario que se asemeja a una ruina postnuclear tropical, con perros gigantes inflables gigantes que aparecen durante Street fighting man, y que se inició a mediados de mayo en Rotterdam, Holanda, continuando por 26 ciudades de 9 países para finalizar con un recital en el Wembley Stadium de Londres en agosto. La aventura les resultó muy lucrativa, generando 260 millones de dólares en ganancias. Para abril del siguiente año publican Flashpoint (número 6 en Reino Unido y 16 en Estados Unidos), el álbum en vivo recopilatorio del Steel Wheels/Urban Jungle Tour que incluía las inéditas Highwire y Sex drive. Con su aparición terminaba su relación contractual con CBS Records. Tras la finalización de la gira se dedicaron a trabajos solistas. La gira también produjo la película del concierto para IMAX, Live at the Max, emitida en 1991.

Tras los éxitos de las giras Steel Wheels/Urban Jungle, el grupo se tomó un paréntesis. Charlie Watts publicó dos álbumes de jazz; Ronnie Wood grabó su quinto álbum en solitario, el primero en once años, Slide on this; Keith Richards lanzó su segundo álbum en solitario a finales de 1992, Main offender (número 45 en Reino Unido; 99 en Estados Unidos), y dio una pequeña gira incluyendo grandes conciertos en España y Argentina. Mick Jagger consiguió buenas ventas y críticas con su tercer álbum en solitario, Wandering spirit (número 12 en Reino Unido y 11 en Estados Unidos). El álbum vendió más de dos millones de copias en todo el mundo y consiguió un Disco de oro en Estados Unidos.

En 1992 firmaron un acuerdo con la discográfica Virgin Records, que se encargaría de la distribución del material de Rolling Stones Records y del lanzamiento de sus tres próximos álbumes de estudio. En enero de 1993, el bajista Bill Wyman anunció oficialmente su salida de la banda en el programa de televisión inglés London tonight: «Pienso que las dos pasadas giras son lo mejor que hemos hecho, así que me siento muy contento de retirarme». Abandonaba al grupo tras años de deliberar su decisión y tras negarse a firmar un contrato con Virgin. Poco después publicó Stone alone, una autobiografía basada en libros de recuerdos y diarios que había estado guardando desde los primeros días de la banda. Unos años más tarde formó Bill Wyman’s Rhythm Kings y comenzó a grabar y salir de giras. La salida de material de integrantes del grupo en solitario, y el retiro de Wyman crearon por aquel entonces incógnitas acerca de la continuidad del grupo.

La agrupación tenía pensado iniciar las grabaciones de un próximo álbum, por lo que comenzaron la búsqueda de un reemplazo para el bajo. Decidieron proponérselo a Darryl Jones, miembro de la banda del programa televisivo The Tonight Show, que había trabajado en las giras de Miles Davis, Peter GabrielSting, Madonna y Eric Clapton. Jones, que trabajó con Richards en la grabación de su álbum solista Talk is cheap, audicionó y fue escogido por el batería Charlie Watts. Mientras se encontraban en el estudio, su discográfica edita el recopilatorio Jump back: The best of The Rolling Stones (número 16 en Reino Unido y 30 en Estados Unidos), que contiene sus singles lanzados entre 1971 y 1989, y reedita remasterizados los álbumes de la banda desde Sticky fingers a Steel wheels, excepto los tres discos en directo.

Voodoo lounge es lanzado a mediados de julio de 1994, y fue grabado entre septiembre de 1993 y abril de 1994 en los estudios de Eddy Grant en las islas Barbados y en los estudios Windmill de Ron Wood en Dublín, Irlanda. El productor para este disco fue Don Was, que se había hecho famoso con el grupo de rock’n’soul Was Not Was, y había producido recientemente a artistas como Bonnie Raitt, The B-52’s, Bob Dylan e Iggy Pop. En el disco colaboraron el bajista Darryl Jones y el teclista Chuck Leavell, y otros artistas como Ivan Neville, Bobby Womack, Bernard Fowler, Benmont Tench, Flaco Jimenez y Luis Jardim.

Los resultados del disco son sorprendentes. Tras el éxito de Steel wheels, los Stones no tienen nada que demostrar y el nuevo sonido parece menos acomplejado y con más inventiva que sus trabajos recientes. Su el sonido de un grupo que se reúnen, se conocen y se aman. Los vocales de Mick cantando son más potentes y expresivos que en las canciones habituales, en particular en la escalofriante balada antiterrorista Blinded by rainbows y la lasciva Brand new car, que está en la mejor tradición de blues de doble sentido. Como todos los álbumes clásicos de Rolling Stones, cada canción es impulsada por riffs de la guitarra explosiva de Keith y respaldada por la feroz percusión de la batería de Charlie.

El disco fue recibido con entusiasmo por el público, instalándolo en el primer puesto de Gran Bretaña, Austria, Países Bajos, Suiza y Australia y en el segundo de Estados Unidos, y siendo doble Disco de platino en Canadá y Estados Unidos, platino en Alemania y oro en Gran Bretaña. La crítica reseñó positivamente el disco, resaltando el retorno a sus conceptos musicales, la ambigüedad de sus canciones, y el predominio de baladas. El trabajo destacó por su énfasis melódico y el protagonismo que ejerció Charlie Watts con la batería a lo largo de cada una de las canciones. El crítico Stephen Thomas Erlewine opinó: «es un disco más fuerte que su predecesor». De éste se extrajeron Love is strong, You got me rocking, Out of tears y I go wild como singles, de los cuales sólo el tercero tuvo un buen lugar en el Hot 100 de Billboard, aunque Love is strong y You got me rocking llegaron al número 2 de Mainstream rock tracks.

A principios de agosto ponen en marcha su gira mundial Voodoo Lounge Tour, que iniciaron en el Robert F. Kennedy Memorial Stadium de Washington, DC, ésta era la primera de las más de sesenta fechas planeadas por Norteamérica. Para abrirles sus presentaciones eligieron como teloneros a Lenny Kravitz, Counting Crows y Stone Temple Pilots. En septiembre realizaron una presentación interpretando Love is strong y Start me up durante la gala de los MTV Video Music Awards en el Radio City Music Hall de Nueva York, y durante la ceremonia recibieron un reconocimiento por su trayectoria artística. El canal incluiría al final del año a su vídeo Love is strong en su lista de «Los 100 vídeos más pedidos» de 1994.

En 1995 la banda visita Latinoamérica por primera vez en el marco de su nueva gira, abarrotando estadios en México, Brasil, Argentina y Chile entre enero y febrero. Durante la 37ª entrega de los premios Grammy su más reciente material discográfico ganó en la categoría Mejor álbum rock y el videoclip de Love is strong se alzó como vencedor en la categoría de Mejor vídeo musical, formato largo. Completaron fechas por Sudáfrica, Japón, Australia, Nueva Zelanda y Europa Continental, para ofrecer su último concierto en el Fejenoord Stadion de Rotterdam a finales de agosto. La gira les reportó ganancias de más de 370 millones de dólares tras más de 140 conciertos realizados, lo que hasta ese momento la convertía en su gira más exitosa. Entre marzo y julio grabaron Stripped (número 9 en Reino Unido y en Estados Unidos) en Tokio, Lisboa, Londres, Amsterdam y París, para ser publicado a mediados de noviembre. El material estaba constituído por versiones acústicas de algunas de sus canciones de antaño alternadas con otras extraídas del Voodoo Lounge Tour, inspirándose en un disco de Jackson Brown. En éste destacó su versión de Like a rolling stone de Bob Dylan, que inclusive fue editada como single, así como canciones que no eran habituales en sus conciertos, como Shine a light, Sweet Virginia, The spider and the fly, Not fade away o I'm free.

Los Rolling Stones fueron los primeros artistas importantes que transmitieron un concierto por internet. Se trataba de un vídeo de 20 minutos emitido en noviembre de 1994 utilizando el Mbone a 10 fotogramas por segundo. La emisión, diseñada por Thinking Pictures y financiada por Sun Microsystems, fue una de las primeras manifestaciones de streaming vídeo, aunque no era un verdadera retransmisión por internet, introdujo mucho al mundo de la música a las nuevas tecnologías.

Durante 1995 y 1996 la música de los Stones apareció en las películas Casino, Basquiat (en la que Keith aporta una canción, Nearness to you, grabada en 1980), y The Fan. Mientras tanto sus miembros se embarcan en proyectos en solitario. Charlie Watts publica con su quinteto jazz Long ago & far away, en la que figuran covers de clásicos como Cole Porter, Duke Ellington, Louis Armstrong y Hoagy Carmichael. En su casa de Jamaica, Keith completa la producción del álbum homónimo del grupo Wingless Angels en el que aparecen tambores tradicionales rastafari, que fue publicado a finales de ese mismo año; colaboró con el guitarrista de Elvis Presley, Scotty Moore en el disco de tributo a Elvis, All the King’s men; y con el resto de los Stones colaboró en el disco de B.B. King, Deuces wild. Bill Wyman publicó tres álbumes con su grupo de rock tradicional The Rhythm Kings, en el que figuraban Peter Frampton y Georgie Fame. La carrera discográfica de Mick Taylor se revitalizó haciendo dúo con Carla Olson.

A finales de septiembre de 1997 publican Bridges to Babylon (número 6 en Reino Unido y 3 en Estados Unidos), grabado en Connecticut, Londres, Nueva York y Los Angeles entre diciembre de 1996 y julio de 1997. Contó con una gran gama de productores, encabezados por Don Was (Voodoo lounge y Stripped), Kenneth ‘Babyface’ Edmonds y The Glimmer Twins (Jagger/Richards), respaldados por The Dust Brothers (productores de Beck y Beastie Boys), Pierre de Beauport, Rob Fraboni, y Danny Saber (productor de Black Grape). Le precedió Anybody seen my baby? como primer single promocional, que se colocó entre las 40 canciones más populares de Europa y llegó al número 3 del Mainstream rock tracks de Billboard. El disco contiene temas R&B, rock, reggae y blues, con influencias de música electrónica, y buenas canciones como el hit Saint of me o Out of control. Las críticas estuvieron mezcladas y las ventas alcanzaron 1,2 millones de copias en Estados Unidos para acreditarse Disco de platino. Al final del año la cadena televisiva MTV incluyó su videoclip Anybody seen my baby?, protagonizado por la actriz Angelina Jolie, entre «Los 100 vídeos más pedidos» de 1997.

A mediados de año anunciaron el inicio del Bridges to Babylon Tour, que arrancó a principios de septiembre en Toronto, recorriendo Norteamérica, Japón, Brasil, Argentina, y de nuevo en Estados Unidos y Canadá, pasando posteriormente a Europa, donde a mediados de septiembre finalizan la primera parte de la gira en Estambul, que continuaría entre mayo y junio por Europa. Lanzan No security (número 67 en Reino Unido y 34 en Estados Unidos) en noviembre, un álbum en vivo que cuenta con varias canciones inéditas en vivo, a excepción de Live with me y The last time.

En enero de 1999 regresan a Estados Unidos con la gira No Security Tour, con la idea de realizar presentaciones en lugares cerrados, para no más de 20 mil personas. La gira ofreció una producción reducida en contraste con los escenarios mastodónticos y profusos en pirotecnia de otras giras recientes. A la conclusión de ambas giras reciben ganancias netas superiores a los 390 millones de dólares, eclipsando lo conseguido con su anterior tour. La inactividad de la banda sólo se vio interrumpida cuando Mick Jagger y Keith Richards realizaron una breve aparición en el Concierto por Nueva York, celebrado en el Madison Square Garden, con el objetivo de recaudar fondos para las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001, y junto con una banda de acompañamiento interpretaron Salt of the Earth y Miss you. A finales de 2001, Mick Jagger publicó su cuarto album en solitario, Goddess in the doorway (número 44 en Reino Unido y 39 en Estados Unidos), que recibió críticas de distinto signo.

Con su presentación en septiembre de 2002 en el Fleet Center de Boston iniciaron su gira de aniversario Licks Tour. Posteriormente, Virgin Records, en asociación con ABKCO y Rolling Stones Records, publicó el doble disco recopilatorio Forty licks (número 2 en Reino Unido y en Estados Unidos) a finales del mismo mes para conmemorar el 40ª aniversario de la fundación de The Rolling Stones. Este disco doble contaba con cuarenta canciones, treinta y seis de los temas más conocidos de la banda y cuatro nuevas composiciones grabadas en París a mediados de año. El mismo día sale Don't stop para promocionarlo, con un éxito discreto en las listas de todo el mundo, aunque se ubicó dentro del Top 10 de las listas de Japón, Taiwán y Argentina. Forty licks se convirtió en un éxito inmediato, vendió en su primera semana 310 mil unidades y al final del año se posicionó entre los discos más vendidos del año, acreditándose triple Disco de platino en Estados Unidos y superando la barrera de los 7 millones de unidades alrededor del mundo. Después de más de treinta presentaciones concluyeron el año con un espectáculo en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas en noviembre. En este mismo año la revista Q nombró a los Rolling Stones como “Una de las 50 bandas que debes ver antes de morir”.

En el primer semestre de 2003 desarrollan una gira mundial por Norteamérica, Australia, y países asiáticos como Japón, Singapur y por primera vez en India, mientras que las actuaciones en China y Tailandia fueron canceladas por la epidemia del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) o gripe asiática. En junio se trasladan a Europa, interrumpidos por una aparición en el Molson Canadian Rocks for Toronto, un concierto a beneficio de las víctimas de la epidemia del SRAS, a la que asistieron unas 490 mil personas. Terminan su gira en el Estadio Letzigrund de Zurich, Suiza, a principios de octubre, con la que el grupo registró ganancias superiores a los 300 millones de dólares. En noviembre se presentaron en China como parte de un festival para promover el turismo después de la epidemia de SARS. El mismo mes publican el box set Four flicks, una caja con DVD que contenía sus presentaciones en París, Nueva York y Londres durante el Licks Tour. Sólo se comercializaron en la cadena de tiendas Best Buy, cosa que no agradó a los distribuidores HMV Canada y Circuit City, que a manera de protesta tiraron discos y artículos relacionados con los Stones. Debutó en el primer lugar del Comprehensive Music Videos de la lista Billboard y fue certificado 19 veces Disco de platino, el concierto en DVD más vendido en la historia de Estados Unidos.

En junio de 2004 se diagnosticó cáncer de garganta al baterista Charlie Watts, que le fue extirpado por cirugía y posteriormente se sometió a un tratamiento de radioterapia en el Royal Marsden Hospital de Londres durante seis semanas. Esto llevó al grupo a suspender conciertos y las grabaciones de su nuevo álbum hasta la completa recuperación de Charlie. En octubre Jagger declaró al periódico británico Daily Mirror que Watts había superado exitosamente la enfermedad, por lo que se reintegró a las grabaciones. A principios de noviembre editaron Live licks (número 38 en Reino Unido y 50 en Estados Unidos), un disco doble en directo de su última gira, que contiene las colaboraciones de los cantantes Solomon Burke y Sheryl Crow en Everybody needs somebody to love y Honky Tonk women, respectivamente. A finales de años, los Stones fueron posicionados en el puesto número 4 en la lista de la revista Rolling Stone de Los Inmortales: los 100 artistas más grandes de todos los tiempos, por debajo de The Beatles, Bob Dylan y Elvis Presley. La misma publicación colocó catorce de sus canciones en su lista de Las 500 mejores canciones de la historia, destacando a (I can't get no) Satisfaction en el número 2 y la inclusión de Sympathy for the devil y Gimme shelter entre las 100 primeras, y anteriormente posicionó diez de sus álbumes de estudio entre Los 500 mejores álbumes de todos los tiempos, con Exile on Main St. en el puesto 7 de la lista.

En mayo de 2005 realizaron una pequeña presentación en la Juilliard School de Nueva York, anunciando una nueva gira mundial y una nueva producción de estudio. En agosto dieron inicio al A Bigger Bang Tour en el Fenway Park de Boston y publicaron el single doble Streets of love/Rough justice, que se colocó dentro del Top 40 de las listas europeas (fue número 1 en España), argentinas y canadienses; sin embargo tuvo una pobre repercusión en Estados Unidos y el resto del mundo. Su álbum se comercializó en septiembre con el título de A bigger bang, que refleja su fascinación por la teoría científica sobre el origen del Universo, y fue grabado en las residencias de Jagger en Francia y en la isla de San Vicente. En general recibió críticas favorables, citándolo como su mejor producción desde Tattoo you, o inclusive desde Some girls. El material consta principalmente de canciones rock con base en R&B y blues, contrario a sus anteriores entregas, apreciable en Back on my hand, y un puñado de canciones pop-rock como Streets of love. La canción Sweet neo con generó polémica por su letra con gran carga política que critica al Neoconservadurismo americano e implícitamente al Presidente de Estados Unidos, George W. Bush, aunque esto último fue negado por el mismo Jagger.

En noviembre Virgin y la cadena de cafeterías Starbucks Corp. editaron Rarities 1971–2003, un compacto de remezclas, temas poco populares y rarezas (caras B y grabaciones en directo) de la banda. Como parte del A Bigger Bang Tour se presentaron en la media parte del Super Bowl XL, donde fueron censuradas las letras de Start me up y Rough justice. En su retorno a Latinoamérica ofrecieron un concierto gratuito en las playas de Copacabana, Río de Janeiro, que atrajo a más de un millón y medio de personas, convirtiéndose en su espectáculo más masivo. Desafortunadamente en abril de 2006, Keith Richards sufrió una conmoción cerebral tras caerse de una palma de coco en Fiji durante las vacaciones de la banda. La situación llevó al músico a ser intervenido quirúrgicamente y causó la postergación de varias fechas europeas hasta junio.

A principios de junio de 2007 se presentaron en el Festival de la Isla de Wight, y casi simultáneamente publicaron el box set-DVD The biggest bang, que se comercializó únicamente en las tiendas Best Buy. El tour concluyó con tres presentaciones a finales de agosto en el O2 Arena de Londres. En septiembre A Bigger Bang Tour fue incluido en el Libro Guinness de los Récords por ser la gira con más ganancias de la historia, y aunque la citada publicación mencionó ganancias superiores a 437 millones de dólares, el promotor de giras de los Stones, Michael Colh, citó 558 millones de dólares. También se posicionaron como la gira más exitosa en la historia de Estados Unidos, territorio donde consiguieron en su primer año 162 millones de dólares, según fuentes de la revista Pollstar. En noviembre ABKCO Records lanzó al mercado Rolled gold+: The very best of The Rolling Stones, la re-edición de Rolled gold: The very best of The Rolling Stones de 1975 en Gran Bretaña. Este recopilatorio estuvo disponible, además de los formatos de doble-CD y cuádruple vinilo, en USB flash drive y en formato digital, que podía descargarse por internet.

De la gira se derivó el documental Shine a light, dirigido por el ganador del Oscar, Martin Scorsese, que fue grabado durante sus presentaciones en el Beacon Theater de Nueva York a finales de octubre de 2006 como parte de la gira A Bigger Band. Se contó con las apariciones especiales del vocalista de The White Stripes, Jack White, la cantante pop Christina Aguilera y del guitarrista de blues/rock Buddy Guy. Tras su estreno en febrero de 2008 durante el 58° Festival Internacional de Cine de Berlín, Shine a light acumuló buenas reseñas por parte de la crítica cinematográfica y generó unos ingresos por 5,5 millones de dólares sólo en las salas estadounidenses y de más de 10 millones de dólares en el mercado extranjero. El álbum de la banda sonora de la película fue lanzado simultáneamente y debutó en el puesto 2 del ranking británico (la más alta posición de un álbum de los Stones en directo en Reino Unido desde Get yer ya-ya's out! de 1970) y en el 11 del norteamericano, vendiendo unas 650 mil copias por todo el mundo. A finales de junio firmaron contrato con Universal Music, con quienes habían firmado un acuerdo para la publicación de Shine a light, sumándose a la gran lista de artistas que dejaron EMI. Se les ligó anteriormente con la promotora de conciertos Live Nation, pero no obstante lo desmintieron. La discográfica lanzaría sus nuevas grabaciones bajo la subsidiaria británica Polydor Records, y además Mercury Records adquirió los derechos para la distribución en Estados Unidos del material anterior a 1994, mientras que el material posterior sería distribuido por Interscope Records.

Durante el otoño de 2008, Mick Jagger y Keith Richards trabajaban con el productor Don Was para añadir nuevas voces y guitarras a diez canciones sin terminar de las sesiones de Exile on Main St. Mick Jagger y Mick Taylor también hicieron una sesión juntos en Londres donde Mick Taylor agregó la guitarra a lo que sería la versión extendida del single Plundered my soul, que sería publicado en abril de 2010 con All down the line como cara B.

En abril de 2009 se anunció la remasterización de toda la discografía de los Stones desde 1971, exceptuando a Exile on Main St, para su lanzamiento en una edición de lujo que se publicaría en mayo de 2010 (número 1 en Reino Unido, 38 años después de su anterior llegada a la cima de las listas, y número 2 en Estados Unidos), junto con un segundo CD conteniendo las diez nuevas canciones de la edición de lujo como Exile on Main St. (rarities edition), que llegó al puesto 27 de las listas. A finales de julio, Universal puso a la venta un box set con los 14 álbumes de estudio remasterizados. En septiembre Keith Richards publicó los planes para la grabación de nuevo material, manejándose el nombre de Jack White como productor.

En marzo de 2010 Keith Richards dijo que el grupo podría empezar a grabar nuevo disco a final de año. Según Richards, todavía no estaba delineado el perfil del nuevo material: «No hay planes definidos, pero no puedo ver al resto de los miembros del grupo detenerse. No me sorprendería si grabamos algo nuevo cerca de fin de año», señaló.

En noviembre de 2011, los Stones reeditaron su álbum de 1978 Some girls como edición de lujo de 2 CD, con un segundo CD con 12 canciones inéditas (excepto So young, que fue editada como cara B de Out of tears) procedentes de las sesiones de Some girls, con nuevos vocales grabados por Mick Jagger. No spare parts fue publicada como single el mismo mes, llegando al puesto 2 de ventas de Billboard's Hot Singles. So young fue el segundo single, y se editó un vídeo para No spare parts en diciembre.

En julio de 2010 corrieron rumores de su separación oficial en el 2012, año en que cumplen 50 años y emprenderían harían una gira mundial para presentar el nuevo disco y para despedirse, rumores que fueron desmentidos en octubre de ese mismo año por el guitarrista de la banda, Ronnie Wood: «Vamos a seguir tocando, seguro. Somos como los viejos monjes, esos que nunca abandonan. Vamos a tocar hasta que nos caigamos del escenario... Los Rolling Stones no se separarán hasta que todos los miembros no hayan fallecido».

The Rolling Stones celebraban su 50 aniversario en el verano de este 2012, y lanzaron un libro titulado ‘50, en conmemoración del evento. Una nueva toma del habitual logo de la banda de labios y lengua también fue publicada y utilizada durante las celebraciones. Durante todo el año los miembros del grupo manifestaron que estaban ensayando para hacer una nueva gira a finales de año o 2013.

Un documental de HBO en formati película fue filmado y dirigido por Brett Morgen que capturaba cincuenta años de la carrera de los Rolling Stones. Con él se pretendía ser una crónica de “la banda desde su más temprana época de actuaciones en clubs y a través de su llegada al estatus de mejor banda del mundo". Aproximadamente se grabaron 50 horas de entrevistas para el documental, incluyendo entrevistas a los antiguos miembros Bill Wyman y Mick Taylor. El documental, llamado Crossfire hurricane, texto que proviene de la letra de su éxito de 1968 Jumpin’ Jack flash, fue el primer documental oficial del grupo desde 25x5: The continuing adventures of the Rolling Stones de 1989, que fue filmado para conmemorar su 25º aniversario, y fue emitido por primera vez en el Leicester Square de Londres en octubre, y proyectado en cines de Reino Unido y Estados Unidos a partir del mes siguiente, y que será próximamente emitido en la BBC Two.

A principios de septiembre los Rolling Stones anunciaron un nuevo álbum de recopilación que se llamaría GRRR!, y que sería publicado el 12 de noviembre. El álbum también estaría disponible en cuatro diferentes formatos, e incluía dos canciones, Doom and gloom y One more shot, que fue grabado en los estudios Guillaume Tell de París a finales de agosto. Su primer single, Doon and gloom, fue publicado a mediados de octubre, y One more shot, en su canal oficial de YouTube en noviembre, e hicieron un concierto sorpresa anunciado en Twitter en París en octubre ante 600 fans (primera actuación del grupo en cinco años), y actuaron entre finales de noviembre y mediados de diciembre en el O2 Arena de Londres y el Prudential Center de Newark, New Jersey, Estados Unidos, en los que actuaron Bill Wyman y Mick Taylor como invitados.

The Rolling Stones se caracterizan por melodías sencillas y estructuras simples donde no abundan demasiados acordes, que acompañan a letras crudas que tocan temáticas sociales y con contenido explícitamente sexual. Durante su extensa carrera han adicionado varios géneros a su clásico repertorio de rock and roll con base R&B/blues, como el country, el folk, el reggae, el dance y world music, ejemplificada por la colaboración de Jones con músicos de The Master Musicians of Jajouka, así como los estilos tradicionales ingleses de instrumentos de cuerda como arpas. Brian Jones experimentó con el uso de instrumentos no tradicionales como el sitar y la guitarra slide en sus primeros años.

Sus primeras composiciones surgieron de los intereses mutuos de Mick Jagger y Keith Richards por la música estadounidense (Robert Johnson, Chuck Berry, Bo Diddley, Muddy Waters, Fats Domino, Jimmy Reed y Little Walter). Éstos influenciaron a su vez a Brian Jones, líder de la banda entonces, que se interesaba en T-Bone Walker y la música jazz, y Charlie Watts, que igual optaba por el jazz (Charlie Parker, Miles Davis, Buddy Rich y Elvin Jones) y repudiaba el rock and roll y el blues, aunque sentía simpatía por el R&B al igual que Jagger, Jones y Richards.

En sus primeros discos interpretaban rhythm & blues y soul americano, pero debido al competitivo mercado del rock inglés se vieron en la obligación de escribir sus propias canciones para comenzar a destacar y diferenciarse. Canciones como Little by little, Heart of stone o What a shame tenían una estructuración R&B. Sin embargo en algunos de sus nuevos temas se mostraban maduros y sensibles, contrariamente a la imagen 'viril' que intentaban transmitir, como en Off the hook, que trata sobre las difíciles relaciones de las parejas inglesas de aquella época (lo que les valió sus primeras acusaciones de misoginia), y As tears go by, que habla sobre el inminente final de una relación. A pesar de sus raíces en la música estadounidense sencillos como Tell me (you're coming back) tenían influencias en el Mersey, similar a las canciones de The Beatles.

Con el auge del rock psicodélico en la segunda mitad de la década de los 60 publicaron Between the buttons y Their satanic majesties request. El primero es un collage de temas rock y baladas con tintes psicodélicos y R&B, y el segundo era un disco de música psicodélica, más experimental y arriesgado. En éste se exponían cuestionamientos filosóficos futuristas y comentaban sus recientes experiencias carcelarias con el respaldo de ritmos e instrumentos exóticos, con intervención del mellotron y la incorporación de orquesta. Con el final de la década la temática de sus letras tomó un carácter más político y crítico. Street fighting man se influenció en las luchas estudiantiles en París y en el encarnizamiento de los choques entre la policía y los opositores a la Guerra de Vietnam en Estados Unidos, mientras que Gimme shelter hace referencias al mismo conflicto bélico. Beggars banquet, que incluye a Street fighting man, reunía ritmos blues y R&B con pinceladas de música country, resultado de la gran influencia que el pionero del country-rock Gram Parsons tenía sobre el guitarrista Keith Richards, uno de sus mejores amigos en aquellos momentos.

En sus tres posteriores materiales Let it bleed, Sticky fingers y Exile on Main St. tratan principalmente sobre la soledad y alienación que sufren estas estrellas rock. Este último destacó por la gran diversidad de ritmos presentes, pasando del rockabilly y el blues hasta el gospel y jazz, además de los clásicos rock/blues/R&B de la banda. Entrados los 70 viven una etapa de decadencia, estancados en una música rock-pop, salvo algunos experimentos con el jazz, funk y reggae en Black and blue, y sólo sostenidos por grandes éxitos como Angie, para mantenerlos aún en el mercado musical ante la venida de nuevos géneros, punk y disco. Para superarlo, tras la salida de Mick Taylor, publican Some girls, producción metálica y destacado manejo de guitarras que consistía en un repertorio con la crudeza del punk, reservándose el tema principal, Miss you, considerado un tema disco. Sus subsecuentes materiales rondaron en el mismo estilo, exceptuando Dirty work, y su colaboración con The Master Musicians of Jajouka, liderado por Bachir Attar, que resultó en el tema Continental drift del álbum Steel wheels. Con Bridges to Babylon (1997) le añadieron toques de música electrónica a sus composiciones. En su más reciente A bigger bang parecen olvidarse de sus álbumes anteriores y retoman el 'clásico sonido Stone', con influencias más cercanas al R&B y blues.

The Rolling Stones es considerado uno de los mejores y más influyentes grupos en la historia del rock, en palabras del crítico ítalo-americano Piero Scaruffi: «...en su tiempo revolucionaron la música retomando el rhythm and blues y asimilando todo lo 'malo' de éste (la actitud arrogante, la manera 'vulgar' de interpretación, las letras obscenas y sexualmente explícitas) para comprometerlo con las frustraciones de toda una generación». El periodista español José Ramón Pardo menciona su libro «La discoteca ideal de la música pop» la clave del éxito de The Rolling Stones: los define como «un grupo atemporal capaz de adaptarse, con sólo unos simples apuntes estilísticos, a cualquier tiempo musical que se avecine». Durante el desarrollo de su trayectoria se fueron convirtiendo en la definición del rock, una banda emblemática del género. Mick Jagger y Keith Richards establecieron con The Rolling Stones el estereotipo de la clásica banda de rock. Le dieron a un sonido, con raíces en el R&B y blues norteamericano; un contenido, canciones con temáticas sobre decepción, sexo, drogas y mujeres; una apariencia, de chicos desaliñados, sucios e intimidantes; y una imagen pública, comportándose como «chicos malos» en constantes problemas con la ley por el contenido de sus letras y su abierta adicción a las drogas y al alcohol.

En los inicios de su carrera su música tuvo gran repercusión en el sonido de bandas como Jefferson Airplane, The Flamin' Groovies, y Humble Pie. En los años 70 sus composiciones también quedaron plasmadas en algunos materiales de diversos cantantes, entre los que se incluyen a Terry Reid, Rod Stewart y David Bowie. La combinación de rock, blues y R&B característica de la banda se apreció en algunas producciones de agrupaciones setenteras como Led Zeppelin, ZZ Top. Aunque se encuentran algunos destellos de Jagger y compañía en otras bandas de géneros distintos como New York Dolls, J. Geils Band, Oasis, The Verve, Primal Scream, y The Hives. Otros que se podría mencionar incluyen a Guns N' Roses, Cinderella, Velvet Revolver, Jet y The Black Crowes. Algunos materiales de The Rolling Stones de igual forma fueron los impulsores de otros artistas como es el caso del tema I just want to see his face, cuya atmósfera densa fue precursora de los sonidos de las producciones de Sonic Youth y Tom Waits, o el álbum Exile on Main St., que fue la inspiración del disco debut de Liz Phair, Exile in Guyville.

Fuentes: http://es.wikipedia.org, http://en.wikipedia.org, http://www.lastfm.es, http://www.radiodos.com, http://www.alohacriticon.com, http://www.biografiasyvidas.com, http://www.todomusica.org, http://www.allmusic.com, http://www.starpulse.com, http://www.rincondeconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

Route 66, Moma (I need you baby), Little by little, Tell me (you're coming back), Can I get a witness (The Rolling Stones)

Not fade away (England's newest hit makers)

Everybody needs somebody to love, You can't catch me, Time is on my side, What a shame, Under the boardwalk, Pain in my heart, Susie-Q (The Rolling Stones no. 2)

Around and around, Confessin' the blues, Empty heart, It's all over now (12 x 5)

Down home girl, You can't catch me, Heart of stone, Down the road apiece, Little red rooster (The Rolling Stones, now!)

She said yeah, Oh baby (we got a good thing going), I'm free, Mercy mercy, The last time, That's how strong my love is, Good times, (I can't get no) Satisfaction, Cry to me, Play with fire (Out of our heads)

You better move on, Look what you've done, Get off of my cloud, As tears go by (December's children (and everybody's))

19th nervous breakdown (Big tits (high tide and green grass))

Mother's little helper, Out of time, Take it or live it, Paint it black, Lady Jane, Under my thumb, Doncha bother me, Think, I am waiting, Goin' home (Aftermath)

Yesterday's papers, My obsession, Connections, Who's been sleeping here?, Complicated, Let's spend the night together, Ruby Tuesday (Between the buttons)

Have you seen your mother, baby, standing in the shadow? (Flowers)

We love you, Dandelion, Honky Tonk women (Through the past, darkly (Big hits Vol. 2))

Citadel, In another land, 2000 man, She's a rainbow, The lantern, 2000 light years from home (Their satanic majesties request)

Sympathy for the devil, No expectations, Dear doctor, Jigsaw puzzle, Street fighting man, Stray cat blues, Salt of the Earth (Beggars banquet)

Gimme shelter, Country honk, Live with me, Let it bleed, Midnight rambler, You got the silver, Monkey man, You can't always get what you want (Let it bleed)

Little queenie (Get yer ya-ya's out!)

Brown sugar, Sway, Wild horses, Can't you hear me knocking, Bitch, I got the blues, Dead flowers, Moonlight mile (Sticky fingers)

I wanna be your man (Milestones)

Rocks off, Tumbling dice, Sweet Virginia, Torn and frayed, Loving cup, Happy, Let it loose, Stop breaking down, Shine a light (Exile on Main St.)

Dancing with Mr. D, Doo doo doo doo doo (Heartbreaker), Angie, Silver train, Hide your love, Winter, Star star (Goats head soup)

If you can't rock me, Ain't too proud to beg, It's only rock'n roll (but I like it), Till the next goodbye, Time waits for no one, Dance little sister, If you really want to be my friend, Fingerprint file (It's only rock 'n roll)

I don't know why, Memo from Turner (Metamorphosis)

Hot stuff, Hand of fate, Cherry oh baby, Memory motel, Hey negrita, Melody, Fool to cry, Crazy mama (Black and blue)

Miss you, When the whip comes down, Imagination, Lies, Far away eyes, Respectable, Beast of burden, Shattered, When you're gone, No spare parts (Some girls)

Dance (Pt 1), Send it to me, Indian girl, Where the boys go, Emotional rescue, She's so cold, All about you (Emotional rescue)

If I was a dancer (Dance Pt 2) (Sucking in the seventies)

Start me up, Hang fire, Slave, Little T&A, Worried about you, Tops, Heaven, No use in crying, Waiting on a friend (Tattoo you)

Going to a go-go (Still life)

Undercover of the night, She was hot, Tie you up (the pain of love), Too much blood, Pretty beat up, All the way down (Undercover)

One hit (to the body), Harlem shuffle, Too rude, Winning ugly, Back to zero, Dirty work (Dirty work)

Sad sad sad, Mixed emotions, Terrifyng, Blinded by love, Rock and a hard place, Almost hear you sigh, Slipping away (Steel wheels)

Highwire, Sex drive (Flashpoint)

Love is strong, You got me rocking, Sparks will fly, Out of tears, I go wild, Sweethearts together, Blinded by rainbows, Baby break it down (Voodoo lounge)

Like a rolling stone (Stripped)

Flip the switch, Anybody seen my baby?, Low down, Gunface, Out of control, Saint of me, Always suffering (Bridges to Babylon)

Don't stop, Losing my touch (Forty licks)

Rough justice, Let me down slow, It won't take long, Rain fall down, Streets of love, Oh no, not you again, Biggest mistake, Sweet neo con, Driving too fast (A bigger bang)

Doom and gloom, One more shot (GRRR!)

Vídeos:

Tell me (you're coming back) y Little by little, de su primer álbum The Rolling Stones:

Tell me (you're coming back) - The Rolling Stones


Little by little - The Rolling Stones


Not fade away, del álbum England's newest hit makers, edición en Estados Unidos de su primer trabajo The Rolling Stones:

Not fade away - The Rolling Stones


Time is on my side, Everybody need somebody to love, original de Solomon Burke, y What a shame, del álbum The Rolling Stones no. 2:

Time is on my side - The Rolling Stones


Everybody need somebody to love - The Rolling Stones


What a shame - The Rolling Stones


It's all over now, original de The Valentinos, Around and around, cover de la canción de Chuck Berry y Empty heart, del álbum 12 x 5, la edición en Estados Unidos de The Rolling Stones no. 2:

It's all over now - The Rolling Stones


Around and around - The Rolling Stones


Empty heart - The Rolling Stones


Heart of stone, Little red rooster y It's all over now, del álbum The Rolling Stones, now!:

Heart of stone - The Rolling Stones


Little red rooster - The Rolling Stones


It's all over now - The Rolling Stones


The last time, (I can get no) Satisfaction, She said yeah y Mercy mercy, del álbum Out of our heads:

The last time - The Rolling Stones


(I can get no) Satisfaction - The Rolling Stones


She said yeah - The Rolling Stones


Mercy mercy - The Rolling Stones


Get off of my cloud y As tears go by, del álbum December's children (and everybody's):

Get off of my cloud - The Rolling Stones


As tears go by - The Rolling Stones


19th nervous breakdown, del recopilatorio álbum Big tits (high tide and green grass):

19th nervous breakdown - The Rolling Stones


Under my thumb, Lady Jane, Mother's little helper, Paint it black y Out of time, del álbum Aftermath:

Under my thumb - The Rolling Stones


Lady Jane - The Rolling Stones


Mother's little helper - The Rolling Stones


Paint it black - The Rolling Stones


Out of time - The Rolling Stones


Let's spend the night together, Ruby Tuesday y Yesterday's papers, del álbum Between the buttons:

Let's spend the night together - The Rolling Stones


Ruby Tuesday - The Rolling Stones


Yesterday's papers - The Rolling Stones


Have you seen your mother, baby, standing in the shadow?, del recopilatorio Flowers:

Have you seen your mother, baby, standing in the shadow? - The Rolling Stones


Honky Tonk women, We love you y Dandelion, del recopilatorio Through the past, darkly (Big hits Vol. 2):

Honky Tonk women - The Rolling Stones


We love you - The Rolling Stones


Dandelion - The Rolling Stones


She's a rainbow, In another land y 2000 light years from home, del álbum Their satanic majesties request:

She's a rainbow - The Rolling Stones


In another land - The Rolling Stones


2000 light years from home - The Rolling Stones


Sympathy for the devil, Street fighting man y Jigsaw puzzle, del álbum Beggars banquet:

Sympathy for the devil - The Rolling Stones


Street fighting man - The Rolling Stones


Jigsaw puzzle - The Rolling Stones


Gimme shelter, Let it bleed y You can't always get what you want, del álbum Let it bleed:

Gimme shelter - The Rolling Stones


Let it bleed - The Rolling Stones


You can't always get what you want - The Rolling Stones


Brown sugar, Bitch y Wild horses, del álbum Sticky fingers:

Brown sugar - The Rolling Stones


Bitch - The Rolling Stones


Wild horses - The Rolling Stones


I wanna be your man, primer single de los Stones, que aparece en el recopilatorio Milestones:

I wanna be your man - The Rolling Stones


Tumbling dice, Happy y Stop breaking down, del álbum Exile on Main St.:

Tumbling dice - The Rolling Stones


Happy - The Rolling Stones


Stop breaking down - The Rolling Stones


Angie, Doo doo doo doo doo (Heartbreaker) y Dancing with Mr. D, del álbum Goats head soup:

Angie - The Rolling Stones


Doo doo doo doo doo (Heartbreaker) - The Rolling Stones


Dancing with Mr. D - The Rolling Stones


It's only rock'n roll (but I like it), Time waits for no one y Fingerprint file, del álbum It's only rock'n roll:

It's only rock'n roll (but I like it) - The Rolling Stones


Time waits for no one - The Rolling Stones


Fingerprint file - The Rolling Stones


Hot stuff, Fool to cry, Crazy mama, Melody y Memory motel, del álbum Black and blue:

Hot stuff - The Rolling Stones


Fool to cry - The Rolling Stones


Crazy mama - The Rolling Stones


Melody - The Rolling Stones


Memory motel - The Rolling Stones


Miss you, Beast of burden, Shattered, Respectable y Far away eyes, del álbum Some girls:

Miss you - The Rolling Stones


Beast of burden - The Rolling Stones


Shattered - The Rolling Stones


Respectable - The Rolling Stones


Far away eyes - The Rolling Stones


Emotional rescue, She's so cold y Dance, del álbum Emotional rescue:

Emotional rescue - The Rolling Stones


She's so cold - The Rolling Stones


Dance - The Rolling Stones


Start me up, Hang fire, Slave, Heaven, No use in crying y Waiting on a friend, del álbum Tattoo you:

Start me up - The Rolling Stones


Hang fire - The Rolling Stones


Slave - The Rolling Stones


Heaven - The Rolling Stones


No use in crying - The Rolling Stones


Waiting on a friend - The Rolling Stones


Going to a go-go, del disco directo Still life:

Going to a go-go (live) - The Rolling Stones


Undercover of the night, She was hot y Too much blood, del álbum Undercover:

Undercover of the night - The Rolling Stones


She was hot - The Rolling Stones


Too much blood - The Rolling Stones


Harlem shuffle, One hit (to the body) y Back to zero, del álbum Dirty work:

Harlem shuffle - The Rolling Stones


One hit (to the body) - The Rolling Stones


Back to zero - The Rolling Stones


Highwire y Sex drive, del recopilatorio Flashpoint:

Highwire - The Rolling Stones


Sex drive - The Rolling Stones


Mixed emotions, Rock and a hard place y Almost hear your sigh, del álbum Steel wheels:

Mixed emotions - The Rolling Stones


Rock and a hard place (live) - The Rolling Stones


Almost hear your sigh - The Rolling Stones


Love is strong, Out of tears, I go wild y You got me rocking, del álbum Voodoo lounge:

Love is strong - The Rolling Stones


Out of tears - The Rolling Stones


I go wild - The Rolling Stones


You got me rocking - The Rolling Stones


Like a rolling stone, versión de la canción de Bob Dylan, del recopilatorio Stripped:

Like a rolling stone - The Rolling Stones


Anybody seen my baby?, Out of control y Saint of me, del álbum Bridges to Babylon:

Anybody seen my baby? - The Rolling Stones


Out of control - The Rolling Stones


Saint of me - The Rolling Stones


Don't stop, del recopilatorio Forty licks:

Don't stop - The Rolling Stones


Streets of love, Rain fall down, Rough justice y Biggest mistake, del álbum A bigger band:

Streets of love - The Rolling Stones


Rain fall down - The Rolling Stones


Rough justice - The Rolling Stones


Biggest mistake - The Rolling Stones


Doom and gloom y One more shot, del último álbum recopilatorio GRRR!:

Doom and gloom - The Rolling Stones


One more shot - The Rolling Stones